Mitos transgénicos: el gran héroe americano

Es cierto que no todos los que demonizan sistemáticamente los organismos genéticamente modificados llegan al nivel argumental de aquel ecologista que dijo hace poco que los casos de infecciones por escherichia coli producidos por consumo de alimentos “ecológicos” se debían a que el estiércol empleado como abono en los cultivos procedía de vacas alimentadas con colza transgénica, mientras que las vacas alimentadas con pasto natural producen boñigas sanas y libres de toda infección. Pero también hay que reconocer que el movimiento antitransgénico ha ido creando su propia mitología, y a la hora de discutir pocas veces salen de esos héroes y demonios legendarios.

Percy Schmeiser

Dentro de esos cuentos de santos y Monsantos uno de los más habituales es el del gran héroe americano. Que, para ser precisos, es canadiense, y se llama Percy Schmeiser.

La leyenda viene a contarnos que el señor Schmeiser era un sencillo y humilde labrador que trabajaba honradamente su campo de colza (o maíz, según versiones) puramente natural. Pero resultó que alguno de sus pérfidos vecinos había plantado semillas transgénicas, y el viento arrastró algunas de ellas hasta el huertecillo del señor Schmeiser, donde germinaron y crecieron sin que el pobre labriego se diera cuenta. Hasta que, un mal día, le llegó una citación judicial porque Monsanto, la multinacional que había desarrollado esas semillas transgénicas, le había demandado por sembrarlas sin su autorización. Cabe imaginar el calvario que padeció el pobre señor Schmeiser, enfrentado en los tribunales a una potente multinacional y, encima, condenado en primera instancia y en apelación. Pero por suerte el hada buena, en forma de Tribunal Supremo de Canadá, se apiadó de él y le absolvió de todos los cargos.

La historia tiene todos los ingredientes necesarios para convertirse en un éxito en el mundillo ecologista: el papel de malo lo asume nada menos que la pérfida Monsanto, su víctima es un pobre y pequeño agricultor, sus tribulaciones se deben a una contaminación en la que el señor Schmeiser no tuvo ni arte ni parte, y encima al final se hizo justicia, el David ecológico venció al Goliath transgénico y todos (excepto Monsanto, claro) fueron felices y comieron tofu con sabor a perdiz en escabeche. Bonito, ¿eh?

Muchas leyendas tienen una base real, y esta, desde luego, no es una excepción: Percy Schmeiser existe, Monsanto (como nos recuerdan constantemente en estas discusiones) también, y ciertamente hubo un procedimiento judicial a cuenta de la presencia en los campos del señor Schmeiser de plantas procedentes de semillas transgénicas.

El problema, ¡ay!, es que los detalles echan a perder el bonito cuento de hadas.

Para empezar, es cierto que en 1997 aparecieron plantas de colza transgénica (concretamente de la variedad Roundup Ready Canola) en la explotación del señor Schmeiser. Y no eran pocas: según el propio Schmeiser, las plantas cubrían de 3 a 4 acres (de 12.000 a 16.000 m2 o, por usar una unidad de medida más habitual, como dos o tres campos de fútbol). Según uno de sus empleados, las semillas debían haber llegado allí procedentes de un campo adyacente y arrastradas por el viento, aunque se da la circunstancia de que aquel año la plantación de semilla transgénica más próxima se encontraba a unos ocho kilómetros de distancia y de que otros testigos aseguraron que las semillas empleadas por el señor Schmeiser en aquella zona no procedían de sus propias reservas, como era habitual, sino que habían sido traídas en camión. El dato no se aclaró en el juicio, simplemente porque no resultaba relevante.

Y es que lo realmente relevante fue lo que hizo el señor Schmeiser con aquellas plantas: las cosechó y empleó las semillas para plantar unos 1.080 acres de terreno, algo más de 4.000.000 de m2 (o, si lo prefieren, más de quinientos campos de fútbol; como ven lo suyo no era precisamente un huertecillo). Y aquí es donde entra en escena la malvada Monsanto, que demandó a Schmeiser (y a su empresa, Schmeiser Enterprises) por violación de su patente, que en su opinión les otorgaba el derecho exclusivo a la producción de esas semillas en concreto.

Y así lo entendieron también el tribunal que juzgó el caso en primera instancia y el que revisó la sentencia en apelación. Hasta que en 2004 el Tribunal Supremo acabó por dar la razón al señor Schmeiser, pero no por considerarlo inocente ni nada por el estilo; simplemente porque a juicio del Tribunal la patente de Monsanto no cubría la planta ni, por tanto, las semillas procedentes de dicha planta.

Así que ya ven, el héroe ecologista y antitransgénico resultó ser, en realidad, un espabilado que pretendió (y consiguió, todo hay que decirlo) hacerse con una provisión completa de semillas transgénicas por todo el morro.

Es lo que tienen los mitos: son muy bonitos, muy sugerentes y todo eso. Pero mirándolos de cerca, muchas veces resulta que tienen los pies de barro…

47 Comentarios

Participa Suscríbete

El HEl H

No creo que haya, desde mi punto de vista, algo inmoral a lo hecho por Schmeiser , tanto si compró deliberadamente las semillas para cultivarlas él o tuvo la “suerte” de que llegasen por el aire o se las reglase Santa, no es mas que lo que llevamos los humanos haciendo desde el neolítico, cuando nos dedicamos a la agricultura.
Que Monsanto tenga la patente o no, lo cierto es que está poniéndole vallas al campo en un mundo en el que cada vez hay mas hambre y pobreza. Seguro que casos como este (si es que el maíz transgénico de verdad es mas ecológicamente sostenible/fácil de cultivar/resistente a las plagas que el resto) se multiplican en próximos años.

Mariano SanzMariano Sanz

Yo tampo creo que sea inmoral lo de Schemeiser, las plantas no tienen patente, si sembró las que le llegarón por el aire y germinaron como simiente esta en su derecho; otra cosa es que este de acuerdo con los transgénicos, que va a ser que NO, por como se puede ver afecta a los que no lo desean.

UnoUno

Deberías dejar de leer en diagonal los artículos. Al tal Schemeiser las semillas, suficientes como para plantar dos o tres campos de fútbol, no le llegaron por el aire desde un campo a 8 kilómetros de distancia: le llegaron en camión. Luego utilizó lo que había plantado en una “pequeña” sección de su campo para replantar un área de más de 250 veces ese tamaño.

AvlAvl

¿Cómo puedes tener la poca vergüenza, no sólo de comentar si no de comentar contestándole a alguien sin haberte leído el artículo?

Javier Delgado

El que los agricultores compren semillas mejoradas y mas productoras NO es algo que haya nacido con los trangenicos.

Muchas decadas antes los agricultores ya compraban semilla. Si esta semilla es mejor que la que ellos podrian obtener de seleccionar de su propia cosecha, era suficiente razon para comprarla.

Por otro lado , las pantentes expiran. La patente de la semilla de soya trasngenica ya expiro y ahora cualquiera puede producir sea semilla .

La situacion es mas bien como el caso de las medicinas. Los que desarrollan necesitan pagar sus costos de desarrollo por obtener mejores medicinas, pero eventualmente esas medicinas pasan a poder ser producidas por cualquier laboratorio.

Es lo mismo que pasa con el glifosato, cuya patente expiro hacer tiempo y como cualquiera puede producirlo, el costo bajo.

IñakiIñaki

No me queda claro. Entonces, ¿crecieron o no (plantadas por él, o no) en las tierras de este hombre plantas cuyas semillas había adquirido lícitamente (traídas por el viento o en camiones)? Además, ¿llevó o no maliciosa en injustamente Monsanto a este hombre a los tribunales? Porque si él no hizo nada ilícito al plantarlas (o dejar que crecieran solas), y Monsanto lo llevó a los tribunales por plantar semillas de las que no tenía (Monsanto) patente ,como un vulgar troll de patentes… pues me parece que la historia sigue teniendo moraleja, ¿no?

No debe cegarnos la visión racionalista (que comparto 100%) de que no por ser transgénico algo sea malo, y pensar que todo el que denuncia el mercado transgénico yerra. Monsanto ES una empresa corrupta y maquiavélica, que ha comercializado veneno en el pasado y ha sido condenada por ello, no lo olvidemos. Y en el caso concreto de los transgénicos, no sólo hablamos de “ecología” (sí, esos hippies abrazaárboles, entre los que incluso hay algún científico, que no debe de ser muy riguroso, supongo), sino de patent trolling. Hablamos de leyes y derechos, de manera no muy diferente a como se habla en patentes de software. Hablamos de que podría ser ilegal comprar una manzana en el mercado, comerla y luego usar las pepitas para plantar un árbol en nuestro huerto. Hablamos de empresas dedicando cantidades ingentes de dinero no a hacer manzanas que alimenten más o que crezcan más rápido, sino que tengan pepitas que no puedan germinar, para que los compradores no puedan replantarlas.

Fernando Frias (@FerFrias)

Hablemos de todo eso, Iñaki, pero no de que este señor es una especie de héroe antitransgénico atribulado por una contaminación accidental de su cultivo ecológico.

Lo que hizo era dudosamente lícito: si has leído las sentencias verás que en primera instancia y en apelación resultó condenado, y la decisión del Tribunal Supremo, aunque acabó desestimando la demanda de Monsanto, no fue unánime ni exenta de discusión. De hecho, el propio Schmeiser se defendió alegando una dudosísima contaminación accidental, y los testimonios acerca de camiones tapados con lonas y descargados fuera de la vista de los trabajadores de la explotación indican que él no tenía nada claro que lo que estuviera haciendo fuese legal, ni mucho menos.

Pero la verdadera moraleja es otra: que lo que le pasó a Schmeiser no puede considerarse de ninguna manera un hito en la lucha contra los transgénicos, la defensa de la agricultura ecológica y todo eso, que es como suelen presentárnosla. Este señor no luchó contra los transgénicos, sino todo lo contrario: lo que quería (y logró) era conseguir semillas transgénicas y plantarlas sin tener que comprárselas a Monsanto.

ZoreZore

La cosa es que prohibir cultivar semillas que TÚ has recogido de plantas que TÚ has cultivado es un puto atentado contra la libertad.

Es una ley absurda, y Monsanto se aprovecha de ella para mantener su monopolio.

Y ojo que no estoy insinuando que los transgénicos sean inseguros para nada, simplemente que no me parece normal que una empresa decida cómo puedes y cómo no puedes usar algo que le compras.
Es como si te compras un coche y te dicen “sólo puedes usarlo para ir de madrid a barcelona, si haces cualquier otro trayecto te denunciamos”.

UnoUno

Yo soy una empresa farmacéutica, llega La Roche y saca un ansiolítico, el diazepam (Valium) que se vende como churros y funciona de maravilla. Me compro una caja de Valium, analizo lo lleva y reproduzco la fórmula. Ahora puedo vender diazepam por la mitad de dinero que La Roche y tengo un margen de beneficio mucho mayor.

¡Hey! ¡Eran mis pastillas! ¡Prohibirme analizarlas y hacerme las mías propias es un atentado contra mi libertad! O no…

Triacanta.Triacanta.

Mas bien la analogía seria (usando un automóvil), que tu compras un vehículo y luego con un grupo de ingenieros lo desmontas completamente y con los planos que has obtenido te dedicas a fabricar y vender automóviles sacados de estos (completamente iguales al original).
No creo que a la marca que fabrico el automóvil le hiciera mucha gracia no?.

PabloPablo

Las empresas son corruptas, o las personas dirigiendo son corruptas? Me surge la duda de hasta cuando por una condena del pasado a una empresa, por algo ilegal o inmoral que hayan hecho las personas en su nombre y con su dinero, puede sostener la acusación de que una empresa es maquiavélica. Ignoro quienes son los dueños de Monsanto; si siguen siendo los mismos; si tiene ya tantos accionistas que incluso cualquier ecologista con inversiones pudiera ser dueño sin saberlo; o si están o no aún en esa empresa las personas que cometieron delitos o acciones inmorales y condenables.
Un empresa, por más persona jurídica e identidad de organización que tenga (la cual no es permanente) no es un ente, un individuo que actué, son las personas en ella, sus decisiones, sus acciones (ni siquiera de los shareholders, salvo que estén al tanto). Me pregunto, hasta donde llega esto de acusar a una empresa. Por ejemplo, de las grandes empresas alemanas, se piensa que son nazis hoy día? Creo que prácticamente nadie lo piensa así.

Y estoy simplemente pensando y compartiendo mi reflexión, no estoy defendiendo a Monsanto! (creo que estoy comentando en un lugar donde por pensar y dudar no está uno prejuzgado, pero vale aclararlo)

Elrohir

¿Y esto que tiene que ver con la seguridad alimentaria, si se puede saber? Es posible que el sistema de propiedad intelectual necesite una reforma (¡Quién lo iba a decir!) pero lo realmente pobre de esta leyenda giliverde es que, aunque fuera 100% verídica, seguiría sin demostrar ningún problema con los organismos genéticamente modificados, sólo con su comercialización.
Es un problema que, irónicamente, se resolvería si hubiera una buena variedad de genomas en dominio público, y para esto hay que fomentar su desarrollo en universidades y programas abiertos en lugar de seguir dejando que las compañías acaparen patentes.
El razonamiento se tan malo que su invalidez queda en evidencia si lo trasladamos a cualquier otro escenario en que las empresas abusas del sistema de PI:
-“Las empresas de café explotan el tercer mundo, así que tenemos que beber todos horchata” (en oposición a favorecer el comercio justo y programas similares)
-“Las SGAE vulnera los derechos de los internautas y sobreexplota una música deficiente, así que dejemos todos de escuchar música para siempre” (en oposición a aprovechar las nuevas tecnologías para fomentar la creatividad a través de autoedición y sellos independientes)

Juan MartínezJuan Martínez

En esta historia hay algo que no me cuadra: Si el señor este plantó en primer lugar semillas que compró a Monsanto, no es posible que utlizara las semillas cosechadas para volverlas a plantar, porque las semillas que vende Monsanto generan plantas con semillas que no germinan. Precisamente en eso se basa el negocio de Monsanto, cada vez que quieras plantar tienes que comprarles a ellos las semillas. ¿No?

CharlyCharly

Noooo!! Eso es un mito! Por favor hasta donde llega esto!!

Cuánto panfleto en video anda por ahí llamado documental. Dónde ha quedado el periodismo que buscaba dos campanas. Bueno, si soy un poco ingenuo al preguntar eso.

El mundo que veo a mi alrededor me inquieta, porque estoy viendo como completamente posible que en cualquier momento quieran legislar para prohibir la gravedad.

TxemaCG

Las semillas que no germinan (tecnología Terminator) son una leyenda urbana que no llegó a desarrollarse.

Las semillas, transgénicas en este caso, lo que hacen es producir menos a cada nueva cosecha como cualquier otro híbrido no transgénico por eso el agricultor le compra a Monsanto o a cualquier otra compañía que comercializa las semillas las nuevas y no reutiliza las cosechadas.

kozlovkozlov

Pero por si acaso el agricultor que compra semillas de Monsanto tiene que pagar una licencia por hectarea para poder plantarlas, y firmar un contrato comprometiendose a comprar las semillas cada año en vez de reutilizar las de la cosecha anterior.

kozlovkozlov

El problema es precisamente que no. En este caso, las plantas de Monsanto pueden reproducirse y polinizar plantas normales contaminando otras cosechas. Como eso es imposible de controlar, no se les puede conceder un derecho de copyright sobre cualquier planta que lleve sus genes, que es lo que pedían.

Si bien el debate sobre los transgénicos se suele centrar en la chorrada de si producen cancer o te transmiten sus genes manipulados, algunos no tenemos claro que sea buena idea permitir a las grandes corporaciones la libre circulación de genes modificados en la atmósfera. Por poner un ejemplo extremo, imaginate que Monsanto genera una variedad de trigo tóxica, planta unos miles de hectareas y su polen contamina todas las cosechas del mundo. Y luego pone a la venta su exclusiva variedad de trigo no venenoso a 5$ la semilla. ¿Podemos confiar en que no van a hacer nada de esto, simplemente porque son buena gente?

TxemaCG

Esto es una conspiranoica que no ha por donde coger y que demuestra el grado de desinformación que se puede alcanzar en estos temas.

AkhenAkhen

A mi me preocupa tanto como me preocupa que otras plantas modificadas por el ser humano lo hagan (cualquier vegetal del supermercado), plantas de las tiendas de flores que no corresponden a la zona geográfica, tiendas y granjas de animales de otras zonas del planeta, transporte internacional que puede contener insectos… Efectivamente, a veces algunas especies arraigan y modifican el ecosistema. El entorno se adapta para bien o para mal (ej. Siluros en el Ebro o el caso del cangrejo americano). Pero eso únicamente indica que hay que estudiar y controlar todas esas situaciones. Si me venden aguacates en el super y puedo tener la semilla, siendo una planta extranjera, ¿por qué asustarme de otra planta modificada que ha pasado test?. Por otra parte son plantas ‘domésticas’ mal preparadas para supervivencia en un entorno salvaje. Por todo ello, por supuesto hay que estudiar y controlar, y asumimos un riesgo que ya estamos asumiendo en otros campos.

-1 (0 Votos)
kozlovkozlov

Hombre, yo creo que la introducción de proteinas pesticidas en el ADN de plantas que tienen la posibilidad de hibridar con sus parientes naturales, y de expresar el pesticida a través del polen, tiene algo más de peligro que la semilla de aguacate. No estoy en contra de los transgénicos, pero creo que estas cosas se deberían estudiar en unos plazos mucho más amplios que los que dicta el interés comercial. Especialmente cuando se están introduciendo en paises del tercer mundo donde la legislación es mas “flexible”.

-1 (0 Votos)
MomoMomo

¿Pero no quedábamos en que las plantas de Monsanto no se reproducen?, si no que me expliquen todo aquello de los agricultores que se suicidan porque no pueden seguir comprando semillas.

AdlerAdler

¿Y por qué quedarse ahí? ¿Por qué confiar en que no están construyendo un robot gigante mutante radiactivo venenoso y con la voz de Justin Bieber en un túnel subterráneo del Polo Norte?

kozlovkozlov

Porque era un ejemplo de las posibilidades de los transgénicos descontrolados, intentando ilustrar un posible mecanismo de acción mediante un escenario totalmente exagerado pero posible. Sin embargo en tu ejemplo la mutación es incompatible con la robótica, un tunel subterraneo bajo el casquete polar y el oceáno ártico es un sitio muy incómodo para construir robots gigantes y ni siquiera a Monsanto se le ocurriría ponerle la voz de Justin Bieber, lo que en cualquier caso haría redundantes la radioactividad y el veneno.

Javier Delgado

No existe la tecnologia terminator. Punto.

Ese es un mito.

En la india la mayor parte de las produccion de Algodon transgenico es pirata y el Brasil lo mismo pasa con la soya y la canola.

kozlovkozlov

El artículo es tendencioso y manipulador. Lo que dice la sentencia es que la única ventaja de plantar soja transgénica es su resistencia al herbicida Roundup comercializado por Monsanto. Como Schmeiser no utilizó Roundup, no obtuvo absolutamente ningún beneficio de usar soja patentada por Monsanto, independientemente de donde la sacara. Aparentemente las plantó a propósito (un 98% de plantas transgénicas no parece casualidad) pero las semillas eran de segunda generación, no producidas por Monsanto.

El caso es que un agricultor normal no tiene forma de analizar el ADN de la soja que está plantando para saber si es transgénica o no. Los genes los lleva el viento, ¿que hubiera pasado si Monsanto hubiera ganado este juicio? Podría demandar a cualquiera que tenga sus genes patentados entre sus cosechas, dejando completamente indefenso a todo agricultor que no cuente con un laboratorio de ADN y no pueda aislar sus plantas del polen del vecino. Según la sentencia Monsanto matiene su patente sobre sus semillas, pero no puede reclamar derechos de copyright sobre cualquier planta que lleve sus genes.

Curiosamente en la página web de Monsanto hacen una manipulación de la sentencia para afirmar que Schmeiser no ganó el juicio porque se demostró que sabia lo que estaba plantando, aunque lo que se realmente se decidía era el infringimiento de patente que no se les concedió:

http://www.monsanto.com/newsviews/Pa...meiser.aspx

Fernando Frias (@FerFrias)

Según el propio Schmeiser, utilizó Roundup para comprobar si las plantas eran resistentes al glifosato. Luego recogió y almacenó las semillas de las plantas que sobrevivieron al tratamiento (las transgénicas, evidentemente) y las utilizó para plantar toda su explotación para la cosecha siguiente. No consta qué pasó con esa cosecha porque no era objeto del juicio, pero visto que anteriormente no había tenido el menor escrúpulo a la hora de usar glifosato para quedarse solo con las plantas transgénicas, y que empleó estas para plantar toda su explotación de soja, parece evidente que no lo haría pensando en emplear otro tipo de herbicidas, digo yo.

kozlovkozlov

Los argumentos de Schmeiser son ciertamente confusos, no se entiende muy bien que un tipo que quiere mantener pura su variedad de soja plante 4km2 de soja transgénica. Pero puede que la plantase simplemente porque ya la tenía cosechada, y nunca se le hubiera ocurrido que pudiera tener problemas legales por algo asi. De hecho, la sentencia admite que no obtuvo ningún beneficio de las semillas transgénicas porque no usó roundup.

Para mi, lo grave de este tema es que una multinacional pretenda a la vez liberar sus genes manipulados en el medio ambiente, y cobrar por cada cosecha en la que aparezcan, independientemente de las intenciones del granjero de turno. Intentar presentar a Schmeiser como un piratilla es desviar la atención, y es precisamente lo que pretendía Monsanto.

Fernando Frias (@FerFrias)

Los argumentos de Schmeiser pueden parecer confusos, pero sus acciones son bastante claras: mata las plantas no transgénicas de la zona “contaminada” (todo indica que “contaminada” por él mismo) dejando solo las transgénicas, guarda sus semillas y con ellas planta la siguiente cosecha de toda su explotación, y todo ello de tapadillo y con el mayor secretismo (vamos, que no debía estar tan seguro de que lo que hacía era legal). Monsanto no es ni mucho menos una ONG, pero este señor no es un héroe antitransgénico, sino… bueno, un “piratilla”.

Elrohir

Repito: ¿y esto qué narices tiene que respecto de las propiedades de productos con modificación genética? absolutamente nada.
El problema de estos argumentos “antimonopolio” es que pretenden cambiar la legislación alimentaria en base a argumentos peregrinos sobre problemas con la propiedad intelectual. Es decir, gente que tiene la corazonada de que los transgénicos son malos malísimos pero ante la falta de pruebas científicas de su impacto recurre a una especie de ad-hominem sobre el modelo de negocio de una empresa de transgénicos.

Javier Delgado

La patente del glifosato (Roundup) hace tiempo que expiro. Actualmente muchas compañias estan produciendolo, Ese ya dejo de ser un negocio exclusivo de Monsanto.

Lo mismo va a pasar con esas semillas. Algunas de la patentes de semillas trasngenicas ya expiraron…

krollspellkrollspell

¿Soja transgénica? Roundup ready canola es una variedad de, efectivamente, canola. Un tipo de colza desarrollado en los años 70 mediante cruces, menos tóxica que otras variedades anteriores. Que por otra parte es lo que se cultiva a lo grande en Canadá (CAN-O-L-A, CANadian Oil Low Acid).

Jesús R.

Pues, con todos mis respetos para el Tribunal Supremo canadiense, a mí me parece injusto que el jeta este se apropiase de la mejora inventada por Monsanto sin pagar un duro.

AkhenAkhen

Ufff, pero esto de las patentes es un mundo. No he profundizado en este caso concreto pero quizá ‘patentaron el mundo’. Quiero decir, quizá lo que patentaron era abusivo o ya era estado del arte.

Otro problema que he visto con patentes es que tu tienes que demostrar que otro está inequívocamente usando tu patente… si no puedes… no patentes porque estás dando información, mala suerte.

A mi me ha ocurrido dar ideas de patente que la empresa me corta porque no puedo demostrar que otros las usan en sus fábricas y sería dar información. Por supuesto tampoco me dejan publicar :(

mercurietemercuriete

Creo que el debate no está en si ese señor ha mentido o no, es uno mucho más sencillo…

Es el debate sobre las patentes sobre organismos vivos. Que una empresa pueda decidir que puede plantar un agricultor o no por el mero hecho de ser quien ha desarrollado el organismo me parece vil.
Incluso en el caso de las farmacéuticas una vez pasa el periodo de explotación la formula magistral puede ser usada para crear genéricos.

Si no existieran las patentes en organismos vivos, TODOS nos beneficiaríamos de las ventajas que produce mejorar geneticamente una planta o un animal, es decir, mejor producción y mayor fortaleza contra plagas.

Creo que el tema sobre las patentes es un tema que merece un post completo.

Javier Delgado

En realidad eso no tiene que ver con que sean trasngenico.

La comercializado y venta de semillas mejoradas data de muchas décadas antes que aparecieran los transgenicos, pero se popularizo mucho con las llamadas semillas híbridas en la revolución verde

A diferencia de los transgenicos, las semillas hibridas solo funcionaban en una primera generación, asi que el producto debia comprar semillas.

¿porque en ese momento nadie protestó?

Me parece que todo el asunto, no tienen anda que ver con el sistema de venta de semillas.

JesúsR

Lo que proponéis por aquí de apropiarte de las semillas simplemente porque caen en tu propiedad es como decir que si a mí se me cae la cartera en tu coche o en tu casa entonces es tuyo. Ni de coña. Tendrás que devolvérmelo o si no puedes y te he causado algún daño, tendré que compensarte ese daño, pero nada más.

AntonioAntonio

Lo siento. Me perdió la impaciencia, acabo de ver que el comentario está aún en fase de moderación. Me disculpo de nuevo. Saludos.

AE.AE.

Ralph Hinkley es el auténtico gran héroe americano, aunque el último gran héroe es Jack Slater…
:)

manuelmanuel

El verdadero problema es la reducción de la bio-diversidad alimentaria. Ese es el quid de la cuestión.

Jesús R.

La biodiversidad alimentaria es escasa siempre, porque siempre hemos deshechado las especies menos eficientes. P.ej. la variedad de trigo que utilizamos en todo el mundo se desarrolló hace 8.000 años; anteriormente había muchas más variedades de trigo que prácticamente han desaparecido (p.ej. el emmer o el carraón). Ni es un problema propio de los transgénicos ni parece tampoco un problema.

EduardoEduardo

¿Es que los que defienden al agricultor no se dan cuenta que las semillas erab ROBADAS? ¿Esta bien robarle a alguien sólo porque tiene dinero para reponer la pérdida?

OletrosOletros

Creo que en este articulo hay algo equivocado, me parece que se la leido solo la parte del juez que disintio con la sentencia, porque la sentencia es:

IV. Conclusion

106 We would allow the appeal in part, setting aside the award for account of profit. In all other respects we would confirm the order of the trial judge. In view of this mixed result, we would order that each party bear its own costs throughout.

3 Trackbacks

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>