No hace mucho el anuncio de la empresa AquaBounty de que estaba próxima la autorización para la comercialización de un salmón transgénico de crecimiento rápido ocupaba titulares de prensa en todo el mundo. Hasta ahora cuando se habla de transgénicos uno suele pensar en maíz o soja, pero hay toda una lista de animales procedentes de la ingeniería genética a la espera de permiso para ocupar los lineales de tu supermercado habitual. Los objetivos en su desarrollo no han sido sólo los de desarrollar animales más productivos, también más ecológicos o más saludables. Repasamos los proyectos más interesantes.

Enviropig | Imagen: Universidad de Guelph

El estereotipo de los cerdos como animales sucios ha sido puesto en entredicho por el ”Enviropig” (Ecocerdo, en traducción libre) de la Universidad de Guelph (Países Bajos) que, si bien crece al ritmo de un cerdo normal, produce menos desechos y necesita menos comida. El Enviropig se creó específicamente para ayudar a solucionar los problemas medioambientales que ocasiona la gestión de purines (parte líquida que rezuma del estiércol) en las granjas de cerdos. Leer más

Alma inmortal vs tapa de alitas de pollo Cuando madure, uno de los embriones arriba representados desarrollará plumas, pico y cresta. Terminará sus días convertido en tapa de alitas fritas, sacrificado por algún santero para honrar a algún dios caribeño, o formando parte de algún amasijo de carne al que tus niños llamarán nugget.

El otro en cambio, obra cumbre de la creación, cuenta ya con alma inmortal y su mera presencia sobre la faz de la Tierra honrará a una todopoderosa deidad del que dicen es “imagen y semejanza”.

El hecho de que la evolución (y un antepasado común) les haga tan similares, es por supuesto despreciable. ¿Te atreves a adivinar quién es quién?

Perseidas | Flickr Creative Commons

Dice la tradición que al paciente San Lorenzo lo pasaron por la parrilla en Roma un 10 de agosto del año 252 y que, lejos de quejarse por tal martirio, al santo se le oyó murmurar “Assum est, inquit, versa et manduca”, una ironía que viene a decir “Ya estoy asado, denme la vuelta y a comer”.

Aunque no sé yo si aquella estoica actitud es cierta, sobre todo teniendo en cuenta la leyenda que dejó a su paso y que, por estas fechas de agosto llamaba “lágrimas de San Lorenzo” a la lluvia de estrellas que embellecen el cielo de verano.

Leyendas aparte, las perseidas puntuales llegan a su cita anual y, aunque ya se han dejado ver desde finales de julio, este próximo 12-13 de agosto podréis observarlas en todo su esplendor.

El video se anuncia como el lanzamiento de basket más lejano de la Historia y está haciendo furor ya que, en apenas unos días, ha conseguido más de tres millones y medio de visitas en youtube. Y bueno, seguro que muchos ya habréis visto algún que otro video de este tipo pululando por la red y siempre queda la duda de si es un truco.

Eso mismo se preguntaba Rhett Allain, profesor de física en el Southeastern Louisiana University y editor del blog dot physics, así que cogió su tiza, preparó su pizarra y con el video en la mano se dispuso a despejar la incógnita. ¿El resultado?

Pues según Allain, no es un fake. La canasta que se ve en el video se corresponde con la física… eso sí, lo que no sabemos es cuántas veces estuvo lanzando el aprendiz de Michael Jordan desde las alturas 😉

Primeros decimales de Pi.Se ha conjeturado que este es un número normal, lo cual significa que contiene TODAS las cadenas finitas de bits. Si lo transformases a código binario 11,00100100001111110110… (te dejo a ti que sigas) podrías ser acusado de:

Violación del Copyright (de todos los libros, todos los relatos, todos los periódicos, todas las revistas, todas las páginas web, toda la música, todas las películas, y de todo el software, incluyendo el código fuente completo de Windows).

Violación de marcas registradas.

Docena de Rosas por Hugh Turvey

Desde que a finales del siglo XIX el físico alemán Wilhelm Conrad Röntgen realizara la primera radiografía de la historia con la mano de su esposa Bertha, los rayos X se han utilizado para múltiples y ventajosas aplicaciones. Pero lo que nos ofrece este diseñador y director de arte llamado Hugh Turvey es un concepto algo distinto.

Turvey auna ciencia y arte, utilizando los rayos X para realizar composiciones artísticas llenas de contenido visual. Él mismo se denomina “X-ray artist” llagando al interior de las cosas mediante una mezcla de técnica fotográfica y radiografía.

Lirios por Hugh Turvey

Lleva más quince años perfeccionando sus trabajos, desde 1996 año en que utilizó por primera vez los rayos X para fotografiar un cráneo humano como un favor a un amigo músico que necesita una imagen para una portada del álbum. Ha realizado numerosas exposiciones (Aquí una referencia en BBCMundo de sus anteriores trabajos) y su nueva colección, como estáis comprobando está dedicada al mundo de las flores.

Imagen | Imaginariumsland

“Mi madre me ha dicho que su padre le contó que en los años 40 oyó a Churchill decir que los ovnis…”

Numerosos medios de comunicación españoles y extranjeros se han hecho eco en las últimas horas de cómo Winston Churchill, tras consultarlo en persona con el general Dwight D. Eisenhower, ordenó durante la Segunda Guerra Mundial (SGM) ocultar a la opinión pública un encuentro de un avión espía de la RAF con un ovni. Sin embargo, la información referente al suceso desclasificada ayer por el Ministerio de Defensa (MoD) británico no aporta pruebas de que esos dos sucesos -el avistamiento y la conversación entre los dos personajes sobre el mismo- tuvieran realmente lugar.

La historia se basa en dos cartas escritas al MoD el 14 de agosto y el 20 de septiembre de 1999 por un hombre que se identifica como “un científico interesado en la tecnología, la física y la astronomía”, y que manifiesta su rechazo hacia las creencias e interpretaciones populares sobre los ovnis. En sus misivas, relata que su abuelo, que sirvió en la RAF y fue guardaespaldas de Churchill, asistió en los años 40 a una conversación de éste con Eisenhower sobre un incidente ovni. Leer más

SeaKettle, la balsa salvavidas que genera agua potable. | Fuente imagen: MyModernMet

¡Ay! ¿Cuánto habrían dado los naúfragos que en el mundo han sido por una de estas balsas? No solo te ofrece una superficie flotante tras el hundimiento de tu nave, lo cual ya de por si es fabuloso, sino que además te ofrece un suministro constante de agua dulce a partir del inacabable océano que te rodea y del implacable sol que te golpea desde lo alto.

En efecto, SeaKettle (o tetera de mar, ¡qué nombre tan horroroso!) es la primera balsa salvavidas que desaliniza agua marina. El proceso empieza con el bombeo de agua de mar a un depósito de Goretex cubierto, donde se la expondrá al sol para su evaporación. El material empleado no es baladí, ya que el Goretex ofrece impermeabilidad y flexibilidad, lo cual es importante cuando tienes que transportar “plegado” el conjunto hasta que lo necesites. Como vemos, el agua evaporada por el sol golpea la tapa cónica que cubre la bandeja de evaporación y desciende por sus paredes – libre de sal – quedando almacenada en el reborde del cono. (Véase cómo funciona un cono de desalinización).

¿Cómo funciona? | Seakettle

Los fabricantes de la balsa sostienen que la SeaKettle es capaz de producir agua suficiente para que cinco tripulantes permanezcan suficientemente hidratados. Para este proyecto, su diseñador Kim Hoffman se inspiró en las múltiples historias de naúfragos que sufrieron deshidratación extrema, o que murieron de sed, mientras navegaban a la deriva en una balsa salvavidas tradicional. Hoffman cree que es absurdo morir de sed rodeado de agua, cuando el sol puede ayudarnos a desalinizarla.

Me complace comparar dos fotografías: las de las huellas de los australopitecos encontradas en cenizas volcánicas en Tanzania, que datan de tres millones y medio de años, y las de los primeros hombres que hollaron con su pie el suelo de la Luna, en el curso de la misión Apolo.

Si yuxtaponemos ambas fotos, disponemos, en resumen, de una visión completa de la historia de la humanidad: el camino que va desde las cenizas de Tanzania al polvo de la Luna en tres millones y medio de años.