IRC+10216 pide respeto a su privacidad

Sección central de una serie de imágenes que, al igual que en un escaneado, nos permiten distinguir la distribución de la materia en torno a la estrella IRC+10216. Los datos para componer esta imagen han sido obtenidos por el telescopio IRAM 30m.
Sección central de una serie de imágenes que, al igual que en un escaneado, nos permiten distinguir la distribución de la materia en torno a la estrella IRC+10216. Los datos para componer esta imagen han sido obtenidos por el telescopio IRAM 30m.

En unas declaraciones hechas a “La vida de las estrellas”, el programa de “celebrities” más caliente del momento, la envoltura circunestelar IRC+10216 ha declarado estar harta de ser perseguida por los paparazzi.

Hace ya unos cuantos años que IRC+10216 saltó a la fama por estar atravesando un momento de su vida bastante tumultuoso. Sin embargo, en las últimas etapas, confiesa estar ya muy harta de ser perseguida por los paparazzi, que insisten (de una forma que llega a ser extenuante) en dar a conocer cada detalle de su existencia cotidiana. “Estoy especialmente cansada de una tal ALMA, es que no me deja en paz”, afirma enojada.

Al parecer, la tal “ALMA” ha penetrado en sus intimidades hasta límites que sobrepasan tamaños moleculares. Los lectores de las revistas del corazón y lo usuarios de redes sociales han hecho múltiples comentarios al respecto, incluso con tuits a veces poco acertados. “Está peligrosamente cerca”, ha declarado Luis Velilla (quien causalmente es astrofísico y estudia estrellas de este tipo) tras enterarse de sus declaraciones y su hastío. Otros tuiteros afirman “Eso le pasa por ir de estrella” o “como público, no nos gusta quedarnos en la superficie, nos gusta ir más allá de la envoltura”.

Hemos contactado con ALMA, la paparazzi de las estrellas más frías, para conocer su opinión. “Yo estaba currando en el ciclo cero, que fue un poco como mi bautizo de fuego, y me dio por observar detenidamente a la celebrity que tenía más cerca. Otros se dedican a estrellas calientes. A mí me van más las estrellas evolucionadas, más frías, que tienen mucho que contar pero que ocultan su intimidad con insistencia. Supuso un impresionante reto para mí. No es culpa mía que esté cerca y sea una modelo (a seguir)”.

El último asalto a su intimidad perpetrado por ALMA y hecho público ha sido el que ha desvelado al detalle cómo se distribuye el silicio en IRC+10216.

Y cómo fue

En la primavera del 2012 estaba IRC+10216 en sus cosas cuando se dio cuenta de que estaba siendo observada. Ya antes había sido fruto de interés para la prensa rosa. Pero esta vez era diferente. La capacidad de ALMA para llegar “a la cocina” era sorprendente. Como si de un impresionante teleobjetivo se tratase, ALMA dibujaba con precisión sin precedentes el mapa de la distribución de SiS, SiO y SiC2 en la envoltura de esta estrella evolucionada [1].

Para nosotros, que somos muy chismosos, esto ha sido una auténtica bomba, ya que conocer el interior de IRC+10216 con tanto detalle es muy revelador: en concreto, las líneas de niveles vibracionales altos [2] de SiS vienen de una región muy calentita, una zona muy cercana a la estrella con la que IRC+10216 mantiene una relación especial. Se trata de CW Leonis, que ha terminado haciendo estas declaraciones:

“Sí, IRC+10216 y yo tenemos una relación muy estrecha desde que alcancé la edad madura. Es lo que nos ocurre a las estrellas evolucionadas: que eyectamos el material al exterior en forma de capas. No lo voy a negar: ha nacido algo especial entre nosotras. Mi envoltura y yo estamos muy unidas”.

No son trapos sucios, son moléculas

Penetrando en IRC+10216 hasta los límites con CW Leonis, como si fueran las capas de una cebolla, nos topamos con el SiC2, pero esta molécula desaparece misteriosamente al alejarnos para, oh sorpresa, reaparecer en una capa delgada bastante lejos de la estrella. Esto puede deberse a las capacidades de ALMA [3].

En cuanto al SiO, este tiene cierta estructura extensa y elongada. ¿A qué podría deberse esto? Explicar la elongación es muy especulativo, pero da lugar a ideas interesantes.

Primero, podría tratarse de la presencia de un “cinturón” de polvo en la dirección de la elongación. Esto podría provocar que se formara más gas debido al aumento de densidad en esa zona. O, tal vez, haya una estrella compañera orbitando a CW Leonis (teoría que se plantea en este colorido artículo). Esta estrella compañera podría crear también una dirección preferente (el plano de la órbita) para la acumulación de material y el aumento de densidad, favoreciendo la formación molecular. Aunque también podría tratarse de un chorro molecular. Por el momento, todo son suposiciones.

ALMA, la “paparazzi” de las estrellas más frías. Crédito: ESO/B. Tafreshi (twanight.org).
ALMA, la “paparazzi” de las estrellas más frías. Crédito: ESO/B. Tafreshi (twanight.org).

Para ALMA esto no ha hecho más que empezar: “Estoy ahora acabando el ciclo dos. Si en el ciclo cero estaba iniciándome, ahora estoy cogiendo carrerilla: he aprendido a utilizar mis herramientas y ahora no hay quien me pare”.

IRC+10216 ha afirmado que seguirá concediendo exclusivas siempre y cuando se respete la privacidad de su relación con CW Leonis (sobre la posible estrella compañera no ha dicho ni , pero será sin duda otro de los temas candentes del “verano estelar”). La comunidad más chic espera ansiosamente novedades sobre esta relación que tantos artículos está generando en la prensa más rosa (científica, claro).

Más información

Este trabajo de investigación se ha publicado el 27 de mayo de 2015 en la revista Astrophysical Journal Letters (ApJL) (2015ApJ, 805L, 13V) en el artículo científico titulado “Si-bearing molecules toward IRC+10216: ALMA unveils the molecular envelope of CW Leo” (DOI: 10.1088/2041-8205/805/2/L13). Los autores son L. Velilla Prieto (Grupo de Astrofísica Molecular del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC) y Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), España); J. Cernicharo (Grupo de Astrofísica Molecular del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC), España); G. Quintana–Lacaci (Grupo de Astrofísica Molecular del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC), España); M. Agúndez (Grupo de Astrofísica Molecular del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC), España); A. Castro–Carrizo (Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM), Francia); J. P. Fonfría (Departamento de Estrellas y Medio Interestelar, Instituto de Astronomía, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), México); N. Marcelino (Instituto de Radioastronomía, INAF-CNR, Italia); J. Zúñiga (Departamento de Química Física, Facultad de Química, Universidad de Murcia, España); A. Requena (Departamento de Química Física, Facultad de Química, Universidad de Murcia, España); A. Bastida (Departamento de Química Física, Facultad de Química, Universidad de Murcia, España); F. Lique (LOMC-UMR 6294, CNRS–Universidad de Havre, Francia); y M. Guélin (Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM); LERMA, Observatorio de París, PSL Research University, CNRS, UMR 8112, Francia).

Notas

[1] Se han llevado a cabo mapas detallados de la distribución de SiS, SiO y SiC2 en IRC+10216. En concreto, se observaron transiciones rotacionales y no sólo en el estado vibracional fundamental, ya que de SiS detectaron hasta transiciones rotacionales de niveles vibracionales altos (v=7) y tentativamente (v=10).

[2] Las moléculas tienen diferentes niveles de energía: electrónicos, vibracionales y rotacionales. Gracias a que la energía está cuantizada, podemos conocer qué tipo de transición ha tenido lugar al excitarse o desexcitarse una especie molecular. Dentro de un estado electrónico concreto, la molécula puede alcanzar distintos tipos de estados vibracionales (aquellos producidos por la vibración de los átomos que componen la molécula) y, a su vez, dentro de un mismo estado vibracional, las moléculas rotan, produciendo un espectro de rotación que puede detectarse con radiotelescopios en el dominio de las ondas milimétricas y submilimétricas.

[3] Existe cierta pérdida de flujo (emisión) en la capa delgada externa porque tiene un tamaño muy grande. Se debe a que en ALMA (y en cualquier otro interferómetro) existe lo que se llama un MRS (Maximum Recoverable Scale), la máxima escala recuperable. Esto significa que cualquier estructura real que tenga un tamaño mayor que una fórmula dada, queda filtrada y perdemos gran parte de su emisión.

Enlaces

Artículo científico: “Si-bearing molecules toward IRC+10216: ALMA unveils the molecular envelope of CW Leo”. Imágenes

Imagen 1: Esta imagen muestra la sección central de una serie de imágenes que, al igual que en un escaneado, nos permiten distinguir la distribución de la materia en torno a la estrella IRC+10216. Los datos para componer esta imagen han sido obtenidos por el telescopio IRAM 30m y la imagen se desarrolló para el artículo Molecular shells in IRC+10216: tracing the mass loss history”. Pueden ver la noticia completa, con imágenes y vídeos, en el reportaje “El misterio de la pérdida de masa en CW Leonis”.

Imagen 2: El conjunto de antenas ALMA (Acatama Large Millimeter/submillimeter Array), la “paparazzi” de las estrellas más frías. Crédito: ESO/B. Tafreshi (twanight.org)

Esta entrada participa en la XLIX Edición del Carnaval de Química, cuyo blog anfitrión es Radical Barbatilo.


6 Comentarios

Participa Suscríbete

KAIN31

gran articulo! y la manera de escribirlo como una cronica del corazon tipo telecinco hara que mucha gente se sienta interesada :).

Txema M.Txema M.

No me ha interesado el artículo. Vaya vida tan sosa la de esa estrella… Ni grita desaforadamente ni se esconde… pues vaya. Tiene un ropaje antiquísimo, todo capas y capas. Se lamenta llorando como una cebolla. Además, creo que es del OPUS, o de alguna otra secta de gente triste y masoquista, diciendo siempre que Si(O), Si(S) y Si(C2) a todo lo que le manden sus superiores. Donde esté una buena supernova, un agujero negro (tan sexualmente sugerente) o un buen pulsar, tan brillante… ¡Dónde va a parar!

Natalia Ruiz Zelmanovitch

Pues tienes razón. Menuda sosa… Yo que tú permanecía atento al programa “La vida de las estrellas”, que ahí seguro que sacan algún chisme con más chicha. Sobre todo con la de agujeros negros rarunos que están observando últimamente (muy devoradores, ellos). 😉

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>