Cronófago | Foto Omar Parada

Siendo Cambridge una ciudad milenaria con una universidad que acaba de cumplir 800 años, es curioso que una de las mayores atracciones turísticas sea un reloj inaugurado hace apenas dos años.

Situado en la esquina del Corpus Christi College entre Benet St. (la calle del pub The Eagle, del que hablaremos en una futura entrega) y Trumpington St., casi frente a la entrada del famoso King’s College, hay que reconocer que es espectacular. Con un coste de un millón de libras, fue ideado, pagado y finalmente donado al colegio por el ingeniero John C. Taylor, que se hizo rico investigando y comercializando teteras eléctricas (la famosa kettle, un electrodoméstico que no falta en ningún hogar inglés, y que se usa para calentar el agua para preparar el perfecto té de las 4, que no las 5, como creemos en España).

Fue inaugurado por Stephen Hawking el 19 de septiembre de 2008. Muy propio, teniendo en cuenta que la mayoría conocemos a Hawking por su libro Una historia del tiempo, publicado en 1988. Hawking fue titular de la Cátedra Lucasiana de matemáticas hasta que se jubiló en noviembre del 2009. Esta cátedra es de las más prestigiosas del mundo y ha sido ocupada, entre otros, por Isaac Newton (el de la gravedad), Charles Babbage (el de la primera máquina de calcular) o Paul Dirac (el de la delta de Dirac, que nos complica la vida en las integrales).

Imagina una criatura que vive en las profundidades de la tierra, que se mueve por su interior como un pez en el agua, que se orienta por geolocalización y que sale a cazar de vez en cuando como si se tratara de un “tiburón de tierra”. Si eras un adolescente en los años 90, te habrán venido a la mente los “graboids” de la película “Temblores”, protagonizada Kevin Bacon, en la que estas criaturas subterráneas acosan a un grupo de personas en mitad del desierto.

Pues bien, un estudiante llamado Frank Robnik ha realizado una animación sobre los “graboids” en el que aborda el asunto desde un supuesto punta de vista científico y que ha presentado como proyecto de licenciatura en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Augsburgo. En la animación, Robnik explica de forma detallada cuál es el hábitat del “tiburón de tierra”, su sistema de locomoción y orientación, cómo se despistan cuando llueve y hasta sus métodos de reproducción. El corto se presenta como parte de una serie llamada Monstrous Wildlife y está tan bien hecho que dan ganas de pedirle que continúe la saga.

La fuerte tormenta solar detectada por el telescopio espacial SDO de la NASA ha activado la alerta de auroras boreales en el hemisferio norte, donde se cree que en las próximas horas podrá contemplarse una vez más el maravilloso espectáculo de la tormenta solar entrando en nuestra atmósfera. El llamamiento de algunos medios a los usuarios para compartir las fotos que tomen de la aurora ha creado cierta confusión, y algunas personas creen que el fenómeno podrá verse en cualquier parte del cielo, se encuentren donde se encuentren. En realidad las probabilidades de ver algo así en latitudes no polares son realmente remotas aunque, como curiosidad, hay que advertir de no que es del todo imposible:

La probabilidad de avistar una aurora polar depende de la latitud magnética, que no hay que confundir con la latitud geográfica. Teniendo en cuenta que la latitud magnética de Madrid es de 33 grados, podemos ver que las probabilidades son bastante bajas, sólo llegan a ser visibles muy cerca del horizonte cada bastantes años.

Cuando aparecen, son un fenómeno llamativo e inolvidable.

Pesando lo peor de ti | Fuente imagen: Inventorspot.

Definitivamente las patentes estadounidenses relacionadas con retretes son una fuente constante de sorpresas. ¿Alguna vez te has preguntado cuánto de ti dejas trás de ti cuando acudes al retrete? Espero que no… pero vamos, como diría mi amigo Eugenio Manuel: “hay gente pa tó“.

Confieso que aún no me había repuesto del váter-respirador cuando descubrí el dibujo superior. El inventor de semejante mecanismo se llamaba Robert J. O’Neill y presentó la solicitud de patente EE.UU. nº 1493222 el 30 de marzo de 1922. Desconozco exactamente qué le motivó a idear un retrete con capacidad para pesar “en tiempo real” las deposiciones. Tal vez le movieran asuntos médicos, tal vez lo ideó por simple morbo escatológico (y es que hay gente que compite en cosas extrañísimas), o tal vez formaba parte de un aparato destinado a saciar la curiosidad de algún recolector de abono orgánico; pero el caso es que ahí quedó su absurda invención.. guardada para siempre, o mejor dicho para los “anales” de la historia.

El método de funcionamiento – como podéis imaginar – es sencillo: uno se sienta para su momento all-bran, luego se levanta y se gira (supongo que aguantando la respiración) para comprobar el resultado de sus “reflexiones”. Ya imagino al orgulloso dueño bajando a desayunar y comentándole a su esposa: “cariño, esta mañana he ‘adelgazado’ 300 gramos”. En fin, ver para creer…

Imagen de la película 'Alien Autopsy' | Ealing Studios

A veces, cuando desconfías de un hecho científico, vale la pena saber cómo empezó, de dónde salió y el tipo de pruebas y experimentos que tuvo que superar para llegar a ser aceptado por la comunidad científica. Y cuando lo recuerdas, te das cuenta de la lógica, de la evidencia y de la rigurosa puesta a prueba. Bien, ¿por qué los científicos no han (hemos, si me permitís) aceptado la existencia de los OVNIs? Hoy día, en la era de Internet y la telefonía móvil, hay gente con un desconocimiento casi total de la ciencia pero que sabe perfectamente lo que son los OVNIs. Incluso serían capaces de dibujarnos uno. No fallaría: con forma de “platillo”. Y si queremos saber cuándo fue la primera vez que se habló de forma seria de platillos volantes hemos de ir al 14 de junio de 1947, cerca de Roswell, Nuevo México.

Aquel día, el capataz del Rancho Forrester, situado a unos 120 kilómetros al norte de Roswell, observó una amplia zona llena de escombros a unos 11 kilómetros de la vivienda del rancho. Eran tiras de neopreno, cinta, láminas metálicas, cartón y pedazos de madera. No le dio importancia, pero unas semanas después oyó hablar de los primeros informes sobre platillos volantes y se preguntó si aquello podía guardar alguna relación. Leer más

Aún no ha dado el salto a la órbita baja en la que sus compañeros humanos de la ISS trabajarán, pero ya es posible seguir sus evoluciones en su cuenta twitter @AstroRobonaut.

Este humanoide “cojo” – únicamente tendrá cabeza, brazos y tronco – será el primer robot humanoide en ser lanzado al espacio y según aseguró a sus followers en una de sus primeras referencias a la mítica película “2001 una odisea del espacio”, no tiene relación alguna con Hal.

El robot, al que han llamado Robonauta 2 o abreviadamente R2, pesa unos 150 kilos, y sus brazos son totalmente funcionales. Durante sus primeros días en el espacio su trabajo simplemente será “flotar” mientras que desde Tierra los técnicos de la NASA controlan su funcionamiento. Más tarde esperan que el robot – el primer humanoide diseñado específicamente para el espacio – pueda servir de asistente a los astronautas durante los paseos espaciales y colaborar con los ingenieros de la estación espacial.

Ciencia y vacaciones | Flickr

La ciencia esta por todas partes. En cualquier lugar que mires y poco importa la estación del año. Al menos eso es lo que piensa irreductible que desde su Aldea nos invita a colaborar en una iniciativa curiosa: Hacer de reporteros científicos durante este agosto enviando una imagen o anécdota relacionadas con la ciencia allá dónde os encontréis de vacaciones.

En la Aldea Irreductible: Momentos de ciencia en vacaciones.

La pregunta la lanza Ed Yong en Not Exactly Rocket Science y ha conseguido que participen algunos de los periodistas científicos y blogueros más destacados del mundo. Su idea era dar respuesta a las cuestiones que a menudo le plantean a él los que empiezan en esto: por qué decidieron escribir sobre Ciencia y qué consejos les darían a aquellos que quieran dedicarse un día a hacerlo. Las respuestas son de lo más variopinto, desde los que nunca imaginaron que acabarían haciendo algo así hasta los que ya estaban locos por la Ciencia desde pequeños, pero componen una colección de consejos y experiencias personales más valiosa que muchos manuales de periodismo científico. Aquí os dejo un resumen de las aportaciones más interesantes, por todo lo que nos pueden ayudar a aprender. Leer más

y

Nínive era la joya del Tigris: una ciudad magnífica cuyas raíces se remontaban a los albores de la civilización. Gracias a las bibliotecas y archivos construídos por sus reyes, Nínive fue la conservadora del conocimiento antiguo de Babilonia, de la historia, las leyendas y la hermosísima literatura de sumerios, acadios y babilonios: los primeros hombres que dominaron el arte de la escritura. Situada en el punto de encuentro de las rutas comerciales que conducían al Mediterráneo y Asia Menor por un lado y las que llevaban a la India y Arabia por el otro, Nínive era una ciudad de riquezas y poder en el violento y semisalvaje mundo del siglo VII a.C.

Pero Nínive era también objeto de las envidias y odios de sus vecinos. Los asirios se distinguían por la crueldad que desplegaban contra sus enemigos, a los que sometían, saqueaban, vejaban, torturaban y desfiguraban a la menor ocasión.

Por eso, cuando medos y babilonios se aliaron en el año 612 a.C. para acabar con el poderío asirio, no hubo piedad para Nínive, que fue incendiada y destruida hasta los cimientos. Era una destrucción ansiada por muchos pueblos, entre ellos los judíos, quienes registraron el evento en sus libros sagrados como un castigo divino por la ignominia de sus habitantes.

Cientifi.net es una comunidad de difusión de la ciencia cuya principal vocación es didáctica. Se trata de aprender y de enseñar todo lo que la gente pueda aportar a los demás. Está fundamentalmente enfocada hacia estudiantes de cualquier clase de nivel que necesiten un apoyo y no puedan encontrarlo fácilmente a través de la red.

La idea está pensada para el intercambio de información de forma directa, sin dar lugar a largas discusiones y yendo más al grano. Con todas las facilidades que ofrece la web 2.0 y las nuevas tecnologías en el desarrollo web.

Un nuevo proyecto divulgativo de ciencia que desde Amazings apoyaremos en todo lo que podamos. Colaborando y animando a que lo visitéis.