Una nueva vacuna frente a la Malaria Made in Spain

Uno de los problemas más comunes al que nos enfrentamos los investigadores que desarrollamos nuevas vacunas es evitar el uso de un tipo de compuestos que potencian la respuesta inmunológica y que se denominan adyuvantes. Esto es debido a que, aunque en la mayoría de los casos no existen efectos adversos graves, su uso cada vez despierta más recelos. El problema es que si se han venido utilizando dichos compuestos es porque la respuesta inmunológica que producen muchos vacunas per se no es suficiente para inducir protección y acaban siendo imprescindibles.

Actualmente, casi todas las vacunas en desarrollo dirigidas a combatir la Malaria utilizan fragmentos del patógeno que causa la enfermedad, acompañadas de estos compuestos adyuvantes que colaboran en que la respuesta inmunológica finalmente sea óptima para combatir una posterior infección con el parásito.

Uno de los fragmentos del parásito que ha sido utilizado exitosamente en el desarrollo de vacunas frente a la Malaria, es una proteína, llamada proteína del Circumsporozoito – una forma que adopta el parásito en el organismo-, cuyo nombre abreviado es CS.

En el laboratorio se decidió utilizar la proteína CS, pero sustituyendo los adyuvantes por otras moléculas que pudieran realizar el mismo efecto. Una alternativa podía ser utilizar proteínas de otros microorganismos que ya sabemos que activan de una forma potente el sistema inmunológico y combinarlas. Así, el nuevo tándem, podría ser igualmente de llamativo sin la necesidad de añadir otros compuestos.

La proteína elegida para dicho fin fue la proteína 14K del virus Vaccinia, un virus que además, utilizamos en el laboratorio para producir vacunas que ya se ha demostrado que son seguras. La proteína 14K no solo es atractiva para el sistema inmunológico, sino que además tiene unas propiedades muy interesantes. Una de dichas propiedades es que no le gusta estar sola y tiende a formar complejos de dos proteínas 14K unidas o incluso hasta tres. Y esos complejos hacen que sea mucho más visible para las células encargadas de detectar y eliminar infecciones.

La hipótesis de trabajo consistía entonces en juntar los genes que producen dichas proteínas por ingeniería genética y formar una nueva proteína producto de su unión: CS-14K. Si todo iba bien se produciría una proteína híbrida que además tendería a formar complejos muy llamativos. Si todo iba bien, produciría una respuesta inmunológica más potente por ello, y dicha respuesta, si todo iba bien, sería suficiente para proteger a animales de la infección por el plasmodio que causa la Malaria.

Y para no extenderme con detalles de cuántas dosis y por dónde…diré que todo fue bien. Se consiguió juntar los genes de ambas proteínas. La proteína resultante era estable y formaba complejos. Esos complejos hacían que tras inyectarlos en ratones la respuesta inmunológica fuera más potente que si se utilizaba la proteína CS sola. Ya solo faltaba probar que protegía. Para ello, en colaboración con la Universidad John Hopkins, se realizaron ensayos en ratón que demostraron que la vacuna era capaz de producir inmunidad esterilizante, es decir, en los animales vacunados que luego fueron infectados no había ni rastro del parásito.

Los resultados se han publicado en la prestigiosa revista de inmunología The Journal of Immunology y el CSIC ha solicitado ya una patente para la vacuna.

Sin duda es un paso adelante en la lucha frente a la Malaria. Sacar nuevas ideas y nuevas propuestas que funcionan es todo un éxito, aunque por ahora únicamente se haya probado en ratones.

Futuras investigaciones dirán si la vacuna puede llevarse a ensayos clínicos en humanos y seguir la trayectoria necesaria para ser una cura real para la enfermedad. Pero, por ahora, podemos decir que hay una nueva vacuna frente a la Malaria, hecha en España, y que nace con muy buena pinta.

Eso y que seguimos confiando en el “si todo va bien”.

[La investigación se ha realizado en el Centro Nacional de Biotecnología, CSIC, principalmente por Aneesh Vijayan, bajo la dirección de Mariano Esteban Rodríguez]

ResearchBlogging.orgVijayan A, Gómez CE, Espinosa DA, Goodman AG, Sanchez-Sampedro L, Sorzano CO, Zavala F, & Esteban M (2012). Adjuvant-like Effect of Vaccinia Virus 14K Protein: A Case Study with Malaria Vaccine Based on the Circumsporozoite Protein. Journal of immunology (Baltimore, Md. : 1950) PMID: 22615208

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.