La pregunta Naukas 2016 – Alex Méndez

3ª edición de la Pregunta NAUKAS
3ª edición de la Pregunta NAUKAS

Si pudieses hacer una pregunta, solo una pregunta, a un extraterrestre de una civilización muy avanzada… ¿Cuál sería?

Pienso que lo complicado es realmente poder llegar a hacer una pregunta a los extraterrestres. La evidencia nos dice que un encuentro del tercer tipo (que no en la tercera fase, una traducción algo flipada) es bastante improbable. Pero vamos a atenernos a supuestos. Primero el supuesto de que han conseguido llegar a la Tierra, o al menos llegar a comunicarse con nosotros. Segundo el supuesto de que esta comunicación es bidireccional y que, en tiempo humano, o sea, pocos años, podamos mandar la pregunta y esperar una respuesta que podamos entender.

Bajo estos supuestos se entienden resueltos los problemas de comunicación (medio, lenguaje, interpretación, traducción) que podamos tener, que para mí sería uno de los temas más interesantes que tratar. Así que dado que ya nos estamos comunicando, no voy a preguntar sobre algo que supuestamente ya sabemos. La pregunta que me ronda entonces versaría sobre cómo han llegado hasta nosotros, si es que han llegado en forma presencial, o cómo nos han encontrado, si es que la comunicación ocurre sólo a distancia.

El problema de esta pregunta es que es demasiado amplia. La pregunta se subdividiría entonces en qué tecnología han conseguido crear para llegar hasta nosotros, cuánto han tardado, cuál es la base física, matemática y biológica que han necesitado descubrir y qué problemas han necesitado resolver para encontrarnos. En definitiva, les pediría que me explicaran su ciencia. Pero esto son infinitas preguntas y quiero restringirme a sólo una. La pregunta que yo elegiría hacerles sería ésta: ¿Cómo habéis hecho para no extinguiros antes de encontrarnos?

Se doctoró en informática gráfica en el 2007, después de cinco años de sentirse afortunado por tener la mejor beca de investigación predoctoral de España a 13200 euros el año. Inmediatamente después fue abducido por una empresa inglesa y pasó siete años en Cambridge. Ahora está viviendo nuevas aventuras en Múnich.



Por Alex Méndez Feliu
Publicado el ⌚ 18 febrero, 2016
Categoría(s): ✓ Naukas