La superluna de noviembre

Versión extendida del artículo originariamente publicado el domingo 13 de noviembre de 2016 en el Suplemento “El Zoco” de Diario Córdoba.

Durante los últimos días se está escuchando mucho sobre la “superluna” del lunes 14 de noviembre. Según recoge la prensa y predican incluso centros científicos como NASA será “la luna llena más brillante en años“. Astrónomos y divulgadores científicos de todo el mundo están siendo entrevistados por periodistas que quieren saber sobre este “raro fenómeno“.  ¿Qué es esto y qué hay de cierto en ello?

Vayamos por partes. Primero hay que tener claro que, al igual que cualquier otro cuerpo orbitando alrededor de uno mayor, la Luna tiene una órbita elíptica. Los planetas, la Tierra incluida, también se mueven en órbitas elípticas alrededor del Sol, como descubriera el genial astrónomo (y primer astrofísico de la Historia, aunque tuviese que ganarse la vida como astrólogo en la primara parte de su vida) Johannes Kepler a principios del siglo XVII.

Diagrama explicando el movimiento de la Luna alrededor de la Tierra siguiendo una órbita elíptica y definiendo el apogeo y el perigeo. Los tamaños y las distancias no están a escala. Crédito: Ángel R. López-Sánchez. Imagen de la luna: Paco Bellido.
Diagrama explicando el movimiento de la Luna alrededor de la Tierra siguiendo una órbita elíptica y definiendo el apogeo y el perigeo. Los tamaños y las distancias no están a escala. Crédito: Ángel R. López-Sánchez. Imagen de la luna: Paco Bellido.

Esto quiere decir que la Luna a veces está más cerca de la Tierra y otras más lejos, dependiendo de la posición en la que esté dentro de su órbita. Cuando la Luna está en su punto más cercano a la Tierra (unos 362 600 km) se dice que está en el perigeo, mientras que cuando está en su punto más lejano (unos 405 400 km) se dice que está en el apogeo. La distancia media entre la Luna y la Tierra es de unos 384 400 km.

Simplemente por perspectiva, la Luna se ve un poco más grande cuando está cerca del perigeo que cuando está en el apogeo. Las imágenes que incluimos aquí, conseguidas desde Córdoba por el famoso astrofotógrafo y nauker Paco Bellido, muestran claramente la diferencia de tamaño aparente de la luna en el perigeo (izquierda) y en el apogeo (derecha).

Comparación del tamaño aparente de la Luna cuando se encuentra en el perigeo (izquierda) y en el apogeo (derecha). Crédito: Paco Bellido.
Comparación del tamaño aparente de la Luna cuando se encuentra en el perigeo (izquierda) y en el apogeo (derecha). Crédito: Paco Bellido.

¿Qué ocurre cuando la fase de luna llena coincide con el perigeo? Tenemos una “superluna”. Esto ocurrirá exactamente a las 14:52 hora peninsular española del lunes 14 de noviembre de 2016. En ese momento la Luna parecerá alrededor del 13% más grande y un 30% más brillante que una luna llena en el apogeo (una “microluna”). Desde España en este momento obviamente será de día y la luna, localizada en la zona opuesta del cielo al sol, estará bajo el horizonte. Habrá que esperar a la puesta de sol para ver salir una luna llena por el este, todo un espectáculo que la Naturaleza nos regala una vez al mes.

Enfatización: Los números “13% más grande y 30% más brillante” de cualquier “superluna” son con respecto a una “microluna”, no con respecto a su tamaño o brillo medio.

Ojo que en muchos medios se está difundiendo que “el próximo lunes 14 la Luna parecerá un 13% más grande, al encontrarse en el punto más cercano a la Tierra”. Esto no es correcto. En ese momento estará en su punto más cercano a la Tierra, cierto. Pero, insisto, la diferencia del 13% de tamaño es entre cuando está más cerca (perigeo) y cuando está más lejos (apogeo). Lo correcto es decir: “el próximo lunes 14 la Luna parecerá un 5% más grande de lo normal“. Nótese que, como la órbita de la Luna es elíptica, cuando está en el apogeo el tamaño aparente de nuestro satélite es un 8% más pequeño de lo normal, por supuesto definiendo como “normal” la distancia media entre la Tierra y la Luna.

Aquí es importante recalcar lo siguiente: nuestro cerebro nos engaña cuando vemos la luna o el sol cerca del horizonte: parecen que son más grandes que cuando se encuentran a gran altura en el cielo. Este efecto se conoce como la ilusión del horizonte. Algunos estudios sugieren que la percepción de tamaño que tenemos de la luna o el sol sobre el horizonte es casi el triple del tamaño que nos parece cuando están cerca del cenit, pero esto es solo una ilusión.

Superluna saliendo detrás del castillo de Espejo (Córdoba, España) el 20 de marzo de 2011. Esta fotografía, obtenida por Paco Bellido, se ha incluido en multitud de revistas, exposiciones y páginas de internet. Es tal su fama que ahora mucha gente está intentando reproducirla cada vez que hay luna llena (y el tiempo acompaña, supongo). Más información en el antiguo blog de Paco, "El beso en la luna". Crédito: Paco Bellido.
Superluna saliendo detrás del castillo de Espejo (Córdoba, España) el 20 de marzo de 2011. Esta fotografía, obtenida por Paco Bellido, se ha incluido en multitud de revistas, exposiciones y páginas de internet. Es tal su fama que ahora mucha gente está intentando reproducirla cada vez que hay luna llena (y el tiempo acompaña, supongo). Más información en el antiguo blog de Paco, “El beso en la luna“. Crédito: Paco Bellido.

En realidad, el término “superluna” no viene de la Astronomía, sino de la pseudociencia de la astrología. De ahí quizá toda la repercusión mediática que parece tener este tema. Fue acuñado en 1979 por el astrólogo estadounidense Richard Nolle, quien también definió superluna como “fase de luna llena o fase de luna nueva que ocurre cuando la Luna está en, o muy cerca (dentro del 90%) del punto de su órbita donde se alcanza la menor distancia con la Tierra“.

Nolle, quien asociaba las superlunas a catástrofes (obviamente, ambas cosas no tienen nada que ver unas con las otras) quizá desconocía que ya existía un término científico para describirlo: perigeo-syzygy del sistema Sol-Tierra-Luna. El término inglés syzygy (*) denota una configuración en línea recta de tres cuerpos celestes (la  Luna, la Tierra y el Sol en este caso). Los ejemplos más famosos de syzygies son los eclipses (solares o lunares), que ocurren cuando la alineación entre el Sol, la Tierra y la Luna ocurre en los nodos lunares (los dos puntos de la órbita lunar donde el plano de la órbita de la Luna alrededor de la Tierra y el plano de la órbita de la Tierra alrededor del Sol se cortan).

Desde entonces, al igual que otras expresiones como “luna de sangre” (término que detesto y que se usa para referirse a un eclipse de luna) o “luna azul” (la segunda luna llena que ocurre dentro del mismo mes) se han vuelto muy populares, también gracias a la difusión por la redes sociales. Pero estas definiciones no son términos astronómicos oficiales. De hecho, a veces poseen poco contenido astronómico, por ejemplo una “luna azul” puede ocurrir o no dependiendo del huso horario en el que se encuentre el observador (por eso a veces hay “lunas azules” que se ven desde América pero no desde Asia y Australia o viceversa).

En cualquier caso, el revuelo mediático de la superluna del 14 noviembre es que el momento exacto de la fase de luna llena (13:52 UTC) ocurre muy cerca del perigeo, a una distancia de 356 536 km de la Tierra. Esto no sucedía desde hace casi 70 años, el 26 de enero de 1948, cuando estuvo a 356 460 km, y no volverá a ocurrir hasta el 26 de noviembre de 2034, cuando la fase de luna llena ocurra a 356 472 km de distancia.

Ahora, por favor, fijaros en los números: 356 532 km, 356 460 km, 356 472 km… ¡todos difieren en menos de unas pocas decenas de kilómetros! Esto es sólo una diferencia del 0.02% entre la distancia de la Tierra a la Luna. Incluso si consideramos las distancias típicas que encontramos cuando hay “superlunas” (por cierto, no he dicho que típicamente tenemos 2-3 superlunas al año, las lunas llenas del pasado 17 de octubre y del próximo 14 de diciembre también son “superlunas”) las diferencias en distancias están dentro de los 500 km, lo que es una variación de solo el 0.14% de la distancia.

ilustración: Superlunas: ¿puedes reconocer la más grande? Ocho superlunas entre 2015 y 2018, escaladas con el tamaño a la distancia a la que están desde Sídney en el momento en que sucede la luna llena. Las fechas y las horas indicadas corresponden al momento exacto de luna llena. Los tamaños y las distancias están calculadas desde Sídney (Australia). Esto es una ilustración, ninguna de las fotos se consiguieron desde Sídney (¡no puedo viajar al futuro!). Todas las imágenes de la Luna son las de la microluna que obtuvo Paco Bellido el 5 de marzo de 2015.  La imagen sin las etiquetas está aquí y la imagen a máxima resolución aquí. Crédito de la composición: Ángel R. López-Sánchez, crédito de la foto de la luna: Paco Bellido.
Ilustración: Superlunas: ¿puedes reconocer la más grande? Ocho superlunas entre 2015 y 2018, escaladas con el tamaño a la distancia a la que están desde Sídney en el momento en que sucede la luna llena. Las fechas y las horas indicadas corresponden al momento exacto de luna llena. Los tamaños y las distancias están calculadas desde Sídney (Australia). Esto es una ilustración, ninguna de las fotos se consiguieron desde Sídney (¡no puedo viajar al futuro!). Todas las imágenes de la Luna son las de la microluna que obtuvo Paco Bellido el 5 de marzo de 2015. La imagen sin las etiquetas está aquí y la imagen a máxima resolución aquí. Crédito de la composición: Ángel R. López-Sánchez, crédito de la foto de la luna: Paco Bellido.

Permitidme que lo enfatice: la diferencia de la distancia entre la Tierra y la Luna durante una “superluna”, ocurriendo éstas unas 2-3 veces al año, es de sólo el 0.14%. ¿Crees que serías capaz de apreciar esta diferencia a simple vista?

Sin embargo, cuantitativamente (dando los números), científicos y medios de comunicación pueden decir “es un fenómeno raro, y será la superluna más cercana en casi 70 años“. Pero en la práctica no se va a notar nada. A efectos prácticos, las diferencias de tamaños aparentes no son apreciables. La superluna del 14 de noviembre será una superluna esencialmente similar a las 2-3 que solemos tener cada año (durante luna llena, 5-6 en total considerando luna nueva).

Enfatización: Todas las “superlunas” ocurren prácticamente cuando la Luna está a la misma distancia de la Tierra, por definición de “cerca de perigeo”. La variación en la distancia es tan pequeña que no es apreciable a simple vista, y difícil con telescopios. Que la “superluna” de mañana sea la más cercana en 70 años no importa en absoluto: se va a ver igual de grande que cualquier otra superluna.

Distancia a la luna dependiendo de la posición en la que la observadora se encuentra sobre la Tierra. Si la luna está saliendo o poniéndose estará más lejos de ella (arriba) que si está sobre su cabeza, alta en el cielo (abajo). Los tamaños y las distancias obviamente no están a escala. Crédito: Ángel R. López-Sánchez. Imagen de la luna: Paco Bellido.
Distancia a la luna dependiendo de la posición en la que la observadora se encuentra sobre la Tierra. Si la luna está saliendo o poniéndose estará más lejos de ella (arriba) que si está sobre su cabeza, alta en el cielo (abajo). Los tamaños y las distancias obviamente no están a escala. Crédito: Ángel R. López-Sánchez. Imagen de la luna: Paco Bellido.

Pero aún hay más. A pesar de lo que nos engañe la ilusión lunar, la Luna está realmente un poco más lejos de nosotros cuando está saliendo o poniéndose que cuando está alta en el cielo, como se explica en el diagrama superior. Dependiendo de donde el observador se encuentre sobre la Tierra, su distancia real a la Luna variará entre unos pocos miles y unas pocas decenas de miles de kilómetros al día. A esto se le conoce como “efecto diurno” y, como vemos, su efecto (variación del 3% en la distancia, como mucho) es mayor que la diferencia de unos pocos centenares de kilómetros en que difieren las superlunas.  Pero, insisto, en ambos casos las diferencias de tamaño aparente de la Luna no pueden apreciarse a simple vista.

Un poco de pensamiento crítico es importante aquí también, como para tantas facetas de la vida. Para nosotros, la luna llena del 14 de noviembre va a ser igual de grande que cualquier otra superluna. Pero si todo este revuelo sirve para que nos interesemos más por conocer el mundo que nos rodea y podamos clarificar conceptos, bienvenido sea. Lo mejor es aprovechar estos tirones mediáticos para volcar nuestra mirada al cielo y asombrarnos de toda la belleza que esconde.

(*) No me preguntéis cómo se pronuncia la palabra syzygy en inglés, siempre la he visto escrita pero nunca la he escuchado.

Más información:

29 Comentarios

Participa Suscríbete

César A. VillagómezCésar A. Villagómez

Muy buen artículo informativo, los medios de comunicación ordinarios siempre dan mala información sólo por llamar la atención.
Una cosa más, al inicio cuando definian que es perigeo y apogeo, en apogeo seguro lo pusieron por accidente porque está como “el punto más cercano” y es el punto más lejano. Y en la “enfatización” ¿No sería “cerca del perigeo”?
Gracias por el artículo, espero que lean el comentario. Son mi página favorita, saludos.

El Lobo Rayado

Muchas gracias, César, me alegro que te haya gustado. En efecto, ambas estaban cruzadas… y me da rabia porque no es la primera corrección que hago a pesar de haberme leído y releído todo… Corregido, muchas gracias por pillar los dos gazapos.

César A. VillagómezCésar A. Villagómez

A su servicio, entiendo que puede pasar. Sigan con el buen trabajo en Naukas, saludos desde Bolivia.

SanSan

Estaba esperando que saquen un artículo que arroje luz respecto a este tema. Gracias Lobo Rayado , cumpliste con creces mis expectativas . Te felicito !

Claudi Mans TeixidoClaudi Mans Teixido

El término sizigía está aceptado en español. Y se pronuncia sizigía…

LucianoLuciano

Venía a comentar lo mismo pero como me ganaste de mano aporto algo más. Es bastante extraño (o al menos irregular) que en castellano después de una z venga una i o una e, prefiriéndose escribir c, salvo en casos de nombres y apellidos cuya tradición de escritura así lo indica: Zelaya, Zenón, Zelanda.
En el caso de palabras que no sean nombres también hay excepciones como sizigia, junto con eczema, azimut, enzima, azerí, etc.
Algunas de esas palabras pueden escribirse con c o z, pero no sizigia, que sólo está recogida en el diccionario de la RAE con z.
Como nota curiosa, el nombre de la letra z años ha podía escribirse zeta o ceta indistintamente, aunque hoy esta última forma es considerada un arcaísmo.
Lo que no está en el diccionario es la palabra sizigia como palabra grave con hiato, como lo indica la tilde que escribiste dos veces en la última i. El diccionario de la RAE sólo recoge el término como palabra grave con diptongo en la última sílaba.

Claudi Mans TeixidoClaudi Mans Teixido

Siguiendo el hilo.
Efectivamente en español es sizigia, no sizigía como yo escribía erróneamente. Probablemente mi error provenga del francés, en que escriben syzygie. Lo debí leer en alguna obra de Verne. En inglés veo que es syzygy (tres y en una misma palabra debe ser un record).
En español se escribió también sicigia, por lo que he visto, y es forma más antigua que sizigia.

EstampidaEstampida

Hay otro gazapillo. En la foto de Bellido pone que en el perigeo está a 355.153 kms, mientras que en el artículo pone que el punto mas cercano son aprox. 362.600 kms. No es mucha diferencia pero ya por curiosidad me gustaría saber la cifra exacta :)

Buen artículo. Como siempre los medios exagerándolo todo…

El Lobo Rayado

Gracias Estampida. No es un gazapo, es el número real de la distancia a la Luna desde Córdoba ese día (lo he comprobado). ¿Recuerdas lo que comentaba del “efecto diurno” al final del artículo? Pues se debe a ello. Normalmente las distancias como las que muestran en este artículo se dan con respecto a un lugar. En mi caso, como escribí también el artículo en inglés, usé a Sydney como referencia (además, el momento de la superluna ocurría muy cerca de medianoche, lo que minimiza aún la distancia).

Para la imagen de la superluna que consiguió mi colega Paco Bellido desde Córdoba el 10 de agosto de 2014 a las 22:39 hora local, veo que el perigeo desde Córdoba estuvo esa madrugada (11 agosto sobre las 2am) a una distancia de unos 354 750 km. En Sydney, en el mismo momento, la Luna estaba a unos 360 650 km de distancia.

En realidad, y esto lo dije por las redes sociales pero no por aquí, es muy difícil calcular en detalle la órbita de la Luna porque no está sólo influida por la gravedad terrestre. Su movimiento depende del Sol, de otros planetas (Júpiter), de que la Tierra no es completamente redonda, de que el plano de la órbita de la Luna está inclinado con respecto a la eclíptica (el plano Sol-Tierra donde se mueven los planetas) y más cosas. Así la órbita de la Luna no está “fija” alrededor de la Tierra sino que se mueve mucho. He visto algunas figuras interesantes estos días mostrando esto y también cómo va variando con el tiempo la distancia al perigeo. Calcular la órbita de la Luna es uno de los problemas más complicados de Mecánica Celeste y daría para otro artículo.

Reflexión final: ¡fijaros el revuelo de la superluna la de cosas que nos está haciendo hablar y considerar!

EstampidaEstampida

Excelente respuesta. No quiero hacerte trabajar más pero ahora me surge la pregunta: ¿No se debería medir el perigeo desde el punto más cercano en ese momento? ¿Hay una regla o consenso al respecto?

iliadde

Que bueno. Los medios generalistas no suelen dar bien este tipo de informaciones. Sabía que por aquí iba a encontrar la información exacta.

DeibitDeibit

Hola. Veo que indicas que la próxima superluna, tendrá lugar el 13 de Diciembre, pero la Luna llena en Diciembre, es el día 14.

Fernando MoralesFernando Morales

Muy interesante el articulo. Trabajando en el mar, quisiera saber que implicancias tendrá el fenomeno mencionado en las condiciones de mar. Aqui en el Callao, Peru, tenemos oleajes anómalos desde la semana pasada. ¿Tiene alguna relación?.
Gracias por su interes y respuesta.
Atentamente
Fernando Morales Barragan

El Lobo Rayado

No llegué a decirlo, pero sí, donde las superlunas (o, mejor dicho, cuando la luna está cerca del perigeo) se nota más es en las mareas, que suelen ser un poquito más intensas. Pero de ahí a “oleajes anómalos” no sé yo… habría que mirarlo y medirlo bien. Puede deberse a otro fenómeno (o ser una conjunción de varios).

J.DiazJ.Diaz

Ha sido una hermosa luna, pero no mucho mas que otras.

No se en Peru.
Pero en la costa gallega, supongo que en otras de mar abierto pasa lo mismo, existe el fenomeno de mareas vivas, generalmente coincidiendo con la pleamar y la luna llena en su cenit, en esos casos la marea es considerablemente mas alta que la media.
Si coincide con mal tiempo o borrasca, mar de fondo o cambio de corrientes, se pueden producir maras y sucesos muy curiosos.
He visto desaparece cuatro quintas partes de una playa, arrastrada por la corriente.

No se si el amigo transatlantico se refiere a esto.

En cuanto a medirlo, es sencillo, hay tablas de mareas que se pueden cruzar con las tablas lunares y ver la influencia en un punto concreto de la costa.
Ahora, ver como afectan otros factores puede ser mas complicado.

Yo le diria, licantropico amigo, que no se preocupe, las erratas con el enemigo mas esquivo en artes graficas. Por mucho que se repase un texto, incluso por varias personas, siempre se puede escapar un gazapo.
Lo honrado es reconocerlo, para eso estan las fe de errata, y lo enoblece mas que hoy en dia nadie corrija nada de nada.

Es mas, los “errores” generalemente solo s etienen en cuanta para decir eso tan jesuitico de «¿Como vamos a tomarlo en serio si ni sabe escribir / ni conoce los datos conprecision»

Ni caso.

Mi peor y anegdotica experiencia con la luna del año pasado — parece que se ha convertido en otro tópico periodistico anual, de esos que se usan a fecha fija para rellenar tiempo o paginas — fue cuando una persona me preguntó sobre este fenomeno «para un trabajo del colegio de mis hijos» y yo empece a contarle, menos extensamente, lo que ha contado el autor.
A los tres minutos se le puso la mirada vidriosa y me dijo que ella no entendia de tantos numeros (sic) y que a fin de cuentas, la profesora solamente queria ver si los crios leen el periodico (sic).

Esto es lo triste, señores, no que los medios digan tonterias, sino que se les diga a los alumnos que “se crean” lo que ponen y nada mas.
Parece que contrastar informaciones no entra en la lomce.

Ya, ya se. Puede que no se me de bien la docencia.

Un saludo.

Guillermo Jimenez

Coincido con los demás lectores en sus comentarios: EXCELENTE INFORMACIÓN, explicada sin tecnicismos exagerados, y apoyado con imágenes que respaldan este gran artículo. Se reconoce la labor de investigación y más aún el que cumplan con el cometido de “aportar con información creíble”.

Mi aporte u observación personal: Mucha gente está triste por no haber visto la súper luna de este 14 de noviembre, sin embargo no olvidemos que las distancias astronómicas se minimizan para estos casos y la distancia que hay de la luna a la Tierra días después o incluso en la próxima luna llena de este diciembre no va a afectar mucho en la apreciación porque aun (a mi entender) “el perigeo” estará a una distancia bastante aceptable que si observáramos la luna llena de aquí a 5 o 10 años.

Juan RJuan R

Hola, pues ya que hay que ponerse críticos habría que precisar por qué no es distinguible el tamaño aparente. Y para ello habría que tomar como referencia la capacidad de definición en el campo visual que tenemos en relación al cambio de tamaño que se producirá en la superficie que observamos (porque la vemos en 2D). Es decir, si el cambio en tamaño no supera los grados de campo visual que el ojo puede discernir esa sería la explicación científica, y no la de “porque no” que aquí se afirma.
Es más, se afirma en el texto que el cerebro nos engaña, pero la neurociencia dice que no, que el cerebro interpreta pero no nos engaña.
Según el divulgador Javier Fdz Panadero, lo importante en ciencia es medir. Las mediciones dicen que el tamaño (absoluto) de la luna no cambia. Pero el tamaño relativo si en función de su cercanía al observador. Ese cambio relativo es medible (lo ha hecho la NASA), por tanto dar nombre al fenómeno no es ninguna herejía científica a pesar de que el término lo inventara un no científico. Las cosas evolucionan.
Otro divulgador dice que en el inicio de su libro que ” si no lo ven cómo saben que está ahí”… o algo así, refiriéndose que ciencia va más allá de lo que se puede observar o percibir, como en este caso es imperceptible (nos quieren hacer creer sin medir) la diferencia de tamaño relativo de la luna por el ojo humano. Sin embargo, precisamente no hay que basarse en lo que se ve sino en lo que se mide para llamarle superluna.
Presenta usted un texto también lleno de imprecisiones neurocientíficas sobre todo… hay que mantener el mismo rigor para todo.
saludos

El Lobo Rayado

Gracias por el comentario. ¿Y no mido y remido en el artículo, precisamente ahora que estoy añadiendo los tamaños de las lunas llenas en todo el año en una figura? No hace falta la NASA para medir el tamaño de la Luna, astrónomos aficionados lo pueden medir, yo lo he hecho con estudiantes muchas veces, incluyendo medir tamaños de cráteres y alturas de montañas. El punto aquí era la contemplación a simple vista de la luna, y ahí es donde afirmo con rotundidad dando los números y la nueva figura que no puedes distinguir una superluna de otra, y que incluso una luna normal de una superlina es difícil de apreciar.

A pesar de que no me guste el término superluna (de nuevo, no porque lo inventara un astrólogo sino por el revuelo que tienen en las redes sociales últimamente, y de ahí transmitido a los medios, dando falsas expectativas a los ciudadanos (insisto: creo que la nota de NASA es un poco sensacionalista) yo lo uso. Eso no lo critico.

Y sobre el efecto de la “ilusión lunar” está muy bien establecido, y no soy neurocientífico y no me he puesto a dar los detalles aquí, sólo he recogido que el cerebro parece percibir más grande un objeto sobre el horizonte (porque hay referencias sobre las que comparar) que cuando está alto en el cielo. Leí un artículo hace tiempo (pero no lo encontré a la hora de escribir esto, por eso no lo referencié) de que ese “engaño” del cerebro podría llegar a ser que nos hace ver la luna hasta casi 3 veces más grande. ¿Dónde pierdo el rigor?

Estoy convencido que mucha gente que apenas ha visto con detalle la Luna antes lo hizo durante su salida el lunes por la presión mediática y quedó convencida de que, en efecto, era “superluna”, engañadas por la ilusión lunar.

PonzoPonzo

El tema de la ilusión lunar es muy controvertido y desata acalorados debates en la Web. No niego que exista un factor psicológico en la apreciación de un mayor tamaño de nuestro satélite cuando se eleva sobre el horizonte, como ocurre con algunas ilusiones geométricas, pero tampoco negarán los lectores que la atmósfera influye inexorablemente en nuestra percepción de los astros… o ¿acaso alguien no ha percibido el tono rojizo de la Luna recién descubierta tras su vuelta a nuestro campo de visión?

Por eso mucha gente aduce un efecto óptico (en vez de ilusión) propiciado por un mayor recorrido a través de nuestra atmósfera de los rayos luminosos reflejados en la superficie lunar durante su salida. Esta fotografía del astronauta Paolo Nespoli tomada cuando estaba a bordo de la EEI me parece muy ilustrativa del efecto distorsionador de nuestra atmósfera:
Luna aplastada

¿Alguien discrepa de esta razón?

P.D. Si Kepler no solo formalizó sino que también descubrió la excentricidad de las órbitas planetarias creo que Amenábar debería haberse asesorado mejor antes de filmar su película Ágora, ¿no es cierto? :)

1 Trackback

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: Versión extendida del artículo originariamente publicado el domingo 13 de noviembre de 2016 en el Suplemento “El Zoco” de Diario Córdoba. Durante los últimos días se está escuchando mucho sobre la “superluna” de…

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>