Mayim Bialik y la experimentación animal

Hace poco llego vi un nuevo vídeo de The Humane Society of the United States, asociación de protección de animales que tiene entre sus objetivos el fin de la experimentación animal en todos los campos, incluidos el sanitario y el veterinario.

El vídeo está protagonizado por Mayim Bialik, que ahora es famosa por su papel en la serie The Big Bang Theory. Y también ha sido famosa por haber tenido a veces una postura poco rigurosa en temas científicos pese a que ella misma tiene formación científica con un doctorado en Neurociencias. En el vídeo da su opinión sobre tres supuestos mitos de la experimentación animal y ya que yo también soy neurocientífico, voy a repasar lo que nos cuenta Mayim:

Mayin Mito número 1: la experimentación animal es el único modo de comprobar que los medicamentos sean seguros para el consumo humano.

Aquí nos cuenta que todos los medicamentos deben estudiarse en animales antes de probarse en humanos y que el 90% de estos compuestos que pasaron los ensayos en experimentación animal luego fallan en las pruebas en humanos.

Bueno, aquí empezamos bien porque Mayin tiene razón: gran parte de los fármacos que funcionan en modelos animales se descartan durante los ensayos clínicos y la experimentación animal no es el único modo de comprobar que un medicamento sea seguro. Primero se usan cultivos celulares y sistemas artificiales, pero como la información que dan es muy limitada el siguiente paso es evaluar el fármaco en animales. Aquí, aparte de ver si el compuesto cura la enfermedad en el animal, podemos estudiar si el fármaco daña los órganos, altera el metabolismo, etc. En definitiva, saber cómo funciona el medicamento dentro un ser vivo.

Simplificando mucho, pasados estos dos primeros filtros el siguiente paso es probarlo en humanos, para lo cual se realizan estudios clínicos muy controlados que se dividen en varias fases. Estos estudios son con diferencia el paso más complejo por lo que es normal que la mayoría de los fármacos que funcionaban en animales se desechen: los motivos para descartar un medicamento van desde efectos negativos que no se habían detectado en los animales, a simplemente que el fármaco funciona pero con una efectividad menor que fármacos ya existentes.

Si el objetivo de la experimentación animal fuera que todos los fármacos que pasan esta fase funcionaran en humanos, sería un desastre que la mayoría no funcionen en humanos. Pero este no es el objetivo: el propósito de la experimentación animal es proteger a las personas haciendo un primer filtro donde se descarten compuestos que aunque tengan efectividad terapéutica en cultivos celulares, son peligrosos dentro de un ser vivo. Gracias a la experimentación animal se descartan muchísimos compuestos que de otra forma se utilizarían directamente en ensayos con seres humanos.

Imagen 1

Mención especial al conejo decapitado de la imagen para indicarnos con sutileza y elegancia que esto de la experimentación animal va de matar animales.

  • Mayin Mito numero 2: sin experimentación animal no hay esperanza de curar ninguna enfermedad.

En este apartado dice que existen nuevos métodos realizados por computadoras, robots y órganos artificiales que son más rápidos, baratos e igual de efectivos, sino más, que la experimentación animal.

Este es el punto donde Mayin empieza a menciona una serie de nuevos métodos científicos con nombres muy atractivos pero no da más información sobre ellos, ¿por qué? Además, si son tan buenos, ¿por qué los laboratorios no usan estos nuevos métodos tan más rápidos y baratos en vez de experimentar con animales?

Pues porque aquí la situación no es como nos la cuenta Mayin.

Cuando hablamos de ordenados/robots que se usan en la experimentación animal, no estamos hablando de máquinas donde el científico pone el fármaco que está testeando y la máquina, gracias a la magia de la informática, hace una simulación de un ser vivo y te dice si el fármaco funciona o no, cuánto debería valer en el mercado y el nombre comercial que mejor le quedaría para que se vendiera como la espuma. No.

Las técnicas de computación son herramientas complementarias que ayudan, entre otras cosas, a elegir qué fármacos evaluar en la experimentación animal. Por ejemplo, a veces los científicos hacemos pruebas masivas en cultivos celulares con decenas de miles de compuestos y de ellos obtenemos, por ejemplo, mil que funcionan bien en los cultivos celulares. Pero no podemos llevar todos a la experimentación animal porque una de las normas de la experimentación animal es minimizar el número de animales con los que se experimenta.

Por suerte, a veces para ayudarnos a elegir los mejores candidatos podemos utilizar la bioinformática, que con mucho trabajo puede hacer simulaciones muy parciales de algunas propiedades de los compuestos lo que nos acaba dando un pequeño grupo de fármacos con buen potencial. Pero claro, estos fármacos han pasado una simulación informática que tiene muchas limitaciones, así que ahora hay que comprobar experimentalmente en animales si estos resultados son ciertos.

Si al hablar de computación Mayin exagera mucho, al mencionar los órganos artificiales como sustitutos actuales de la experimentación animal aquí ya miente deliberadamente.

Los cultivos celulares que se utilizan ahora mismo tienen muchísimas limitaciones a nivel experimental por lo que se está trabajando en generar estructuras más complejas a partir de células. Desde hace unos pocos años se han empezado a desarrollar los organoides, que son células de cultivo modificadas para que generen por si mismas estructuras algo más complejas. Aunque son una mejora, siguen siendo estructuras diminutas mucho más simples que los órganos que intentan imitar. Y luego tenemos varias líneas de investigación que intentan fabricar órganos enteros con el objetivo principal de utilizarlos en trasplantes: esto, aunque da para vídeos virales muy bonitos por Facebook, todavía está bastante en pañales.

Y además, aunque en unas décadas consigamos fabricar órganos perfectos artificiales, los animales somos un conjunto de órganos que interactúan entre ellos, no órganos sueltos, así que todavía habría que hacer pruebas teniendo todos los órganos juntos (y pudiéramos crear todos los órganos de un ser vivo y juntarlos de un modo que funcionaran de un modo normal habríamos creado un ser vivo, y por lo tanto al experimentar con él estaríamos de nuevo experimentando con animales).

Imagen 2

Ordenadores sonrientes con patas. Pronto sustituirán a los estudiantes de doctorado.

  • Mayin Mito número 3. No hay nada que se pueda hacer para detener la experimentación animal.

Y en esta última parte nos anima a luchar contra la experimentación animal apoyando al grupo que ha creado este vídeo.

Esto tampoco es cierto porque los mensajes sesgados que están transmitiendo grupos como el que promociona este vídeo están empezando a dificultar el trabajo de los investigadores. Y cuando digo dificultar, incluyo agredir verbalmente e intentar sabotear proyectos de investigación. En algunos países son frecuentes las manifestaciones de organizaciones delante de centros de investigación biomédica donde se insulta a los investigadores. Y de aquí se ha pasado en algunos casos directamente al intento de sabotaje en instalaciones de investigación biomédicas.

A esto hay que sumarle que la presión política de estos grupos puede condicionar la creación de medidas en contra de las recomendaciones de las agrupaciones científicas, que son quienes tienen un contacto directo y real con la experimentación animal, e incluso las empresas se suman a veces a esta ideología dando lugar a situaciones ridículas como cuando el año pasado Iberia y Air Europa se negaron a continuar transportando animales de experimentación animal, lo que puso en peligro varias líneas de investigación.

Imagen 3

Aliens, porque ningún asunto se está tratando con el adecuado rigor científico sino salen criaturas del espacio profundo.

  • Mayin Mito número 4. El vídeo.

Resulta irónico que Mayin en este vídeo se queje de mitos e ideas preconcebidas sobre la experimentación animal cuando el propio vídeo no es más que un conjunto de desinformaciones sobre la experimentación animal que no reflejan la práctica estrictamente regulada que siguen miles de investigadores en todo el mundo.

No hay nada de malo en iniciar un debate sobre la experimentación animal, pero no se debe hacer desde la desinformación y el prejuicio. La experimentación animal es un proceso extremadamente complejo que engloba cientos de tipos diferentes de experimentos realizados en decenas de animales distintos que van desde gusanos o moscas, a conejos, ratones o cerdos. Y todo esto se encuentra regulado legalmente, revisado por comités de bioética y se realiza por investigadores en cuyas publicaciones deben dar constancia de cómo han realizado los experimentos.

Es muy irresponsable que una persona con un fuerte impacto en los medios online como es Mayin Bialik haga este tipo de declaraciones completamente sesgadas, y especialmente en su caso porque al ser doctora en neurociencias se espera de ella toda la rigurosidad que implica ser científica. Pero bueno, quizás ahora a Mayin de científica solo le queda el personaje de ficción que interpreta.

10 Comentarios

Participa Suscríbete

FilipidesFilipides

Excelente artículo. Desafortunadamente, los prejuicios y apriorismos les pueden a algunos incluso más que su formación científica.
Pero la ciencia va a seguir avanzando y la experimentación con animales, hecha adecuadamente, va a seguir siendo un valor fundamental en ella.

JulioJulio

Siguiendo tu link, lo que se puede leer es que el dinero se ha destinado a comprar más chalecos antibalas para los militares del ejercito israelí, que como bien sabrás son todos los jóvenes de Israel durante un cierto periodo de sus vidas, ya que TODOS están obligados a pasar el servicio militar. Bastante distinto a “dona dinero al ejército Israelí para que sigan hostigando y ahogando a cierta gente”.

EloyEloy

Totalmente de acuerdo contigo.
No voy a negar que no me gusta que se experimente con animales pero lo veo como algo imprescindible para tratar de evitar efectos contraproducentes que puedan tener los medicamentos en humanos.
Me entristece que alguien con la influencia de Mayin sea tan poco rigurosa.

Un saludo

JuliánJulián

A los que insultan a investigadores, a los que sabotean investigaciones, habría que presionarlos reiteradamente a sustituir a los animales que dicen defender. Por ejemplo, en las prácticas que los estudiantes de medicina necesitan realizan. Así llegado el caso, habría disponible un cirujano experto que pudiese salvarle la vida a su familiar más querido.

Dudo mucho que alguno aceptara, pero el propósito real de la petición es dejarlos públicamente en ridículo.

DalferisDalferis

Los primeros que desearían que no se investigue con animales son los propios científicos. Por un lado no creo que se sientan felices haciéndolo, y por otro, porque a los animales hay que criarlos, cuidarlos, etc. lo cual supone un gasto de recursos. ¡Ojala se dispusiera ya de modelos computacionales completos! Pero mientras tanto no les queda más remedio que seguir usando animales.

PrikasPrikas

Muy buen artículo, pero, para ser sinceros, no veo la diferencia (éticamente hablando) entre experimentar con personas y hacerlo con animales.
Aun así, me parece que todos estos sabotajes a investigaciones y violencia verbal (en ocasiones también física) hacia los investigadores está más que fuera de lugar, hay formas de luchar por lo que uno cree de manera más seria y civilizada. Además, como dice Dalferis, no creo que los científicos disfruten con ello.

J.DiazJ.Diaz

Hay una diferencia sustancial, amigo mio.
Los humanos que participan en ensayos clinicos o simplemente experimentando cremas contra la celulitis — esto interesa mucho mas a las farmaceuticas que los farmacos contra enfemedades endemicas en paises pobres (sic) —. Los humanos que participan en esos ensayos lo hacen voluntariamente e incluso, en algunos casos, cobrando por ello.
Los animales no son voluntarios no combran y son torturados sin necesidad en muchos casos.

¿Que pensarias si entraran en tu casa te metieran en una jaula y te pusieran farmacos a ver como te sientan despues de provocarte una enfermedad?

Entiendo que no hay, hoy por hoy, alternativa a muchos ensayos con animales.
Pero eso es una cosa, otra muy distinta es el abuso con que alegremente se tira de animales en muchos estudios sin necesidad real.

Al igüal que la mala conciencia que tengo cuando como carne, desisti de la carrera de biología porque me sentia incapaz de utilizar animales en un ensayo.
— Simplificando mucho, claro — Y preferi la ingenieria.

vistaerovistaero

La experimentación en animales es éticamente incorrecta, pero desaprobarla argumentando que no es conveniente, no es adecuado, porque, incluso aunque fuera verdad (que no sea conveniente), del mismo modo que estaríamos diciendo que algo está mal porque no nos beneficia económica o científicamente, estamos diciendo que estaría bien si hubiera beneficio económico y científico.

La validez ética de un acción se juzga teniendo en cuenta los intereses de un ser consciente y nada más. Para ello tenemos la ética basada en la realidad, y dos de sus principios básicos son:

– A priori, los intereses no deben ser frustrados. Los intereses éticamente correctos (que no vulneren en mayor medida intereses éticamente correctos ajenos) deben ser respetados, e incluso garantizados. Por ejemplo, dejar que alguien se muera de sed, pudiendo haberle ayudado, es éticamente incorrecto.

– Intereses idénticos deben ser considerados por igual, sin discriminación arbitraria hacia el individuo, ya sea racismo, clasismo, sexismo, especismo…

Yo creo que con estos principios básicos podemos determinar en gran medida lo que está bien y lo que está mal, y esos juicios coincidirán casi perfectamente con el de casi cualquier persona mentalmente sana y que no realice ninguna de las discriminaciones arbitrarias mencionadas antes, a pesar de que incluso ésta persona no conozca estas normas.

Es una ética con fundamento lógico, no una moral basada en sentimentalismos, la cual, la mayoría de la gente no sabe justificar más que con falacias o criterios que luego no consideran válidos cuando otros atacan algo que les gusta. De esta moral sentimentalista sale el vídeo del artículo. No le gusta la experimentación con animales, lo cual casualmente también es lo éticamente correcto, pero no tiene ni idea de cómo justificarlo de forma irrebatible.

Y esta ética a mí me dice que dejemos de experimentar con animales no humanos, e incluso que los protejamos en la medida de lo posible.

Pero la experimentación sigue siendo necesaria para evitar que mueran inocentes, ¿con quién experimentamos entonces?

Échenle imaginación, pero yo iría votando por usar a los humanos que más acciones éticamente incorrectas hayan cometido. En vez de condenar a alguien a muerte o a cadena perpetua – y se tenga la certeza absoluta de que es el verdadero culpable -, podemos destinar su vida a la ciencia. Pero tampoco se trata de castigarles, sino de elegir al individuo con menor valor ético para un papel que alguien debe cumplir para evitar males mayores, así que seamos considerados y hagamos todo lo posible por tener preparado algún remedio para cualquier daño que podamos ocasionarle con el experimento. Cosa que ya les gustaría a los animales de algunos vídeos que he visto, y eso que ellos ni han hecho nada para merecer estar ahí, ni como castigo.

Eduardo

Mayim es una de mis actrices favoritas en the Big Bang, sobre todo por el rol que juega en la serie. Sin embargo, el que sea una buena actriz y que tenga un PhD en neurociencia no significa que su opinión sobre el tema sea altamente calificada. Para que su opinión con respecto a la experimentación en animales tenga verdadero valor es necesario que haya trabajado en la industria farmacéutica ya que es la única forma que existe de llegar a conocer a fondo el problema asociado a intentar poner en humanos un fármaco experimental sin pruebas en animales. A nadie nos gusta la experimentación en animales, sin embargo, dado que los métodos in sílico no están ni remotamente cercanos a poder simular ni predecir los efectos de una droga enseres vivos enteros, no nos queda otra que seguir usándolos. Sí está claro que gracias a estos métodos computaciones, cada vez se está pudiendo usar menos animales en los estudios toxicológicos y de eficacia. Les dejo la dirección de mi blog por si les interesa https://eduardosetti.wordpress.com

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>