Experimento Naukas: estroboscopio casero

Un estroboscopio es un dispositivo que emite o bloquea luz en intervalos muy rápidos. Consiste, básicamente, en encender y apagar una luz muy rápidamente. Tiene aplicaciones en fotografia, en ciencia e incluso aplicaciones lúdicas:

2

En el ámbito científico, se suele utilizar para estudiar fenómenos periódicos demasiado rápidos para ser captados por el ojo desnudo. Por ejemplo, si tenemos una cuerda oscilando muy rápidamente, y encendemos nuestra luz estroboscópica solamente cuando la cuerda se encuentra en su máximo de vibración, veremos la cuerda detenida:

https://www.youtube.com/watch?v=1ImMk8ScXJI

El funcionamiento es realmente muy sencillo. Imaginemos una habitación en la que la luz se enciende solamente un instante cada 12 horas. Imaginemos que en esa habitación hay un reloj de pared. Como la luz solo nos permite verlo cada doce horas, nos parecerá que las agujas del reloj no se mueven.

Más interesante aún, podemos ralentizar el movimiento aparente del reloj. ¿Cómo?… hagamos que la luz se encienda cada 12 horas y 1 minuto. Nos parecerá que el reloj se mueve mucho más despacio de lo que lo hace realmente, pues aparentemente avanzará un minuto cada 12 horas.

Podemos construir un sencillo estroboscopio casero usando únicamente este material:

  • Un ventilador con potencia regulable.

y simplemente mirando a través de sus aspas en movimiento. Nuestra visión se verá bloqueada varias (muchas) veces por segundo.

Ahora solamente necesitamos encontrar un fenómeno oscilatorio muy rápido que observar a través de nuestro ventilador… por ejemplo, el display de un radiodespertador.

¿Y qué es lo que oscila en un despertador? Pues para empezar, un despertador suele estar alimentado por corriente alterna (con una oscilación de 50 o 60 ciclos por segundo). Esto hace que la pantalla del despertador, lejos de permanecer estática, se encienda y apague con una frecuencia parecida a la de la corriente (errata: un amable lector nos ha hecho saber en este comentario que dicha oscilación en la pantalla realmente no se debe a la corriente alterna). Este encendido y apagado es demasiado rápido para ser percibido por el ojo humano, pero podemos verlo con ayuda del ventilador.

Basta mirar el despertador a través del ventilador, ajustando a ojo la potencia para que la frecuencia del paso de las aspas se acerque a la de la oscilación de la imagen, veremos el curiosísimo efecto de su oscilación ralentizada:

Así de sencillo es nuestro dispositivo
Así de sencillo es nuestro dispositivo

El vídeo no es demasiado espectacular. El experimento gana bastante en directo. Invito al lector a que lo ponga a prueba con su propio ventilador.

Nota: para la elaboración del vídeo he retirado la rejilla de seguridad del ventilador. Esto no es necesario para hacer el experimento, pero mejoraba la calidad de la grabación (que incluso así es bastante pobre).

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.