Educación: cuando el modelo suplanta a la realidad

El pasado 24 de noviembre, poco antes de recibir el premio Prismas, tuvimos el privilegio de escuchar la charla de Ramón Núñez (reconocido con el premio especial del jurado por sus 25 años trabajando por la ciencia). Entre las cosas que dijo durante aquella hora en la que nos mantuvo absortos y en la que explicó “Por qué me enamoré de la Ciencia” (puedes escucharlo completo aquí) hubo una anécdota que me gustaría transcribir para vosotros. Creo que es un ejemplo de por qué la mayoría de las veces estamos enfocando mal el problema de la educación y confundimos cuál es la prioridad. Lean y, si lo desean, dejen su opinión en los comentarios:

Un día fue para mí histórico. Fue en el planetario, al principio, una de las primeras sesiones para escolares y yo les estaba enseñando a mirar el cielo: el carro, la osa mayor, la estrella polar… “¿Os acordáis de que antes se veía Orión?”, les decía. “Pues ahora no se ve por el horizonte”. Les enseñaba las constelaciones, lo que pasa a lo largo de una noche, éste es Mercurio y éste es Venus, y éste es Júpiter… Y un día se me levanta un niño y me dice “¿Y la Tierra dónde está?… Aquello me sonó como una bofetada enorme. ¿Y la Tierra donde está? Tengo que reconocer que le di un grito. Y le dije: ¡Debajo de tus pies! ¡Y cuida de que no deje de estarlo nunca!

Pero es que… aquello era brutal, ¿qué había hecho la escuela con aquel crío? Había conseguido la usurpación de la realidad por el modelo. O sea, ¿qué era el sistema solar? El sistema solar era un dibujo de su libro en donde estaban Mercurio, Venus, Marte, Júpiter… y la Tierra… Entonces, allá donde estén Marte, Júpiter y tal, tiene que estar la Tierra. Y esta realidad del modelo se había impuesto de tal manera a la mente de aquel crío que ya la realidad cósmica había pasado a ser una ficción. Y empiezas a preguntarte, bueno vamos a ver, ¿cuántas de las cosas que le hemos enseñado a este crío, a estos críos, tienen sentido para ellos? ¿Cuántas le sirven para pensar, para razonar, para pasar una noche bonita mirando a las estrellas, para saber lo que es un planeta…? [...]

¿Quién dijo que lo que había que saberse era un modelo cuando los modelos sirven para explicar realidades y la realidad se desconoce? Concho, yo el modelo no lo necesito. Deje usted que yo haga modelos para interpretar las realidades que conozco. Enséñeme los modelos que vaya creando, enséñeme usted a crear modelos, pero no me enseñe los modelos, ni el de Copérnico, ni el de Tolomeo… ¡Ninguno! Primero la realidad, después que venga lo otro.

Enlace:  Cómo me enamoré de la ciencia (Audio-1 hora)

26 Comentarios

Participa Suscríbete

AntonioAntonio

Buenísimo, indispensable, lo redifundo e invito a los demás a hacerlo también.

Saludos

VioletaVioleta

Una anécdota muy ilustrativa (por desgracia). Es una pena que nos enseñen de tal manera que no solo no nos sintamos atraídos a aprender, sino que no veamos que son cosas que están a nuestro alrededor. Me anima leer esto, ver que hay ganas (aunque seamos unos pocos locos) de cambiar la educación . Gracias.

DavidDavid

En definitiva… el sistema educativo es una basura. Pero también es cierto que no todos los niños “sustituyen la realidad por el modelo”. Hay quienes son capaces de adquirir ciertos conocimientos teóricos y aplicarlos al mundo real.

CucufatoCucufato

Es sistema es una basura, pero el interés de los padres por la educación de sus hijos es (por norma general) nulo y el respeto y colaboración con el profesor inexistente.

Ahora bien en este país nos quejamos de todo, pero votamos a los mismos idiotas o a sus calcos elección tras elección, por qué van a solucionar nada.

pepepepe

Lo que hacen falta son más ordenadores, más ipads y más nuevas tecnologías.

[/ IRONIC MODE OFF]

pepepepe

Por cierto recuerdo vivamente como durante mi paso por EGB, los profesores nos repetían constantemente como un mantra: “el futuro de españa es el sector servicios, la agricultura o la industria no aportan valor añadido”.

Y llevaban razon: o putas o camareros.

kaktuskaktus

No entiendo por qué se empeñan en los libros escolares a decir que giramos alrededor del sol cuando claramente tenemos la experiencia directa comprobable visualmente (diaria a demás) de que el sol sale por “allí” y recorre el cielo hasta irse por “allá”.
Es el problema que comentas, se enseña el modelo más aceptado hoy y se deja la realidad a un lado.

AntonioAntonio

Me ha recordado a una anécdota de unos de mis primeros días en la universidad. En clase de “Introducción a los computadores” el profesor nos explicó que aprenderíamos a hacer cálculos en diferentes bases (base 2, base 8, base 16) y que también aprenderíamos algo de nosotros mismos, que no sabíamos restar. Sonó a chiste para romper el hielo y muchos se rieron. Unas clases mas tarde apenas 5 o 6 personas (más o menos un 10% de la clase) supieron hacer la resta en base octal.

Antonio

Buen post. Lo que se dice en él es uno de los principales fallos del sistema educativo español, entre otros muchos.

Los objetivos del sistema educativo deberían ser tres: transmitir conocimientos, educar (transmitirles los valores de la sociedad en que viven) y formar a los alumnos de tal manera que sean capaces de aprender por sí mismos cuando abandonen el sistema educativo.

La clase magistral a palo seco hace que los alumnos no sean autosuficientes, cuando dejan los estudios solo valen para atender conferencias. La transmisión de los valores de la sociedad no se debe hacer en una asignatura en la que uno se puede estudiar la mitad, sacar un aprobado y olvidarlo todo al día siguiente. La educación debe impregnar a todas y cada una de las asignaturas. Las matemáticas son lógica pura, enseñan a razonar, a usar contraejemplos, a elaborar un discurso coherente. De la historia se pueden aprender errores y aciertos del pasado mientras se aplican al presente. Si no, al alumno no le es útil. La lengua, la física, todo.

Saludos, que me llaman para comer.

PeanutPeanut

Me da la impresión de que el niño , con su sencillez, acababa de exhibir un conocimiento intuitivo sobre la perspectiva antrópica muy poco apreciada. La Tierra no es el centro del universo, y los profesores no son el centro de la educación. Nuestro planeta ocupa un lugar relativo en el conjunto no condicionado por nuestra percepción. Creo que reconoció el modelo del planetario a la perfección, ya que solo se trata de un representación a escala de la realidad. La cuestión es ¿ Podría situarnos ese profesor, en el lugar correcto del firmamento?

JuanchinsonJuanchinson

Totalmente de acuerdo. El niño era consciente de que estaba viendo una representación, no la realidad. Que le costara un poco asimilar que la representación es siempre desde el punto de vista de un observador en la Tierra no me parece que sea tan grave, la verdad. Se ven en los periódicos burradas mucho peores, día sí y día también.

ArielAriel

Hace ya bastante tiempo que fui por última vez al planetario (acá en Argentina), y no recuerdo como era la presentación. Pero si no aclaran al principio que la representación del cielo es simulada desde la Tierra, la pregunta es perfectamente válida: ¿Por que no se podría hacer un modelo de cielo visto desde el centro del sistema solar? (los catálogos estelares se hacen referidos al centro de masas del sistema solar, asi que no seria tan descabellado, si lo que se pretende mostrar son las constelaciones, que no cambiarían)
O a lo mejor el chico no prestó atención cuando hicieron la introducción, quien sabe.

Me parece exagerado echarle la culpa al sistema educativo. ¿Tiene fallas? Miles, y ejemplos sobran, pero creo que este no es el caso.

y respecto del último párrafo:
“¿Quién dijo que lo que había que saberse era un modelo cuando los modelos sirven para explicar realidades y la realidad se desconoce? Concho, yo el modelo no lo necesito. Deje usted que yo haga modelos para interpretar las realidades que conozco. Enséñeme los modelos que vaya creando, enséñeme usted a crear modelos, pero no me enseñe los modelos, ni el de Copérnico, ni el de Tolomeo… ¡Ninguno! Primero la realidad, después que venga lo otro.”

Estoy en desacuerdo: Estudiar los modelos, en el orden en que fueron propuestos, enseña como se trabaja en la ciencia, y como piensan los hombres. Es tremendamente útil.

Saludos!

MiquelMiquel

Estoy de acuerdo contigo. Este señor parece que confunde lo que él cree que está viendo con lo que es la realidad en sí, cuyo conocimiento se puede alcanzar mediante el estudio científico.

Más bien da la impresión de que no comprende aquello de lo que está hablando. ¿Alguien sabe qué formación tiene?

RNCRNC

Pero los modelos siempre han de crearse en relación con una realidad, pues es la explicación de esa realidad la que demanda el modelo. El problema era que cuando a aquel alumno le explicaron lo de Mercurio, Venus, etc no le dijeron si tenía algo que ver con lo que se observa en la noche, y ciertamente él no necesitaba el modelo para explicar nada.

VenturaVentura

Sin entrar a valorar si las conclusiones sobre el sistema educativo son ciertas o no, creo que esta “anecdota” no las justifica para nada.

Leyéndolo desde fuera y sin más detalles, suena a que el niño no entendió que se trataba de una representación geocéntrica y simplemente intentó ubicar la tierra en ese “mapa” que le estaban explicando. Creo que es más factible pensar esto que asumir que el niño no sabe que vive en el planeta tierra ¿no?

Lo que sí es un buen ejemplo negativo del sistema educativo es la respuesta del profesor, que lejos de intentar comprender la pregunta del niño (que muestra interés e inquietud) le responde de una manera que seguro no ha comprendido, con un grito y una humillación pública delante de sus compañeros, provocando que la siguiente pregunta se la guarde para no repetir la escena.

AnthonyAnthony

Estoy de acuerdo. La base de la ciencia, creo yo, es la pregunta, así que el muchacho no hacia nada malo, si no todo lo contrario.

RNCRNC

El muchacho ciertamente nada malo. Lo que hizo fue evidenciarnos que toda la astronomía que había aprendido no le servía para nada al mirar el cielo.

greatlunagreatluna

La cultura no es solo literatura, cine o pintura, es lo que nos enseña a ser cultos, y una persona culta, es aquella que sabe quien es y cómo sobrevivir en este mundo competitivo y cruel. tristemente en este pais la educación la entienden como algo con lo que se puede especular, ya pagaremos la factura de ser un país inculto……y no será por hacer libros o peliculas mal, será por tener una sociedad más injusta, más egoísta en definitiva más embrutecida…….

AbraxasAbraxas

Joder, no os hacéis a la idea de la alegría que me ha dado saber que no soy el único que se comió el ácido tartárico del Cheminova XD

GuiomarGuiomar

A mí, sencillamente, me parece una pregunta maravillosa. Y si la respuesta del profe hubiese sido: “bajo tus pies”, me resultaría igual de maravillosa. Creo que sobraron los juicios de valor.

LaertesLaertes

Con lo limitado del texto yo al menos no veo el problema en esta anécdota. El niño hizo una pregunta perfectamente legítima. Puede ser que fuera la primera vez que iba a un planetario y no se le dejó claro que la representación era desde la Tierra. Más aún, la representación no tiene por qué ser desde la Tierra. Precisamente una de las cosas que permite hacer un planetario (o programas como Stellarium) es presentar la vista desde cualquiere otro punto, o incluso en tiempos pasados o futuros.

Mucho mejor preguntar y no irte con la duda. Esperemos que el grito del profesor no le quitara las ganas de preguntar más veces al pobre crío.

xavi79xavi79

yo tengo otra anécdota de un pederasta profesor de religión de la escuela pública que abusaba de niños indefensos en horas lectivas.
¿hablamos en serio o qué?

3 Trackbacks

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>