Transhumanismo, los arquitectos del futuro

Cuenta la mitología que Ícaro fue uno de los primeros humanos en volar. Y lo hizo gracias a la habilidad de su padre: Dédalo construyó unas alas a base de plumas y cera para que ambos pudieran escapar de la torre de Creta en la que estaban presos. Esta historia demuestra que la tecnología ha estado unida a la humanidad desde hace milenios. Los seres humanos siempre han buscado ir más allá de sus posibilidades y para lograrlo han utilizado todos los medios a su alcance, modificando su entorno y, también, sus cuerpos.

Hoy ya no fabricamos alas pero sí trasplantamos órganos de otras personas, fecundamos a nuestros hijos fuera del útero o implantamos dispositivos para aliviar la sordera. Pero todavía no hemos llegado a nuestro límite, todavía podemos mejorar. Eso es lo que opinan los científicos, ingenieros y filósofos adscritos a una corriente de pensamiento llamada transhumanismo.

En pocas palabras, los transhumanistas sostienen que gracias a la tecnología y los avances médicos los seres humanos podrán mejorar sus capacidades, tanto físicas como mentales, y corregir los aspectos negativos de la vida (como el sufrimiento, la enfermedad o el envejecimiento). La consigna de este movimiento es “liberar a la raza humana de sus limitaciones biológicas” y su objetivo llegar a la posthumanidad, el siguiente estadio de la evolución.

Los profetas del transhumanismo describen un futuro en el que moriremos a los 1000 años, tendremos un cociente intelectual de 200 y podremos eliminar gran parte de las enfermedades gracias a la selección genética. Ante estas afirmaciones caben dos preguntas: ¿están en lo cierto o son teorías sin fundamento? y, en caso de que se cumplan sus predicciones ¿el resultado será positivo o se desvirtuará la esencia del ser humano?

Antes de abordar estas cuestiones veamos a qué nos referimos exactamente al hablar de transhumanismo. Primero vamos a examinar los aspectos de la vida que según los transhumanistas serán modificados y después descubriremos a los principales promotores de este movimiento.

LOS CAMBIOS

Longevidad

Se calcula que hasta el siglo XIX, la esperanza media de vida al nacer no superaba los 40 años. Hoy llega a los 80 años en los países desarrollados. Las razones de esta evolución se deben a los progresos médicos y sanitarios, a la conjunción de higiene y antibióticos. Surge entonces una duda: ¿existe un límite biológico para la extensión de la vida humana?

Los transhumanistas aseguran que es posible sobrepasar los 150 años, incluso hay quien afirma que igualaremos a Matusalén, que según el Génesis vivió casi un milenio. La clave reside en actuar en los genes que producen el envejecimiento; si se desactiva su función, dicen, se abre la puerta a vivir eternamente.

Imagen | Consuelo Bautista

Modificación genética

En el año 1997 se logró secuenciar el primer genoma humano; costó 1 millón de dólares. Hoy es posible secuenciar tu propio ADN por lo que cuesta un iPad.

El diagnóstico y tratamiento de enfermedades mediante terapia genética ya no es una utopía. En las últimas semanas hemos conocido un caso de curación de ceguera mediante la inserción de un gen y el nacimiento en España del segundobebémedicamento, un niño concebido con la misión de salvar a su hermano de una enfermedad mortal. También es posible modificar los genes de un embrión para que no padezca ciertas dolencias mediante el diagnóstico genético preimplantacional.

Los transhumanistas auguran que la ingeniería genética será una técnica común en el futuro. No sólo podremos evitar enfermedades, también elegir las características físicas de nuestros hijos. Y cuando cada paciente pueda secuenciar su genoma con la misma naturalidad que hoy nos hacemos un análisis de sangre se podrán elaborar fármacos a medida de la estructura genómica de cada persona; así se potenciarían los efectos de la medicación y se evitarían rechazos.

Aumento de la inteligencia

Actualmente existen métodos de estimulación craneal que modifican la actividad cerebral; se utilizan, por ejemplo, en enfermos de Parkinson. Esta técnica también ha demostrado mejorar la neuroplasticidad, facilitando las conexiones entre neuronas.

También hay fármacos destinados al tratamiento de enfermedades o problemas mentales y que si se aplicann a cerebros sanos aumentan la capacidades cognitivas. Son el metilfenidato y el modafinilo. El primero se prescribe para la narcolepsia pero los soldados del ejército de Estados Unidos y numerosos estudiantes en época de exámenes lo utilizan para no dormir y estar en alerta más tiempo de lo normal. El modafinilo se diseñó como tratamiento en niños con déficit de atención y muchos universitarios lo consumen para aumentar su concentración. El periodista Jonathan Hari escribió un reportaje sobre su experiencia con esta droga.

Como en otros campos, los transhumanistas argumentan que este tipo de técnicas serán comunes dentro de unos años. Las smartdrugs serán tan frecuentes como las las pastillas de hierro o la píldora anticonceptiva y nuestro cerebro evolucionará.

Cyborgs

En realidad, ya existen. Neil Harbisson es el primer cyborg reconocido por un gobierno. Nació sin la facultad de ver los colores y a los 20 años se instaló un dispositivo en la cabeza que traducía los colores del mundo a notas musicales.

El transhumanismo afirma que en un futuro cercano la implantación de chips en el cuerpo será la norma. Ya no llevaremos la tecnología con nosotros (como un reloj, unas gafas o un móvil) sino dentro de nosotros; la integración entre las partes físicas y las partes cibernéticas será total. ¿Llegará el día en que tengamos instalado un navegador web en el cerebro?

LOS “PROFETAS”

Ray Kurzweil

A los 17 años creó un ordenador capaz de componer música; hoy dirige varias compañías dedicadas, entre otras cosas, a inventar productos de reconocimiento de voz que puedan ser utilizados por invidentes y en instalaciones médicas.

Su principal contribución al movimiento transhumanista es el concepto de Singularidad Tecnológica, desarrollado en su libro La era de las máquinas espirituales. Kurzweil sostiene que llegará un momento en que las máquinas serán más inteligentes que los humanos; entonces podrán mejorarse a sí mismas y transformarán el entorno hasta tal punto que alguien nacido antes de ese momento no comprenderá la realidad. ¿Cuándo será eso? Según Kurzweil alrededor del año 2040.

Nick Bostrom

Filósofo sueco asociado a la Universidad de Oxford. En 1998 fundó la World Transhumanist Association, hoy renombrada como Humanity+. Sus trabajos son especulativos y abordan cuestiones como el fin de la Tierra o de la Humanidad (lo que denomina “riesgo catastrófico”) o la hipótesis de que nuestra realidad no sea más que una simulación creada por un ser superior (algo parecido a Matrix).

Ya en un terreno más concreto, es partidario de mejorar las capacidades físicas y cognitivas del ser humano, tal y como expone en su libro Human Enhancement. En esta fábula se acerca a la posibilidad de impedir o retrasar el envejecimiento.

Aubrey de Grey

Este gigante barbudo está convencido de que llegaremos a vivir mil años. Estudió ingeniería de software y se introdujo en la biología gracias a su esposa; el dominio de estas dos disciplinas le faculta para aproximarse al tema del envejecimiento desde un punto de vista único.

Según de Grey, el envejecimiento y la muerte no son necesarios; por lo tanto, no debemos resignarnos a ellos. Cinco son las causas del envejecimiento, todas relacionadas con la degeneración y mutación de las células. Reparando estos tejidos, nos dice, lograremos retrasar la decadencia física de forma extraordinaria.

Pero el verdadero reto, argumenta de Grey, no es alcanzar la destreza científica y técnica necesaria para retrasar el envejecimiento (algo que llegara más pronto que tarde), sino organizar una nueva sociedad en la que las vidas se miden en siglos y no en décadas.

Gregory Stock

Es el abanderado de la modificación genética. Stock sostiene que “estamos empezando a comprendernos a un nivel tan íntimo que empezamos a controlar los procesos de la vida y nuestro propio futuro evolutivo”. No cree que estemos en el punto final de la evolución, sino que nos queda mucho camino por recorrer; y gracias a la tecnología podemos decidir cómo lo recorremos. Stock desarrolla sus argumentos en el libro Redesigning Humans: Our Inevitable Genetic Future.

Stock se muestra partidario de poder seleccionar los genes de nuestros hijos para mitigar las enfermedades y aumentar las capacidades físicas y cognitivas. Dentro de 200 años seremos más guapos, más fuertes y más listos. Conocer nuestra estructura genética, dice, también servirá para personalizar todavía más los tratamientos médicos y aumentar su efectividad.

Se ha acusado a Stock de jugar a ser Dios, pero él responde que es normal querer lo mejor para nuestros hijos. También aparta el argumento de que el futuro habrá dos clases de humanos (los ricos, guapos y listos frente a los pobres, feos y tontos); la tecnología se estandarizará, igual que ha sucedido con los móviles o los ordenadores.

Kevin Warwick

Profesor de Cibernética en la Universidad de Reading. Es conocido por probar los experimentos del Proyecto Cyborg en sus propias carnes. Literal.

Hace 15 años se implantó un chip en el brazo y durante unos días lo usó para controlar las puertas, luces y temperatura de su casa. Poco después, introdujo en su muñeca un dispositivo más complejo el que podía controlar objetos a distancia, desde una mano robótica a una silla de ruedas. El tercer experimento consistió en conectar el sistema nervioso de su esposa con el suyo, cuando ella movía la mano, Warwick lo sentía. Todas estas experiencias han sido relatadas en su libro I, Cyborg.

Warwick preconiza que dentro de un tiempo las personas con algún tipo amputación o parálisis podrán utilizar un miembro o un exoesqueleto biónico, conectado directamente a su sistema nervioso. En última instancia, será posible conectar nuestro cerebro a un ordenador y llegar a descargar o subir información entre ambos.

EL DEBATE

Las críticas al transhumanismo se pueden agrupar en 3 bloques, atendiendo a su carácter tecnológico, social o moral.

Hay voces que consideran inviables muchas las predicciones de este movimiento; dentro de unos años, aseguran, los libros y artículos sobre transhumanismo formarán parte del paleofuturo, el futuro imaginado que nunca llegó a suceder. Entre los propios transhumanistas también hay debates técnicos. Gregory Stock, por ejemplo, no confía en la integración hombre máquina; los cambios vendrán, dice, del lado de la modificación genética.

La desigualdad en el acceso a estas tecnologías y avances médicos centra el segundo bloque de críticas. Según autores como Bill McKibben, las tecnologías de perfeccionamiento humano sólo estarían disponibles para los ciudadanos con más recursos. Esta desigualdad tendría un carácter distinto a la puramente económica; aquellos con medios serían en cierto modo superiores a los humanos que no pudieran costearse un mapa genético o pastillas para aumentar su intelecto. A muy largo plazo, aseguran los más críticos, existirían dos clases de humanos: los ricos, guapos y listos frente a los pobres, feos y tontos. También existe preocupación ante la posibilidad de que los gobiernos o las grandes corporaciones puedan controlar las tecnologías de modificación genética o de control del cerebro y, a través de ellas, a nosotros mismos.

Pero el grueso de las críticas tienen un marcado componente moral, ético y religioso. El ser humano, dicen muchos, es demasiado importante como para jugar con él, casi sagrado. De llevarse a cabo todos esos hipotéticos avances ¿cuál sería el resultado? Una criatura diseñada genéticamente, alimentada con pastillas para aumentar su intelecto y conectada a un ordenador a través de una entrada de USB implantada en su nuca ¿es un ser humano?

EL DEBATE: A FAVOR

La tecnología no es buena o mala per se; lo importante es el uso que queramos darle. Es necesario abandonar los argumentos apocalípticos y discutir serenamente las posibles implicaciones de la biotecnología. Sobre todo porque ésta parece inevitable y cuanto más preparados estemos, mejor. Aunque, como dice Gregory Stcock, la sociedad nunca está preparada para ningún cambio.

Parece que es correcto tomar pastillas para retrasar la evolución del alzheimer o tratar el déficit de atención pero no lo es tomar medicación para aumentar la inteligencia. Algo similar ocurre con los fármacos que quitan el sueño; ¿pero acaso no tomamos café cada mañana? ¿Dónde está el límite? Hoy las smart drugs, todavía presentan importantes efectos secundarios; una vez eliminados o reducidos, no veo por qué no utilizarlos.

Se suele argumentar que el cerebro humano puede modificar su estructura y funciones si se toman ciertos fármacos. Pero también la lectura modificó nuestro cerebro hace unos cuantos siglos, y también existen indicios de que Internet lo está modificando. Si todos los órganos deben evolucionar ¿porqué nuestro cerebro no?

Están en lo cierto quienes afirman no todos los ciudadanos tendrán acceso a la tecnología, que habrá brecha entre humanos y “superhumanos”. Pero el problema aquí no es la tecnología sino la desigualdad. También hoy hay brecha entre ricos y pobres; la clave está en erradicarla, no en detener las investigaciones médicas. En la actualidad resultaría ridículo prohibir la fabricación de ordenadores bajo el argumento de que sólo un porcentaje de la población puede acceder a ellos; la misma lógica debería aplicarse a otros avances.

El diseño genético es el aspecto del transhumanismo que produce un rechazo casi unánime. Los críticos advierten del peligro de seleccionar a los hijos no sólo para evitar enfermedades, algo que cada vez está más aceptado, sino para conseguir unas características físicas e intelectuales determinadas. Se teme que en 50 años una pareja pueda acudir a una clínica a “pedir” un hijo guapo, rubio, atlético y con un coeficiente intelectual de 150. Se teme, en definitiva, que juguemos a ser Dios.

Mi pregunta es: ¿por qué va a ser peligrosa esta situación? Todos los padres quieren lo mejor para su hijo. Ya desde su concepción, la madre trata de cuidar su alimentación, deja de fumar y beber y toma los fármacos que le aconseja su médico; una vez nacido, los padres lo alimentan con comida sana, le matriculan en una buena escuela y controlan sus amistades… Los avances genéticos simplemente extenderían este cuidado hasta el instante previo a la concepción.

El argumento definitivo contra los avances médicos y científicos es que es antinatural. ¡Qué paradoja! Vivimos en una sociedad tecnificada y muchos sienten un extraño deseo de volver al estado “natural”. Pero lo cierto es que casi nada es natural. No es natural el coche, los antibióticos o Internet; tampoco la gastronomía y el erotismo; la lectura y la escritura, claves de la cultura y el progreso, son actividades sumamente artificiales.

TS Elliott se preguntaba: “¿Dónde está la sabiduría que perdimos con el conocimiento?” A veces se olvida que la humanidad ha llegado donde ha llegado porque ha limitado y arrinconado su naturaleza, porque ha sustituido el instinto y la tradición por el pensamiento científico.

Cada vez que se ha producido un avance en ciencia o medicina, han surgido voces que aseguraban que aquello (rotación de la Tierra, autopsias, Teoría de la Evolución, fecundación in vitro…) iba contra natura. También hubo quienes no quisieron mirar a través del telescopio de Galileo; hoy nos parece absurdo. Quizá la frontera se vaya moviendo, quizá siempre haya críticos. Tal vez en 100 años nos burlemos de quienes eran reticentes a implantarse un chip en su nuca o elegir los genes de sus hijos.

Por último, se ha argumentado que los seres que habitaran este hipotético futuro no serían humanos. Los propios transhumanistas están de acuerdo: serían posthumanos. Pero las críticas van en otro sentido. ¿Hasta qué punto llevar un chip en la nuca o ser diseñado genéticamente no desvirtuaría nuestra esencia? Para eso, claro, hay que saber qué nos hace humanos. No es tarea fácil.

¿Se es menos humano por llevar un chip? ¿Y por llevar un corazón de una persona muerta? Los transplantados ¿son cyborgs? Yo tengo una placa de metal anclada en mi pierna; ¿soy menos humano? El atleta Oscar Pistorius no tiene piernas; en cambio, corre a velocidades asombrosas gracias a unas prótesis. Este año hubo un serio debate sobre su aceptación en los Juegos Olímpicos, no en los Paralímpicos; muchos adujeron que sus prótesis le daban ventaja sobre los atletas no discapacitados. ¿Es Pistorius un cyborg?

Hay quien afirma que, en realidad, todos somos cyborgs, que nuestra interacción con ordenadores y móviles nos convierte en una especie algo diferente al Homo Sapiens: el Homo Interneticus.

De nuevo, la pregunta se repite: ¿dónde está el límite? Quizá exista un punto de no retorno, una línea divisoria entre un humano y… otra cosa. Pero todavía no sabemos dónde está.

Un estudio del Instituto Max Planck afirma que los humanos nos diferenciamos de los simios, entre otros factores, porque tenemos genes que hacen nuestro cerebro más plástico. Es decir, que puede formarse y cambiar durante más tiempo (hasta los 5 años) que el de los simios (sólo hasta el año). Así que quizá al modificar nuestro cerebro ya de adultos únicamente estemos llevando la función de estos genes más lejos. Quizá la posibilidad y el deseo de mejorar nuestros cuerpos y nuestras mentes sea lo que nos hace humanos.

En cualquier caso, debemos recorrer con precaución este camino. No nos pase como a Ícaro y el Sol queme nuestras alas.

———————————-
Este artículo participa en los Premios Nikola Tesla de divulgación científicay nos lo envía Raúl Gay,Periodista en Aragón TV y autor de los blogs Viajero a Ítaca y Aprendiz de guionista. Puedes seguirle en el twitter @viajeroaitaca

———————————
Referencias, fuentes y enlaces de interés:

Asociación Transhumanista Mundial

¿Better Humans?

Documental El mal del cerebro

Gregory Stock

Nick Bostrom

Aubrey de Grey

Kevin Warwick

Ray Kurzweil

58 Comentarios

Participa Suscríbete

AbraxasAbraxas

Pues ya que estamos, voy a dar mi opinión al respecto.

Que se utilice la cibernética, la ingeniería genética y la química para mejorar la vida y potenciar nuestras capacidades me parece no solo bueno, sino hasta necesario.

Prolongar la vida hasta los límites de los que se habla en el artículo no solo no traería nada bueno, supondría un problema. Cuanto más vivamos, mayor será el problema de superpoblación. Pero además, ¿qué puede aportar uno a la humanidad tras 100 años de vida? La gente mayor tiene que morir para que los jóvenes, con nuevas ideas, menos prejuicios y mayor adaptabilidad a los cambios, puedan prosperar.

Por supuesto que yo no me quiero morir, pero la evolución social de la especie dependerá de que mi generación desaparezca algún día. Si el 50% de la población del planeta tuviese más de 500 años, este mismo artículo se consideraría herejía y nos querrían quemar a todos ;-P

DavidDavid

Entiendo lo que dices, pero , piensa que en un futuro ( quiero pensar que así será ) estamos obligados a entendernos y evolucionar mentalmente, y corregir todas las estupideces que hacemos(religión,magufadas homeopáticas,hambre,guerras,
racismo/sexismo etc…). El hecho de envejecer no creo que vaya unido a la perdida de ideas,prejuicios y adaptabilidad a los cambios, creo que podemos mejorar en ese sentido, sin depender de la edad. :)

AbraxasAbraxas

Pues yo creo que los prejuicios y en inmovilismo ideológico (en un sentido amplio, no solo político) son intrínsecos a la edad. Cuando has vivido y experimentado muchas cosas, te resulta más difícil cambiar de opinión o aceptar nuevas realidades. La experiencia va unida al prejuicio, la inexperiencia a las posibilidades. Da igual lo abierto de mente que seas o lo tolerante que te creas, cuanto mayor eres, más difícil es que cambies del Madrid al Barça. Yo tengo 30 años, soy consciente de esto, me “jode” y aún así lo estoy notando. Con 70 años seré tan cabezota como todos los abuelos que me rodean, eso LO SÉ xD

La prueba del algodón: el día que pienses que las nuevas generaciones son irrespetuosas, irresponsables y decadentes, sabrás que te estás haciendo viejo. A mi me pasa y, a pesar de que sé que no es más que le típico choque generacional, que prosperarán al igual que prosperaron todas las generaciones hasta ahora (a pesar de que siempre han sido lo peor), no puedo evitar sentirlo (cada vez con más fuerza).

Otra cosa por la que es bueno que la gente se muera es como purga en los estamentos de poder. Imagínate los políticos que se perpetúan para siempre en sus cargos… Franco de jefe de estado, para siempre… sería terrible. Por lo menos ahora nos queda la esperanza de que un día se mueran.

DavidDavid

Estoy en parte de acuerdo, ahora mismo pasa eso, pero creo que en un futuro, eso cambiará, estamos obligados a evolucionar como especie, a darnos cuenta que por donde vamos ahora mismo es a la autodestrucción.
Que el hombre dure mas, no significa que se vuelva conservador, vuelvo a repetir, ahora parece ser que si, pero en un futuro creo yo que no.

En cuanto a lo de Franco….creo que cuando lleguen estos avances, las palabras “dictaduras” “guerras” entre otras, estén completamente olvidadas.

quizás sea demasiado positivo en creer que en el futuro habrá una política de verdad,que no ceda a presiones,haya un reparto mas equitativo y la ciencia tenga la ayuda y protagonismo que merece.

DavidDavid

Estén no, estarán ( lapsus mental )

0 (0 Votos)
AbraxasAbraxas

“Que el hombre dure mas, no significa que se vuelva conservador”

Entiendo lo que dices, pero no lo comparto. Que el hombre dure más significa más experiencia, y a no ser que nos hagamos un borrado de cerebro cada cierto tiempo, la experiencia nos condicionará SIEMPRE. Cuanta más, más condicionados y atados al entorno en el que adquirimos esa experiencia. No creo que la cabezonería y la incapacidad de comprender el mundo en el que viven sea una consecuencia de la vejez, sino de haber experimentado mucho.

Me explico: yo creo que si coges a un niño de 4 años y lo metes en una cámara de estasis mental hasta los 70, cuando salga tendrá las mismas posibilidades de adaptarse al único mundo que conoce que un chaval de 4 años. Pero si coges a cualquier persona de 70 años, con 70 años de experiencia vital, se encuentra en un mundo que no tiene nada que ver con aquel en el que aprendió a vivir. Eso es, creo yo, lo que provoca el inmovilismo y los problemas para entender la sociedad en la que viven.

“creo que cuando lleguen estos avances, las palabras “dictaduras” “guerras” entre otras, estén completamente olvidadas”

No hablo necesariamente de dictaduras. Berlusconi, Hugo Chaves o cualquier otro político populista y claramente perjudicial para la sociedad en la que prospera… esa gente podría estar ahí 500 años en un futuro en el que vivamos para siempre. Porque mientras tengamos la capacidad de formarnos una opinión, seremos susceptibles a formarnos la opinión equivocada y ser manipulados y sometidos por políticos de este tipo.

0 (0 Votos)
Juan IgnacioJuan Ignacio

Yo pienso que el carácter conservador típico de la edad adulta no es consecuencia únicamente de la experiencia, sino que también influyen factores biológicos como el deterioro físico, la menor plasticidad del cerebro y la propia conciencia de que la muerte se va aproximando.
Estoy convencido de que, si se me concediera la inmortalidad, junto con un cuerpo y un cerebro que mantuvieran sus capacidades óptimas para siempre, sería tan audaz como cualquier chaval de veinte años.

+2 (0 Votos)
DavidDavid

Creo ( desde mi mas humilde opinión y sin querer menospreciar la tuya ) que estas analizando esta situación de “inmortalidad” si pasara en los tiempos actuales con la consciencia social de ahora, es decir, hay que ver que en un futuro nuestros valores cambiarán,no se si a mejor o peor, pero lo harán.

Estoy contigo en lo que dices de los políticos, pero repito,eso pasa ahora, en un futuro, probablemente evolucionaremos desarrollando una consciencia social mayor, una ética y una moral mucho mejor que la que existe, y tendremos dirigentes eficientes y trabajadores.

0 (0 Votos)
AbraxasAbraxas

“Estoy convencido de que, si se me concediera la inmortalidad, junto con un cuerpo y un cerebro que mantuvieran sus capacidades óptimas para siempre, sería tan audaz como cualquier chaval de veinte años”

Eso es a lo que me refiero. Yo no tengo 70 años, considero un valor estar abierto a las nuevas ideas y corrientes, y aún así noto que me “atranco”. No por falta de plasticidad neuronal (yo sigo aprendiendo las cosas casi tan deprisa como con 20 años), pero tengo unas referencias que 20 años no tenía. Esas referencias están ahí y condicionan todas mis decisiones porque es como funciona el cerebro, y yo creo que el “atrancamiento” que llega con la edad es una consecuencia de madurez, no de la falta de plasticidad ni de la posibilidad de una muerte muy cercana.

Si fuese a vivir para siempre, dentro de 200 años estaría tan incómodo y descolocado como si ahora cogen y me ponen a vivir en el siglo XVIII.

0 (0 Votos)
LeoLeo

Tambien podemos pensar qe si llegaramos a vivir 500 años, tendriamos hijos a una edad mucho mas avanzada, por lo que habria recambio generacional pero a otro ritmo. Por ejemplo, los perros viven 15 o 20 años y ya pueden tener hijos a los 2 o 3 años. Si pensamos esto como una proporcionalidad, si al vivir 80 años tenmos hijos a los 30 o 40, al vivir 500 años tendriamos huijos a los 250 años. Todo eso tambien puede depender de como se modifique nuestra estructura sexual. Pero bueno, imaginemos que todos vivieramos 500 años y si recambio generacional ,eotnces habria sobrepoblacion mnundial lo que generaria a su vez una escaces de recursos. Al ser esto asi, habria invitables muertes por falta de alimento, medicamentos y demas recursos. Por lo que por mas que nos mejoremos como humanos, si excedemos los recursos disponibles en la tierra no tendremos lo que consumir. Me parece que si la evolucion requiere mas recursos que los que la tierra alberga, bien podriamos ir pensando en colonizar marte u otro planeta!
Me extendi un poco, pero me resuto muy interesante el tema, aunque demasiado especulativo!
Podemos especular sobre cambios en los proximos 10 años, como por ejemplo las futuras crisis energeticas y demas.
Solo el tiempo dira!
Salut!

DavidDavid

Interesante artículo , me pregunto yo…¿acaso el querer vivir un mayor tiempo para aprender y experimentar más, no es evolución natural del ser humano?
quizás no haya que poner una linea en cuanto a lo de cyborgs y humanos, creo que solo es evolución (humana).
Imaginaos vivir 1000 años y ver como el hombre “conquista” el sistema solar……arg señores políticos inviertan en ciencia !!!!!!!!!!!
Gracias por el artículo :)

CárdenasCárdenas

No quiero vivir más, quiero vivir mejor.

No quiero que mis hijos sean rubios y guapos, quiero que sean felices.

Este artículo me plantea una duda interesante. La inteligencia se aumentará así, tomando pastillas, pero qué pasará con la sabiduría, el criterio a la hora de tomar decisiones, la educación dentro de la cultura, la sensibilidad y capacidad de apreciar y de sentir ¿qué pastilla nos ofrecerá eso? ¿qué máquina lo igualará?

Si el transhumano es una especie optimizada, pragmática, longeva y con mayor capacidad procesal, ¿estará realmente evolucionado o perderá la capacidad de escoger y avanzar entre una inmensa diversidad de ADN’s que se renuevan en el breve lapso de tiempo que supone una vida actual?

Ahskar

Aumentar la inteligencia, no sólo podría consistir en aumentar la lógica, fría y técnica, sino cualquier aspecto relacionado con nuestro cerebro, como la empatía o la sensibilidad. No veo un problema intrínseco en ello.

La sabiduría y la felicidad son otro asunto, ya que dependen de la propia trayectoria vital, es decir del “qué hacemos con ello” más que del “qué tenemos”. Pero pienso, que como mínimo, tendríamos las mismas garantías de alcanzar tales metas que actualmente.

EustakioEustakio

Técnicamente el transhumanismo trata de tal cosa, aumentar el bienestar (felicidad y comodidad) hasta límites no vistos.

El transhumanismo es un movimiento filosófico que aboga por el uso de la tecnología para aumentar nuestro bienestar, ya sea gracias a la extensión de la vida, mejoramiento de nuestras capacidades o con fármacos.

Obviamente, si los métodos de mejora expuestos por los transhumanistas causaran infelicidad, se estaría cayendo en una contradicción.

Juan IgnacioJuan Ignacio

Estupendo artículo!

Me parece muy acertado que el autor haga una síntesis de las críticas más habituales, para rebatirlas a continuación, usando argumentos que me parecen muy razonables y convincentes.

En mi opinión, el artículo trata sobre todo de un tipo de transhumanismo: producir todo tipo de mejoras en el ser humano con diversos medios. Estoy de acuerdo en que el avance de esta tendencia es imparable y positivo.

Por otra parte, pienso que es posible que haya otro tipo de transhumanismo que se desarrolle más rápido (aunque ahora se encuentre más atrasado): la Singularidad Tecnológica anunciada por Kurzweil posibilitará, algún tiempo después (en mi opinión), la transferencia de una conciencia individual al ordenador, en forma de software en ejecución (con su entorno virtual asociado, por supuesto).

Cuando se produzca este fenómeno, se abrirá una vía de un potencial difícil de imaginar, dejando atrás todos los condicionamientos y limitaciones de índole biológica. Por citar algunas posibilidades: inmortalidad, omnipotencia (en el entorno virtual, claro), memoria perfecta, control absoluto de las emociones…

El libro “Diáspora”, de Greg Egan, explora la naturaleza y convivencia de los diferentes tipos de transhumanismos hipotéticos futuros.

Saludos y gracias por el artículo!!

sargentopezsargentopez

Yo voy más lejos aun. Cuando nuestros cerebros podamos conectarlos directamente a una red global inhalábrica, la humanidad entera se convertirá en una única superentidad. Y cada uno de nosotros solo seremos una neurona de ese supercerebro
Entonces tomará consciencia y voluntad propia, pero desgraciadamente, cada uno de los humanos será incapaz de conocer las intenciones de este superser.
Me voy a dedicar a escribir ciencia-ficción.

DavidDavid

Ten cuidado que con esa historia pueden acusarte de plagio a “la ultima pregunta” de asimov 😛

lenileni

No conocia ese libro de asimov, tendre que leermelo. Gracias.

Por cierto, hay unos juegos de ordenador, llamados Deus Ex, que aparece lo que menciona sargentopez.
También aparecen muchas de las controversias que se mencionan en este fenomenal articulo.
Si hubiese algún libro sobre la trama del juego seria como para recomendarlo..

jo_mateixjo_mateix

Ya que empezamos con icaro, sus alas y el uso de la tecnologia ¿porque no continuamos con la historia y como acabó el tema? quiso volar tan alto que se fundio la cera de las alas con el sol y se pego la gran castaña.

A ver si a alguno le va a pasar lo mismo.

Ahskar

La castaña nos la podemos pegar igualmente. Pero cuanto más conocimiento tengamos sobre el funcionamiento de todo lo que nos rodea y de nosotros mismos, pienso yo que las probabilidades son menores en términos generales.

AbraxasAbraxas

La historia de Ícaro la puedes leer como una advertencia a querer traspasar fronteras o como un apreciación de que los pioneros en las nuevas fronteras asumen muchos riesgos.

Ícaro murió, sí, pero Ícaro voló. Tú también te vas a morir, a ver qué haces con la vida que te ha tocado 😉

FenixFenix

Recordemos que su padre Dedalo, no se pego el castañazo. Fue mas inteligente que su hijo. Debería haber esperado a las alas 2.0 para volar hacia el sol.

AbraxasAbraxas

Alguien tiene que ser el primero 😉

Daedalo no se mató con las alas, pero a quien más recordamos es a Ícaro ;-D

LeviLevi

Muy interesante el tema, por sus múltiples implicaciones.

Dejando un poco de lado la posibilidad real de llegar ahí, no soy contrario a mejorar y prolongar la vida aplicando avances tecnológicos, pero si me surgen algunas dudas al respecto una vez se sobrepasa cierto límite en esa prospecciones de futuro. Todos queremos hijos guapos y listos, pero ¿estamos seguros de poder definir lo que es guapo?¿en un mundo de guapos, habría realmente guapos o gente del montón?. La educación de los hijos se encamina a que expriman todo lo posible sus capacidades, pero se falla muy a menudo. El que exista el potencial, no significa que seamos capaces de desarrollarlo.

El conflicto generacional siempre ha existido, la propia limitación de edad lo circunscribe a dos o con suerte, tres generaciones. Viviendo 150 años, nos enfrentaríamos a 5 generaciones buscando su propia identidad, taponadas cada una de ellas por sus mayores, y practicamente con la garantía de que seguirán ahí. ¿Dejaríamos entrar sangre nueva? ¿nos saltaríamos generaciones intermedias?

AbraxasAbraxas

“Todos queremos hijos guapos y listos, pero ¿estamos seguros de poder definir lo que es guapo?¿en un mundo de guapos, habría realmente guapos o gente del montón?”

En esto yo también me he parado a pensar cuando lo he leído. Si se ponen de moda los rubios con ojos azules, yo tengo claro que elegiría un hijo o hija de pelo negro y ojos oscuros. Cuando todos sean rubios y con ojos azules, esas diferencias le darán la ventaja ;-P Podemos ver esto con lo que ha pasado en China. Como todos querían niños y las niñas fueron “descartadas”, ahora no hay nada más valioso que tener una hija en China 😉

Ahskar

Hombre, con el conflicto generacional y la longevidad podemos especular con una base más o menos sólida: la esperanza de vida ha aumentado enormemente desde hace no mucho tiempo. Y viendo cómo funcionan ahora las cosas, pienso que una longevidad aumentada llevaría a las siguientes circunstancias:
– Periodo de aprendizaje proporcionalmente más largo, sobre todo si las capacidades intelectuales también se vieran aumentadas.
– Reproducción más lenta y maś tardía. A medida que el nivel de vida y la longevidad han aumentado, se tienen menos hijos y más tarde. Si nos plantamos en el escenario de que vivamos 500, no creo que sea descabellado pensar que podamos reproducirnos tranquilamente a los 150.

CristianCristian

Enhorabuena al redactor de este articulo, es fascinante todo en su conjunto pero en especial las ultimas reflexiones, de las que te hacen pensar xD
Felicidades otra vez por este pedazo de articulo.

PabloPablo

He leido por encima vuestras opiniones ya que me asaltaba una duda muy fuerte con respecto a este tema. La pobreza…

En estos momentos la diferencia entre un hombre rico y un hombre pobre es el dinero, nada más, pues ambos siguen siendo hombres. Con estas tecnologias, la diferencia entre ricos y pobres no será nunca más un problema sólo de dinero, sera un problema genético, tecnológico, de especie.

No he podido evitar que me venga a la mente la película Gattaca. Una nueva élite que se alzará no sobre sus conociemientos o su dinero, cosas ambas que todo hombre nacido en un buen hogar puede luchar por conseguir, sino en un ADN mutado, en unas mejorar tecnológicas que simplemente no estarán al alcance de todos. Y, ¿qué pasará con el tiempo?… seguiremos los afortunados siendo “humanos” o peor aún dejaremos de considerar humanos a los que no han tenido la suerte de dotar a sus hijos de un maravilloso ADN modificado.

La ciencia ofrece siempre esperanza. La ciencia no es buena ni mala. Simplemente es una herramienta. Pero con los tiempos que correr y más en estos temas, tendremos que plantearnos si necesitamos de ciertas herramientas…

degurdegur

Estos temas me llevan rondando la cabeza mucho tiempo.

Estoy a favor de la tecnología por supuesto y en todo lo que nos ayude en el día a día. Sobretodo en todo lo que ayude a nuestra salud (será la vista de un enfermo crónico), pero no quier vivir como en Gattaca.

Los tratamientos génicos son lo mejor que nos puede pasar, y cambiar los genes de nuestros hijos para que no sufran nuestras enfermedades, no es que me parezca una buena idea, es que me parece necesario.

Pero una cosa es tener hijos sanos y otra crear “clones”. Una de las grandezas de la humanidad es la pluralidad, si toda una generación mide 2 metros, es rubia, con ojos azules, juegan al fútbol como Messi y tiene 150 de ci… Que aburrimiento!!! Por último quien dice que los altos, rubios y atléticos sean los mejores? Tienen algo de malo los bajitos, morenos y enclenques?

Además si ya los padres condicionan demasiado la vida de sus hijos, llegado este caso marcarían toda su vida. Aquí si que tendríamos el destino escrito.

Para terminar no quiero dejar algo que habría que debatir sobretodo esto y no se a dicho. Ser más listos nos haría más felices? Ya que nuestra vida como especie no tiene un fin, al menos que conozcamos, al menos intentemos ser felices.

Y los lo del control de gobiernos o megacorporaciones es un caso aparte, pero un tema muy a tener en cuenta

PD: Grandioso artículo.

miedoalfuturomiedoalfuturo

Alguien a jugado al Deus Ex? trata sobre esto… y sobre la explotación que harán del futuro las multinacionales….

Vamos en serio, esto es una utopía con el sistema de mierda de patentes que tenemos hoy en día ni loco quería que llegase el futuro que pintáis, ¿por que? muy fácil… porque estaríamos atados a las empresas y multinacionales(mas que ahora), lo digo en serio… imaginaos, las pastillas para no envejecer? tendrían registro y habría que pagar por ellas, que quieres la versión del brazo robotico 3000, la empresa bioInc. te lo instalaría a un módico precio….
El futuro que ponéis no existirá, el futuro REALISTA con lo que ponéis seria un terror.

lenileni

Lo de Deus Ex lo comento en una respuesta anterior, siento no leer todo.

Y respecto lo del futuro, yo también pienso que en la situación en la que estamos, acabamos antes como en el juego que como comenta la gente…

Antonio OllerAntonio Oller

Se olvida una cosa importante. El hombre es un animal. Muy evolucionado: sí, con conciencia de sí mismo: en efecto. Inteligente: cierto. Pero está atado a la biología. Y estas ataduras van más allá de aspectos como las limitaciones físicas o intelectuales y la enfermedad, la vejez o la muerte. Son los instintos, los impulsos, lo que nos lleva a robar, matar, buscar pareja o querer tener hijos. Eso está muy por debajo de lo que nosotros podemos modificar. Podríamos decir que eso está impreso en nuestro ROM, viene de serie.
Podremos vivir mil años, volar, recordar de memoria siglos de historia… pero al final viviremos, mataremos y moriremos por cosas tan absurdas como el sexo, el poder y el dinero… y así, como ha dicho alguien más arriba no viviremos realmente mejor… no merecerá la pena…

marlonGSmarlonGS

Genial articulo. En mi opinion es muy necesario que sigamos aumentando nuestras posibilidades evolutivas, gracias a nuestro cerebro podemos adelantarnos a la evolucion natural por supervivencia y la modificacion genetica corre por nuestra cuenta.
Como un chimpance y un humano actual, habra un humano superior que nos aventaje de igual manera gracias al avance genetico, biologico y quimico. Las maqunas nos ayudaran mucho, incluso habra maquinas muy evolucionadas y la simbiosis sera grande, pero al final la biologia humana estara por encima.
Lo de seleccionar un cuerpo guapo y rubio y tal, creo que sera “estupido” en cuanto estos primeros hijos nuestros mas evolucinados esten entre nosotros, ellos seran los que seguiran nuestros primeros pasos en la direccion correcta, gracias a su inteligencia superior, es decir, seguir evolucinando en humanos mas poderosos en sus capacidades intelectuales.

Odiseo BlablaOdiseo Blabla

Gran artículo, y me gustó mucho la oración de cierre… en lo referente a “seleccionar” la composición genética de nuestros futuros vástagos, ese es el principal argumento de la peícula “Gattaca”: la discriminación no por nacionalidad, estatus social, educación sino por el 100% de nuestro mapa genético…

lenileni

No se si alguien habra leido a Arthur C. Clarke (ciencia ficción). Creo que en varios libros (en las de Rama fijo) cuenta la historia de civilizaciones que se creian capazes de cambiar su ADN y acabaron en un callejon sin salida genetico, desapareciendo por completo, porque ni siquiera guardaban registros geneticos anteriores a las alteraciones.

En los otros aspectos a mejorar, tanto tecnologicos como biologicos, no estoy tan en contra (excepto la diferencia social entre pobre/rico). Pero la genetica no lo tocaria por gusto o MODA.

Francisco Canales

Muy bueno el artículo, es increíble lo complejo que parece determinar si un avance científico que puede mejorarnos o podría perjudicar a la humanidad. En mi opinión, los usos de la tecnología no necesariamente nos avocarán al desastre. Creo que mejorarían nuestra humanidad y reduciría las diferencias, ya que no podemos juzgarlo con los patrones moral y ética actuales.

Tan solo querría puntualizar que cuando describes a las “smartdrugs”, el metilfenidato se prescribe a los niños y adultos con déficit de atención (TDAH) y el modafinilo para tratar la narcolepsia, y no al contrario.

Un saludo y gracias por mostrarnos que Gátaka, I robot o la reciente In Time pueden llegar a ser una sola película,
Fran

David

Al articulo creo que le falta incidir sobre el hecho de que el avance que posibilita y cataliza todos los demas es el desarrollo de inteligencia artificial, en concreto super inteligencia artificial o inteligencia artificial automodificada recursivamente. A partir de ahi todo lo demas es un efecto domino.

No estoy diciendo que vaya a pasar (estas ideas tiene algo de fantasia), pero el hito critico de la singularidad es ese, el “intelligence explosion”

AbraxasAbraxas

“super inteligencia artificial o inteligencia artificial automodificada recursivamente”

Esto que dices… no tiene mucho sentido… ¿qué quieres decir?

David

Me estoy refiriendo a inteligencia superior a la humana.

Una posible via es a traves de automodificacion. Una IA modifica su propio codigo produciendo incrementos de inteligencia, que a su vez le permiten mejores automodificaciones. Si se establece retroalimentacion los incrementos podrian ser exponenciales.

Ver

http://en.wikipedia.org/wiki/Ij_good...ublications
Seed AI

AbraxasAbraxas

Las IAs ya suelen incluir mecanismos para añadir nuevas reglas a sus bases de conocimiento. Parte de las IAs supone su automodificación, su adaptación; el aprendizaje.

“produciendo incrementos de inteligencia”

Esto no tiene ningún sentido, me temo. La inteligencia no tiene un valor cuantitativo, es algo más bien cualitativo (está o no está). No se puede tener inteligencia 12, por ejemplo, así que difícilmente podrás hacer nada para “incrementar” la inteligencia. Podrás mejorar las reglas para poder dar más respuestas o mejores respuestas, que es algo que ya se hace, pero dicho así, “incrementar la inteligencia”, no significa nada.

Juan IgnacioJuan Ignacio

No estoy de acuerdo en que la inteligencia “esté o no esté”.

Entendida como “capacidad de comprender y resolver problemas”, que son las dos primeras acepciones de “inteligencia” en el diccionario de la RAE, me parece que está generalmente aceptado que la inteligencia no es una cualidad exclusiva de los seres humanos, sino que también la podemos encontrar, en diferentes grados, en otros animales.

Extendiendo el razonamiento, es perfectamente razonable esperar que existan grados de inteligencia muy superiores a los que los humanos podemos imaginar actualmente.

Esos niveles superiores de inteligencia podrían ser alcanzados por inteligencias artificiales o por humanos modificados.

0 (0 Votos)
David

No estoy hablando de un sistema experto que añade reglas, ni de un sistema de aprendizaje automatico que aprende modelos. Estoy hablando de una IA que pueda re-escribir _todo_ su codigo, incluido su arquitectura, algoritmos etc. O sea, una modificacion integral. No existem sistemas que hagan esto porque precisamente requieren una inteligencia superior. Esto es un Seed AI.

No tendra sentido para ti. Que la inteligencia sea algo cualtitativo te lo has sacado de la manga. Existen muchas medidas de inteligencia, desde el CI de los humanos, como el Universal Intelligence Measure de Hutter y Legg o el AIQ. Asi que claro que significa algo.

0 (0 Votos)
David

“Extendiendo el razonamiento, es perfectamente razonable esperar que existan grados de inteligencia muy superiores a los que los humanos podemos imaginar actualmente.”

Efectivamente. Pero por puro antropocentrismo es un error habitual pensar que la inteligencia es la nuestra y no hay mas. Pero la inteligencia humana no es ni la unica, ni establece un magico limite superior.

0 (0 Votos)
AbraxasAbraxas

Por partes: Juan Ignacio, estamos hablando de inteligencia artificial, un área de las ciencias de la computación. Cuando hablamos de un programa “inteligente”, no podemos comprarlo con otro diciendo “este es inteligente 16 y este es inteligente 18″. Podemos decir “es inteligente” o “no es inteligente”, según si sus respuestas son “inteligentes” o no.

“Estoy hablando de una IA que pueda re-escribir _todo_ su codigo, incluido su arquitectura, algoritmos etc.”

En un sistema inteligente, las reglas SON el código. Así que un sistema inteligente que puede reescribir sus reglas, y los hay, se están reprogramando. Cualquier sistema que aprende se reprograma, de hecho.

“Que la inteligencia sea algo cualtitativo te lo has sacado de la manga. Existen muchas medidas de inteligencia, desde el CI de los humanos”

Míralo de esta manera. Si le pasamos un test de CI a una máquina, ya tenemos que las máquinas son muchísimo más inteligentes que los humanos. De nuevo, estaba hablando de inteligencia artificial.

Así que no, cuando hablamos de inteligencias artificiales, hablar de “incrementos en la inteligencia” no tiene sentido, porque no tenemos forma de valorar esa “inteligencia”. Fundamentalmente, podemos decir que un programa es inteligente cuando puede aprender. Es lo que se estudia en inteligencia artificial o ingeniería del conocimiento.

Lo que dices de un ordenador diseñando su siguiente versión de forma automática… bueno… digamos que estamos muchísimo más próximos a detener el proceso degenerativo de la edad. Pero mucho…

0 (0 Votos)
David

Estaba respondiendo a tu alusion al termino regla en sentido estricto. Un sistema experto podra adquirir reglas, y un sistema de aprendizaje automatico modelos, y un genetico programas, pero cambiar el codigo, arquitectura y diseño del sistema entero es mucho mas potente y dificil.

Ya existen programas que pasan test de CI, pero esa no es la cuestion. La cuestion es que la inteligencia es un concepto que admite grados. Y aunque no tuvieramos formalizaciones precisas de lo que significa el concepto, eso no implicaria que no tuviera sentido que se pueda ser mas o menos inteligente. Es evidente que si.

Pero es que encima si que existen formalizaciones cuantitativas de inteligencia como las que te he citado.

+1 (0 Votos)
Lupi

Bueno, también decian cuando yo era chico (soy del 78) que en el año 2000 los coches volarían, habrían ciudades flotantes gigantesca al estilo manga y tendríamos colonias/cupulas en otros planetas…

😀

josejose

A la porra todo, que hagan lo que sea necesario para investigar esto.

Yo quiero vivir eternamente. Si me aburro o no encuentro el sentido de la vida o no soy humano, es mi problema.

Ademàs, es muy facil estar en contra de todo esto cuando vives pensando que cuando mueras un Dios que te hara vivir por siempre en el reino de los cielos.

De todas maneras yo creo que la conciencia de un ser humano como tal es el resultado de las experiencias vividas a lo largo del tiempo, experiencias almacenadas en un soporte físico, nuestro cerebro, y confio en que algún día se podran conservar y almacenar en otro lugar.

De forma que la conciencia de un ser humano, por ejemplo tu mismo o tus seres queridos moririan de forma fisica, pero su consciencia sería trasplantada a un almacenamiento o mundo virtual que apenas consuma energía ni espacio. De esta forma crear una especie de “cielo” virtual para mantener viva una parte de nosotros, hasta que fuera econmicamente vivable traernos de vuelta.

Algo parecido a un Matrix.

martinmartin

Yo humildemente pienso que esto debería hacerse realidad ya que nuestra especie es una mierda, siempre lo fue y siempre lo sera, pero si pudiésemos ser menos mierda habría menos problemas de discriminación racial y demás chorradas. A ver si me explico, si pudiésemos fabricar un ser humano en una fabrica por ahí y le ponemos todo lo que nos parece lo mejor desde inteligencia hasta belleza física, habría menos discriminación por ser distinto o por ser un gilipoyas fracasado como yo. Por otro lado es obvio que esto va a ser una nueva super raza que va a exterminar o en el mejor de los casos esclavizar a los homozapiens restantes ( osea a los pobres ),¿ pero que mas da ? si total los pobres ya son esclavizados y exterminados lentamente muriendo de hambre o de frió en las calles, si de algún modo todo esto sirve para poner fin a la pobreza e indigencia y para acabar con la discriminación física que así sea.

juan davidjuan david

Bueno en realidad con respecto a todo lo que tiene que ver con la clonacion y la longevidad me muestro algo esceptico pues hay que considerar un factor muy importante: la sobrepoblacion.hay que tener que ahora es un grave problema y es el causante de la contaminacion en exceso, de la hambruna, pobreza,etc. Ahora solo imaginen como seria un mundo futurista de clones por el precio de un carro talvez, de seres humanos que viven mucho tiempo, la natalidad seguiria su curso actual o aumentaria, al mismo tiempo la mortandad desminuria, el munda estaria exageradamte poblado, tendriamos que expandirnos a zonas que son de otras especies y marcariamos la extincion de estas asi como sucede ahora solo que a un ritmo acelerado y contundente, en resumen al final acabariamos nuestros recursos y a nosotros mismos. Ahora con respecto al mejoramiento del intelecto, pienso que es lo mejor y asi no lo quieran sucedera, el humano ahora esta atascado, muy pocos marcan la diferencia y debido a esto el hombre buscara la manera de avanzar y evitar un estancamiento mayor, lo cual se ve claramente en la adiccion a internet.

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

Es curioso ver cómo muchos extrapolan el comportamiento actual del ser humano a la(s) especie(s) posthumanistas.

Hablan de sobrepoblación, discriminación genética, etc, lo cual tiene sentido si el comportamiento de los humanos modificados es igual al nuestro.

Pero, ¿qué pasaría si así como modificamos la salud, la longevidad y las capacidades para dar origen a los humanos modificados (y en última instancia, a los posthumanos), modificásemos también su comportamiento para que no sean, citando a martín, una “mierda” como lo somos nosotros?

SilvanaSilvana

Un acierto comenzar la entrada con la leyenda de Icaro, pero deberías haberla terminado. Del mismo modo que su padre le dio alas para volar, le advirtió que no volara muy alto y que no se acercara demasiado al Sol…. pues las alas se derretirían, pero Icaro no le hizo caso y………. ¡¡plaka plaka!!

8 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Cuenta la mitología que Ícaro fue uno de los primeros humanos en volar. Y lo hizo gracias a la habilidad de su padre: Dédalo construyó unas alas a base de plumas y cera para que ambos pudieran escapar de la torre de Creta……

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>