Qué es un debate y cómo se debe debatir

Pasa continuamente en la vida real pero en internet es aún más visible, más preocupante. Los usuarios, los visitantes, los lectores, no entran en los foros, webs o blogs con ánimo de aprender, con ganas de cambiar puntos de vista y aceptar propuestas… no.

En su lugar nos encontramos con posiciones cada vez más arrinconadas y absurdas luchando por mantenerse en pie. Un estúpido e irracional comportamiento que nos conduce a no movernos ni un ápice de lo que pensamos. No queremos debatir, queremos imponer nuestra opinión a toda costa sin importarnos un pimiento si es cierta o no. En ocasiones no parece que internet sea un genial invento para compartir sino para no moverse.

Da lo mismo si se trata de un debate sobre ciencia, pseudociencia, religión o política. No importa… lo cierto es que la postura de algunos es llegar soltar su sermón e irse con lo que trajeron. No importa lo que aportes, las pruebas, los hechos, la realidad, los datos: Hay a quienes les da igual. No entran a aprender, entender o corregir si están equivocados. Entran a no moverse, a no cambiar, a no pensar, a no razonar, a no debatir, a no cambiar nunca y bajo ninguna circunstancia ni dato de opinión.

Por eso me ha encantado este diagrama que hoy dejaba Rinze en su blog: Normas básicas para debatir cualquier tema. Me ha gustado tanto que a partir de ahora me servirá de guía y recurriré a él tanto si tengo que rectificar porque estoy equivocado como si tengo que dejar de debatir porque la otra parte no respeta las reglas. (Aquí lo tenéis ampliado)

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.