Experimento Naukas: las gafas más baratas del mundo

¿Qué vamos a hacer?

El experimento de hoy consiste en fabricar unas gafas caseras muy simplonas utilizando únicamente una hoja de papel y un objeto punzante. No serán las mejores gafas del mundo, pero sin duda serán las más baratas.

Si tienes la suerte de ver correctamente sin necesidad de gafas también podrás hacer el experimento. El motivo es que todo el mundo es hipermétrope en las distancias cortas… de manera que podrás simular un problema de visión simplemente mirando un objeto que se encuentre muy cerca de tu ojo. ¿A que no lo ves bien?

Materiales necesarios:

  1. Una hoja de papel.
  2. Un objeto punzante pequeño, como una aguja, un punzón o incluso la punta de un bolígrafo.

Procedimiento:

  1. Toma la hoja de papel.
  2. Haz un pequeño agujero con el punzón, como mucho de 1 mm de diámetro.
  3. Localiza un objeto bien iluminado que no veas bien sin gafas. Si ves mal de lejos, prueba con un televisor encendido. Si no padeces ningún problema de visión, puedes mirar un texto muy cercano al ojo que esté bien iluminado[1].
  4. Míralo a través del pequeño agujero. Notarás que se ve bastante más nítido.

Explicación:

Imaginemos un ojo mirando un punto de luz de color rojo; un semáforo lejano, por ejemplo. Si el ojo está sano, todos los rayos de luz que salgan del punto rojo y pasen por el ojo se enfocarán en un único punto de la retina, de manera que el cerebro, que tiene línea directa con la retina, captará claramente un punto de luz de color rojo (ver figura):

Un ojo sano. Cada punto de visión se convierte en un solo punto en la retina.
Un ojo sano. Cada punto de visión se convierte en un solo punto en la retina.

¿Qué pasa si el ojo no enfoca bien? Pues que, aunque los rayos llegan a la retina, cada uno impacta en un punto distinto, generando una imagen borrosa. Veámoslo en la siguiente figura, que representa un ojo hipermétrope (o un ojo mirando un punto demasiado cercano):

Un punto de luz se transforma en un borrón de puntos sobre la retina.
Un ojo enfermo. Un punto de luz se transforma en un borrón de puntos sobre la retina.

Una gafa ordinaria funciona refractando (torciendo) los rayos antes de que entren al ojo, de manera que los rayos vuelvan a estar enfocados. Nuestra «gafa más barata del mundo» no hace ésto, ¡ni siquiera tiene cristales!, ¿cómo funciona entonces?

Muy fácil: simplemente reduce el ancho del haz de rayos que entran al ojo, haciendo que la zona borrosa se haga más pequeña aunque el desenfoque siga siendo el mismo. Se ve mucho mejor en el siguiente diagrama:

Así funcionan nuestras "gafas baratas"
Así funcionan nuestras «gafas baratas»

El precio que se paga es doble, entra muy poca luz y si giras el ojo, lógicamente, deja de funcionar. Sin duda es una cosa curiosa, que incluso puede llegar a ser útil en una situación de emergencia… pero os desaconsejo que tiréis vuestras gafas con cristales en favor de éste nuevo método.

————–
[1] El texto podría ser la pantalla del ordenador, pero ten cuidado y baja el brillo antes. A los divulgadores nos gusta deslumbrar, pero no así.



Por Pablo Rodríguez
Publicado el ⌚ 29 noviembre, 2013
Categoría(s): ✓ Divulgación • Experimentos Naukas