¿Encéfalo o cerebro?

Imagen | Recursos TIC Ministerio Educación Creative Commons

Celebro que me lo pregunte. Cuando la guillotina separó la cabeza del monarca francés Luis XVI del resto de su cuerpo, ese señor perdió una parte de su sistema nervioso llamada encéfalo. Se trata de un pedazo de tejido muy importante, ya que cuando se pone en marcha puede dar lugar a algo tan fascinante como la mente consciente; no en vano está protegido por una gruesa esfera ósea llamada cráneo. El encéfalo es la máquina de la mente. Anatómicamente esta relación no parece muy complicada de asimilar y además es fácil comprobar cómo una persona que pierde por accidente alguna porción de tejido encefálico también suele sufrir alguna modificación en su actividad cognitiva.

Los ingleses, que son muy suyos, al encéfalo lo llaman “brain”. Este comentario lingüístico viene al caso porque le quiero proponer un experimento: entre en una librería -física o virtual- y busque libros en inglés que tengan en su título la palabra “brain”. Hay muchos, ya que esto de la mente es algo que a los humanos nos suele interesar bastante. Busque ahora la traducción al español de uno de esos libros. Comprobará que la palabra “brain” se ha convertido en “cerebro”. Si en la misma librería busca libros de divulgación sobre el encéfalo que se hayan escrito directamente en español, comprobará también que en el título -y en su interior- se usa la palabra “cerebro”. Y lo mismo ocurre cuando el tema es tratado por revistas, periódicos y programas de TV y radio.

¿Es entonces lo mismo cerebro que encéfalo? Pues no.

El cerebro o telencéfalo -en inglés, “cerebrum”- es una parte del encéfalo. También son partes del encéfalo el tálamo, el hipotálamo, los colículos, el puente, el bulbo raquídeo o el cerebelo. Todas estas regiones están íntimamente relacionadas entre sí y funcionan en armonía para dar lugar a la emergencia de la mente consciente. De todas ellas, la más voluminosa es, con diferencia, el cerebro, formado por dos hemisferios tan grandes que, vistos desde arriba, cubren casi por completo el resto de estructuras. Por alguna razón -una razón de tamaño, según parece- en la cultura popular el término “cerebro” se ha equiparado al de “encéfalo” y ahora se usa normalmente el primero para referirse a toda la estructura. Esto en principio no es ningún problema, las lenguas son fenómenos vivos que deben adaptarse y reflejar el hablar de la mayoría, y además si uno quiere ridiculizar a alguien en twitter diciendo que tiene un “cerebro de mosquito” en vez de un “encéfalo de mosquito” gana nada menos que 1 carácter.

Pero el problema viene cuando el término se usa mal en un texto científico, o en un texto de divulgación que trate de alguna manera sobre las regiones del sistema nervioso. La escritura científica no admite ambigüedades, no puede hacerlo, debe ser precisa y certera como las flechas de Robin Hood, y los científicos y comunicadores de la ciencia deben preocuparse por ello. Pero no siempre es así, ni mucho menos.

La falta de rigor y la frivolidad asoma sin ninguna vergüenza de los dedos y labios de traductores, periodistas, divulgadores, editores y aún neurocientíficos, y da lugar a frases como “la parte no cerebral del cerebro” o “el cerebro se puede dividir en telencéfalo (también conocido como cerebro), diencéfalo, cerebelo…”. Esas frases son absurdas, inadmisibles en una descripción científica, equivalentes a decir en un libro sobre bicicletas algo así como “la rueda se puede dividir en rueda, manillar, pedales,…”, y sin embargo se pueden encontrar en prácticamente el 100 % de los libros de divulgación científica que hay en español dedicados a la mente y el sistema nervioso, libros escritos en no pocos casos por conocidos divulgadores.

¿Es esta una muestra de frivolidad, de ignorancia, de preferir el título que popularmente va a vender más, un poco de todo? Pues no lo sé, pero celebro que me lo pregunte.

24 Comentarios

Participa Suscríbete

VirginiaVirginia

Jeje, empezar un post sobre el cerebro, o el encéfalo, mejor dicho, con la frase “Celebro que me lo pregunte”… ¡Buenísimo! ¡Y el post también!

Ñbrevu

Anda, pues yo soy uno de los friks a los que les gusta hacer la distinción… pero muchas veces, por inercia, me sale “cerebro” cuando el término adecuado debería ser “encéfalo”.

Bowman

Las traducciones en España son bastantes penosas, no solo a nivel científico, sino literatura general e infantil en particular, películas… Yo no lo aprecié hasta que me fuí a Inglaterra (ahora he vuelto tras 16 años) y me duele a la vista (y al oído). Soy cirujano y he visto libros de medicina que hablaban de los 4 dedos de la mano, en inglés el pulgar no es un finger,pero en España sí!. En otro comentaba sobre una lesión del clavo en vez de uña (nail).

PabloPablo

Iba a corregir una palabra, “harmonía”, pero me he dado cuenta de que se puede escribir tanto con H como sin ella. Dos nuevas cosas que sé en un solo post :)

aa

¿Y no sería más fácil, reconocer que si la lengua ha cambiado el significado de los términos, llamar al encéfalo cerebro, y al cerebro telencéfalo?
De esa forma la palabra encéfalo desaparece y se acabó el problema.

Antonio

Estoy en parcial desacuerdo. En inglés también existe encephalon. Existen por lo tanto, encephalon, cerebrum y brain. En castellano existen encéfalo y cerebro. También hemisferios cerebrales o corteza cerebral o córtex.
Aunque es muy incorrecto “la parte no cerebral del cerebro”, para la mayoría de las ocasiones, traducir brain como cerebro y usar cerebro como lo alojado dentro del cráneo (aunque en puridad sea encéfalo) no solo es lo común sino totalmente válido.
Es pues correcto decir que el cerebro está compuesto por el córtex, tálamo…

OrlandoOrlando

En ciertos contextos, brain, y sobre todo su plural (brains), se pueden traducir por “sesos”, que no es muy preciso ni muy científico, pero evita todas estas disquisiciones.

Antonio

Continuando…
La RAE distingue entre ambos: “Uno de los centros nerviosos constitutivos del encéfalo”
Pero la Wikipedia los intercambia: En el cerebro de los cordados se identifican las siguientes regiones:

* Rombencéfalo….
Y es súmamente extraño decir que la retina se conecta con el tálamo y el tálamo con el cerebro. Lo correcto es decir que el tálamo se conecta con la corteza, no con el cerebro.
Y lo correcto es decir que el tálamo es una estructura subcortical, no subcerebral.
Desafortunadamente la precisión que invoca el articulista no existe y en general se habla de cerebro como en inglés de brain refiriéndose a lo contenido en el cráneo.

Joan ManuelJoan Manuel

Wikipedia:

Telencéfalo, estructura “cerebral” situada sobre el diencéfalo.

JosephJoseph

Que buen POST pero se me ocurria, si esto pasa en estas cosas tan comunes, y que hoy por hoy ya no deberia pasar, gracias a nuestros sofisticados sistemas de informacion. Me pregunto cuantos errores en la traduccion de la Biblia, que proviene de Lenguas Muertas, y que en muchos casos los fanaticos religiosos, puntualizan sobre una palabra, que eventualmente puede cambiar el sentido de la frase, Upsss, esto es bueno porque deja en evidencia los graves problemas de la traduccion, seguramente algunos que no toman o comen algo porque puede ser pecado, solo son victimas de la ignoracion y traducciones erradas.

Por eso es que no puntualizo sobre la biblia. :)

JesúsJesús

No estoy del todo de acuerdo con lo expuesto ya que la palabra “cerebro” en castellano existe desde el siglo XVI (se puede buscar en el CREA de la RAE), es decir, antes de que se supiese nada sobre la estructura del encéfalo/cerebro.

Diría que en esta ocasión han sido los científicos los que han tomado una palabra común (“cerebro”) y le han dado un significado más preciso para ellos, pero no creo que eso signifique que el uso de cerebro para hablar de todo el órgano sea incorrecto en el uso común.

Por lo tanto yo más bien diría…
“por alguna razón, el término común “cerebro” ha sido elegido por los científicos para describir una parte del encéfalo” ;-)

Estoy de acuerdo que dentro del contexto científico debe usarse el término con el significado dado por los científicos.

Xurxo MariñoXurxo Mariño

Gracias por todos los comentarios. Gracias Jesús por tu apunte, que me parece acertado y útil.

salud!
xurxo

Yull BrinerYull Briner

Yo creo que el problemas mas grave de utilizar la palabra Encéfalo esta en la canción.
Es Pinky, es Pinky y Encéfa lo lo
Suena horrible

antonio

Gracias por la entrada, muchos de los comentarios aquí puestos me han sacado de dudas. Yo soy traductor de textos de divulgación científica y de vez en cuando he de lidiar con textos sobre el cerebro. Hasta ahora utilizaba cerebro en el sentido clásico del término (por no utilizar sesos) pero parece ser que estaba en un error. La verdad es que cada vez que llega una noticia sobre el tema sufro por la falta de recursos bilingües que existen en Internet. En mi cumpleaños me pediré una anatomía del cerebro a ver si consigo dar con todos los nombres en el calvo en el próximo texto.

XurxoXurxo

Gracias a ti Antonio por tu participación. Los traductores de divulgación científica realmente necesitáis bastantes más recursos de los disponibles.

salud!

4 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Imagen | Recursos TIC Ministerio Educación Creative Commons Celebro que me lo pregunte. Cuando la guillotina separó la cabeza del monarca francés Luis XVI del resto de su cuerpo, ese señor perdió una parte de su sistema nervi…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>