Un chiste sobre la anatomía del ornitorrinco, un estudio sobre las extinciones masivas, el vídeo de una hormiga bebiendo una gota de agua… Puede que no sean el típico tema de conversación en el bar, pero en internet causan auténtico furor. Entre los asuntos más leídos de la red se cuelan cada día decenas de historias relacionadas con la ciencia, compartidas y comentadas por millones de usuarios.

Los principales científicos y divulgadores ganan miles de seguidores en Twitter, y la mitad del planeta anda pendiente de cada mensaje que la NASA o el CERN envían a través de las redes sociales.

¿Alguien es capaz de sostener aún que la ciencia no interesa?

Categorías

Maurizio Montalbini | Imagen: Selfportrait

Perder la noción del tiempo no es tarea fácil. Estamos inmersos en un mundo de referencias temporales, aún cuando pretendamos prescindir de un reloj. Los movimientos en nuestro barrio, el nivel de tráfico, la cantidad y el estereotipo de peatones que caminan frente a la ventana, los ruidos que se suceden a lo largo del día, de la noche, e incluso las propias horas de luz natural y oscuridad. Estamos rodeados de señales temporales. Y en el caso imaginario de que las señales desaparecieran, nuestro último recurso a la hora de estimar el paso de las horas estaría determinado a través de nuestro reloj interno, conocido como ritmo circadiano.

El ritmo circadiano es la variación rítmica fisiológica que organiza el funcionamiento de nuestro cuerpo, entre ellas los patrones de sueño o alimentación. Los ritmos circadianos están determinados por factores endógenos, tales como hormonas y neurotransmisores, que coordinan el funcionamiento de nuestro reloj biológico interno, en relación a factores externos, entre los que se destacan las oscilaciones naturales de luz y de temperatura entre el día y la noche. Leer más

En ocasiones a uno le gustaría ser inglés. Ciertamente no por su clima, su cocina, o el nivel de su selección de fútbol, sino por la enorme calidad de su televisión pública. El vídeo que os muestro sobre estas líneas es un extracto del documental de la BBC 4 “Absolute Zero”. En él se puede observar al helio líquido enfriarse por debajo del punto lambda (momento en que cesa de burbujear) y transformarse en un superfluido.

Entre las increíbles características que muestra el helio superfluido está la de gotear a través del fondo del receptáculo de cristal. En este estado, el helio carece casi por completo de viscosidad, y es capaz de fluir a través de los diminutos poros del cristal del vaso de precipitados.

Imágen | fuente Discovery

El dichoso volcán de nombre impronunciable (Eyjafjallajokull) no fuma, pero hace anillos de humo tan preciosos como el de la imagen superior. El pasado 1 de mayo un sorprendido geólogo de la Universidad de New Hampshire llamado Joseph Licciardi, tomaba la fotografía que véis sobre estas líneas: el volcán expulsando un anillo de vapor y gas a lo alto del cielo islandés.

Imágen | fuente Discovery

No hay forma de saber como se produjo el fenómeno, aunque el autor de la imagen cree que posiblemente se debió a una súbita erupción de gas liberada a través de una estrecha ventila. El anillo permaneció 5 minutos en el aire antes de disiparse. Curiosamente no es la primera vez que alguien fotografía el fenómeno. En Discovery enlazan a otra preciosa instantánea tomada en el Etna en el año 2000.

Se ve que en esto de hacer anillos de humo gigantes, la naturaleza también supera a nuestras creaciones más espectaculares.

Comparto con vosotros un e-mail que me remite Iván Jiménez, en el que me informa del lamentable estado en el que se encuentra La Casa Amarilla, un lugar declarado Bien de interés cultural con categoría de monumento por el decreto 21/1999 que, actualmente, y a pesar del esfuerzo de múltiples asociaciones, se encuentra practicamente en el suelo.

Mi nombre es Iván Jiménez, vivo en Tenerife y estoy permanentemente rodeado de turistas. Uno de los sitios más frecuentados por éstos, es la localidad de Puerto de la Cruz donde abundan hoteles y apartamentos como en prácticamente todo el litoral. Sin embargo, en medio de la especulación inmobiliaria y la presión urbanística existe un pequeño solar con una casa en ruinas sobre la cual me gustaría centrar la atención de aquellos que estando de vacaciones sientan curiosidad por la historia de la ciencia.

Francisco José de Caldas | Fuente

Para poder entender el alcance del título de este post nos debemos situar a finales del siglo XVIII en el llamado, por aquel entonces, Nueva Granada. En una localidad situada al sur vivía Francisco José de Caldas. Este personaje se caracterizaba por ser un apasionado lector, inclinado por los temas científicos los cuales devoraba con extrema facilidad.

Por situaciones, que no vienen al caso, terminó recorriendo en mula los diversos caminos que atravesaban las cordilleras que separaban los principales pueblos del “reino”. Fue en estos interminables viajes que aprovechó el tiempo para aplicar y extender sus conocimientos como astrónomo, geógrafo y naturalista. Comenzó a registrar fenómenos astronómicos, elaborar mapas con base en triangulaciones geodésicas y realizar aportes en el campo de la orografía.

Sumado a todo esto, con el tiempo se interesa por la botánica lo que lo lleva a clasificar y registrar diferentes especies que encontraba día tras día. Es aquí donde requiere establecer con precisión los límites altitudinales de las principales especies. Leer más

http://www.youtube.com/watch?v=_Ejh–_56ic

Vale, es un juguete caro (300 libras esterlinas = 366 euros) pero la verdad es que lo mola todo. Hace unos momentos leía yo en el Telegraph sobre la querencia de los niños que jugaron a ser Jedis en los 70 (entre los que me incluyo) por los juguetes tecnológicos. Dice el artículo que en ocasiones los niños tienen que hacer cola y pedirle turno a sus padres o tíos (las mujeres suelen ser más maduras) para echarle mano al último vídeo juego – o juguete hitech – que Papa Noel les dejó A ELLOS bajo el árbol.

Y estoy seguro de que eso es lo que va a pasar la próxima campaña navideña con el AR Drone, una maravilla de la técnica que lo tiene todo para que algunos vuelvan a desear ser niños y escribirle la carta a los reyes magos.

El escepticismo es duro. ¿Cómo convences a alguien de que no está pensando con lucidez cuando realmente no piensa con lucidez? Phil Plait.

La charla que el gran Badastronomer realizó en el marco de las charlas en TAM, la Amazing Meeting 8 (qué casualidad) lleva circulando varios días por internet en medio de una espectacular acogida. Es una charla realmente buena que, sin embargo, aún no estaba subtitulada al castellano… hasta ahora.

http://vimeo.com/14333708

Gracias a Juan José (Fisilosofo para los amigos) que desde su blog Mirando las musarañas la ha traducido posibilitando así que llegue a más gente.

A la derecha del ring, PZ Myers. Biólogo, profesor en la Universidad de Minessotta, azote de creacionistas y escéptico por excelencia creador del blog Pharyngula. A la izquierda, Raymond Kurzweil, inventor, empresario y científico especialista en inteligencia artificial. Autor de la mitad de los libros de cabecera en la biblioteca de Gouki y firme candidato a transhumanista del siglo.

El día de ayer nos dejó uno de los enfrentamientos científicos más entretenidos de los últimos meses. Algunos incluso sacamos las palomitas para asistir, mediante feeds, twitter y blogs, a la “agría polémica” entre estos dos pesos pesados de la divulgación científica en internet. Myers y Kurzweil desenvainaron sus espadas láser y nos ofrecieron un duelo científico que hoy nos gustaría trasladar a Amazings.

El astrofísico Neil deGrasse Tyson no es sólo uno de los mejores divulgadores científicos del mundo, sino que además tiene dotes de auténtico showman. En el siguiente vídeo, una de sus charlas más celebradas en la red, podéis disfrutar de sus observaciones sobre los Ovnis y las personas que dicen haber sido abducidas.

Divertido e imprescindible.

*Cortesía de nuestro amazing Fersie, que lo ha subtitulado para Cerebros no lavados.