¿Puede (y debe) un pinta uñas detectar a un agresor sexual?

Por Oihan Iturbide, el 27 noviembre, 2014. Categoría(s): Divulgación

Me imagino en un club bailando a golpe de sintetizador mientras un tío ronda alrededor de mis amigas. Probablemente, si se acerca demasiado, taparán sus copas para evitar que el individuo en cuestión les eche alguna cochinada. Nunca se sabe quién te acecha a altas horas de la noche ni con qué intenciones… De acuerdo, sé que la mayoría de las veces, las intenciones no irán más allá de un torpe y sórdido ligoteo; sin embargo, puede que exista alguna ocasión en la que una mujer deba ser más cauta de lo habitual. ¿Qué hacer en esos casos? ¿Desconfiar de todo aquel que se les acerque? ¿Darle la espalda de forma descortés? ¿Hacer un repaso rápido para ver si están cumpliendo con todas las medidas antiviolación?: Vamos a ver, te has puesto el sujetador SHE, la falda camuflaje, estás acompañada por tus amigas, … ¡Ajá! ¡Olvidaste pintarte las uñas! Demencial.

Falda camuflaje

¿En serio? ¿Puede un vulgar pinta uñas prevenir una violación? Según un grupo de 4 estudiantes de la Universidad de California del Norte (EEUU), así es. En el último año han diseñado un pinta uñas (UNDERCOVER COLORS) capaz de cambiar de color al entrar en contacto con determinadas sustancias que algunos depredadores sexuales echan en las copas de sus víctimas. ¿Recordáis todas las veces que vuestros padres os dijeron: “ojo, que no os metan algo en la copa”? Imagino que nunca supisteis muy bien a qué se referían con eso de “algo”. Pues bien, ese algo puede ser -como es en este caso- cualquiera de estas tres drogas: Xanax, GHB (gamma hydroxybuturic acid) o Rohypnol, todas ellas sustancias que si se administran en altas dosis son capaces de inhabilitar a una persona.

Pero ¿cómo es eso de que cambia el color? Pues bien, si tienes cualquier mínima sospecha sobre las intenciones del tío que te está machacando la oreja, metes un dedo con tu uña pintada en la copa y remueves un poco. En ese momento, unos compuestos incoloros e inodoros harán -en el caso de que tu bebida esté contaminada- que se produzca una reacción que provocará el cambio de color de tus uñas. ¿Siempre? Pues todavía no está muy claro, el proyecto se encuentra en fase de experimentación y todavía no está a la venta, pero ya hay personas que dicen que algunas de las drogas mencionadas no suelen reaccionar con la rapidez que se necesitaría en estos casos, y que incluso existe la posibilidad de que se produzca la misma reacción al entrar en contacto con sustancias con un pH más bajo, por ejemplo algunos zumos o vinos.

creadores
Creadores del pinta uñas UNDERCOVER COLORS

Sin embargo, el invento ha despertado grandes expectativas y su página de Facebook ya tiene más de 120.000 seguidores. Por otro lado, la cobertura mediática que se le ha dedicado a la noticia ha sido enorme.

El Daily Mail, por ejemplo, hace unos meses la publicó con el siguiente titular: “Pronto, una simple manicura tendrá el potencial de salvarte la vida”. Tremenda osadía, pero… ¿cierta? ¿Es lo mismo prevenir una violación que evitar una violación? Maya Dusenbery, directora ejecutiva de Feministing, cuestiona este prometedor invento en el blog y lo hace desde distintas perspectivas. Algunas de sus preguntas han sido: ¿Qué evitará que los delincuentes sexuales cambien de droga para seguir perpetuando sus delitos? ¿Acaso hemos olvidado que el alcohol es uno de los medios más habituales para llevar a cabo las agresiones sexuales? ¿Estará este producto a disposición de todas aquellas mujeres que lo soliciten? o ¿sólo accederán a él las que puedan pagarlo? 

Y no ha sido la única en encontrarle algunos peros al innovador producto, Tara Culp-Ressler recogió en Think Progress las opiniones de algunas activistas que luchan para evitar los abusos sexuales, y las opiniones de todas ellas coincidían en que es absolutamente necesario que se dirijan bien los esfuerzos a la hora de evitar las violaciones. Y, aunque, no  pretenden posicionarse en contra de posibles productos que faciliten a las mujeres el hecho de detectar a un agresor sexual, insisten en que la responsabilidad del delito sexual no puede recaer en la mujer. Las mujeres se ven obligadas a invertir más tiempo y energía en incorporar a sus vidas medidas para evitar ser atacadas: deben vestir determinadas ropas, viajar o salir de marcha en grupo, asegurarse de no beber demasiado y mantener sus bebidas vigiladas en todo momento. Sin olvidar que antes de salir de casa deben meter en su bolso un spray de pimienta y llevar las uñas bien pintadas, por supuesto.

activistas“El riesgo de violación se ha convertido, en sí mismo, en una herramienta para controlar a las personas, para limitar su libertad” dice Rebecca Nagle, una de las codirectoras del grupo activista FORCE. “Como mujer, evito salir sola por la noche, vigilo mi copa, cuido mi manera de vestir… lo malo es que, de esta manera, la violación no sólo me controla mientras está sucediendo, sino que me condiciona gran parte del día, coartando mi libertad. No quiero analizar mi jodida bebida mientras estoy en el bar. Ese no es el mundo en el que quiero vivir”.

Porque, evidentemente, el problema no es que las mujeres sepan cuándo les han puesto algo en la bebida, el problema son aquellos individuos que ponen “cosas” en la bebida. Y no digo que no sea fabuloso que los diseñadores y científicos se pongan a trabajar codo con codo para innovar en tecnología y moda favoreciendo una vida más segura; claro que no, eso está bien pero, ¿qué tal si, además, de hablar con las mujeres sobre los grandes avances de los que disponen para que no las violen, hablan con todos esos chavales jovencitos que todavía están en el cole, sobre respeto y consentimiento mutuo en el sexo?

Una de cada tres mujeres sufre una agresión sexual en el mundo. Piensa en tres amigas íntimas y elige una, ahora decide si lo que quieres es darle un kit de supervivencia contra violaciones o prefieres educar a cada uno de los chavales que tienes a tu alcance para que sepan qué es y qué no es el sexo.



Por Oihan Iturbide, publicado el 27 noviembre, 2014
Categoría(s): Divulgación

 

Publicidad