Archivo de Autor: Sergio L. Palacios

Sergio L. Palacios

Sergio L. Palacios
Doctor en física y profesor titular de física aplicada en la universidad de Oviedo, donde trabaja desde 1990. Ha investigado en el campo de las guías ópticas y solitones ópticos en medios no lineales. Divulgador por vocación, ha colaborado con distintos medios, como las revistas QUO y Redes para la Ciencia o el suplemento Ciencia del diario El Correo. Desde el año 2004 imparte la asignatura "Física en la Ciencia Ficción" en la que intenta llevar la física a todos los estudiantes de la universidad a base de analizar los aspectos científicos que se muestran en el cine, los cómics y la literatura de ciencia ficción. Ha publicado dos libros de divulgación: "La guerra de dos mundos" (2008) y "Einstein versus Predator" (2011).

Advertencia: algunas frases y/o imágenes mostradas en este artículo pueden resultar excesivamente violentas para determinadas sensibilidades. Si decides continuar leyendo será bajo tu absoluta responsabilidad.

Tal día como hoy pero hace 48 años, un 22 de noviembre de 1963, el presidente de los Estados Unidos de América, John Fitzgerald Kennedy, era abatido a tiros en Dallas, mientras viajaba en el […] Leer

¿Quién no ha tenido, siendo niño, una pecera con peces de colores? ¿Y qué niño no ha intentado capturar pececillos atrapados entre las rocas con la bajada de la marea? ¿A quién no se le ha ocurrido en más de una ocasión probar sus dotes científicas innatas y experimentar colocando las simpáticas criaturas acuáticas marinas en la pecera de agua […] Leer

Es bien sabido que el sonoro fracaso del célebre experimento de Michelson y Morley, llevado a cabo en 1887, constituyó uno de los hechos que condujeron a Albert Einstein a prescindir del hipotético éter, un medio material extraordinariamente poco denso que ocupaba todo el espacio y en cuyo seno tenía lugar el movimiento de todas las entidades físicas (incluida la […] Leer

Todo aquel que haya mostrado en alguna ocasión un mínimo interés por la ciencia seguramente habrá escuchado o leído en más de un sitio que el universo en que vivimos posee cuatro dimensiones, tres de ellas espaciales y la cuarta que denominamos tiempo (de ahí que los físicos nos refiramos globalmente al espaciotiempo). En cambio, se requiere haber abandonado completamente […] Leer

Pronunciar palabras como radiación o radiactividad infunde terror en la mayoría de las personas con una escasa preparación científica. El miedo cerval ante lo desconocido, ante la amenaza invisible que nos puede llegar a afectar sin que seamos plenamente conscientes de ella, se encuentra arraigado en lo más profundo de nuestras emociones humanas. Imágenes como las de los bombardeos de […] Leer

“Ricitos de oro” (“Goldilocks”, en inglés) es una niña con unos preciosos cabellos rubios. Un día, paseando por el bosque (en los cuentos infantiles clásicos los niños siempre deambulan solos por los bosques y, claro, luego pasa lo que pasa…) descubre una casita vacía (ella no sabe que allí vive una familia de tres osos: papá, mamá y su cría). […] Leer

Si ayer no leíste la primera parte de la doble entrega que le estoy dedicando al hundimiento del Titanic desde un punto de vista físico, te explico que en esa entrada me centré en los antecedentes que precedieron al desastre marítimo más famoso de la historia. A continuación, en esta segunda parte, procederé a resolver el caso mediante el empleo […] Leer

ADVERTENCIA: Si antes de leer esta entrada la has ojeado por encima, te has asustado ante la aterradora extensión de la misma y tu deseo de leerla ha flaqueado, aquí  debajo te dejo una versión resumida de la misma, conteniendo todos los detalles esenciales. No te llevará mucho tiempo y te quedará todo claro, más claro que el agua cristalina […] Leer

John Hancock es un paria de la acomodada sociedad de Los Ángeles. Borracho y pendenciero, soporta continuamente la burla y los abucheos constantes de la gente en su cara y hasta la misma policía le considera más una molestia que una ayuda. Esto podría ser normal, hasta cierto punto, pero en el caso de Hancock resulta cuando menos contradictorio. ¿Por […] Leer