Alerta magufo: ¡Príncipe abducido!

Mide 1,97 m y ha sido visto en la costa de Mallorca | Foto: Roque Martínez (ABC)

Han sido los cronistas de la Corte los que han descubierto, alarmados, la señal sobre el cuello de don Felipe. Ahí le tienen, paseando tranquilamente por Palma con la marca de la abducción, como en aquella mítica película, “Invasores de Marte”, en la que un crío destapaba la conspiración alienígena.

Los síntomas empezaron a manifestarse hace unos meses, cuando el heredero de la Corona fue avistado con una #timopulsera en su muñeca y algunos empezaron a sospechar que era víctima de algún problema de “equilibrio”. Ahora, las pruebas hablan por sí solas: el Príncipe ha sido abducido por… ¡los magufos!

El último episodio lo resume muy bien la crónica de ABC:

…Don Felipe apareció en el Real Club Náutico de Palma con un parche en el cuello por debajo de la oreja que dio pie a todo tipo de especulaciones… Unos decían que se trataba de un parche para prevenir el mareo, algo difícil de creer en un nieto del Conde de Barcelona, pero finalmente, el anagrama del parche, que llevaba la P de Phiten, ayudó a despejar las dudas. Para los profanos en la materia, se trata de un parche de titanio resistente al agua —la última tecnología en remedios orientales— que utilizan los deportistas profesionales para aliviar dolores musculares.

Pero, ¿en qué consiste este parche de titanio? En la web aseguran que está hecho de poliéster, algodón, poliuretano, e “impregnado con titanio carbonizado según el Phild Process©”. Caramba, ¡qué interesante! Esto tiene toda la pinta de corregir algún desequilibrio vital o alguna lucha interna entre el yin, el yan y nuestra cartera. Veamos lo que dice el maestro Gámez, en Magonia, sobre la empresa:

“Phiten tiene como principal objetivo potenciar “el poder curativo natural del cuerpo. … Para corregir ese desequilibrio en la energía vital, comercializa, entre otros remedios mágicos, pulseras y parches con la tecnología Aqua-Titan, desarrollada por ellos y que consiste en disolver el titanio en agua. Que el titanio sea insoluble no arredra a estos caraduras, que explican en su web estadounidense que los científicos de Phiten han conseguido lo imposible mediante un proceso llamado Phild”.

Por lo que he leído por ahí, se dice que el príncipe Felipe tiene estudios y hasta una carrera universitaria que le hemos pagado todos los españoles. Por responsabilidad, sería bueno que no alentara este tipo de productos milagrosos ni fomentara la creencia en supersticiones, no vaya a ser que alguno empecemos a pensar que su inteligencia, como en la película de ciencia ficción, permanece enajenada por alguna entelequia magufa de otra dimensión. Y es que para el cine está bien, pero tener representantes públicos de Serie B da un poquito de vergüenza ajena.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.