Especies bandera: Si la conozco, la protejo

Lince | Wikicommons

Si le pide a unas diez personas a su alrededor que escriban el nombre de unas diez especies te puedo asegurar que habrá una gran mayoría de mamíferos, entre 7 y 8 por lista, y en mas de la mitad de las listas aparecerá el toro, el chimpancé, el águila, el león, el tigre, la ballena y alguno más bastante conocido. (Excepto si se lo pide a los frikis de Amazings que le meterán escarabajos, pulpos de ojos azules y hasta una planta)

¿Y a que se debe que aparezcan esos animales en tantas listas? Son animales con carisma, “especies bandera” o “especies emblemáticas”. No tienen que vivir en todo el planeta, ni siquiera ser conocidas por estar peligro de extinción pero para el gran publico son simpáticas, atractivas, famosas y pueden convertirse en un gran aliado a la hora de proyectar planes de protección o campañas de sensibilización. Una “especie bandera” puede ser tan carismática, que un país la reconozca como símbolo nacional.

El oso panda, el flamenco, el lince ibérico, el chimpancé… son los “relaciones públicas” del mundo animal. La gente se siente mas predispuesta a apoyar un plan de conservación que incluya a alguna “especie bandera”.

Son las especies que todas las editoriales usan para introducir los ecosistemas en sus libros: todos asociamos al oso blanco con los polos, al león con la selva (erróneamente) , al lobo y al oso con el bosque europeo.

La duda que me queda es si una de las “especies bandera” española lo es por mérito propio o porque la matamos públicamente.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.