Greenpeace contra las patentes de células madre

Un aspecto interesante derivado del caso al que hacíamos referencia ayer, el relativo a la sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el pasado 18 de Octubre, en el caso que enfrentaba a la conocida organización ecologista Greenpeace con el neurocientífico alemán Oliver Brüstle, de la Universidad de Bonn, es el del papel que en todo esto juega Greenpeace.

Como recordarán, este científico había solicitado la concesión de una patente sobre métodos que permitían diferenciar células madre embrionarias a células precursoras neurales, con el objetivo de su posible futuro uso en medicina regenerativa. Esa patente fue cuestionada por Greenpeace como contraria al derecho europeo que regula el uso de material biológico y protege a los embriones humanos contra su comercialización, y el asunto acabó en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que se pronunciase al respecto, con las consecuencias negativas para la investigación en células madre embrionarias que ya discutimos con anterioridad.

¿Cuál es el punto de vista de Greenpeace en este asunto y en general en lo relativo a la investigación con células madre embrionarias? Para tener una idea lo más aproximada posible a la visión oficial de Greenpeace al respecto quizás pueda resultar ilustrativo echar un vistazo al artículo de análisis publicado en el diario El País por Christoph Then, asesor de Greenpeace Alemania y autor del recurso que ha motivado el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea contra las patentes en células madre embrionarias.

Chirstoph Then, asesor de Greenpeace que formó parte del litigio contra la patente que usaba células hES

El artículo, titulado de manera muy efectista “El ser humano como producto”, comienza directamente posicionándose en contra de la patentabilidad de productos biológicos, justificando su oposición a patentar la vida en su convicción de que extender el derecho de patente a cualquier forma de vida natural supone un uso incorrecto del derecho.

Es decir, para Greenpeace, derivar cualquier producto biológico a partir del ser humano para su uso biotecnológico en salud es equivalente a usar el ser humano en si mismo y por tanto no es ético.

Por tanto, ¿emplear el gen de la insulina humana para introducirlo en bacterias recombinantes y producir así insulina para el tratamiento de diabéticos no sería ético y constituiría un ejemplo de “patentar la vida”? ¿Tratar a pacientes con interferón, anticuerpos monoclonales, citocinas, etc, no es considerado ético según su código de honor? ¿Cultivar piel en laboratorio para tratar graves quemaduras es un uso injustificado de un producto biológico derivado de un humano?

Hace referencia Christoph Then de manera velada al litigio relacionado con las patentes de los genes de susceptibilidad a cáncer de mama y ovario, BRCA1 y BRCA2 por parte de la compañía Myriad, que levantó mucha polvareda y finalmente fueron desestimadas. Para ello dice que “en muchas ocasiones, las patentes de genes humanos han supuesto una traba al desarrollo y la investigación”, aunque no está claro cuál es la relevancia de los casos citados para el asunto que nos concierne de las células madre embrionarias humanas.

Continua el asesor de Greenpeace haciendo referencia a Monsanto y las semillas modificadas genéticamente para establecer un supuesto paralelismo con la patentabilidad de invenciones que implican a células madre embrionarias. Proclama solemne que “si se permite patentar embriones y óvulos, el ser humano se convertirá simplemente en un producto comercial”. Una afirmación sin duda que pone los pelos de punta, pero poco ajustada a la realidad, puesto que nadie ha discutido la exclusión de patentabilidad de los citados embriones y óvulos, que se encuentra explícitamente recogida en la legislación europea relativa a la protección jurídica de las invenciones biotecnológicas.

EPO, el organismo encargado de la aplicación administrativa del Convenio sobre la Patente Europea

A continuación, Christoph Then nos sale con una afirmación falsa, cuando asegura que “La Oficina Europea de Patentes prohibió en 2006 las patentes de células madre embrionarias porque el derecho europeo prohíbe las patentes de embriones humanos para usos comerciales”.

La EPO ha estado concediendo patentes de invenciones que implicaban el uso de células madre embrionarias siempre que se hubiesen solicitado con fecha posterior al establecimiento de líneas de células madre embrionarias en cultivo, puesto que no implican el uso o destrucción de nuevos embriones, si no echar mano de líneas celulares en cultivo ya establecidas y disponibles en bancos de células. Basta con consultar la base de datos Espacenet.

Culmina el artículo felicitándose por la decisión judicial por cuanto considera que “impedirá el control de la vida por unos pocos”. Es decir, le importa un carajo a Greenpeace si proteger bajo patente una invención que implica el uso de células derivadas de embriones humanos es ético o no, si no que lo que realmente le preocupaba, según declaraciones de su asesor, es que ese control se ejerciese por unas pocas (¿cuántas serían deseables?) empresas de biotecnología. Asegura además que esta decisión se produce “sin que esto suponga un límite a la investigación”. Curioso, justo lo contrario que las más importantes organizaciones que agrupan a investigadores en el campo de las células madre, como la internacional ISSCR o la europea EuroStemCell.

En resumen, el típico mensaje apocalíptico, simplista y tecnófobo al que cada vez más nos tiene acostumbrados una organización como Greenpeace, que les lleva a alinear sus posturas con los sectores más conservadores de la curia romana y el ala más radical del partido republicano estadounidense, por poner solo algunos ejemplos representativos de sus posturas.

49 Comentarios

Participa Suscríbete

Cabezón

Desde el momento en que he visto el nombre de Greenpeace ya me han salido ronchas. Esta organización siempre está en contra de cualquier avance tecnológico, tengan o no razón para ello. La cuestión es simplemente oponerse, y si lo hacen de la forma que arrastre más publicidad mejor.
Supongamos que en este caso los de la paz verde tengan razón (sólo supongamos, que conste). Pues desde el momento en que han prestado su “apoyo” han fastidiado cualquier argumento que pudieran tener quienes se oponen. Que conste que no estoy entrando en el núcleo de la cuestión, sólo afirmo que el apoyo de Greenpeace está envenenado.
¿Qué es lo que pretenden los de la paz verde? Pues lo mismo que cualquier grupo político: conseguir el poder. Y una vez que lo tengan, decir “quítate tú pa’ponerme yo” y olvidarse de todos sus lemas, para engordar con el poder. Es lo que hacen todos los grupos supuestamente revolucionarios… cuando logran su revolución. Y los que se llaman ecologistas tienen las mismas pretensiones.

CristianCristian

Ultimamente, tal vez por deformación profesional, tal vez por inclinación personal me alineo con las tesis de Stallman sobre el Software libre y el uso de patentes en el software que en algún momento puede restringir el desarrollo del software.

Cuando he leído este artículo, la idea que me parece que quieren transmitir desde Greenpeace es la misma. Tal vez esté equivocado.

Según entiendo yo, Greenpeace no se opone a la investigación con celulas madre ni a su aplicación futura en diversos campos. A lo que se opone es a la concesión de patentes sobre este asunto, cosa que limitaría futuras investigaciones bajo el riesgo de enfrentarte a una demanda por uso de una patente concedida a otra persona/empresa.

Ahora bien, mis reflexiones vienen solo tras la lectura de este artículo. No tengo más información que pueda rebatir mi opinion.

El parrafo final, del resumen, me parece de lo más desacertado y prejuicioso.

Saludos.

Trotalomas

Estoy completamente de acuerdo con la reflexión sobre el software libre y el avance del conocimiento y la lacra de las patentes de software.

Tal vez sea también deformación profesional, pero he venido a pensar lo mismo con solo leer el titular, y la conclusión que saco con los datos que ofrece es la misma: Greenpeace no se opone aquí a la investigación si no a la apropiación del conocimiento con la intención de llevar a cabo una explotación comercial del mismo, sin más.

El párrafo final es muy significativo y sinceramente es cualquier cosa menos objetivo, denotando las fobias del autor, lo que deja en entredicho el resto del texto. Que Greenpeace no sean los salvadores del mundo no quiere decir que todo lo que hagan esté mal. Es más, recordemos que es un juez quien dicta sentencia, no activistas de ninguna ONG.

Saludos.

masnadenamasnadena

Totalmente de acuerdo con el comentario de Cristian, me parece que la oposición es más a las patentes que a la investigación.

fuentedelaeternajuventud

No entiendo las acusaciones que hacen referencia a que este comentario es prejuicioso, o parcial, etc. Por supuesto que lo es. Únicamente pretende ser eso. Para la parte informativa que trata de ahondar en lo que hay detrás de este asunto está el artículo anterior.
Greenpeace no trata de liberar el conocimiento y que sea compartido para que la ciencia avance, como parecen creer muchos de los que comentan aquí. A lo que se opone Greenpeace es a la “comercialización de la vida humana” (lo dicen ellos, no yo), porque para ellos cualquier cosa derivada o que implique el uso de material biológico que en algún momento formó parte de un estadio del desarrollo humano, es equivalente a un ser humano y debe estar sujeto a las mismas restricciones. Es decir, en este punto coinciden 100% con muchos otros como la iglesia católica más conservadora o los sectores más extremistas republicanos de la política EEUU, y así han de decirlo claramente.

Ford PrefectFord Prefect

Ya se nota que a algunos os pueden vuestros demonios personales. :-)

En fin, volvemos a confundir la patente con el uso legítimo de la tecnología, como si en este universo lo que no es patentable no existiera.

NoelilloNoelillo

Totalmente de acuerdo.

Las patentes son simplemente una herramienta mercantil para ganar prestigio (marca con nombre) y dinero a espuertas, pero bajo mi punto de vista, al limitar su uso publico son contraproducentes.

Asi que por una vez y sin que sirva de precedente estoy de acuerdo con Greenpeace…no a las patentes en este caso…que no significa no investigar sobre esto en absoluto ni no usar celulas madre ni ser antitecnologia…es un pelin demagogico eso…

Creo que es bastante facil

Saludos

-1

NoelilloNoelillo

Wikipediando

“Una patente es un conjunto de derechos exclusivos concedidos por un Estado a un inventor o a su cesionario, por un período limitado de tiempo a cambio de la divulgación de una invención.”
…” Este derecho permite al titular de la patente impedir que terceros hagan uso de la tecnología patentada. El titular de la patente es el único que puede hacer uso de la tecnología que reivindica en la patente o autorizar a terceros a implementarla bajo las condiciones que el titular fije. Las patentes son otorgadas por los Estados por un tiempo limitado que actualmente, según normas del ADPIC1 es de veinte años…”

JM Mulet

Entonces siguiendo vuestro razonamiento lo ideal sería un mundo donde no existieran las patentes. ¿No? Bueno, ese mundo ya existía, hasta el siglo XVIII. Y que pasaba, que cuando alguien inventaba algo y quería explotarlo cualquiera podia copiárselo. Solución procesos secretos. Que problema tenía, que cuando el señor se moría, muchas veces el proceso se iba a la tumba con él con el consiguiente perjuicio para todos, puesto que había que esperar a que otro volviera a inventarlo. Yo creo que el sistema actúal tiene sus ventajas, entre otra, que permite 20 años de explotación comercial y luego se liberaliza, lo cual da, muchas veces, para financiar poseteriores investigaciones.

Lo curioso es por que todo el mundo se echa las manos a la cabeza con las patentes en biología, pero no en ingeniería, electrónica, etc…

TheogonistTheogonist

Pues yo no lo veo tan obvio, la verdad.

Insisto en lo que dicen otros compañeros: Investiga sobre la lucha (que tiene ya sus lustros) sobre las patentes de Software y el SW libre. Si la investigación se hace en centros públicos, el conocimiento derivado debería de ser público, y por tanto, no patentable. Si es en centros privados… Pues no sé… Igual un modelo alternativo podría ser que la investigación sólo se hiciera en centros públicos y los privados se dedicaran solo a la explotación…

Desde luego, el tema de las patentes no es tan limitado ni simplista como has querido transmitir.

Ford PrefectFord Prefect

Nadie ha dicho eso, JM, y además en el siglo XVIII no había investigación pública.

Lo que se critica es que se argumenta como si la disyuntiva fuera: o patentes o nada; y se mezcla el argumento de la oposición a la patente como se estuvieran oponiendo a la investigación y/o uso clínico de los resultados.

Y eso, en el primer artículo, podía ser un error.

En el segundo es simplemente demagogia.

Por otra parte, en ingeniería, en electrónica, en software hay grandes y potentes movimientos de tecnología libre. GNU, Linux, Software libre, Arduino, …. docenas y docenas de modelos de negocio en el que las empresas no son precisamente pequeñas.

Los que os echáis las manos a la cabeza y os negáis a ver la realidad sois precisamente los BIO. ;-)

Zore

¿Y que más da que alguien te copie una idea? ¿Acaso que a una persona se le ocurra una manera de hacer algo significa que ya no se le puede ocurrir a nadie más? ¿Y si alguien tiene algo patentado pero no lo investiga porque ha cambiado de idea y ahora no lo considera rentable? ¿Nos jodemos y nos quedamos sin invento?

Querer ser el único que puede hacer algo sólo porque se te ocurrió primero es ser un avaricioso de tres pares de cojones. No me acuerdo donde leí hace tiempo que las ideas no tienen ningún valor, lo que tiene valor es el llevarlas a cabo. Es una verdad como una casa.

Y sí, yo también me quejo de las patentes en ingeniería, electrónica y demás, pero las de biología son más graves porque la salud es más importante que un ordenador potente o un coche que consume poco.

CristianCristian

A ver si el moderador tiene a bien aprobarme el comentario que he emitido antes, que va en la linea de Noellio y Ford Perfect…

En ingenieria (de software concretamente) el tema patentes si que es algo muy debatido y existe el movimiento software libre precisamente.

Se “llevan más las manos a la cabeza” con biología porque en muchos más casos, el éxito o no de sus investigaciones salva vidas. En electronica esto pasa mucho menos creo yo.

JM Mulet

Y todo el tema de imagen médica o de tecnología médica se puede patentar, pero lo de biología no por que es el material sagrado que viene de Dios. No entiendo el argumento de unas cosas si otras no. La tecnología salva muchas vidas, por ejemplo, las mejoras de seguridad de los coches y nadie se queja de que grandes empresas como Ford o Mercedes las patenten.

Ford PrefectFord Prefect

Hay muchas formas de sacar fotos, pero de material biológico humano solo hay una cepa.

Ya o escribí en el otro artículo. El sistema de patentes tuvo un origen sensato y ha funcionado bien, pero en las últimas décadas hay ámbitos en los que se ha convertido en simpe rapiña.

En mi opinión, hoy en día hay ámbitos de investigación (como los hay de gestión, de seguridad, etc) que deben estar reservados al ámbito público. O, como mínimo, ser de libre acceso.

TheogonistTheogonist

No mezcles temas y no hagas demagogia. La religión no tiene nada que ver aquí (Yo, al menos, soy agnóstico).

Las patentes de Ford o de Mercedes son tan inmorales o morales como las bio, así que no uses hombres de paja.

Cabezón

Parece que se están confundiendo algunas cuestiones respecto a las patentes.
Vamos a ver: para empezar, no me parece mal que quien ha invertido dinero en una investigación pretenda sacar un beneficio de su inversión; por lo tanto, es lógico que se patente el fruto de ese trabajo.
La investigación en ciencia requiere dinero, y siempre ha sido así. En el pasado, muchos grandes investigadores ponían su fortuna al servicio de la ciencia, pero lo hacían porque tenían una fortuna… y con frecuencia disponían de otros ingresos. Hacían ciencia como “hobby”. Más tarde surgieron los científicos profesionales, pero siempre han necesitado de un promotor, alguien que ponga las perras; y como mínimo esperando que los éxitos de la investigación se liguen, de alguna manera, al nombre de quien puso el dinero.
Actualmente, hay dos fuentes de financiación: el dinero público y el privado. La inversión privada está claro que pretende obtener beneficios y por tanto es lógico que busque patentar lo que se consiga. Pero el dinero público es de todos y si sus resultados se patentan ya tenemos un problema: no sería correcto que una investigación realizada con fondos públicos de pie a una patente que beneficiará a un particular. Incluso aunque ese particular sea el descubridor y haya fundado la empresa sólo para beneficiarse de la patente. En ese caso yo diría que se está estafando a la sociedad.
Ahora viene otra cuestión y es qué se hace con esas patentes. Si sirven para que unas pocas empresas se hagan con el control de la sanidad o de la alimentación, por mencionar sectores sociales claves, ya tenemos otro problema.
Soy partidario de una diferenciación entre las necesidades elementales y lo que es suntuario. En las necesidades elementales se incluye todo lo que hace falta para que un ser humano pueda vivir dignamente… aunque sin lujos; eso incluye, por ejemplo, la sanidad. Toda persona debería tener derecho a la salud, incluso en el caso de que ese tratamiento salga caro para el conjunto de la sociedad. Y en ese apartado la presencia de patentes podría complicar las cosas.
Pero fuera de esas necesidades básicas, que deben estar aseguradas, todo lo demás ya es suntuario, lujo. Y por lo tanto puede sujetarse a las leyes del mercado: oferta y demanda, inversión y beneficio.
En el caso de patentar células madre… ¿quién ha patrocinado la investigación? Si es un organismo público, no debería patentarse. Si es una empresa, ¿por qué no? Pero luego queda la cuestión del uso que se haga de esas células: si son para curar un trastorno genético, no debería haber criterio económico alguno; pero si se emplean, por ejemplo, para conseguir un aumento de pecho sin implantes, ¿por qué no se va a cobrar?

Zore

Por eso yo estoy a favor de que el estado financie todas las investigaciones de sanidad que pueda, pero bueno, si la inversión ha sido privada, recupera el dinero fabricando el medicamento y viendiéndolo. Punto.

Pero es que las patentes no sirven para cobrar, sirven para denunciar al que hace lo mismo que tu. Si quieres sacar beneficio de un conocimiento, puedes por ejemplo cobrar por enseñarlo a otros, pero no puedes vetarlo.

Porque el aprendizaje y en general las ideas son copiar. Nadie tiene una idea de cero por sí mismo, siempre tiene que haber una inspiración y eso no es más que copiar una idea ya existente (probablemente de otra persona) y aplicarla de otra manera. Todos los investigadores han aprendido conocimientos que no descubrieron ellos, y utilizan técnicas que tampoco son suyas, para aprender (que es en esencia lo que es investigar) siempre hace falta compartir ideas. Las patentes van en contra de todo esto, son una traba a la innovación, no un apoyo.

bakerdocbakerdoc

No estoy de acuerdo del todo, puesto que la patente no impide el conocimiento de la invención (de hecho, la patente obliga a publicar toda la información respecto a ella) Sólo impide la explotación por parte de los demás (y no olvidemos que temporalmente, eso sí, el tiempo de 20 años puede ser más discutible). Me parece razonable impedir la explotación comercial de algo en lo que particularmente se ha invertido esfuerzo, tiempo y dinero, y no existía antes. Respecto a otros tipos de utilización, no opino lo mismo, puesto que si no hay ánimo de lucro en su uso, sí soy partidario de permitirlo. Por otra parte, no siempre es fácil definir si lo hay o no, porque por ejemplo, una publicación de investigadores públicos, aunque no dé dinero directamente, lo puede hacer posteriormente en forma de nuevos proyectos y convenios. Por eso, como digo más adelante, no es una cuestión sencilla, y tal vez no sean adecuados ni la eliminación del sistema de patentes ni el modelo actual.

Y hablo sobre el sistema de patentes cuando funciona como debe según su regulación, las situaciones injustas o en las que se usan trampas legales son siempre denunciables.

AbraxasAbraxas

“Vamos a ver: para empezar, no me parece mal que quien ha invertido dinero en una investigación pretenda sacar un beneficio de su inversión; por lo tanto, es lógico que se patente el fruto de ese trabajo.”

Caes en un error argumental y es que supones que la manera de sacar beneficio de una inversión en investigación es la patente, lo cual es total y absolutamente falso.

Ford PrefectFord Prefect

Pues has tenido un falso recuerdo, oye. :-)

Vaya, que hace 50 años que se investiga en cáncer y la investigación con células madre es de anteayer.

Y que no se impide la investigación, leñe, solo la patentabilidad.

futuramafuturama

Por ejemplo si se encontrara una curación de todo tipo de cáncer con un solo medicamento yo estaría en contra de que se patentara. Sólo vive el que lo pueda pagar? O como si Einstein hubiera patentado sus teorías y ahora sus herederos cobraran a los astrofísicos cuando hacen sus cálculos.

El que apaga la luz

Sinceramente, he encontrado razonamientos bastante más sólidos, fundamentados y descargados de fobias en los comentarios a este artículo que los que aparecen en el propio artículo de Manuel Collado. Las posturas retrógradas de determinadas organizaciones ecologistas respecto a temas como el de las ondas electromagnécticas, las llamadas medicinas alternativas, etc, no las descalifican en el resto de materias, y menos aún en el asunto de las patentes biológicas, en el que el problema es equiparable al ocurrido con los bienes culturales tras la irrupción de Internet, es decir la incapacidad de las legislaciones de regular los derechos de autor conforme a los tiempos. En este caso no se trata de desconfiar de los métodos científicos (aunque siempre pueda haber algún Mengele suelto) sino del uso que las corporaciones privadas hacen de ellos. Y por supuesto el paralelismo con Monsanto viene al caso. Sin fundamentalismos: Ingeniería genética aplicada a la alimentación, sí, pero en manos públicas y bajo estrictos controles, y con las terapias derivadas de células madres lo mismo. No es en absoluto deseable poner la vida y la salud humana en manos de multinacionales y lobbies porque el resultado siempre será el mismo: de los avances sólo disfrutarán quienes puedan pagarlos y se echará mano de prácticas monopolísticas para asegurarse todo el control . La postura de Greenpeace en este caso no es anticientífica, es antimercantilista. Parece mentira que con las democracias sucumbiendo ante la dictadura de las corporaciones aún queden ganas de defender el control privado de la ciencia. Este es el artículo que publiqué el lunes pasado al respecto , en el que también cito a Monsanto, una empresa que por cierto estaría ahora mismo en condiciones de comprar Bayer, Pfizer, Rovi, Novartis, Roche, todas juntas ¿Os imagináis?
http://www.elqueapagalaluz.com/2011/...ntados.html

JM Mulet

Buen intento de promocionar tu blog, pero si tus fuentes de información son el documental que citas… creo que no. ¿De donde sacas los datos que Monsanto puede comprar todas esas empresas juntas? creo que se te ha apagado la luz, entre otras cosas por que cualquiera de esas factura mucho más que Monsanto. de hecho en el ultimo proyecto de biotecnología ha tenido que aliarse con BASF por que sola no puede.

fuentedelaeternajuventud

“No es en absoluto deseable poner la vida y la salud humana en manos de multinacionales y lobbies porque el resultado siempre será el mismo”
¿Nuevas medicinas más eficaces? ¿Nuevos tratamientos más avanzados? ¿Quién tiene ahora la vida y la salud humana en sus manos?

“de los avances sólo disfrutarán quienes puedan pagarlos y se echará mano de prácticas monopolísticas para asegurarse todo el control .”
Claro, si descubrimos algo y no podemos proteger bajo patente su explotación no exponemos a eso. Invertimos dinero público para hacer investigación y luego ¿quién lo explota? El que tenga pasta para hacerlo y luego nos lo cobrará. Como no controlamos nosotros su explotación, no podemos licenciar su explotación a una empresa privada bajo nuestros criterios y exigencias. Investigamos, sacamos algo, otros lo explotan y nos lo cobran, si se dignan a vendérnoslo, claro.

fuentedelaeternajuventud

Quisiera insistir, nunca he pretendido otra cosa en este comentario que no fuese expresar una opinión totalmente subjetiva. Para datos objetivos uno puede leer el artículo anterior a este.
En el que uno podrá ver que Greenpeace no se ha negado a las patentes como sistema de protección industrial, si no a la “explotación de vida humana” que es como ellos consideran, con su pensamiento mágico, a cualquier método o aplicación derivada del uso de células madre humanas.

Miguel RuedaMiguel Rueda

El artículo a simple vista parece muy bien elaborado, pero realmente lo que hace es entrar en las típicas falacias. Greenpeace hace cosas bien y cosas mal, como toda organización llevada por personas, que no son infalibles, las declaraciones del señor de Greenpeace no son del todo correctas, porque son aplicables a más contextos que el del caso en particular, pero en el contexto del caso son validas, que es lo que importa, intenta demostrar que como para algunos casos no son validas, para este tampoco y no es así. Recurso de pataleta del artículo. Además intenta llevarte a la conclusión de que Greenpeace va en contra de estas investigaciones, cuando es falso, está en contra de las patentes y el oscurantismo. Lo dicho, las declaraciones del señor de Greenpeace no son del todo correctas, pero eso no le da la razón al del artículo en el tema en particular.

José María ÁlvarezJosé María Álvarez

Estoy ojiplático con este artículo por varios motivos.

Uno de ellos es el último párrafo, que es en sí mismo un perfecto ejemplo de “típico mensaje apocalíptico, simplista y greenpeacéfobico al que cada vez más nos tiene acostumbrado” ciertos sectores.

Por otro, y para mí es lo principal, creo que el artículo es tremendamente confuso. Está mezclando la posibilidad de patentar una técnica de obtención de células madres con la posibilidad de patentar las células madres obtenidas del proceso.

El que descubras un gen y para qué sirve no te debe dar ningún derecho a patentarlo y a usarlo en exclusiva. Como con las semillas Monsanto, vale, tienes tu patente para hacerlas, pero en cuanto yo compre un saco de esas semillas debería poder hacer con ellas lo que quisiera, plantarlas, cocerlas para tomarme un puré o lavarlas para ver si puedo obtener semillas fértiles.

Ni tu artículo, que parece escrito en un calentón (vaya forma de mezclar el interferón, la insulina y las quemaduras con el tema del artículo), ni el de opinión en El País de Chirstoph Then ni otra noticia en el mismo diario relacionada con esto (http://www.elpais.com/articulo/socie...pisoc_3/Tes) me dejan claro sobre qué se está pidiendo la patente.

Y, como han mencionado otros antes, financiación pública, resultados públicos. Y de vigencia para las patentes 5 años y vas que te matas, majo.

fuentedelaeternajuventud

Parece que a muchos se les ha escapado que aquí mismo (http://naukas.com/2011/11/09/el-lio-...brionarias/) existe un artículo en donde se analiza la polémica y que este otro es un simple artículo de opinión sobre la postura de Greenpeace en todo esto.
Nadie ha intentado patentar ninguna técnica de obtención de células madre, ni las propias células. Lo que se he intentado patentar es una técnica que permite diferenciar esas células a un tipo celular concreto, que es de interés terapéutico.
Pero Greenpeace considera, y el tribunal de justicia de la UE le da la razón, que eso equivale a comerciar con vida humana y no es ético. Porque se emplea vida humana, no porque no les gusten las patentes.
Este método lo describió un investigador de un centro público alemán e intentó proteger su invención para que otros no puedan explotarlo y enriquecerse a costa de él.

bakerdocbakerdoc

Comparto la idea de que si la financión es pública, no debería haber derecho de patente. No obstante, en el sector de biomedicina y farmaceútico, muchas naciones no pueden asumir dicha financiación (y si hablamos de España …), así que la mayor fuente de financiación viene del sector privado, o a través de convenios con éste. Por mi parte, entiendo la necesidad del sistema de patentes como seguro para las empresas de obtener beneficios de su inversión, que teniendo en cuenta las sumas de dinero y el tiempo necesario, suele ser arriesgada. Hay que pensar, que en principio, no obstaculizan el desarrollo de la investigación porque los responsables de la patente deben revelar toda la información sobre la invención. Los problemas éticos surgen cuando se comercializa el objeto de patente (la patente no da derecho de comercialización en si misma, solo excluye la explotación de otros). Cuando se comercializa se puede incurrir en situaciones éticamente cuestionables (independientemente de los problemas éticos que pueda o no tener la propia tecnología) Por ejemplo, precios excesivos, litigios cuando se usa para otros objetivos por otros investigadores, etc. Y como pocas veces, las propias empresas se autoimponen esas limitaciones*, es un problema de regulación. Desde luego, no hay una solución trivial, y creo que, ni mucho menos, general y aplicable a todos los casos.

* Un ejemplo opuesto a ello es una conocida patente biotecnológica, la tecnología de ADN recombinante (transformación de la bacteria E. Coli con plásmidos recombinantes), de Boyer y Cohen, cuyos derechos obligaron a todo aquél que la usó a pagar una licencia a la Universidad de San Francisco, pero dándose cuenta de la importancia para la investigación (en el mundo de la biotecnolgía, fue un hecho revolucionario), establecieron un precio razonablemente bajo. La vigencia de la patente ya caducó y ahora es totalmente libre.

JM Mulet

Creo que la visión de lo que es y lo que cubre una patente que teneis muchos no es exactamente la real. Cuando una empresa grande tiene algo realmente gordo no lo patenta, se lo calla y lo saca en el último momento por que la patente cuenta desde el momento de publicación, y luego son 20 años. una patente licenciada es pública, y tu puedes utilizar esa información para la investigación, lo que no puedes hacer es comercializar algo, es decir, ganar dinero, gracias a tu invención, asi que Futurama, si einstein hubiera patentado la relatividad, se hubiera continuado investigando y si alguien hubiera querido ganar dinero, Einstein hubiera cobrado, hasta el 1925.

Aqui, no se por que, estais muchos en contra de las patentes de la investigación pública. ergo quereis que los que trabajamos en centros publicos descubramos cosas, con financiación pública (cuando al hay) y que luego venga una multinacional, desarrolle el producto, lo saque al mercado y ni la Universidad ni el investigador vean un duro. Quizás os parezca un panorama mejor, pero yo no lo acabo de ver. Para vuestra tranquilidad os indico que muchas patentes se hacen por precaucion ( y por Curriculum, todo hay que decirlo) pero el 90 y tantos por ciento duermen el sueño de los justos.

bakerdocbakerdoc

Si lee mis comentarios, JM Mulet, verá que conozco bastante el sistema de patentes y la situación actual. No obstante, mantengo mi postura sobre la investigación puramentepública, porque en ese caso, aunque la idea proviene del investigador, la pagan los ciudadanos. Quizás el planteamiento deberiá ser entonces si sólo tendrian derecho de beneficiarse gratuitamente los ciudadanos de ese país o región, o el resto del mundo. Yo, como investigador público, considero moralmente lo segundo. Para mí, la retribución personal en forma de reconocimiento compensa la falta de retribución económica (y además, no lo considero un mal trabajo, teniendo la libertad de horario y la relativa estabilidad – aún conociendo casos, me parece difícil perder absolutamente el trabajo. Y aunque el reconocimiento no da de comer, a larga sí, porque viene acompañado de más proyectos y apoyos) Si usted está en la investigación pública, no creo que pretenda volverse multimillonario. Y si esa fuese su intención, creo que se ha equivocado de sector. Por mi parte, cuando lo elegí fui perfectamente consciente de las ventajas y desventajas frente a la investigación privada. Y aun así estoy contento con la decisión que tomé, aunque muchos puntos sean todavía mejorables.

bakerdocbakerdoc

Y respecto a su último ejemplo, si una empresa aprovechara una idea mia que no está protegida por patente, no me parecería mal, porque aun así tendría que invertir bastante dinero en markéting, ya que si dicha empresa puede, en este ejemplo cualquier otra también. No le sería tan facil sacar un beneficio claro por competencia, se lo tendría que trabajar.

AbraxasAbraxas

Me parece que el que tiene una visión un poco “rara” de las patentes eres tú.

Lo primero de todo es que si has desarrollado algo con dinero público, el desarrollo pertenece al público de la misma manera que si desarrollas algo a sueldo de una empresa ese algo pertenece a la empresa. Ese es el punto número uno.

Además, como muy bien dices, cuando una empresa tiene algo gordo NO lo patenta, porque patentarlo es dárselo a la competencia a 20 años vista, o licenciárselo, con lo que cedes una buena parte de tu ventaja, además de darles la oportunidad de mejorarlo y esquivar tu patente. Las empresas sacan patentes con el único propósito de bloquear a la competencia. Y eso puede estar justificado, como es el caso de medicamentos que requieren una inversión millonaria en investigación pero que cuesta 0 copiarlos. O puede estar absolutamente injustificado, como puede ser el caso de un proceso, las matemáticas, las ciencias, las ideas o el conocimiento en general.

Si tan valiosa te parece tu idea, no la divulgues. Tener una idea es gratis, le ocurre a cualquiera en cualquier momento. Querer quedártela para ti simplemente porque has sido el primero en pagar la patente no tiene sentido y no beneficia a nadie.

Ford PrefectFord Prefect

La vigencia de la patente cuenta desde el momento de la solicitud, no desde el momento de la publicación (que tarda como un año o año y medio).

El momento en que se solicita la patente no es algo que se pueda establecer a priori porque depende de muchos factores: congresos, lectura de tesis, convocatorias de plazas etc en caso de investigaciones públicas; planificaciones presupuestarias, juntas de accionistas, negociaciones de distribución, etc. en caso de las privadas. Lo único que se puede generalizar es que ha de ser lo más tarde posible, para provechar el periodo de vigencia; y lo más pronto posible, para evitar que alguien se te adelante.

La teoría de la relatividad (por muchas razones, pero esencialmente porque no es una invención) no es patentable. Pero si lo fuera no significaría que Einstein hubiera cobrado sin más, significaría que Einstein podría habler bloqueado,o al menos retrasado, cualquier uso de la teoría. Reporte beneficios economicos o no.

Y ese es uno de los problemas esenciales de las patentes. Originalmente nacieron como la concesión de un monopolio limitado a cambio de la difusión del conocimiento, pero las cosas han ido cambiando y ya no funcionan así. En mucho campos, que por naturaleza son limitados, las patentes solo valen para limitar la competencia, bloquear la entrada de competidores pequeños que no pueden hacer frente a largos y complejos procesos judiciales y, de facto, el mantenimiento de monopolios. Y, como consecuencia inevitable, frenando la innovación.

Con sinceridad, me importa un bledo si los tomates Cherry están patentados, y cada vez que los comrpáis la Universidad de Jerusalem se lleva un mordisco. Y me importa poco porque hay miles de cosas distintas que comer. Pero hay cientos de ámbitos en que no hay esa posibilidad de elección, y me niego a que sea propiedad exclusiva de nadie. Y me da igual si la investigación fue pública o privada. SI fue pública, revierte en la institución pública que ya era de todos y lo seguirá siendo; si fue privada, con su pan se lo coman.

Pero me niego a que el sistema operativo (que de facto solo hay 3) de mi ordenador personal ( y el de cientos de millones de personas) sea opaco y propiedad de alguien sobre el que no tengo ningún control. Y me niego a que areas enteras de investigación incipientes en temas tan sensibles como la salud estén en esa misma situación.

Y, por volver al tema de este post, la disyuntiva “o patentes o nada” no solo es falsa, además es mentira. Vamos a dejarlo claro.

Otra cosa es que en determinados sectores, entre las empresas privadas, haya imperado el modelo de patentes. Pero el sector público sigue ahí, y aun entre el privado buena parte de la investigación se hace, directa o indirectamente, con cargo a subvenciones. Vamos a dejarlo claro también.

Y el hecho de que haya sectores, como el del software, que originalemnte eran exclusivamente cerrados pero a día de hoy presentan una importante apertura que ha permitido tener herramientas que de otro modo nunca hubieran llegado al mercado; indica claramente que otros modelos son no solo posibles sino que además son beneficiosos socialmente y economicamente rentables.

PepePepe

Pues entonces Greenpeace ahora investigará el asunto? Lo hará sólo con dinero de de las donaciones, así trabajando de esa manera no habrá que patentar ningún método. Ellos lo harán, esperemos tranquilos entonces.

disidisi

Dejando al margen a Greenpeace y al fértil debate sobre las patentes, que no soy capaz de entender bien, me da la impresión que la noticia es que un juez ha considerado que una solicitud de patente no se ajustaba a derecho.

¿Lo he entendido bien?

Si es así las disputas en los comentarios son colaterales. Muy interesantes, quizás incluso más que la propia noticia, pero no veo que nadie cuestione la decisión judicial.

Estoy confuso. Que GP actúe a través de sus servicios jurídicos es perfectamente legítimo, estemos de acuerdo o no con su posicionamiento político. La ley sobre patentes será la que sea (yo la desconozco por completo) y a ella se deben ajustar todas las partes, entiendo yo.

Yo estoy a favor de que se investigue con células madre pero no soy capaz de posicionarme al respecto de la actitud de las empresas, de Greenpeace, de los estados, de los juzgados. No entiendo la mezcla apasionada de sentimientos y evidencias.

Igual estoy muy despistado pero me gustaría entender si el artículo informa sobre un paso atrás en la investigación (y ya está) o culpa de forma más o menos sibilina a alguien del mismo. O quizás ninguna de estas cosas, estoy hecho un lío.

Para JMMulet: ¿que se debe hacer ahora? ¿Recurrir la sentencia (perdón si empleo términos de derecho incorrectamente, creo que se me entiende), convencer a GP de que no frene estos procesos, continuar la línea de investigación con fondos públicos? ¿Cambiar las leyes?

Agradecería una exposición de argumentos de quien los tenga claros. Yo en absoluto.

fuentedelaeternajuventud

disi, te recomiendo, si no lo has hecho ya, que leas este otro artículo en el que trato de aclarar de dónde viene la polémica y en qué consiste el embrollo. http://naukas.com/2011/11/09/el-lio-...brionarias/
Como verás ahí, la polémica es definir cualquier cosa que haya estado en la línea de desarrollo humano como un ser humano y por tanto con un estatus especial de protección que impide, por ejemplo, proteger bajo patente cualquier desarrollo comercial de nada que tenga que ver con eso. No ya de las células derivadas de los embriones, si no cualquier procedimiento que implique el uso en algún momento de algo que estuvo alguna vez en un embrión humano, independientemente de que ese embrión no estuviese fecundado o fuese a ser destruido.
Como bien dices, el resto son polémicas muy interesantes, pero no son las que se tratan aquí.

lol0007lol0007

“posicionándose (Greenpeace) en contra de la patentabilidad de productos biológicos” y “derivar cualquier producto biológico a partir del ser humano para su uso biotecnológico en salud es equivalente a usar el ser humano en si mismo y por tanto no es ético.” ¿No son cosas distintas?
Patentar no es lo mismo que derivar
Patentar no es lo mismo que emplear.
Patentar no es lo mismo que tratar.

Patentar es patentar, y es contra lo que está Greenpeace.

futuramafuturama

No sé lo que se ha estado haciendo hasta ahora, pero sé que hay cosas que no se deberían patentar, y menos aún una empresa privada. Hay que sacar la biotecnología de los mercados. Y si lo privado no investiga que lo haga lo público. El tío listo ha investigado algo que sabe que lo van a tener que utilizar miles de laboratorios dentro de unos años, se adelanta y a forrarse. Pues no, un no rotundo. Mercadeo con la salud humana no.

The C1-B0rgThe C1-B0rg

Estar en contra de las patentes no es estar en contra del progreso. Más bien al contrario, son las patentes las que impiden el progreso. Y eso no es una paja mental que me haya hecho, si no que está totalmente comprobado en la práctica. Por ejemplo con las patentes de software infringen enormes gastos judiciales allí donde están permitidas e impiden y paralizan el avance en sectores enteros, que vuelven a reanudarse cuando las patentes expiran, Por no hablar de los “patent troll”. El problema es que se patenta cosas en muchas ocasiones que son absurdas, ideas de cajón que se le puede ocurrir a cualquiera. Otras veces, cuando una patente está a punto de expirar le hacen una pequeña modificación y lo vuelven a patentar.
Por otra parte, los propietarios de las patentes abusan de su situación de monopolio artificial, poniendo royalties excesivamente caros a niveles que rozan lo absurdo. Es eso y no otra cosa lo que provoca que muchos medicamentos sean muy caros.

morlockmorlock

Ni me gusta Greenpeace ni tengo ningún problema con la experimentación científica con células madres, pero este artículo mezcla cosas que no tienen relación y muestra que su autor habla del tema de las patentes desde las más absolute ignorancia.

Dejo un artículo que es de interés para que vaya aclarando sus ideas: http://lasindias.coop/las-patentes-b...n-en-un-30/

FerminFermin

Pero si lo dice hasta el título del post, Greenpeace contra las patentes. Y punto.

fuentedelaeternajuventud

No Fermín, no. Lee bien anda. Dice: “Greenpeace contra las patentes de células madre”. Es decir, que NO está en contra de las patentes, que está en contra de las de células madre.
Ah, y punto.

Áurea MartínezÁurea Martínez

HOLA!!!! Soy Áurea Martínez y necesito desesperadamente el número 1 de la revista Amazings:
Os explico, mi novio encargó y pagó su ejemplar. Puso mi dirección para que los de correos lo llevaran a mi casa. Una vez recibida, sin querer, la tiré a la basura sin que mi novio pudiera echarle un vistazo si quiera. Necesito que un alma caritativa me preste/venda su número. Me gustaría resarcir mi error si pudiera ser. POR FAVOR, doy recompensa monetaria a negociar. Mi correo electrónico es el siguiente: amarper82@gmail.com. POR FAVOR, ESTOY MUY INTERESADA EN LA REVISTA. Aunque sea por fotocopias, estoy dispuesta a pagar. Gracias.

4 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Un aspecto interesante derivado del caso al que hacíamos referencia ayer, el relativo a la sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el pasado 18 de Octubre, en el caso que enfrentaba a la conocida org…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>