Mi respuesta a la carta de unos médicos homeópatas

El pasado 11 de marzo se publicó esta carta en Diario de Navarra:

Click en la imagen para ampliar
Click en la imagen para ampliar

La homeopatía solo se puede defender demostrando que funciona. Y funciona cuando demuestra tener una efectividad superior al placebo, lo que jamas ha sucedido. Lo que habéis leído arriba, que suele ser la forma habitual de argumentación entre los devotos de la homeopatía, no sirve. Lo cuento en mi carta de respuesta, publicada hoy en el mismo medio:

Click en la imagen para ampliar
Click en la imagen para ampliar

52 Comentarios

Participa Suscríbete

Teresa Valdés-Solís (@tvaldessolis)Teresa Valdés-Solís (@tvaldessolis)

Menos mal que sigue habiendo gente como tú, Carlos que se toma la molestia de ir desmontando uno por uno estos alegatos ridículos.
Solo por si te sirve para la próxima. Tienen que llevar un cartel de “Sin indicaciones terapéuticas” no?

RawandiRawandi

Según explica Fernando Frías en su última entrada, la afirmación que teóricamente deben llevar es “medicamento sin indicaciones terapéuticas aprobadas”. ¿A qué genio se le pudo ocurrir tamaño oxímoron? La propia expresión miente al atribuir la condición de ‘medicamento’ a lo que es mera superchería homeopática.

Juanjo

Hola,

Sería genial poder leer la carta, pero la habéis puesto como imagen. Soy ciego, y mi lector de pantallas no me lee las imágenes.
Os pediría que siempre que se pueda, pongáis texto en lugar de capturas, ya no solo por nosotros, sino también por indexación de buscadores. Este artículo jamás se indexsará con las palabras de tu carta de respuesta ni de la de origen, pues no están en el código fuente de la web, sino que está en una captura que los buscadores no van a poder interpretar.

Accesibilidad siempre, por un acceso igualitario a la web… y por un mejor posicionamiento 😉

¡Gracias!

MarcMarc

Me tomé la libertad de transcribirlo, que no se diga

Carta de los homeópatas:

Puntualizaciones sobre la homeopatía
Como profesionales médicos que somos, queremos hacer llegar esta carta en referencia a las opiniones que diversos profesionales no médicos han publicados estos días en este periódico. Nos gustaría puntualizar ciertos aspectos sobre la homeopática terapéutica que nosotros incorporamos en nuestras consultas por las numerosas ventajas que presenta para diversas patologías de nuestros pacientes. Somos médicos colegiados y formados en Medicina, con amplia experiencia. ¿Creen que si los medicamentos homeopáticos no fueran de utilidad para nuestros pacientes los estaríamos empleando a diario en nuestras consultas? Como médicos, lo primero es velar por la salud de nuestros pacientes y curar o paliar sus afecciones, con todas las herramientas terapéuticas de que disponemos, entre ellas el medicamento homeopático.
Es una ofensa a los más de 10.000 médicos que en España hemos incorporado los medicamentos homeopáticos en nuestra práctica diaria y a los más de 15 millones de personas en el mundo que se estima que los utilizan con un elevado grado de satisfacción. La homeopatía está ampliamente extendida en más de 80 países en el mundo y en países vecinos al nuestro, como Francia, Bélgica o Suiza, por poner algunos ejemplos, la tienen incorporada en sus propios sistemas sanitarios. Los medicamentos homeopáticos son medicamentos regulados en Europa y en España, sometidos a los mismos textos reglamentarios que el resto de medicamentos y, como tales, de venta exclusiva en farmacias. Son prescritos por médicos, odontólogos o veterinarios o recomendados por farmacéuticos, todos ellos profesionales sanitarios. Medicina solo hay una y la homeopatía forma parte de ella. Es una herramienta más a nuestra disposición para tratar diversas enfermedades. La homeopatía suma tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios y, en ningún momento, pretende sustituir otros tratamientos farmacológicos cuando estos sean imprescindibles. Es una terapéutica complementaria que ofrece ventajas para nuestra salud y con buena respuesta incluso en algunas patologías en las que todavía hay lagunas terapéuticas. Existen evidencias científicas de la efectividad de la homeopatía en numerosos estudios y revisiones que se pueden consultar. Todos estamos de acuerdo en que, como en toda ciencia, hay que seguir investigando sobre la actividad de las altas diluciones; así lo hacen prestigiosos profesionales, como el Premio Nobel de Medicina 2008, Luc Montagnier.
Invitamos a consultar la web “Hablando de Homeopatía” donde, médicos expertos ofrecen una información fiable, veraz y rigurosa frente a la desinformación que demasiados pseudoexpertos ofrecen.
Marian Goñi, Eloy Echeverría y Mikel Fuentes, médicos homeópatas.

Respuesta de Carlos Chordá:

¿Homeopatía? Va a ser que no

Sirva esta carta como respuesta a la firmada el pasado 11 de marzo por los médicos homeópatas Goñi, Echeverría y Fuentes, en la que sus argumentos se resumen en un par de falacias y una mentira. La primera, la falacia de autoridad. Como utilizar como argumento su licenciatura en Medicina o apoyarse en los desvaríos de Luc Montagnier, galardonado con el Nobel. La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero (o ya puestos, “profesionales no médicos”). Si van por ahí se pillan los dedos: son muchos más los científicos y médicos que rechazan la homeopatía que quienes tienen fe en ella. Tampoco demuestra la efectividad de la homeopatía el hecho de que algunos países de nuestro entorno la incorporen en sus sistemas sanitarios.
Otra falacia en la que se apoyan es la falacia populista, cuando citan al elevado número de sanitarios que la recomiendan y de pacientes que la utilizan. Esto tampoco demuestra su presunta efectividad y hay que añadir que son más, como en el caso anterior, los médicos y pacientes que prescinden de ella. Por cierto, ellos dicen sentirse ofendidos por los ataques a esa pseudomedicina que califican de complementaria a la medicina de verdad. A mí me resulta especialmente ofensivo que un solo médico defienda una presunta terapia cuyos fundamentos contradicen principios sólidos de química y de patología y, lo que es peor, que jamás ha demostrado que funcione. Aseguran que hay estudios que lo demuestran, pero no tienen mucho mérito: se publican en revistas especializadas en homeopatía, con un nulo rigor en la comprobación de las evidencias. Por algo será que son estudios rechazados por la inmensa mayoría de publicaciones científicas. Un medicamento demuestra su eficacia mediante ensayos de doble ciego, en los que debe dejar claro que actúa mejor que un placebo. ¿Saben cuántos “medicamentos” homeopáticos lo han conseguido? Yo se lo digo: ninguno. Y si me equivoco, me conformaré con que me faciliten un único estudio que lo demuestre.
Y la ‘mentira’. Según los firmantes, “los medicamentos homeopáticos están sometidos a los mismos textos reglamentarios que el resto de medicamentos”. Pues no, y me extraña que no lo sepan. La sección 5 del Real Decreto 1345/2007, específica para los productos homeopáticos, permite que estos productos (que no contiene sustancia activa, lo que no cuentan en su carta) puedan ser autorizados sin necesidad de demostrar su eficacia. Eficacia que se exige, afortunadamente, a los medicamentos de verdad. Me atrevería a decir que los homeopáticos son medicamentos de juguete; al fin y al cabo, la presentación más habitual es comprimidos de azúcar. Terminan proponiendo una web informativa. Yo me permito recomendar otra, para equilibrar: ‘queeslahomeopatia.com’. Con información fiable, veraz y rigurosa.
Carlos Chordá, doctor en Biología.

Carlos Chordá

¡Muchísimas gracias, Marc! Se ha publicado tu amable aporte mientras mi respuesta ofreciéndome a hacerlo está pendiente de moderación. Ya estaba transcribiendo la primera… lo dejo 😉
Por cierto, el entrecomillado en ‘mentira’ no es mío. Es del Diario.

Carlos Chordá

Lo siento, Juanjo, desconocía el problema. Lo he publicado así por comodidad…
En fin, se me ocurre ponerlas completas en los comentarios si me dices que así podrás leerlas. En cuanto tenga un momento.

Un saludo y gracias por seguir esta estupenda web.

Offler

Yo resumiría la carta de los “médicos homópatas” en tres palabras : Bla, bla, bla.

Todo es lo ofendidos que están, los muchos que la utilizan, etc. y ni una sóla palabra sobre su eficacia.

¿Creen que si los medicamentos homeopáticos no fueran de utilidad para nuestros pacientes los estaríamos empleando a diario en nuestras consultas? Si, lo creo. Y es más, aunque no no creyera la homopatía no tendría mayor validez científica por ello.

Siendo médicos es una vergüenza que defiendan lo indendible y vayan por el camino de la ofensa en lugar de la demostración de su eficacia.

AlejandroAlejandro

Yo siempre tengo la misma duda sobre la homeopatía. El médico homeópata, ¿cree de verdad que funciona y en su ignorancia trata en vano de curar a sus pacientes? ¿o sabe que no funciona y a pesar de ello se aprovecha de la ignorancia de otros?

Orbatos

Debo de entender que si realmente es médico, es decir: Ha hecho la carrera, el MIR toda la pesca, y si a atendido en clase debe de saber que no, que no funciona, que no puede funcionar.
La frase “Médico homehopata” es un oximoron, la medicina no puede basarse en cosas que no se ha demostrado nunca que curen nada.
Otro tema es que algún médico se lleve una jugosa comisión de algún tipo por “recetar” caramelos de sabores a precio de oro

FrgarciaFrgarcia

A mí me pone de los nervios eso que dicen de “hombre, daño no te va a hacer”. Ya, pero es que resulta que de lo que se trata es de curarse. Yo en cuanto me tropiezo con un médico que me receta homeopatía (y, lamentablemente, van unos cuantos), no vuelvo. Porque pienso que creen que de verdad funciona, lo que me hace sospechar que se pasaron la carrera en el bar jugando al mus.

GregTravisGregTravis

Oye, no en medicina pero yo me pasé la carrera en la cantina jugando al mus y soy un buen profesional. De hecho he trabajado con compañeros que asistían a todas las clases y vamos, prefiero no pronunciarme. Tampoco hay que desprestigiar con el mus, con creer en la homeopatía tienen bastante desprestigio ya en sí mismos xDDD.

yeilyeil

En medicina por desgracia (o por suerte) sí que hay que atender, o al menos estudiar, pues está llena de excepciones y ahí puedes mandar a alguien al otro barrio con medicamentos aparentemente inocentes.

0 (0 Votos)
MarioMario

A mi aún no me ha tocado ninguno, porque mi señora es médico, y estoy en su cupo… pero, está claro que el primero que lo haga, no vuelvo a ir donde esté…

espaidualespaidual

pregunta:
no debería ser denunciable que un medico te recete (o incluso insinúe) un producto homeopático?
Con la ley en la mano parece que debería ser considerado al menos como negligencia médica, por no decir fraude.

AntonioAntonio

Otro problema es que la carrera de medicina es más una carrera de ingeniería que de ciencia. Es decir, no se enseña a los médicos qué es el método científico, cómo hacer inferencia estadística, etc., se les enseña a aplicar procedimientos para obtener unos objetivos prácticos. Igualmente, a un ingeniero se le enseña a calcular la resistencia de una viga una fórmula, pero no se le enseña cómo se ha encontrado esa fórmula ni cómo ser capaz de descubrir fórmulas que aún nadie conoce, para otros problemas. Es decir, en ingeniería no se forma a científicos ni investigadores sino a técnicos. En medicina pasa algo parecido. Para la enfermedad X se debe aplicar el tratamiento Y, sin explicar por qué ni en qué se basa, o explicándolo muy someramente, sin enseñar las habilidades necesarias para poder valorar terapias nuevas.

Médico. Profesor de Facultad de MedicinaMédico. Profesor de Facultad de Medicina

Buenas noches
Soy médico especialista con 11 años de ejercicio, y profesor de la Facultad de Medicina de mi ciudad desde hace 3. No creo en la homeopatía, vaya por delante.
Resulta MUY ofensivo tu comentario.
No sé dónde has estudiado Medicina, o en qué te basas para hacer esas afirmaciones. En la carrera de Medicina se enseña el método científico en primero de Medicina (aparte, antes se daba en BUP, no hace falta ir a la Universidad para saber lo que es, supongo que ahora con la LOGSE será parecido).
También estudiamos estadística, tanto inferencial como descriptiva, y tenemos asignaturas de epidemiología en las que aprendemos a aplicar esos fundamentos estadísticos.
Lo de que no sabemos por qué se aplica un tratamiento a una enfermedad, reitero lo primero que dije, no sé de dónde has sacado semejante majadería. Tenemos asignaturas de bioquímica, biología molecular, fisiología, patología general, farmacología, … aparte de las específicas de cada especialidad, donde de manera exhaustiva se explica cada enfermedad desde sus fundamentos bioquímicos, genéticos, inmunológicos,… hasta su tratamiento.
No hagas comentarios sin fundamento y respeta la formación de los demás, que cuesta mucho esfuerzo para que venga alguien a desprestigiarte.

0 (0 Votos)
gemuesgemues

No solo hay licenciados en medicina (otra cosa es ser médico) que no se han enterado de lo que es Ciencia, sino también ingenieros, astronautas y algunos premios Nobel.
Son espíritus con un grado de impermeabilidad grande, de modo que es difícil que adopten una actitud escéptica, crítica y argumentada hasta el punto necesario para captar la interdependencia y transversalidad de la Realidad.

0 (0 Votos)
J.DiazJ.Diaz

Desgraciadamente, el haber estudiado todo eso no garantiza nada.

No es medico, sino veterinario, que aunque se considera coloquialmente una carrera menor, es en realidad muy dura.

Con ciertos problemas con mi gato me dio unas gostas que iban muy bien para tranquilizar a los Felix Felix, — que no cobraba, asi que no era cosa de ganar dinero —, pero me extrañó la presentacion, le pregunte que era y me dijo que una cosa “natural de homeopatia”, la regañé, porque no sabia el principio activo ni el mecanismo de funcionamiento, la reproche que teniendo un laboratorio de analisis no hubiera mirado que habia en el agua del cuantagotas, y zanjó el asunto con el tipico; «no se que es ni como, pero funciona».
¿Llega el efecto placebo a los dueños de animales?

Por supuesto no lo use, claro, pero me dolio que una persona inteligente y preparada pudiera sucumbir al autoengaño de esta manera.

¿Y soprende que un medico la pringue?

P.D.: Por cierto, a mi tambien me molesta sobre manera los enlaces, la fotos y el ahorrarse el trabajo de transcribir. En fin, para eso mejor no publicar.

AlejandroAlejandro

Por cierto, Carlos, enhorabuena por la carta. Queda todo muy bien explicado de forma clara y concisa. Es lo que hace falta: más gente explicando “cómo funciona la homeopatía”, y demostrando que los argumentos de sus defensores son inválidos, porque si no, la gente que no sabe del tema, se puede dejar engañar. Me alegra ver como últimamente se empiezan a oír cada vez más las voces en contra de la homeopatía. Ya va siendo hora de acabar con esta farsa.

Santiago MartínSantiago Martín

Estupendo zas en toda la boca a esos “compañeros” por llamarles de alguna forma (soy medico de familia y de verdad que me dan vergüenza ajena). Ahora a la espera de la contrareplica para reirnos un rato.
Enhora buena y a seguir así. Saludos.

NereaNerea

Yo siempre digo lo mismo: ¿para cuándo un anticonceptivo homeopático? El principio activo que tendrán que emplear seguramente utilizando su lógica (similar cura similar) supongo que será una gota de sangre menstrual de una mujer fértil. Eso sí, diluido-diluido a 300CH (cuando más diluido=más potente es) . Estoy convencida que aumentaría la natalidad o los abortos.
Alejandro: yo he discutido con un farmacéutico que decía que si creía en la eficacia de “esa cosa homeopática” y sin embargo, seguido me estaba diciendo que a mí no me iba a funcionar por no creer en la homeopatía.

JaizcoJaizco

Ya existe, es la “Nometilcolina-oxilametilcongomina” al 100% :-) 😀 😛

FranciscoFrancisco

La pregunta que yo me hago es que prebendas les ofrecerán los “visitadores farmacéuticos homeópatas” para que prescriban productos homeopáticos junto a los medicamentos de verdad. Desde luego que sí mi médico me prescribe algún mejunque homeopático, que no cubre la seguridad social y que no son precisamente baratos, cambio de médico de ipso facto. Que expliquen si pueden, la eficacia de los productos homeopáticos que cierta empresa envasaba directamente del grifo, y que produjo bastante escándalo no hace demasiado tiempo.

manuelralomanuelralo

Si el dato de los 10.000 médicos homeópatas en España es cierto, eso supone algo más de uno de cada veinte. Está claro que algo funciona mal en la universidad y en los colegios profesionales para que tanta gente sin una sólida actitud racional crítica (o con un sistema de valores perverso) ande suelta por ahí como los charlatanes del oeste prescribiendo azucarillos, sin atenerse al código deontológico y sin que nadie los ponga en su sitio. Y si exiges lo razonable, te tachan de fanático racionalista. El mundo al revés. Gracias por el esfuerzo.

Fernando Frías

Eso en el caso de que el dato sea cierto, pero yo tengo mis dudas. Lo he visto repetido una y otra vez y solo he conseguido encontrar una fuente que parezca original: una nota de prensa de Boiron que no dice de qué manga se lo han sacado.
Si no recuerdo mal, en el episodio de “Escépticos” dedicado a la homeopatía se comentó que el número de médicos adscritos a secciones de homeopatía (y otras pseudoterapias, así que puede que no todos ellos sean homeópatas) era de unos 2000. Yo no tengo esos datos, pero extrapolando las cifras que dan algunos Colegios el total nacional estaría entre 2000 y 2500. Siguen siendo muchos, pero es menos del 1% del total de miembros de la profesión.

JMJM

Eso de “Medicina solo hay una y la homeopatía forma parte de ella” que dicen lo homeópatas del escrito es lo mismo que dice el fabricante de azúcar homeopático Boiron. Casualidades de la vida.

Orbatos

Estoy pensando que la Homeopatia ya forma parte de lo que podríamos considerar “fraudes legalizados” o por decirlo de otro modo “Cosas que se sabe que son mentiras, pero se toleran”
Horóscopos, dietas milagro, crecepelos milagrosos, rodilleras que te curan los dolores de espalda, pulseras “electromagnético-cuánticas-holográficas” cartílago de tiburón contra la artrosis, los filtros de radiaciones malignas para los móviles y un larguísimo etc.
Se sabe que no funcionan, se sabe que sus supuestas propiedades y los “principios” sobre los que dicen sustentarse son mas falsos que un euro de madera.

Pero mueven millones, muchos millones, y aunque se suele decir “Con la iglesia hemos topado” deberíamos de decir “Con el Euro hemos topado”

Y es que cuando hay tanto dinero por en medio, los que viven de esto no van a permitir que algo tan “frívolo” e “irrelevante” como el que lo que vendan no sirva absolutamente para nada les estropee el negocio.

Si nos fijamos, muchas de estas simplezas tienen un denominador común: Su coste de “producción” es tremendamente bajo, y su precio de venta es bastante elevado (solo 29.99 € mas “gastos de envío” de 45 €).

Estos negocios mueven una tremenda cantidad de dinero. Van a poner “estudios” de pega hasta para aburrir, gente dispuesta a decir lo que haga falta por ese dinero.

La única defensa que queda frente a estos timos “legalizados” es la educación, la educación y mas educación, y sobre todo enseñar razonamiento lógico, método científico y excepticismo. No creo que haga falta que la gente saque un doctorado para entender de forma sencilla que estas cosas son fraudes, pero si que hay que formar y divulgar.

Menos mal que tenemos Naukas (y otras)

Y recordemos un punto. En todos estos fregados, el motivo siempre es el mismo: El vil metal

AntonioAntonio

“Pero mueven millones, muchos millones, y aunque se suele decir “Con la iglesia hemos topado” deberíamos de decir “Con el Euro hemos topado””

Bueno, es que la iglesia está entre ellos 😛 Probablemente es el ejemplo más longevo de timo legalizado.

Emili GómezEmili Gómez

A principios de los 90, tras acabar la carrera de Farmacia, adquirí una Oficina de Farmacia y, entre el vademcum que recibí, encontré unos tubitos que contenian un granulado de los que no habia oido hablar en todos los años de formación. He de reconocer que sucumbí al argumento de “autoridad” dado que eren numerosos licenciados en medicina los que los recetaban. Si que me sorprendió que los laboratorios homeopáticos fueran capaces de enviar un mensajero de manera urgente a la farmacia para entregar un sólo tubito que te habian pedido ese mismo dia. Cuál debia ser el margen de beneficio para cubrir ese coste, con un tubito que se vendia a alrededor de 6 euros. Otro aspecto que me sorprendió, en lo que respecta a la “honradez” de los laboratorios es algo que me explicó el comercial de uno de ellos. Por lo visto habia homeópatas unicistas y policistas. Los unicistas sostenian que con una dosis masiva (lo de masiva lo dijo sin inmutarse) era suficiente para atajar la enfermedad, mientras que los policistas creian que habia que repartir las dosis durante un periodo de tiempo. Pues bien, como la gente no estaba acostumbada a tomar una sola dosis por culpa de la medicina alopática, los unicistas daban una dosis masiva de gránulos y a continuación unas dosis que llamaban “de mantenimiento” y que ¡ni siquiera estaban impregnadas!

Jesús BrugosJesús Brugos

Buena respuesta. Aquí una puntualización que me parece necesaria:
Suiza no tiene la homeopatía dentro de su sistema sanitario, en Suiza toda la medicina y todos los seguros de salud son privados y con precios regulados. Naturalmente puedes firmar un seguro privado que te cubre los productos homeopáticos, lo mismo que puedes asegurar tus piernas de futbolista, esa naricita tan mona que tienes. Solo tienes que pagar la póliza, nada más que eso. Sospeche que los demás países citados sucede lo mismo.

FaradayFaraday

“Y si me equivoco, me conformaré con que me faciliten un único estudio que lo demuestre.”

Supongo que tratándose de inferencia estadística no es improbable que algún estudio bien realizado tenga algún error o artefacto y rechaze la hipótesis nula. Pienso que hacer incapié en estudios favorables puede inducir a confusión sobre el funcionamiento de la ciencia. Una golondrina no hace verano y hay mucho pájaro por ahí 😉

MarioMario

A ver, que lo tengo reciente. Creo que fué aquí en Naukas. Hará cuestión de un par de meses, navegando entre artículos (igual era un enlace externo), me encontré con el análisis de un estudio que demostraba que el “agua con azucar” homeopatica, repondía de forma diferente a la reflexíón de un laser o algo así.
El caso era que parecía un estudio serio, hasta que el “desmontador del estudio”, le dio por revisar las características del aparato usado para analizar, resulta que el nivel de sensibilidad del aparato y el margen de error eran varios ordenes de magnitud mayores que los resultados observados. Es decir, para medir la longitud de un electrón, te dan una regla sin numerar de 10 cm… El caso es que, posteriormente, ya he visto alguna alusión a este estudio como argumento para los defensores de la memoria del agua etc…

yeilyeil

A lo que se refiere es que en los estudios se utiliza la famosa p (relacionado con las sigmas) para ver si dos medias son realmente diferentes. El nivel de significancia, es decir, el valor a partir del cual consideramos las diferencias como estadísticamente significativas, es de 0,05 en medicina (2 sigma).

Supongo que por aquí estaréis acostumbrados a las 5 sigmas de los artículos de física, pues no se habla demasiado de medicina. Pues bien, eso sólo es correcto en física de partículas porque la muestra es enorme (millones de colisiones). Una muestra tan grande tiene el problema de que aumenta el error de tipo I, por eso se exige más sigmas que a otras ramas con muestras mucho más pequeñas.

Pues bien, ¿qué significa la p? Es la probabilidad de que los resultados que has obtenido en tu estudio se deban a simple azar. Por lo tanto, también significa que en un 5% (1 de cada 20) de los estudios que se hagan puedes encontrar resultados positivos por simple azar, aunque hagas todo perfecto. Por eso un sólo estudio no hace ciencia y es necesaria la reproducibilidad. Es también la base del cherry picking, como la variable principal que analizabas no te sale significativa, te pones a evaluar como loco otras variables a ver si sale alguna. Si haces 20 mediciones a una misma muestra, la probabilidad de encontrar diferencias que realmente no son tales es muy alta, por lo tanto o introduces correcciones al análisis estadístico (por ejemplo la famosa corrección de Bonferroni), o ese estudio no vale mucho como prueba.

Por eso no hay que pedir un sólo estudio que ofrezca resultados positivos, sino seguir los criterios de causalidad que comenta Faraday, que viene a ser que los mecanismos sean plausibles, que haya efecto dosis/respuesta y que se demuestre su efectividad mediante ensayos clínicos aleatorizados con cegamiento.

FaradayFaraday

Creo, el valor p está además condicionado a la proporción en la muestra de lo que se quiere medir, lo que implica que no necesariamente un p<0.05 es una probabilidad de aprox. 5% Por ej. https://en.wikipedia.org/wiki/Base_rate_fallacy

O que significación estadística no implica utilidad clínica… Hay más. La estadística es complicada, yo-ignoro.

AntonioAntonio

Iba a poner justo ese enlace de xkcd 😛

Por cierto, no son “habas confitadas” sino grageas.

0 (0 Votos)
PabloPablo

En primer lugar, mi enhorabuena Don Carlos. Aunque a estas alturas las replicas y contrarreplicas de los debates sobre homeopatía se me hacen un poco repetitivas.
La expresión de “desinformación por demasiados pseudoexpertos” de los señores médicos homeópatas es un auténtico puntazo, lo que me he podido reír. No se si no tienen ni pizca de vergüenza o es que son verdaderamente ineptos.

Carlos Chordá

Hoy publican en Diario de Navarra una nueva carta sobre homeopatía. Esta vez, un “amimefunciona”. Ahí va:

A vueltas con la homeopatía
Belén Sexmilo Baeza
Desde estas líneas aplaudo la carta “Puntualizaciones sobre la homeopatía”, publicada en este periódico el 11 de marzo, y escrita por tres médicos que la practican en Pamplona desde hace décadas. Mi familia y yo somos “usuarios” de homeopatía desde hace 20 años y esta nos ha ayudado enormemente a aliviar e incluso a curar patologías no graves pero importantes, por eso nos molesta cuando no leemos más que aspectos negativos de la misma y ataques continuos. Con este escrito no quiero entrar en la consabida polémica: Homeopatía, sí, homeopatía, no, sino dar mi humilde opinión como paciente de dicha ciencia. De la misma, me gusta su globalidad, es decir que en el tratamiento de una enfermedad el médico homeópata tiene en cuenta, no solamente los factores físicos, sino también los emocionales y mentales. Trata “enfermos”, más que enfermedades, ya que cada enfermedad se vive, percibe y desarrolla de forma diferente en cada persona y, en este caso, el homeópata atiende tal diferencia. También me gusta el hecho de que los tratamientos que nos ofrece dejan al cuerpo cierta capacidad para reaccionar y actuar ante la enfermedad y sin producir efectos secundarios. Para concluir, diría que en temas de salud lo importante es sumar y no restar: ¿Por qué no pueden “convivir pacíficamente” en nuestro botiquín casero el “Ibuprofeno”, los gránulos “mercurius solubilis” y el extracto de própolis?

Orbatos

Si dices que te han secuestrado unos hombrecitos grises con enormes ojos negros y te han introducido una sonda por donde la espalda pierde su dignidad, normalmente te envían a psiquiatria, donde dicen que lo tuyo tiene cura con la medicación adecuada.

Si dices que te has curado de una dolencia tomando agua o pastillas de azúcar resulta que eres un “testimonio”

Prof. Carlos Fdez. AagaardProf. Carlos Fdez. Aagaard

Es el mismo problema que se da entre otras ciencias y seudociencias, y que tiene que ver con la escasa popularidad que tiene el hecho científico frente al circo seudocientífico. Huelgan ejemplos ¿Cuántos lectores de un periódico leen el artículo sobre “Astronomía”? Seguro que muchos menos que el de “astrología” (el horóscopo) o uno sobre avistamiento de ovnis (ufología): Lo grave es la diferencia. Mientras la mayor parte de los astrónomos tenemos algún grado de especialización en lo que hacemos, a los que escriben el horóscopo o hablan sobre ovnisno se les exige ninguno. Resulta así, paradójicamente punible el hecho que alguien no médico ni farmacéutico indique el uso de un medicamento (así sea una aspirina), pero no lo es el que un médico recete agua diluída en H2O. Coge el garrote, Pedro, que volvemos a la Edad de Piedra.

J.DiazJ.Diaz

El “amifuncionalismo” tiene a veces consecuencias…, digamos dramáticas, voy a ser educado.

En ciertas zonas de Africa, donde el VIH es casi endemico, — y no se si ha dejado de ocurrir —, hubo una corriente que mantenía que la forma de curarse era violar a una niña virgen.

No voy a hacer ningún comentario.

El caso es que poco antes de oirse esta noticia, el papa botijo habia visitado Africa diciendo que el condon no evita el contagio del sida.

Tampoco voy a comentarlo.

Pero es evidente para mi que combatir de manera mas expeditiva que escribir comentarios y articulos, el negocio de las bobopatias es imprescindible y que, desde mi punto de vista, el “amimefundiona” debía estar penado por la ley, igual que otras apologías violentas.

Igual que tomar agua azucarada no mata, pero abandonar un tratamiento para ingerirla si puede matar.
Andar diciendo en los medios que ingerir te de bergamontas cura la sifilis — ejemplo reducido al absurdo — debería ser considerado una apologia del homicidio si tenemos en cuenta las inducciones y consecuencias tangenciales de tales afirmaciones.

No es algo anegdotico. Por mucho menos hay gente que va a la carcel y yo cada dia tengo mas sensacion que hay una total aplicación del embudo.

Pero claro, no me hagan caso ustedes, solamente soy un viejo chalado ignorante.

Un saludo.

holzholz

Lo cierto es que el cuerpo tiene capacidad de curarse ante gran parte de enfermedades. Muchos de los abuelos que hay a nuestro alredeor sobrevivieron a gripes, resfriados e infecciones sin tener acceso a los medicamentos con principios activos conocidos. Otros muchos murieron de simples neumonías por no tener acceso a los antibióticos adecuados.
En consecuencia parte del “éxito” de la homeopatía se debe:
– A que el cuerpo se puede curar de muchas enfermedades, simplemente esperando y descansando. Ahí estan los abuelos que sobrevivieron sin medicamentos.
– A que una gran parte de los medicamentos recetados, de principios activos conocidos, con efectividad demostrada, tampoco curan. Un paracetamol, no cura un resfriado, sólo te quita la fiebre, pero no te cura. Un antiflamatorio no cura un esguince, sólo evita que sientas dolor en la articulación, pero no te cura. Un calmante no cura, sólo te deja anestesiado, para que tu cuerpo trate de recuperarse. La quimioterapia destruye el tumor o las células cancerosas, pero la quimioterapia no puede evitar que tu cuerpo vuelva a desarrollarlo.
Creo que Naukas deberia incluir 2 temáticas divulgativas que ayudarán a seguir desmontando la homeopatía:
– Desmontar los mitos de los medicamentos recetados, los que tienen principios activos útiles, que son recetados para que el paciente no incordie y quede satisfecho, con la frase de: ” si no mejora, vuelva en tres días”. Sabiendo que el calmante, antitérmico, antiinflamatorio… sólo evita algún síntoma pero no cura. Esto ayudará a entender que la homeopatía tampoco cura, sólo es un “…toma esto que es natural y cura” (además es caro, y lo caro es bueno (se suele pensar)).
– Sección sobre la respuesta del sistema inmunológico frente a enfermedades. Es decir como funciona el cuerpo humano, que se sabe y que se está estudiando.

Claro por el camino también se desmontará la idea de que un médico o medicamento pueden siempre con todo, y se acepta que siempre existirán personas que no sobrevivan, aunque tengan todos los medicamentos a su alcance.

E9

Si una “medicina alternativa” demuestra su utilidad siguiendo el método científico, se llama “medicina”.

gemuesgemues

En una sociedad en la que llamamos pornografía al sexo, en vez de a que salga una persona en tu pantalla del televisor con unas cartas pretendiendo adivinar el futuro, es normal que existan pretendidos médicos que confundan el efecto placebo con una terapia efectiva.
Otra cosa sería el discutir si administrar y regular, y en qué medida y cómo, el efecto placebo de modo paliativo y en ciertos casos y circunstancias.
A veces, se discute sobre cosas distintas por falta de sentar las bases acerca de qué se está debatiendo.
En el supuesto de que existan médicos de verdad que consideren útil en cierta medida el efecto placebo, quizá yo estaría de acuerdo con ellos en algunos casos.
Pero en el supuesto de que existan médicos que crean en los supuestos fundamentos ( en realidad ni existen) de la homeopatía, en esos casos, no son verdaderos médicos, sino chamanes.

Jesús BrugosJesús Brugos

Siempre la vieja historieta de que los productos homeopáticos están incluidos en el sistema sanitario de otros países. En Suiza todos los seguros son privados y cualquier ciudadano puede ampliar su seguro médico con la homeopatía. Pagando por ello, claro. Como cuando la vedette de moda asegura sus piernas, vamos.

2 Trackbacks

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: El pasado 11 de marzo se publicó esta carta en Diario de Navarra: Click en la imagen para ampliar La homeopatía solo se puede defender demostrando que funciona. Y funciona cuando demuestra tener una efectividad superior al …

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>