Mapache | Imagen: Annick Vanderschelden

En multitud de ocasiones me encuentro con personas que me hacen preguntas del tipo: ¿No crees que dos personas se pueden comunicar telepáticamente? ¿No crees que una persona mover objetos sin tocarlos? Y un larguísimo etcétera. Cuando contesto que no hay un solo experimento realmente convincente recibo la consabida respuesta: “¿Lo ves? Eres un dogmático. Los científicos sois (me enorgullece que me consideren como tal, aunque no lo suelo decir en esas conversaciones) unos dogmáticos. No crees en nada que no cuadre con tu forma de ver el mundo”.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Panorámica de Beer, en Devon, Reino Unido.
Beer | Fuente imagen: Wikipedia

En una pequeña y pintoresca villa costera del sur de la Bretaña llamado Beer (nada que ver con la cerveza) unos científicos de la Open University de Milton Keynes (OU) decidieron recoger una colonia de bacterias a las que dieron en llamar OU-20 para mandarlas al espacio.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Un chiste sobre la anatomía del ornitorrinco, un estudio sobre las extinciones masivas, el vídeo de una hormiga bebiendo una gota de agua… Puede que no sean el típico tema de conversación en el bar, pero en internet causan auténtico furor. Entre los asuntos más leídos de la red se cuelan cada día decenas de historias relacionadas con la ciencia, compartidas y comentadas por millones de usuarios.

Categorías

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Maurizio Montalbini | Imagen: Selfportrait

Perder la noción del tiempo no es tarea fácil. Estamos inmersos en un mundo de referencias temporales, aún cuando pretendamos prescindir de un reloj. Los movimientos en nuestro barrio, el nivel de tráfico, la cantidad y el estereotipo de peatones que caminan frente a la ventana, los ruidos que se suceden a lo largo del día, de la noche, e incluso las propias horas de luz natural y oscuridad. Estamos rodeados de señales temporales. Y en el caso imaginario de que las señales desaparecieran, nuestro último recurso a la hora de estimar el paso de las horas estaría determinado a través de nuestro reloj interno, conocido como ritmo circadiano.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Imágen | fuente Discovery

El dichoso volcán de nombre impronunciable (Eyjafjallajokull) no fuma, pero hace anillos de humo tan preciosos como el de la imagen superior. El pasado 1 de mayo un sorprendido geólogo de la Universidad de New Hampshire llamado Joseph Licciardi, tomaba la fotografía que véis sobre estas líneas: el volcán expulsando un anillo de vapor y gas a lo alto del cielo islandés.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Francisco José de Caldas | Fuente

Para poder entender el alcance del título de este post nos debemos situar a finales del siglo XVIII en el llamado, por aquel entonces, Nueva Granada. En una localidad situada al sur vivía Francisco José de Caldas. Este personaje se caracterizaba por ser un apasionado lector, inclinado por los temas científicos los cuales devoraba con extrema facilidad.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.