Cómo reconocer un bulo médico en unos sencillos pasos

El otro día me mandó Camarada Bakunin un correo de reenvío con el que se me saltaron las lágrimas de risa. Era uno de esos bulos médicos que van circulando por la red, de correo en correo, llamando la atención de algunos y preocupando a otros.

Todos tienen en común la misma estructura, que voy a destripar aquí, dando un sencillo esquema para reconocerlos y así borrarlos rápidamente sin preocupación alguna.

1. En el correo se ensalzan las propiedades de un producto «natural», como la chirimoya, el bicarbonato y cosas por el estilo. Nada de productos artificiales como una aspirina, por ejemplo.

2. Suelen afirmar que tal producto natural cura el cáncer, fundamentalmente. No sé por qué existe esa fijación con esa enfermedad, pero casi todos los que me pasan suelen afirmar que ese producto es un remedio barato, natural y carente de efectos secundarios para luchar contra el cáncer.

3. Se critica a la mafia médica y la mafia farmacéutica, que boicotean sin parar la publicación de artículos en los que se habla de tan grandes hallazgos e impiden que la gente se entere de las propiedades naturales de la pulpa de manzana para frenar el avance de las células cancerosas gracias a sus propiedades antioxidantes.

4. Aportan numerosos testimonios de personas anónimas con las que no se puede poner uno en contacto para confirmar tan milagrosa recuperación

5. Además, no se aportan enlaces a los «numerosos estudios que prueban que» ni tampoco se facilita el ponerse uno en contacto con el «Doctor Fulanete» que ha estudiado durante años esas milagrosas propiedades de las pepitas del kiwi contra el cáncer.

6. No explican el mecanismo por el que ese producto cura el cáncer o la enfermedad que sea. Si te dicen que un coche vuela, querrás saber por qué lo hace, ¿no? Pues con este caso, lo mismo, yo quiero saber qué hay detrás de eso y cómo cura el cáncer, quiero explicaciones lógicas, creíbles y coherentes con lo que se sabe hasta ahora de Fisiología y Farmacología, por poner dos ejemplos.

Seguro que me dejo alguna característica en el tintero, indicádmelas en los comentarios.



Por Sophie
Publicado el ⌚ 8 noviembre, 2010
Categoría(s): ✓ Divulgación • Medicina