Tu inconsciente cuenta más de lo que piensas

¿Cuando se enciende la conciencia?

Uno de los temas que desde siempre me han fascinado es el origen de la conciencia. Y no hablo del concepto de conciencia del que hablan las religiones, de esa que no te deja dormir si has hecho algo malo. No, me refiero al hecho de ser conscientes de nuestros pensamientos, del porqué de nuestros actos (si decido pasar mis vacaciones en Cuba, por ejemplo ¿es mi decisión consciente o inconsciente?, o mejor aún ¿cuando se hace consciente mi decisión?).

Por supuesto todas estas preguntas son casi más filosóficas que biológicas y sin embargo la neurociencia lleva años intentando dar respuesta al origen biológico de esta característica tan especial que nos hace humanos.

Para dilucidar la importancia de la conciencia en la toma de decisiones es necesario saber que procesos ocurren de manera independiente y aún son capaces de influenciar nuestro pensamiento. Para ello, por ejemplo, se pueden estudiar pacientes con  ciertas lesiones cerebrales que causan un impedimento en funciones cognitivas como la percepción consciente de estímulos visuales en una región del campo visual, porque se ha comprobado que algunos pacientes aún son capaces de responder a estímulos situados en esta zona “ciega”, incluso reconocer caras a pesar de que ellos mismos no lo creyeran posible ¿cómo iban a ver si no eran conscientes de que veían? (para más información recomiendo la revisión de Cowey et al, 2010); otros tipos de estudios en pacientes con lesiones cerebrales apuntan también la existencia de una extendida actividad cognitiva (que implica más de una y dos regiones cerebrales, tanto en áreas superiores (la corteza) como en inferiores) inconsciente.

Diferentes áreas se activan en respuesta a estímulos inconscientes (derecha) que a conscientes (palabras visibles,izquierda). | Figura del artículo Dehaene et al, 2001

Pero no sólo de lesiones vive la Ciencia, en individuos sanos se pueden estudiar procesos conscientes versus inconscientes mediante el uso de máscaras en ciertas pruebas de percepción. Por ejemplo, en una prueba de memoria/reconocimiento visual, los participantes han de responder a una señal específica (pueden ser números o letras, no sólo símbolos) que es precedida rápidamente por otro estímulo, el cebo. Como el cebo aparece muy deprisa y es similar en alguna forma a la señal, pasa desapercibido, se convierte en un estímulo inconsciente, es enmascarado. Aún inconscientes estos estímulos tienen efectos a nivel cognitivo y de comportamiento pues influyen en la rapidez y en lo acertado de la respuesta (si el cebo entra en contradicción con la señal la respuesta será más lenta y más probable que incorrecta) y además a nivel cerebral se ha observado que la información inconsciente se procesa en diversas áreas cerebrales (Diaz y McCarthy lo describen para el caso de palabras). De interés también resulta el hecho de que nuestro sistema de recompensa puede verse influenciado por estímulos enmascarados, por ejemplo un incentivo monetario enmascarado incrementaba el rendimiento de los participantes en un experimento (varios trabajos de Pessiglione et al). Pero para que resulten, para que nos estimulen hemos de prestarles atención, y no sólo eso también se ha demostrado que su influencia depende del procesamiento que se les da en áreas superiores, esto es, en la corteza prefrontal, donde residen las funciones cognitivas más desarrolladas (pensamiento, toma de decisiones…).

La percepción inconsciente y sus efectos sobre la toma de decisiones estén en la base de la publicidad subliminal, un fenómeno iniciado por un falso experimento que nunca se llegó a realizar y que consistía en presentar imágenes promocionales de un producto, se dice que CocaCola, intercaladas durante la presentación de una película con intención de generar en el espectador la necesidad de consumir tal producto. A partir de entonces, las agencias de protección de consumidores desarrollaron leyes en contra de este tipo de publicidad y algunos científicos (ref) han tratado de comprobar si es posible inducir al consumo por estos medios. La conclusión: depende. Por ejemplo a la hora de elegir bebida, la publicidad de CocaCola sólo funcionaba en aquellos casos en que la persona estaba sedienta.

Este es un ejemplo de otro tipo de contenidos subliminales…

En conclusión parece que las grandes preguntas del principio del artículo aún distan de tener una respuesta concreta pero si podemos asegurar que hay una gran riqueza de procesos mentales internos que nos son ajenos y cuya influencia en nuestra consciencia y en nuestra toma de decisiones es mayor de la que en ocasiones nos gustaría reconocer. Los autores Simon van Gaal1 and Victor Lamme en las conclusiones de su revisión comentan que la diferencia fundamental entre los procesos conscientes e inconscientes tienen que ver con el alcance temporal (recursividad) y espacial (número de regiones cerebrales implicadas), así los procesos conscientes por su duración están en la base de la memoria y el aprendizaje mientras los inconscientes tienen una vida media mucho más breve, y sólo cuando pasan al plano de la consciencia adquieren trascendencia. Y a vosotros ¿qué os impulsó a leer este artículo?

 

20 Comentarios

Participa Suscríbete

ZeekZeek

El titular me ha parecido interesante y me hizo abrir la pagina del artículo. Pero lo que hizo leermelo fue el dibujo de la felación.
(de lo que al final ni se habla en el articulo! grrrr)

planck

Estoy completamente de acuerdo contigo en que el origen de la consciencia es probablemente la cuestión más fascinante y trascendente que existe. Parece claro que el cerebro realiza tareas conscientes e inconscientes debido principalmente a un proceso de optimización de recursos: las tareas inconscientes son más mecánicas o predecibles por lo que no es necesario que la consciencia (bastante más lenta) tome parte (imaginaros tener que respirar o controlar el ritmo cardiaco conscientemente). Sin embargo, me llama la atención que ciertas tareas como conducir o montar en bicicleta se puedan hacer de forma parcialmente inconsciente aunque necesiten tomar datos “en tiempo real” de los sentidos para realizarlas, es decir, podemos conducir de forma casi inconsciente y a la vez estar pendiente (inconscientemente también) de la evolución de los acontecimientos exteriores (un coche que frena, etc) mientras estamos de forma consciente pendientes de una conversación con el acompañante. Yo tuve una época en el que mi horario de trabajo me obligaba a madrugar bastante, alguna vez, debido al madrugón, al llegar al trabajo (un trayecto corto de unos 15 minutos) no recordaba absolutamente nada del trayecto (ni semáforos, ni rotondas) esto demuestra, en mi opinión, que parte de la conducción es inconsciente. Esto tiene su lógica: la reacción inconsciente es más rápida (hasta medio segundo) y esto en carretera te puede salvar la vida. Por esto, estas tareas como conducir y montar en bici nunca se olvidan: pasan a formar parte del inconsciente. Una vez leí una frase que me impactó bastante (no recuerdo de quien era) y es la siguiente: “La única función de la consciencia es buscar nuevas tareas para el inconsciente”, por eso la consciencia está estrechamente ligada al área del aprendizaje del cerebro.

DonosoDonoso

En el primer párrafo habla de “conciencia”. ¿No debería hablar de “consciencia”?

brrainwindow

Yo también tuve mis dudas sobre como escribirlo al traducir el concepto del inglés pero la RAE en su definición de conciencia la define, entre otras como “Actividad mental a la que solo puede tener acceso el propio sujeto” o “Conocimiento reflexivo de las cosas” así que creo que use la palabra en el sentido apropiado.
Aquí tienes todas las definiciones incluidas en el diccionario de la RAE
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltCons...EMA=cultura

DonosoDonoso

Gracias por la aclaración, aunque sigo pensando que es más correcto hablar de “consciencia” (“2. f. Conocimiento inmediato que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones. 3. f. Capacidad de los seres humanos de verse y reconocerse a sí mismos y de juzgar sobre esa visión y reconocimiento.”) para lo relativo a procesos cognitivos, que de conciencia, más relacionado con el comportamiento posterior al acto consciente ¿no? Bueno, da igual. El artículo me parece muy interesante, y me quedan claros los conceptos :D. Muchas gracias de nuevo.

CinquettoCinquetto

Dos erratas:
-Un ‘a nivel de’ incorrecto.
-A los “et al” les falta tilde y punto.

Saludos

Germán S.

Y ya que estamos: “pero si podemos asegurar” difiere singificativamente con “pero sí podemos asegurar” (último párrafo).

Saludos, interesante artículo!

Manuel Moledo.Manuel Moledo.

No creo que la conciencia podamos afirmar de forma categórica que sea algo humano, exclusivamente, dado que parece presentarse en varios mamíferos superiores. Por otra parte, ¿Que la consciencia? Si la definimos como la diferenciación de uno mismo con el entorno, claramente varios animales la tienen. Si lo consideras a la capacidad de observar tu propio proceso cognitivo, ¿quien sabe? en teoría es una capacidad humana, y ni siquiera la tienen todos los humanos (y en su forma más pura, conocida comunmente como insight o epifanía; puede ser el objeto de un profundo entrenamiento).

No es mal tema, pero no se hasta que punto es ciencia 😀

El Gato de SchrodingerEl Gato de Schrodinger

A mí es un tema que me fascina.Si a alguien más le interesa tanto como a mí,le recomiendo que googlee Benjamin Libet y sus experimentos sobre la consciencia. Y sobre todo recomiendo que leais La mente nos engaña y El fantasma de la libertad de Francisco J. Rubia.

Loco MaxLoco Max

Excelentes recomendaciones Gato.El aticulo se desvia un poco de lo verdaderamente importante.

HobbitwanHobbitwan

Lo siento, pero en este tipo de artículos veo pseudociencia. Gente jugando a exhibir conocimiento ciéntifico. No hay datos, ni conclusiones, ni comentarios de otros trabajos. Y por favor, si quereis citar debierais saber que una de las “reglas” es que el formato de todas las citas debe ser el mismo.

kvykvy

Creo que hay mejores maneras de hacer una crítica.
De manera constructiva, plantreando sugerencias y argumentos sin menospreciar de forma categórica el trabajo de una persona, aun si estas en lo cierto.
En este artículo hay un esfuerzo y una intención positivas. No siempre hay que ponerse científico para hablar de ciencia. La divulgación tiene muchas caras, una de ellas es amenizar las explicaciones al público. Teniendo en cuenta que aqui en “Amazings” podrían acudir lectores de temprana edad o personas más profanas, a veces hacen falta artículos más ligeros.

Además no hay mención de trabajos pero si de autores que estudian la materia, y que puedes consultar si lo deseas para ver si hay una base para estas palabras o si son puras patrañas.

Un saludo.

Loku

De acuerdo, curiosamente, con los dos.

Primero, como se dice en mi país, “hay maneras”, y brincar a decir que el artículo es exhibicionista y pseudocientífico así nada más no es una de ellas.

Sin embargo, estoy de acuerdo en que si se quería hablar de inconciencia la segunda peor manera después del psicoanálisis es con los mensajes subliminales. Muchas veces se ha probado que el fenómeno no da para considerarse ciencia en lo absoluto, y habiendo temas tan interesantes en el campo de la consciencia como el experimento de Libet (http://bit.ly/dHqYVx) o todo el trabajo de Sacks (http://en.wikipedia.org/wiki/The_Man...e_for_a_Hat) no veo porque se habrá elegido hablar desde un tema tan flojo como este.

Jorge Campo

Hace ya unos años tuvimos una charla al respecto de la publicidad subliminal aquí:
http://www.conducta.org/pyr/publicid...liminal.htm

Las apreciaciones y conclusiones son bien distintas a las del artículo llegando a la idea de que no existe tal fenómeno.

Yendo al artículo en sí, se indica como inconsciente el llamado “cebo”, el cual dura muy poco, tan poco que no se le reconoce pero que sin embargo parece afectar.

Me da la sensación de que estemos confundiendo el “ruido” producido por dicho cebo y que lo que haría sería interferir de algún modo con el estímulo principal.
Presentarlo como inconsciente sería a mi juicio erróneo, ya que no es lo mismo no alcanzar a definir dicho cebo a no percibirlo en absoluto.

El ejemplo de los hielos y la felación puede no ser muy obvio, pero sí lo es otro en el que, por ejemplo, escriba con letras blancas sobre fondo blanco una frase.
La frase “estaría” en el sentido de que fue escrita, pero no tendría ningún efecto subliminal.

Ah, disiento también con la igualación de consciencia y conciencia que hace brrainwindow.
Más allá del mentalismo del artículo y de caer en el error conceptual del fantasma en el máquina, debería hablar en todo caso de la consciencia.
En Inglés en este caso tendríamos “conscious” (para conciencia) y “awareness” (para consciencia).

En el caso de la conciencia, aparte de sus significados usuales, referiría a un habla “con nosotros mismos” el cual es ajeno a la presentación de estímulos por encima o debajo de un umbral.
En este sentido recordar que es bien posible demostrar y así se ha hecho, la propia “conciencia de actos” en aves, mamíferos, etc.

Por último, me temo estar de acuerdo con el comentario de Hobbitwan y su apreciación de pseudociencia del artículo, a pesar de que ello acarree votos negativos hacia su comentario y seguramente al mío.

¿Qué le vamos a hacer? 😉

Rosa

Bien, lo primero en cuanto a la distinción entre conciencia y consciencia estoy de acuerdo con los comentarios que apuntan a que es más acertado el uso de consciencia, de hecho al escribir el artículo dudé sobre la forma a usar pero para el primer párrafo conciencia daba más juego.

Cuando se dice que el cebo pasa desapercibido es un error que a mí también me pasó desapercibido, porque el estímulo ha de ser percibido en cualquier caso para tener un efecto, lo que pretendía significar era desapercibido de una manera consciente.

En cuanto a la publicidad subliminal en el artículo no se da por sentado que funcione, es más se explica que el fenómeno se basa en una leyenda urbana y que los experimentos hechos a posteriori para confirmar o desmentir su existencia parecen más bien desmentir su existencia salvo en situaciones concretas, véase el caso de los sedientos participantes de uno de los estudios con bebidas azucaradas.

No hago mención del experimento de Libet porque aunque es sin duda de gran interés, es también un experimento que ha sido ampliamente comentado con anterioridad (este experimento tiene casi 40 años) y por su interpretación en relación al libre albedrío se alejaba de mi intención en el artículo. Sin duda, interesantes recomendaciones las de Loku. Todo el trabajo de Oliver Sacks con pacientes es recomendable. Por mi parte, disfruté muchísimo con su libro “el hombre que confundió a su mujer con un sombrero” .

El uso de publicidad subliminal como ejemplo me pareció una forma fácil de plantear el asunto al mismo tiempo que romper el mito. Aparentemente esto no quedó claro. Lesson learned.

Jorge Campo

¿Pero cuál es la diferencia que estableces entre lo inconsciente y lo subliminal?

Es que me temo que estés hablando de lo mismo dándole a uno un estatus que no tiene al igual que el otro que tampoco lo tiene.

Por ejemplo si indicas que:
“el estímulo ha de ser percibido en cualquier caso para tener un efecto”

¿Desde cuándo existe la percepción inconsciente?

¿Sabemos qué significa percibir algo?

Y por definición, si algo pasa “desapercibido” ¿de qué modo lo puede hacer de un modo inconsciente o consciente?

!Qué barullo conceptual por favor!

mvr1981mvr1981

Es lógico que en inconsciente sea donde se procesa todo, el consciente es solo una interfase, una pantalla, un menú, por decirlo de algunas formas, donde elegimos que “programa usar” de los creados por nuestro inconsciente.

Zeta Xquis

es extraño y fascinante todo lo que la consciencia y el subconsciente pueden hacer…… pero que pasa si escribo inconscientemente por 2 minutos frases sin sentido? es que ya me paso je je je y esas frases no las entendí nada nada nada

6 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: ¿Cuando se enciende la conciencia? Uno de los temas que desde siempre me han fascinado es el origen de la conciencia. Y no hablo del concepto de conciencia del que hablan las religiones, de esa que no te deja dormir si has he…..

[…] Según los neurocientficos Van Gaal Y Lamme: “la diferencia fundamental entre los procesos conscientes e inconscientes tienen que ver con el alcance temporal (recursividad) y espacial (número de regiones cerebrales implicadas), así los procesos conscientes por su duración están en la base de la memoria y el aprendizaje mientras los inconscientes tienen una vida media mucho más breve, y sólo cuando pasan al plano de la consciencia adquieren trascendencia.” (http://naukas.com/2011/06/20/tu-inco...ue-piensas/) […]

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>