¿La gran metedura de pata de Roger Penrose?

Roger Penrose

Miras una nube y ves un conejo. Por tanto, existen conejos en el cielo. Miras el fondo cósmico de microondas y ves círculos concéntricos. Por tanto, existe algo antes de la gran explosión y el universo es cíclico. Si además, lo descubre el famoso físico británico Roger Penrose, todos los medios se hacen eco de este histórico descubrimiento. Pero igual que con la nube, si quieres verlo, lo verás, pero no está allí.

Roger Penrose y su colaborador V.G. Gurzadyan afirmaron hace unas semanas haber encontrado señales de la existencia del universo antes de la gran explosión (Big Bang) gracias a la presencia de círculos concéntricos en los datos del fondo cósmico de microondas (CMB) obtenidos por el satélite WMAP en sus primeros 7 años de estudio.

Los canadienses Adam Moss, Douglas Scott, James P. Zibin (Universidad de la Columbia Británica,Vancouver, Canadá) han repetido y confirmado el análisis, existen dichos círculos.

Sin embargo, han encontrado dichos círculos también en simulaciones por ordenador del CMB generadas aleatoriamente (introduciendo el efecto de fluctuaciones primordiales de tipo gaussiano). Más aún, si se buscan triángulos en lugar de círculos, se encuentran triángulos concéntricos en el CMB. Moss y sus colegas concluyen que los círculos de Penrose y Gurzadyan solo demuestran que el CMB es ruido, resultado de fluctuaciones cuánticas aleatorias.

En el ruido, como en las nubes, se puede ver cualquier cosa.

Los físicos interesados en los detalles del estudio disfrutarán leyendo el artículo de Adam Moss, Douglas Scott, James P. Zibin, “No evidence for anomalously low variance circles on the sky,” ArXiv, 6 Dec 2010.

Para los que no lo hayan leído ya, el artículo de la polémica es V.G.Gurzadyan, R.Penrose, “Concentric circles in WMAP data may provide evidence of violent pre-Big-Bang activity,” ArXiv, 16 Nov 2010.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.