Naukien: emboscada científica en la Tierra Media

Aunque la expresión “emboscada científica” es un genial invento de Xurxo Mariño, yo se la escuché por primera vez a José Antonio Pérez Ledo, cuando hablaba de sus proyectos que al final cristalizaron en esa maravilla de programa (absolutamente ninguneado por los responsables de programación de RTVE) llamado Órbita Laika. Pero sea quien sea el padre de la criatura, la idea es que la cultura científica no se quede en los eventos de divulgación, que no espere a que la gente se acerque a ella, sino que salga al encuentro de la gente.

Piénsenlo: ustedes y yo estamos interesados en la cultura científica (prueba de ello es que nos hemos encontrado aquí, en Naukas), y seguro que asistiremos a eventos como los que estamos a punto de celebrar en Murcia con motivo de la Semana Mundial del Espacio, o apoyaremos el Desgranando Ciencia que tendrá lugar en Granada el próximo mes de diciembre.

Y no somos los únicos: los eventos de divulgación científica tienen cada vez más éxito, y buena prueba de ello son las colas que formaba el público para acudir al pasado Naukas Bilbao 2015.

colas Naukas

Pero, por otra parte, hay que reconocer que las colas las formaban personas que probablemente habían ido allí porque ya estaban interesadas en la ciencia, y que ustedes están leyendo esto porque han acudido a Naukas (salvo los que hayan encontrado esta entrada por casualidad buscando la expresión “vídeos de gatitos”, que hábilmente acabo de introducir). Y eso está muy bien, y vamos progresando, y cada vez somos más, y buena prueba de ello es que de llenar la sala principal del auditorio de la UPV/EHU en 2011 hemos pasado a abarrotar todas las salas del edificio y que siguiera faltando espacio en 2015.

Pero, ¿qué hay de esas personas que no estaban en la cola de Naukas Bilbao 2015? ¿Y las que, en vez de aterrizar aquí, han ido a parar a alguna página que realmente tiene vídeos de gatitos (sí, reconozco que lo he repetido para mejorar el posicionamiento en los buscadores)? ¿Cómo llegamos a esa gente a la que nunca se le ha ocurrido acudir a un evento de divulgación científica porque nunca se le ha ocurrido que la ciencia pueda ser interesante?

Ese es el objetivo de Xurxo Mariño con sus cafés-teatro o su genial Discurshow, el de José A. Pérez Ledo con su Órbita Laika, y el de muchas otras iniciativas similares: acercar la divulgación a un público que, en principio, no se siente atraído por ella, dándole la oportunidad de descubrirla.

Y eso es lo que vamos a hacer dentro de unos días, pero para eso no nos vamos a ir a un pub ni vamos a luchar contra los infames horarios dictados por las cabezas pensantes dirigentes de La Dos. Nos vamos a ir mucho más lejos: a la Tierra Media.

O bueno, lo más parecido que tenemos por aquí a la Tierra Media: el castillo de Santa Bárbara de Alicante, donde los próximos días 9 a 12 de octubre se va a celebrar la XX Convención de la Sociedad Tolkien Española.

Quienes hayan visto mi charla del pasado Naukas Bilbao ya habrán comprobado que hay científicos aficionados a Tolkien. Muchos: lo de mi charla fue una pequeñísima muestra de los centenares de papers con alusiones a Tolkien y su mundo, dedicados expresamente a ellos o que, bueno, los citan como homenaje aunque realmente no venga a cuento. Pero, evidentemente, no todos los tolkiendili son aficionados a la ciencia. O, mejor dicho, no lo son aún, porque no se les ha ocurrido acercarse a ella.

A ellos (y a quien quiera venir, porque la entrada es libre y gratuita) es a quienes vamos a tender una emboscada, pero como con ustedes hay confianza les voy a contar los detalles. Los emboscados seremos seis:

  • Héctor Vives, Astrofísico realizando su doctorado en la Universidad de Valencia y de paso especulando con convertir la ciencia ficción en ciencia a secas.
  • Nahúm M. Chazarra, Geólogo, experto en las ciencias planetarias y en la comunicación de las ciencias de la Tierra (y otros planetas, enanos incluidos).
  • Francisco José Hernández, Ingeniero técnico de Telecomunicaciones, miembro de la Asociación astronómica de Cartagena y capaz de orientarse en el cielo nocturno de aquí y de la Tierra Media.
  • José Manuel López Nicolás, Profesor Titular de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Murcia, responsable del blog Scientia y cuya lista de premios como divulgador triplicaría la longitud de esta entrada.
  • Y un servidor, Fernando Frías, que hablará un poco pero que, sobre todo, procurará que los demás no se vayan mucho nada del tiempo establecido.
¡Por Sagan!
¡Por Sagan!

Porque esa es otra: vamos a copiar con todo descaro el formato de las charlas Naukas, aprovechando que cuatro de los emboscados formamos parte de esta su casa y que Francisco José Hernández, por su parte, lo ha empleado ya en más de una ocasión. Salvo la nota discordante de Héctor Vives, que se ha abierto paso a codazos para conseguir veinte minutos, el resto de los intervinientes nos quedaremos en diez para hablar de:

  • Héctor Vives, Magia y ciencia en la Tierra Media.
  • Nahúm Chazarra, La geología en el mundo de Tolkien.
  • Francisco José Hernández, Acampada al aire libre en La Comarca.
  • Adela Torres, Los telómeros de los Teleri.
  • José Manuel López Nicolás, La gran mentira de la Tierra Media.
  • Fernando Frías, ¡Cuenta con mi paper!: La otra Comunidad del Anillo.
Cartel Naukien
NAUKIEN – Domingo 11 de Octubre a las 18:00 horas en el Castillo de Sta. Bárbara, Sala Felipe II – Alicante

Esperamos que los asistentes disfruten tanto como, sin duda, vamos a disfrutar nosotros. Pero el motivo de esta entrada no era para invitarles a venir a nuestro “Naukien“. O sí, vale, era para eso, pero también para algo más. Recuerden: antes incluso de que habláramos de los vídeos de gatitos (ya saben, lo del posicionamiento en buscadores…) comentábamos lo de las emboscadas científicas, y nuestro pequeño evento no es más que un ejemplo de lo mucho que podemos hacer. Charlas en cafeterías, actos conjuntos con asociaciones culturales o sociales, montajes de teatro… No nos conformemos con asistir a esos grandes eventos de divulgación: salgamos a la calle a tender emboscadas divulgativas, a ayudar a descubrir la ciencia, a mostrarla a nuevos públicos.

Es necesario, como podemos ver con solo echar un vistazo a nuestro alrededor, pero también es lo justo: ¿o les parece bien que solo disfrutemos de la divulgación científica los que ya la conocemos?

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.