Rosalind Franklin, más allá de la foto 51

Rosalind Franklin
Hoy día 25 de Julio Rolsalind Franklin hubiera cumplido 93 años

La figura de Rosalind Franklin (Londres 1920–Cambridge 1958) es una de las consideradas como “injustamente olvidadas” en la historia de la ciencia moderna a la hora de reconocer las contribuciones científicas de las mujeres al avance científico. Su fotografía de difracción de Rayos X (Fotografía 51) proporcionó a Watson y Crick una de las últimas claves que necesitaban para construir el modelo molecular del ADN. Cuando estos, juntamente con Maurice Wilkins recibieron el premio Nobel en 1962, Franklin ya había fallecido, pero en ese momento ninguno de los tres incluyó reconocimiento a su trabajo.

Fue el libro de Watson “La doble hélice”, publicado en 1968, el revulsivo para el redescubrimiento de la figura de Rosalind Franklin. En este, a pesar de que reconocía la importancia de Franklin para el descubrimiento de la estructura del ADN, se hacía una descripción tan despectiva de Rosalind Franklin que hizo nacer un fuerte sentimiento reivindicativo de su persona y de su calidad científica entre los que la conocieron.

Sin embargo, el perfil científico de esta mujer va mucho más allá de la historia de la descripción de la molécula de ADN y resulta especialmente interesante para los científicos que trabajamos en temas relacionados con carbón y materiales de carbono.

Rosalind Franklin se graduó en Química Física por el NewnhamCollege de Cambridge en 1941. En 1942 obtuvo un puesto de asistente de investigación en un organismo recién creado, la British Coal UtilizationResearchAssociation, dedicado a investigar la producción, distribución y utilización del carbón y sus derivados. El carbón mineral, carbón vegetal y otros materiales carbonosos poseían importancia estratégica para un Reino Unido sumido en la II Guerra Mundial, no solo con fines de combustible sino también para otras aplicaciones como máscaras antigás.

Cuando Rosalind Franklin comenzó a trabajar con carbón un buen número de cuestiones sobre la estructura molecular del carbón estaban abiertas. Se sabía que los carbones contenían muchos poros pequeños, pero ¿por qué algunos tipos de carbón eran más permeables al agua, disolventes o a gases que otros?

Los experimentos que planteó Franklin condujeron a aclarar estas diferencias. Partió de una serie de carbones británicos, molidos finamente y determinó la densidad aparente utilizando agua, metanol, hexano o benceno. Los valores de densidad así obtenidos los comparó con la densidad obtenida utilizando helio, razonando correctamente que el helio, al ser una molécula más pequeña proporcionaría una densidad más real. De hecho en la actualidad se sigue utilizando helio para determinar la densidad real de sólidos. Comparando los valores obtenidos con las distintas sustancias concluyó que los poros en el carbón contienen numerosas constricciones y que la variación de la permeabilidad del carbón está relacionada con la variación de la anchura de dichas constricciones. De forma gráfica:

rf1

Franklin estudió la dependencia de la porosidad con el contenido en carbono y la temperatura de carbonización (tras tratar térmicamente las muestras anteriores a temperaturas comprendidas entre 600 y 1000ºC) y determinó que al aumentar la temperatura aumentaba la porosidad pero disminuía el tamaño de los poros.

Además fue la primera en identificar y medir esta porosidad fina y su trabajo hizo posible la clasificación de carbones y la posibilidad de predecir su comportamiento de forma bastante precisa. Esta investigación le sirvió para obtener un doctorado por Cambridge en 1945, cinco artículos científicos y un puesto de trabajo en el Laboratoire Central des ServicesChimiques de l’Etat en Paris.

En París se especializó en difracción de rayos X y su aplicación a materiales poco cristalinos como el carbón. Entre 1946 y 1949 publicó cinco trabajos sobre carbón que aún se consideran esenciales y siguen siendo citados. Fue la primera que diferenció entre carbones (y otros materiales orgánicos) grafitizables y no grafitizables. Se consideran materiales grafitizables aquellos que al calentarlos en atmósfera inerte se reestructuran rápidamente en grafito, mientras que los carbones no grafitizables al calentarlos dan lugar a materiales muy duros, con baja densidad e importante porosidad. Además, atribuyó el carácter no grafítico a la formación de un sistema de fuertes entrecruzamientos entre los cristalitos de carbono (unidades básicas estructurales) que impiden la reorganización del material a grafito. Dentro de esta categoría se encuentran materiales de carbono de enorme importancia industrial como los carbones activados o los carbones vítreos.

La siguiente figura muestra el esquema clásico de Rosalind Franklin sobre la estructura de carbones grafitizables y no grafitizables:

rf2

Los estudios de grafitización de Rosalind Franklin se publicaron en 1951 en un artículo en la revista Proceedings of the Royal Society, que es uno de los clásicos de la literatura del carbón.

Simultáneamente Franklin mejoró significativamente los métodos de difracción de rayos X aplicados a sólidos no cristalinos así como los métodos de tratamiento matemáticoaplicados, conocimientos que fueron claves posteriormente para la obtención de los famosos difractogramasde ADN mencionados anteriormente.

En 1957 había publicado otra docena de artículos sobre materiales de carbono distintos del carbón. Sus artículos cambiaron la perspectiva sobre la microestructura de los carbones y sustancias relacionadas.

——————————–
Este artículo nos lo envía Teresa Valdés-Solís, científica y gran aficionada a la divulgación.

Bibliografía:
Para Rosalind Franklin y el carbón:

Para Rosalind Franklin y el ADN:

10 Comentarios

Participa Suscríbete

DevilsDevils

Espero no resultar pesado, pero hay determinadas imprecisiones sobre la falta de valoración de la figura de Franklin (que indudablemente ocurrió) que se perpetúan, y sobre las que no puedo evitar arquear una ceja.

“Cuando estos, juntamente con Maurice Wilkins recibieron el premio Nobel en 1962, Franklin ya había fallecido, pero en ese momento ninguno de los tres incluyó reconocimiento a su trabajo”

Del discurso de aceptación del Nobel de Wilkins: “Rosalind Franklin (who died some years later at the peak of her career) made very valuable contributions to the X-ray analysis” y “Thanks to (…) my late colleague Rosalind Franklin who, with great ability and experience of X-ray diffraction, so much helped the initial investigations on DNA”

Por lo demás, muy buen artículo divulgativo, cubriendo un aspecto de la carrera de Franklin sobre el que no es tan fácil encontrar información.

Gracias, Teresa

VladimiraVladimira

Hola Teresa,

Cual es tu fuente ?
Que yo recuerde en el libro de Brenda Maddix se dice explícitamente que no la mencioraron.

Gracias

Teresa Valdes-SolisTeresa Valdes-Solis

Excepto el libro de Maddox el resto de la información permite el acceso gratuito. No recuerdo con exactitud la fuente, pero como comenta Devils parece un error arrastrado de un sitio a otro.
Un saludo

Amarok

¡Qué interesante!
Conocía la historia en torno a la fotografía del ADN hecha por Rosalind Franklin pero no sabía nada del resto de sus aportaciones científicas.
Esta clase de artículos es muy útil, porque siempre tendemos a asociar a un investigador únicamente con su trabajo más famoso y pocas veces se mencionan el resto de contribuciones que ha realizado.

buensucesobuensuceso

soy profesora de Biología y Geología y hace dos años basándome en la información que mis alumnos me aportaron sobre el descubrimiento de la estructura del Adn supe de la importancia de sus investigaciones en el conocimiento de esta molécula y realicé un teatro científico en varios actos que representé con pocos medios y gran imaginación en mi centro. Resultado maravilloso

buensucesobuensuceso

no es una grabación buena ni tampoco completa, lo que si tengo es una publicación en el CEP de Córdoba en Enero de 2012 con el título Rosalind Franklin La verdadera historia del ADN

manny hernandezmanny hernandez

A lo largo de la Historia de la humanidad se han cometido muchas injusticias, pero ¡que no le hayan rendido tributo a Rosalind Franklin en la entrega del premio nobel! después de la gran dedicación a la investigación de la estructura del ADN, fué una gran injusticia.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>