Las radiaciones de ese móvil que lleva usted en el bolsillo

Si hay algo que asusta al ser humano, son las radiaciones. Esos entes invisibles, dañinos y letales, capaces de modificar el ADN y convertirnos en asquerosos mutantes, para los que no hay vacuna o anticuerpo que valga, son el ingrediente básico de todo tipo de películas. Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos ha dado un motivo más de preocupación en este tema.

Según este organismo, los móviles son posibles agentes cancerígenos. Este es, de momento, el último capítulo de los esfuerzos por dilucidar si los teléfonos móviles son peligrosos o no. Se supone que, puesto que emiten y reciben radiaciones de microondas, pueden producir efectos nocivos sobre los seres vivos. Así pues, ¿son peligrosas las radiaciones de los móviles?

La respuesta es difícil. Hay, básicamente, dos modos de obtener resultados: mediante estudios epidemiológicos, o usando física básica. Este primer modo es el que la OMS ha examinado para prevenir de posibles efectos adversos por parte de los móviles. Nosotros examinaremos aquí el segundo.

¿Por qué puede ser peligroso un móvil?

Según sus efectos, las radiaciones se dividen en ionizantes y no ionizantes. En el primer caso, la onda o partícula radiante es capaz de ionizar un átomo, es decir, de arrancarle un electrón. Eso convierte al átomo en un ión cargado, que puede reaccionar con otras partículas cargadas, no siempre con resultado feliz. Las radiaciones ionizantes incluyen partículas como los neutrones, las partículas alfa y beta, y también cierto tipo de ondas electromagnéticas de alta energía: rayos X, gamma, y hasta cierto punto, ultravioleta (así que cuidado al tomar el sol este verano).

Las radiaciones de los móviles, en frecuencia de microondas, son del tipo no ionizante. Eso aleja la posibilidad de convertirnos en mutantes por el mero hecho de contestar al teléfono. Pero aun así, las radiaciones no ionizantes pueden tener efectos adversos sobre el tejido vivo. El mecanismo principal es el llamado efecto térmico: las radiaciones de radiofrecuencia hacen oscilar a las moléculas de agua, y ese movimiento se convierte luego en calor. Evidentemente, a nadie le gustaría tener junto a la oreja, a pocos centímetros de nuestro cerebro, un horno microondas (analogía que, por otro lado, no deben tomarse ustedes al pie de la letra).

El problema aumenta cuando tenemos en cuenta nuestro tamaño medio. Por regla general, la absorción de una onda electromagnética es máxima cuando su longitud de onda es similar al tamaño del objeto con el que interacciona. En el caso de la telefonía móvil, el sistema GSM usado en España usa frecuencias de 900 y 1800 MHz. Eso corresponde a longitudes de onda de 17 y 33 centímetros, respectivamente. Esas dimensiones son peligrosamente cercanas a las de una cabeza humana. ¿Y dónde nos ponemos el móvil cuando lo usamos? ¡En la cabeza! ¡Ya puede empezar a asustarse!

Si yo fuese un embaucador, me pararía aquí, si acaso añadiendo una referencia como de pasada a mis libros, mi blog y mis carísimas conferencias. Pero como tuve la desgracia de que mi madre me criara como un chico honrado, les contaré el resto. Aunque ese “efecto antena” hace aumentar el nivel de energía absorbida por su cabeza, ese aumento no es significativo, quizá del orden del 50% o más. Eso suena mucho, pero no lo es. Hay limitaciones a la potencia máxima emitida y absorbida por el móvil, de forma que incluso para esas frecuencias la absorción de energía por el cuerpo humano sea muy pequeña. También ayuda a nuestra tranquilidad el que las ondas electromagnéticas de baja frecuencia tienen menor energía que las de alta frecuencia. Un fotón de microondas es menos energético que uno de luz ultravioleta.

No, el problema no reside ahí. Lo que inquieta a mucha gente es la posibilidad de que existan efectos biológicos de otro tipo, fundamentalmente, los que puedan producir cáncer. Concretamente, lo que hizo notar recientemente la OMS (más concretamente, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, IARC, dependiente de la OMS) es que un estudio epidemiológico llevado a cabo hasta el año 2004 mostraba un aumento de hasta el 40% en la probabilidad de contraer un tipo de cáncer conocido como glioma. Esto les llevó a clasificar los móviles en la categoría 2B (“potencialmente cancerígenos”) … en la cual también hay sustancias como el café o los polvos de talco.

Pero antes de que usted tire su móvil aterrado (por no hablar de dejar el consumo de café), le conviene saber que ese incremento de riesgo se notó solamente en el segmento de personas que usaban el móvil con más frecuencia. Entre personas con uso moderado, no se notó incremento en el rieso de congraer glioma. De hecho, la correlación parece ser tan tenue que el IARC solamente afirma que pudiera existir algún tipo de riesgo. No se sabe si dicho riesgo existe de veras, o si hay otros factores en juego (fluctuaciones estadísticas, sesgos, errores en la obtención de datos, factores de riesgo adicionales). Por ejemplo, ahora hay más antena de telefonía que hace unos años, y la mayor cobertura permite a los móviles operar con niveles de potencia más bajos.

En general, hay bastante escepticismo en la comunidad científica sobre la nocividad de los teléfonos móviles. Eso se debe a que, aunque los estudios epidemiológicos puedan inclinarse a favor o en contra, desde un punto de vista físico los efectos no térmicos no deberían existir. Cualquier efecto cancerígeno implicaría una interacción entre objetos muy pequeños, como células, y radiaciones no ionizantes con longitudes de onda mucho mayores. ¿Qué mecanismo podría explicar dicha interacción entre sistemas de tamaño tan dispar? Nadie lo sabe. Si alguien lo averigua, puede ir reservando sitio en un cajón para su medalla Nobel de Medicina. Pero de momento, el mayor peligro de los móviles proviene de su mal uso en la carretera: distracciones, multas y accidentes.

Si, a pesar de todo, siente usted la compulsión de librarse de su móvil, le haré una recomendación muy seria: regámelelo. Da la casualidad de que quiero cambiarme de móvil. Si es Android, tanto mejor, aunque no soy caprichoso.


43 Comentarios

Participa Suscríbete

Jeibros

Muy buen artículo y bien explicado! Los estudios epidemiológicos también son los que se usan principalmente para demostrar que las personas que viven cerca de las torres de alta tensión tienden a sufrir algún tipo de cáncer. SIn embargo, lo que esos estudios ocultan, entre otros datos, es que el campo magnético de la Tierra es varios órdenes de magnitud superior al de las antenas.

lenileni

Pues yo he visto encenderse bonbilas/barras fluorescentes debajo de las lineas de alta tension. Y no pasa lo mismo con la de la cocina….

Lo que no sé es si el mismo efecto es el que enciende las luces y el que supuestamente crea cancer, pero creo recordar que en el caso de las fluorescentes la causa es magnetica.

ikeriker

Estan comparando los efectos magneticos que causan las lineas de alta tension y el campo magnetico de la tierra, comparan un fenomeno natural con otro humano.

No hay tecnologia cotidiana que recrea lo que tu has visto, por lo que no es interesante para comparar con los anteriores.

Antton

Como decía aquél, “es preferible permanecer callado y que piensen que eres tonto, a abrir la boca y demostrarlo”.
(Por cierto, se escribe “Tannhäuser”)

YumiYumi

“En el caso de la telefonía móvil, el sistema GSM usado en España usa frecuencias de 900 y 1800 MHz. Eso corresponde a longitudes de onda de 17 y 33 centímetros, respectivamente”

¿No sería al revés? longitud de onda = velocidad / frecuencia; 900MHz -> 33 cm, 1.8GHz -> 17 cm.

ÓsQar

Por otra parte, los estudios epidemiológicos, hasta donde yo entiendo, se caracterizan por ser estudios muy amplios, que incluyen a muchas personas a lo largo de un periodo muy largo de tiempo. El problema es que las tecnologías móviles evolucionan mucho más deprisa de lo que sería idóneo para hacer un estudio sensato. En los últimos 25 años hemos pasado por tres tecnologías distintas (la analógica TMA y las digitales GSM y UMTS, con varios añadidos posteriores) y estamos a punto de estrenar la cuarta (LTE). Cada una de estas tecnologías tiene unas características de emisiones, propagación, potencia, etc difererentes, por lo que es difícil sacar unas conclusiones objetivas.
Eso por no hablar de cómo ha cambiado la forma en que usamos los teléfonos. De solo utilizarlos para hablar, hemos pasado a usarlos para mensajería, correo, navegación, juegos, películas… usos que hace 20 años no existían y que, principalmente, hacen que apartemos el teléfono de nuestra cabeza para poder mirar la pantalla.
Así pues, si ya soy muy escéptico con los mecanismos físicos que puedan dar lugar al cáncer, mucho más escéptico soy con los estudios epidemiológicos que se puedan hacer.

Juanlu001

Tengo una pregunta de un profano en biología, medicina: ¿el hecho de que dentro de la cabeza tengamos el cerebro, con sus neuronas y sus conexiones y sus impulsos eléctricos, tandría algún tipo de influencia? Mi profesor de Física II de 1º de carrera me dijo que después de hablar por el móvil un rato _se nota_ en un electrocardiograma.

Muchas gracias!

BloodStarBloodStar

El electrocardiograma (ECG/EKG, del alemán Elektrokardiogramm) es la representación gráfica de la actividad eléctrica del corazón, que se obtiene con un electrocardiógrafo en forma de cinta continua.

¿ Cerebro -> neuronas-> impulsos eléctricos -> corazón ?

MalonezMalonez

“después de hablar por el móvil un rato _se nota_ en un electrocardiograma”

Claro, según con quién hables puedes alterarte bastante 😉

Juanlu001

Sí, me refería a eso. Ya dije que no tenía ni idea (aunque sí, depende de con quién hables XD)

Alguna idea sobre esto, una vez echa esta importante corrección?

HermesHermes

Buena entrada, muy bien expuesta , pero el daño ya esta hecho , y por desgracia no somos tantos como querriamos leyendo en este tipo de paginas , y a los hechos me remito ,ya que ayer tomando un cafe “cancerigeno” en un bar , vi como un señor apartaba el movil de su lado y hacia alusion al articulo, despues de explicarle claramente y casi como en el post mis argumentos , se me quedo mirando con cara de iluso, y me dijo que “por si acaso lo voy a llevar lejos” , despues de esta conversacion , pense, que tratar de explicar esto a alguien sin conocimientos cientificos , iba a ser dificil y en el fondo al unico que perjudica es a la operadora de movil que “puede” que pierda clientes, digo puede , por que dentro de un mes ya nadie se acordara , ya que el sol si produce cancer de piel ” melanomas” y creo que este verano las playas no estaran vacias.Somos el unico “animal” que siempre tropieza en las misma piedra. lo he cambiado por que lo de “dos veces” ya esta obsoleto y esta visto que con el tiempo nos volvemos mas cazurrros. Hay otro dicho que me gusta mucho , “En el pais de los ciegos , el tuerto es el rey ” y este si que no se puede cambiar por que es una realidad a dia de hoy. Espero que la humanidad abra los “ojos” y pueda encontar su camino , por que nuestro “perro lazarillo” esta peor que nosotros. Gracias y seguid con vuestro trabajo.

XurxoXurxo

Estupendo artículo Arturo, muchas gracias por la exposición tan clara.

Una preguntilla…
Hace poco se publicó en arXiv un artículo en el que, si no me equivoco, sugieren que la radiación de los móviles podría tener, además del efecto térmico, otro efecto físico similar al de las “pinzas ópticas” (optical tweezers). Lo poco que entiendo de ese artículo me parece poco riguroso, pero no sé en qué quedó la cosa. ¿Tienes alguna idea sobre el rigor de ese trabajo?
Es este: http://arxiv.org/abs/1104.5008

salud y gracias!

Iñaki

Es una basura de paper. Sin paliativos. Se lanza esa conjetura sin ningún tipo de prueba ni resultado empírico. Teorizar por teorizar.

MaluMalu

No le veo mucha rigurosidad al paper.

Por otro lado para hacer una pinza óptica tienes que focalizar la radiación y mantener diversos parámetros de manera adecuada para atrapar la célula o lo que quieras pinzar. Dado que la radiación del móvil, aun ser bastante coherente, es dispersa i poco simétrica hace que sea muy difícil focalizarla, aun si nos empeñáramos a ello, así que dudo que pueda pasar por hazar…

Que le pregunten a los grupos de “optical tweezers” lo complicado que es diseñar una de estas… Usan láseres mucho más coherentes y lentes con pocas deformaciones, etc… permiteme dudar de que pueda ocurrir con un móvil i mi cabeza de sistema óptico…

EduxxEduxx

Yo creo que si la OMS ha introducido la duda, por algo será. Y además, lo hace basándose precisamente en el mismo estudio Interphone que esgrimió hace meses para rechazar de plano los posibles riesgos, lo cual me parece francamente revelador. ¿El mismo estudio significa cosas opuestas? Claro que la OMS no va a cambiar radicalmente su postura de la noche a la mañana: causaría una alarma mundial y hundiría la industria de las telecomunicaciones, que aporta un porcentaje nada desdeñable al PIB del primer mundo. Por eso actúa con cautela. Cualquier persona avezada sabe entender estos factores e interpretar el riesgo, y hacer lo que dicta la lógica: aplicar el principio de precaución.

Los seres humanos estamos biológicamente preparados para soportar el campo magnético terrestre. Es el entorno en el que ha evolucionado nuestro organismo y está adaptado a este medio. No estamos diseñados, sin embargo, para la cantidad de campos electromagnéticos que nos rodean. Cuando se empezaron a realizar los estudios epidemiológicos de que hablamos, los móviles no eran aún lo que son ahora: la tecnología ha evolucionado (y no sabemos los efectos que causa); lo que antes se llamaba un “uso intensivo” del móvil se refería a un par de horas a la semana, cuando ahora casi usamos este aparato un par de horas al día; estos estudios se basan en lo que la gente DICE que ha usado el móvil, y no en datos reales…

Y otro argumento aún más importante: no se pueden comparar los efectos de las radiaciones del móvil sobre nosotros por el simple hecho de que ya no hay gente que NO USE EL MÓVIL y con la que se puedan establecer comparaciones. Cuando un estudio habla de aumento de casos de glioma, ¿con qué sujetos lo compara? En fin, no hay más que ver a la propia Elizabeth Cardis, directora del estudio Interphone, reconociendo a los medios de comunicación que ella recomienda prohibir a los niños usar el móvil.

Por lo demás, recuerden: los propios fabricantes de móviles recomiendan en las instrucciones de los aparatos ALEJARLOS DE LA OREJA al hablar. ¡Los propios fabricantes de móviles! Eso sí, la recomendación viene en letra pequeña y camuflada en la documentación que nadie lee. Estamos a salvo de la cruda realidad, podemos seguir pensando que los móviles son inocuos.

Iñaki

El caso es que se puede demostrar que algo es malo, pero difícilmente se puede demostrar que algo es inocuo. Se han realizado muchos estudios hasta hoy sobre los móviles y pocos han estado realmente bien realizados. Aun así, ninguno de ellos (ni todos en su conjunto, como demuestra el anuncio de la OMS) muestra al movil como un factor de riesgo para el cáncer. ¿Qué significa eso? Que no sabemos si es perjudicial o no, pero, dados los resultados, puede rechazarse esa idea con bastante confianza. No obstante, desde el sector científico, el tecnológico y también a la hora de legislar se es muy cauto: por ley los límites son muy bajos, se insiste en que hay que seguir investigando, por si acaso (en ese sentido va el trabajo de la OMS al incluirlo en el grupo 2B), y los fabricantes recomiendan alejar el móvil.

Lo que ocurre es que, en la opinión pública, se confunde ese “vamos a ser cautos, por si acaso” con “nos están ocultando que los móviles son malos”. Rotundamente no. Si fuera malo, lo primero de todo, se habría detectado un incremento significativo en los casos de cáncer a nivel global desde que existe esta tecnología (y aun así, habría que estudiar si ese incremento es culpa de los móviles o de otra cosa)… y no es así: no hay tal incremento.

Así que podemos estar bastante tranquilos: no se conoce un principio físico por el que pudieran dañarnos (aunque esto, en último término, me daría igual si existieran estudios que demostraran un efecto dañino) y los estudios no muestran resultados significativos a favor de tal hipótesis. Los científicos, por supuesto, a seguir trabajando.

JLCJLC

Casi toda la actividad enzimatica de una proteina la debemos a su estructura cuaternaria
(plegamiento en el espacio). Esta variacion de la estructura cuaternaria puede ser causada por microondas entre otras coas, que por su energia no tienen capacidad ionizante pero si capacidad de hacer rotar una molecula (no llega a vibrar) y por ende cambiar su capacidad de “llave” para un proceso metabolico.
Por eso yo tomaria con precaucion el uso intensivo del movil (principalmente cerca de mi cabeza).

DarylDaryl

Si nos ponemos estrictos muchas actividades son potencialmente cancerigenas. Deberia estar prohibido tomar el sol , las maquinas UVA la agricultura, pesca, senderismo, deporte al aire libre, trabajar a turnos o en una tintoreria, imprenta, carpinteria, gasolinera, etc. (ver http://en.wikipedia.org/wiki/Interna...h_on_Cancer )

Si te pasas minutos y minutos con el trasto a la oreja es posible la presencia de efectos secundarios y/o enfermedades de igual forma que si te tomas 15 cafes diarios o estas agachado 5 horas diarias cogiendo patatas.

Además no todos somos iguales. Un senegales puede estar una hora bajo el sol y solo sentiras calor. Un muy blanquito nórdico acaba con un eritema o una quermadura superficial.

Hecho de menos que aparte del alarmismo de la noticia no se recalque el aviso de que cualquier abuso es peligroso y si hay que usar el movil mucho pues utiliza auriculares u otro dispositivo, de igual forma que, cuando estas mucho al sol, te pones una gorra y/o crema protectora. Aparte de evitar posibles cánceres tambien evitaras dolores cervicales, de hombro y de codo.

Ya que hemos mencionado la radiación solar ¿alguien se ha percatado que en la playa mientras los capullos urbanitas estamos tostándonos, muchos vendedores ambulates, magrebies, senegaleses o cameruneses, oscuros y negros como un tizón, suelen ir tapados y bien tapados? No creo que se hayan leido las recomendaciones de la OMS sino que su cultura les dice que no hay que ser imbecil ante algunas situaciones para despues ponerse a llorar con lo de ¡¡no me habian avisado, buaaaaaa!!

CancunCancun

Me parece que además de tener un tono racista, te equivocas en una cosa: las personas de origen árabe o africano que ves en la playa normalmente van tapados por su cultura del desierto. Nunca te encontrarás a nadie en el desierto sin estar tapado porque puede deshidratarse por la constante exposición que tienen y tormentas de arena. No lo hacen por ningún motivo de radiación solar.

SergioSergio

Y no será que, en vez de las ondas electromagnéticas, sea el campo magnético alrededor del móvil mientras se tiene en la oreja, el que causa algún tipo de interacción dañina con el tejido nervioso del cerebro? Similar a cuando en experimentos científicos se estimulan determinadas partes del cerebro con un impulso magnético.

MaluMalu

Ondas electroMAGNETICAS… El móvil se comunica con onda electromagneticas (luz, por así decirlo), estas són un campo electrico i otro magnetico oscilando como una ola en el mar…

Un móvil, en principio, no crea un campo magnético estacionario. Aun así, este no podria ser nocivo, ya que seria como el de la tierra pero mucho menos intenso…

Los impulsos magnéticos que se puedan usar para estimular el celebro o otras cosas, en realidad son impulsos electromanéticos…

Saludos!

Sh.i9Sh.i9

Me llama la atencion el tono de choteo del articulo mas cuando la iformacion viene de la OMS (organismo que en este blog se toma en serio cuando apetece y cuando no, pues risas,no?)
Y por ultimo despues de una argumentacion en principio buena leo en el penultimo parrafo: “En general, hay bastante escepticismo en la comunidad científica sobre la nocividad de los teléfonos móviles”
A los amantes de la ciencia que aqui se dan cita deberia chirriarles esta banalizacion…creo.

Irreductible

Respecto a tomarnos en serio la informacion que provenga de la OMS (o la NASA, o la ESA, o cualquier otro medio) NO depende del medio que emita esa información, sino de la información en concreto.

Nos tomamos en serio las informaciones serias, y no lo hacemos con las que no son serias (recuerda por ejemplo la noticia de la NASA sobre la vida a base de arsénico que criticamos en amazings o el paper de Roger Penrose o muchas otras noticias que provienen de agencias, periódicos, etc).

De todos modos, no creo que “tono de choteo” sea una apreciación correcta. Aquí (y lo ponemos en el título: amazings: ciencia, escepticismo y humor) sería más adecuado decir “tono de humor” y espero que no solo en este artículo sino que en todo el blog haya ese “tono de humor” 😉

Un saludo.

ZoreZore

Me quedo con un tweet que leí al respecto hace unos días:

“¿Cuándo reconocerá la OMS como enfermedad la hipersensibilidad electromagnética?”

DaniDani

La OMS son los mismos que “crearon” el problema de la gripa A, verdad?

PepePepe

Yo me pregunto una cosa, ya sea ondas de radio o campo electromagnetico, ¿hay en las celulas elementos que se muevan por esta causa mas con respecto a otros de las mismas? ¿Puede esta vibracion no uniforme, crear algun tipo de desequilibrio en la celula o propiciar algun defecto durante la mitosis u otros procesos?

MaluMalu

Las Ondas ElectroMagnéticas (OEM) son un campo eléctrico y una magnético oscilando en el tiempo y propagandose, como una ola en el agua.

Las ondas de radio y microondas son OEM de baja frecuencia, así como la luz visible es de frecuencia media y los UVA, X y gamma son las de alta frecuencia. Todo esto son OEM si lo tratamos como fenómeno ondulatorio, xo si lo tratamos cropuscularmente (partículas) son fotones de distinta energía (la energía del fotón es proporcional a la frecuencia de la OEM, E=hf)

Sobre la primera pregunta. Es bastante posible que las OEM (Ondas ElectroMagneticas) hagan vibrar más de lo que vibran algunos elementos y moléculas de la célula, sobretodo las moléculas de agua que hay a patadas. Esta vibración de más, se traduce en que la temperatura aumente, este aumento es pequeño, es comparable a un cambio de temperatura ambiental.

Sobre la segunda pregunta. Es lo que no se sabe, lo que es difícil de saber. Como alguien a comentado, demostrar que algo es nocivo es fácil, puesto que aparecen enfermos y muertos. Pero demostrar que no lo es ya no es tan fácil, ya que siempre puede haber algún efecto inesperado… así que solo queda ir haciendo modelos y experimentos para aprender y descartar riesgos, pero la seguridad 100% saludable no la tendrás nunca….

Saludos! …i recordad “vivir mata!”

Galaor

Está bien recordar de vez en cuando cómo funciona el tema de las microondas aportando algunas explicaciones científicas.
Por cierto: a frecuencias de 900 y 1800 MHz corresponden longitudes de onda de 33 y 17 cm respectivamente y no al revés, puesto que longitud de onda y frecuencia son inversamente proporcionales.
Saludos.

Cabezón

Para empezar que la OMS no me inspira ninguna confianza después de lo de la Gripe A. Hay muchos intereses creados por todas partes, y ni siquiera los organismos que se suponen son imparciales lo son. Lo de la gripe A lo dejó bien claro.
Segundo, vale que se investigue pero no que se publiquen resultados parciales no suficientemente contrastados. De nuevo mis críticas a la OMS.
Tercero, mi escepticismo me lleva a pedir una teoría que explique esos hipotéticos efectos de la radiación de microondas de los móviles en el cerebro. Que hablen los neurólogos, por ejemplo, y den una hipótesis plausible que se pueda estudiar. Nada de bla bla bla que no conduce a nada. Tengo entendido que los cánceres se producen entre otras causas por la radiación ionizante, pero estamos hablando de no ionizante; si es así, ¿cómo puede producir un cáncer?
Y cuarto. Más preocupante para el gran público son las antenas. Se han dicho muchas boberías y afirmaciones sin contrastar. La cuestión es: ¿hay algún dato fiable en un sentido o en otro?

LuisLuis

Broma que esperemos no sea cierta.
Fuentes cercanas a Whassap, Facebook, Twitter alertan a la población de que el uso del movil se debe restringir al maximo ,dado que pueden ser peligrosas las ondas electromagneticas que emiten y reciben,sobre todo si son muy numerosas.Asimismo dichas fuentes opinan que todos nuestros mensajes están “controlados” y no entienden como se necesita una autorización del juez ,para pincharnos un teléfono fijo y sin embargo “pinchan”todos nuestros mensajes.Por último nos remiten a la siguiente página: 8

http://naukas.com/2011/06/03/las-rad...l-bolsillo/

7 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Si hay algo que asusta al ser humano, son las radiaciones. Esos entes invisibles, dañinos y letales, capaces de modificar el ADN y convertirnos en asquerosos mutantes, para los que no hay vacuna o anticuerpo que valga, son el…..

[…] Amazings “Se supone que, puesto que emiten y reciben radiaciones de microondas, pueden producir efectos nocivos sobre los seres vivos. Así pues, ¿son peligrosas las radiaciones de los móviles?” This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink. ← La Sociedad Española de Protección Radiológica publica recomendaciones sobre el uso de los teléfonos móviles Elisabeth Cardis: “Los niños son más sensibles a las radiaciones que los adultos” → […]

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>