La pregunta Naukas 2018 – Manuel Collado

La pregunta Naukas 2018
La pregunta Naukas 2018

¿Qué persona o hecho marcó tu carrera, tu interés por la ciencia o tu investigación?

Divulgador: Carl Sagan

Las veladas familiares en frente de la tele para ver Cosmos de Carl Sagan tenían poco que ver con el resto de jornadas empleadas en una programación anodina la mayoría de las veces o que no superaban el mero entretenimiento intrascendente. Aquello no se parecía a lo demás. En cada episodio, de la mano de Sagan pilotando su nave, recorríamos el tiempo y el espacio en un viaje que te permitía asistir a la maravilla que es el universo y el conocimiento científico. El chaval que yo era en esa época nunca había oído tanta poesía y observado tanta belleza relacionadas con el conocimiento. Sagan me enseñó que el universo en el que vivimos es bello y que acercarse al conocimiento de cómo funciona es una experiencia inigualable que merece la pena.

Profesor: Nicolás Rubio Sáez

Todos sabemos que un buen profesor puede marcar tu futuro profesional inculcándote el amor por la materia que imparte, despertando tu curiosidad hacia un determinado campo, estimulando una vocación que desconocías. En mi caso, ese profesor fue Nicolás Rubio Sáez, con quien me topé durante el Bachillerato (el B.U.P. de entonces) con su asignatura de Ciencias Naturales. Estrictamente, Nicolás no despertó en mi la vocación en lo que era su pasión, el estudio de la Biología en su vertiente más relacionada con los ecosistemas. Lo que me fascinaba de sus clases era su método de enseñanza de la Biología basado en la experimentación, en la aplicación del método científico. Fue la primera vez en mi vida que me enfrentaba a un profesor y una asignatura que exigía de ti la reflexión, el planteamiento de hipótesis, la experimentación, la elaboración de memorias que recopilaban tus hallazgos y tus conclusiones. Nunca antes se me había pedido que yo fuese protagonista en la adquisición de conocimiento. Con Nicolás no bastaba con sentarse a escuchar aburridas disertaciones. Sus clases estaban llenas de reflexiones en las que te invitaba a participar, tú eras parte de las clases de manera activa. Aprendí lo que era la ciencia y el gusto y el respeto por la actividad científica.

Científico: Manuel Serrano Marugán

En mi trayectoria científica profesional he tenido ocasión de conocer y trabajar con muchos científicos de prestigio y renombre; pero sin duda destacaría de entre todos ellos a Manuel Serrano, con el que tuve la suerte de trabajar durante 11 años. Manolo siempre me asombró por su originalidad y visión. En todo momento fue capaz de ver más allá que los demás y de plantear posibilidades ante las que no se amedrentaba por muy alejadas que fuesen de su especialidad inicial. Siempre fue capaz de ir a por aquello que consideraba esencial, demostrándonos a todos que, efectivamente, su intuición era cierta, aprendiendo en el camino todo lo necesario para poder abordar las cuestiones que se planteaba. Discutir con él sobre proyectos y posibilidades futuras era un duro placer porque exigía de ti todo tu esfuerzo intelectual, así como repasar tus datos y tus conclusiones, cuestionadas y analizadas por él con rigor y exigencia. Cuando tengo que plantearme un nuevo proyecto para mi laboratorio siempre recuerdo su exigencia: “Manuel, tenemos que mirar más allá de donde todos están mirando ahora”.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.