El secreto del Vantablack y la leyenda de la patente Azul Klein: entre colores anda el juego

El escultor indio Anish Kapoor
El escultor indio Anish Kapoor

El negro más negro del mundo

Hace unos meses saltaron las alarmas en el mundo del arte: el artista Anish Kapoor había comprado los derechos exclusivos sobre “Vantablack, un recubrimiento para superficies que tiene el record de ser la sustancia más oscura elaborada por el hombre y que está disponible en dos versiones, una para su aplicación por deposición al vacío y otra más reciente, conocida como Vantablack S-VIS, que se aplica en spray.

Desarrollada inicialmente por el National Physical Laboratory para sistemas de calibración en satélites, sus extraordinarias propiedades físicas y ópticas han dado lugar a que la empresa Surrey NanoSystems, haya extendido sus aplicaciones a otros campos, incluidos el arte o la manufactura de objetos de lujo.

La forma en que se consigue este efecto óptico se basa en la especial composición de “Vantablack, basada en nanotubos de carbono con un diámetro de 20 nanómetros y una longitud entre 14 y 50 micras. Cuando un fotón incide en este recubrimiento, entra en un “nanobosque” donde rebota de tubo en tubo hasta que la luz es absorbida y el calor se disipa. Esta capacidad de absorber la luz y reducir al mínimo la reflectancia provocan que cuando se aplica “Vantablacka un objeto tridimensional sea extremadamente difícil distinguir las formas de su superficie y el objeto tridimensional aparente ser bidimensional.

La tecnología desarrollada para Vantablack ha sido objeto de varias solicitudes de patente a las que se puede acceder desde la Base de datos espacenet, que es gratuita y bastante sencilla de manejar. Curiosamente dos estas patentes están todavía en fase de tramitación (las dos solicitudes PCT más modernas), e incluso la patente más antigua ha sido retirada, por lo que por el momento todavía no hay un derecho en exclusiva concedido.

WO2017033031Ultra low reflectivity hydrophobic coating and method therefor Esta solicitud describe un recubrimiento de baja reflectividad basado en una capa de nanotubos de carbono alineados verticalmente sobre la superficie de un sustrato. Sobre esta capa se dispone un revestimiento hidrófobo de fluorocarbono, capaz de impedir cualquier sedimentación o entrada de partículas de agua sobre o dentro de la capa de nanotubos de carbono, lo que da como resultado, una mayor estabilidad de esta capa durante su uso.
WO2017033027Low reflectivity coating and method and system for coating a substrate. Esta patente describe un revestimiento de baja reflectividad basado en nanoestructuras de carbono en suspensión en un disolvente, que se aplica por pulverización sobre un sustrato perficie de contacto (14) de un sustrato (110), a partir de un pulverizador que incorpora las e. La capa de nanoestructura de carbono proporciona un revestimiento de reflectividad muy baja que se puede mejorar adicionalmente mediante el ataque químico de la superficie externa del revestimiento. La capa puede grabarse para reducir la reflectividad. Se han conseguido recubrimientos de baja reflectividad.
WO2010086600 Providing gas for use in forming a carbon nanomaterial En esta patente se describe un procedimiento de deposición química en fase vapor (CVD) para formar nanomateriales de carbono.

.

Como ya se ha comentado el color tan del Vantablack llamó la atención del artista Anish Kapoor , creador de la escultura de ArcelorMittal para los juegos olímpicos de 2012. Y según publica la prensa ha adquirido la exclusividad de su uso para obras artísticas, lo que le ha granjeado su enemistad con otros artistas, que lo ven como un acto de “egoísmo sin igual en el mundo del arte donde todos los colores se comparten”.

Antes y después de  la obra “Cloud Gate” en Chicago (2006), obra de Anish Kapoor, que en el año 2016 fue recubierta con Vantablack.
Antes y después de la obra “Cloud Gate” en Chicago (2006), obra de Anish Kapoor, que en el año 2016 fue recubierta con Vantablack.

Y parece que pronto ha llegado una respuesta, de manera que el artista británico Stuart Semple ha lanzado al mercado su propia marca de pintura rosa, la más rosa que se conoce actualmente. Un color puro al alcance de todo aquel que lo compre desde la página de internet de Stuart Semple pero siempre que no sea el propio Anish Kapoor, pues en el formulario de compra se incluye esta cláusula:

anish2

Aunque con la habitual flema británica la respuesta de Kapoor en su página de instagram dirty_corner (dirty corner) ha sido clara:

Más allá de la curiosidad de esta noticia hay varias cuestiones que se plantean:

– ¿realmente hay un derecho exclusivo concedido para Vantablack? Por el momento no hay patentes concedidas, están en tramitación e incluso la patente más antigua ha sido retirada.

– ¿podría haber alguna patente secreta por el posible uso militar de esta invención?

No puede olvidarse que este compuesto enmascara la superficie de los objetos que recubre, por lo que podría emplearse para el recubrimiento de aviones, armas, edificios estratégicos etc. En este tipo de invenciones que pueden afectar a la “defensa nacional” la tramitación es secreta y los documentos no se publican. En este caso las patentes secretas quedan bajo la tutela del Ministerio de Defensa y “su titular debe abstenerse de cualquier actuación que pueda permitir el conocimiento de la invención por personas autorizadas. El Ministerio de Defensa, a petición del titular, podrá autorizar actos encaminados a la explotación total o parcial del objeto de la solicitud o de la patente, señalando las condiciones a que estarán sometidos dichos actos” (artículo 111 ley 24/2015 de 24 de julio de patentes).

Si se consultan las preguntas frecuentes que aparecen en la página comercial de Vantablack hay varias que llaman la atención. Cuando se pregunta de qué forma pueden obtenerse muestras de este producto la respuesta señala que hay que verificar la identidad de los clientes y el uso que le van a dar, para para cumplir con los controles de exportación. De esta forma solo compañías verificadas y centros docentes o de investigación pueden acceder al producto. En ningún caso se ofrece el producto a particulares.

En otra de estas preguntas se indica el posible uso de Vantablack en arte. Y es aquí donde se menciona que este producto, por la forma en que se obtiene, no es adecuado para fines artísticos. Y se incluye un dato más “the coating’s performance beyond the visible spectrum results in it being classified as a dual-use material that is subject to UK Export Control”. Es decir, este compuesto está sometido a un control de exportaciones, posiblemente por ese potencial uso “en la defensa nacional”. Pero esto no les ha impedido conceder una licencia exclusiva a Kapoor Studios Uk, (es una empresa, no un particular) para que explore su posible uso artístico. Esta licencia se limita solo al campo del arte, no a otros sectores.

Hay por tanto un gran control de para qué y a quién se vende Vantablack y solo podemos pensar que Anish Kapoor tiene una gran poder de influencia, ¿será por que es Sir desde el año 2013 por su contribución a las artes visuales?

– ¿y no podrían utilizar otras alternativas los artistas? Quizás se podría imitar la tecnología, comprando nanotubos de carbono comerciales, y suspendiéndolos en un disolvente como los que figuran en la reivindicación 25 de la patente WO2017033027A1 . O como ha hecho su eterno competidor Stuart Stemple desarrollar productos con otra composición como Black 1.0 Beta pigment , que en palabras de su “creador” presenta unas propiedades ópticas similares a Vantablack y muchas ventajas:

La leyenda de la patente “Azul Klein”

Pero el caso de Vantablack no es el primero relacionado con los derechos exclusivos y los colores. En el siglo XX el artista Yves Klein (1928-1962), en colaboración con Edouard Adam un proveedor de pinturas artísticas parisino, desarrolló lo que se conoce como International Klein Blue (IKB). La singularidad del IKB radica no en el pigmento, si no en el aglutinante de resina sintética en el que se suspende el color, que permite que el pigmento mantenga su intensidad cromática.[] Esta resina es un acetato de polivinilo desarrollado y comercializado en su momento bajo el nombre de “RHODOPAS M” o “M60A” y se sigue vendiendo bajo el nombre de Medium Adam 25.

En mayo de 1960, Klein depositó en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial de Francia (INPI) un enveloppe Soleau en el que describió la fórmula de la pintura, bajo el nombre de International Klein Blue (IKB).

Es decir, que frente a lo que la habitualmente se escribe, Klein no llegó a tener realmente una patente en vigor para el IKB. Un enveloppe Soleau equivale a un depósito previo que da fe, autentifica en qué fecha se hizo un registro. Sería equivalente a lo que en España se hace para el Registro de la Propiedad Intelectual y que en Francia también se utiliza para invenciones técnicas.

Este enveloppe Soleau tiene dos partes, una se sella y se devuelve al solicitante, y la otra la guarda el INPI durante 5 años y se puede renovar por otros cinco años más. Pasado ese tiempo el sobre se destruye. En el año 1960 Klein hizo este depósito, que es el que consultando distintas fuentes aparece identificado con el número FR63471. La copia en poder del INPI fue destruida en 1965, pero la copia de Klein, que el INPI le entregó debidamente sellada en su momento, sigue existiendo. Al no tratarse de una patente, este registro no aparece recogido en la Base de datos espacenet pero en internet se puede localizar una imagen de este recibo:

anish5

Pero aunque Klein no registrara una patente para IKB, sí lo hizo para un proceso de decoración de piezas ornamentales por inmersión en un pigmento, a través de las patentes FR77637 y FR1258418 (“Procédé de décoration ou d’intégration architecturale et produits obtenus par application dudit procédé »), presentadas dos años antes de su muerte en 1962 y que revelan que el artista además de artista se consideraba inventor.

Entre colores anda el juego

Los colores son una parte esencial de las armas creativas de un artista y parece difícil que puedan ser protegidos como patente. Pero si nos olvidamos de esta visión “afectiva y abstracta”, una pintura surge de una mezcla, de una composición química, que podrá ser protegida como patente siempre que:

– se describa de manera clara y completa en la invención

– sea nueva y con actividad inventiva

– y tenga aplicación industrial

En el caso de IKB, es muy posible que Klein fuera consciente de las dificultades para que su “invención” cumpliera los requisitos que debe tener una patente, de forma que optó por utilizar la vía del Enveloppe Soleau, que le permitía, al menos, disponer de un medio de prueba sobre su “creación técnica”.

Pero si la composición de Vantablack cumple todos estos requisitos acabará siendo concedida una patente, sobre la que la empresa Surrey NanoSystems tendrá un derecho exclusivo. Así que si no quiere vender su recubrimiento a otros artistas además de Anish Kapoor, podrá hacerlo, aunque no parezca “moral”. Eso sí, podemos imaginar que el acuerdo económico al que hayan llegado debe ser muy “sustancioso”.

Pero los artistas tienen otras alternativas, y el Black 1.0 Beta pigment puede ser una de ellas, siempre que no hagamos de hombres de paja de Anish Kapoor

Página de Stuart Stemple
Página de Stuart Stemple

Este artículo nos lo envía Esther Arias Pérez-Ilzarbe, licenciada en Ciencias Químicas y licenciada en Documentación, es especialista en Propiedad Industrial. Docente vocacional colabora habitualmente con universidades y asesora a emprendedores en la Escuela de Organización Industrial. Puedes encontrarla en su perfil de linkedIn.

Referencias y más información:

Anish Kapoor

Stuart Stemple

Surrey NanoSystems

Base de datos espacenet

El negro más negro del mundo

Dirty_corner (dirty corner)

La ciencia del azul Klein

La química del azul Klein

Cinco cosas que siempre quiso saber sobre Vantablack, pigmento que todo lo vuelve negro

El negro más negro del mundo margina a Anish Kapoor

Yves Klein-Wikipedia

International Klein Blue_Wikipedia

La solution de l’enveloppe Soleau

Enveloppe Soleau-Wkipedia

“Patentar” un color


6 Comentarios

Participa Suscríbete

AJAJ

Muy interesante…

Pero una cosa, lo de que Kapoor cubrió su obra de Chicago con este material fue un April’s Fool. O sea, una inocentada a la anglosajona. Hay que tener cuidado con estas cosas tan espectaculares.

EloyEloy

Exacto, si buscas en google lo primero que sale es “hoax” o sea broma.

YeilYeil

Mm, las patentes, al menos en España, requieren que sea algo fuera del “state of the art”, es decir, que no se haya publicado en ningún sitio. Si existía incluso una patente anterior (retirada) con el proceso explicado, dudo horrores que lo puedan volver a patentar.

Esther Arias Pérez-IlzarbeEsther Arias Pérez-Ilzarbe

Si se ven los Informes elaborados por las oficinas de patentes (International Search Report) que aparecen en estos documentos de patentes, puede verse que no se considera que la primera invención sea nueva, y las siguientes parece que tampoco.

Por ejemplo para la solicitud WO2017033031, la opinión escrita (Written Opinion) que ha emitido la Oficina de Patentes Europea es bastante demoledora.

Pero eso no supone que el producto no sea realmente novedoso o que no tenga “altura inventiva” respecto a lo que se conoce. Quizás la patente no esta bien redactada o lo que es realmente nuevo se ha ocultado y no se ha descrito en la solicitud Siempre hay un know-how que los solicitantes no “describen” en sus invenciones y que los examinadores no podemos juzgar.

Y yo si fuera un inventor con un producto revolucionario y que fuera difícil de copiar por tecnología inversa, probablemente no patentaría. Porque patentar supone publicar, lo que abre la puerta a las copias, o te arriegas a que una oficina de patentes te “suspenda”…

YeilYeil

Exacto, escribir una solicitud de patente es un arte. Si eres demasiado vago en tus explicaciones, corres el peligro de que no te la acepten, si eres demasiado concreto puede que no te cubra procesos extremadamente similares pero que difieran en algún detalle nimio.

Normalmente si buscas el secreto no patentas, como por ejemplo el WD 40, todavía no se ha conseguido replicar tras décadas intentándolo y la competencia está a años luz.

Esther Arias Pérez-IlzarbeEsther Arias Pérez-Ilzarbe

Efectivamente, que Kapoor cubrió la escultura “Cloud Gate” con Vantablack fue un April´s fool. Por el momento este compuesto es difícil de obtener en una cantidad masiva y si además pensamos que puede haber alguna control en su exportación, también será difícil que salga de Reino Unido.

Así que el pie de la imagen no es el más adecuado, un “alternative fact” como diría Trump..

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>