Imagen: Scifair.org

Los físicos de partículas suelen encontrarse en sus vidas profesionales con el inconveniente de que aquello con lo que trabajan es tan sumamente pequeño que se vuelve indetectable tanto para el ojo humano como para los más avanzados sistemas de microscopía. Es cierto que en la actualidad se pueden conseguir imágenes en las que se distinguen átomos individuales cuando estos son lo suficientemente grandes, pero de ahí a poder visualizar un sólo protón, o un aún más pequeño electrón, hay un escalón insalvable para la técnica actual.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Aplicación "Beer me"

En estos tiempos que corren creo que ya hemos visto interesantes avances en el campo de la robótica como para no sorprendernos ya de casi nada. Pero no es así, cada cierto tiempo la tecnología da un nuevo paso que vuelve a dejarte helado.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Supongo que a la mayoría de los lectores les sonará el cangrejo Heike o cangrejo samurái (Heikea japonica), una especie que habita en Mar Interior de Seto, un mar situado entre las islas japonesas de Honshū, Shikoku y Kyūshū, y que el gran divulgador Carl Sagan dio a conocer en Cosmos. Aunque hay otro pariente suyo que vive en el sur de Japón y China y que también se extiende por el Océano Índico, África oriental y Australia que no le va a la zaga: Dorippe sinica. Los dorípidos, familia a la que también pertenece el cangrejo samurái, se caracterizan porque algunas especies tienen relieves en los caparazones que recuerdan a rostros.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Imagen: HiRise | Imagen: HiRisex

Los miembros de SETI Chile han publicado una recopilación de los proyectos de la NASA en los que los astrónomos aficionados pueden echar una mano. Como ellos recuerdan, “la astronomía es una de las pocas disciplinas científicas donde los científicos aficionados pueden contribuir de manera significativa”. Estos son los seis proyectos:

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Crédito imagen: Cassius V. Stevani, Universidad Sao Paolo

En la foto oscura superior se aprecia un ramillete de hongos bioluminiscentes de la especie Mycena lucentipes, una de las 65 especies radiantes de setas que se conocen. ¿Por qué le compensa a este hongo el esfuerzo energético que supone brillar en la oscuridad? Algunos científicos sugieren que al igual que las polillas acuden cada noche a la luz de las farolas, este hongo podría emplear su luz para atraer a toda clase de insectos. Solo unas pocas especies de insecto se comen al hongo, pero hay un buen número de especies de insecto que se alimentan de los bichos come-hongos, por lo que la luz podría ser una especie de mecanismo de seguridad. Otros científicos creen que la bioluminiscencia de este hongo sería una ventaja a la hora de dispersar las esporas a lomos de los insectos atraídos por su luz, ya que en las densas junglas tropicales en las que habita este hongo no es sencillo que se abran paso las corrientes aéreas.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Crédito foto: Pink Sherbet (creative commons) | Vista en http://www.flickr.com/photos/pinksherbet/503685059/

¿Te encantó aquel trago de agua de manantial que probaste en tu excursión por el Pirineo aragonés? ¿Recuerdas con cariño lo que disfrutaste bebiendo un buen trago de agua en la fuente de tu pueblo? Pues si no lo recuerdas, tranquilo. Tu cabello lo hace por ti.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.