El coche que vuela ya está aquí

Por maikelnai, el 1 julio, 2010. Categoría(s): Sin categoría
Publicidad

Cuando yo era un crío e imaginaba el lejano y mágico futuro que nos esperaría en el año 2000, mi imaginación poblaba las ciudades terrestres (y las colonias lunares) con hileras de coches voladores flanqueando enormes rascacielos.

Obviamente aquella utopía fritzlangiana no llegó jamás, y los vehículos y las ciudades permanecieron firmemente anclados al suelo. Aunque ahora, puede que algo esté cambiando.

Me entero leyendo Physorg de que la Administración Federal de Aviación de los EE.UU. (FAA) ha autorizado el uso del Transition, un coche volador (o aeronave rodante) desarrollado a lo largo de estos últimos cuatro años por una empresa llamada Terrafugia fundada por ingenieros del MIT.

Básicamente el Transition es un coche con alas plegables que puede circular a velocidad normal por autopista, pero que también puede desplegar sus alas y volar. Cuenta con un motor de explosión que consume gasolina sin plomo (en vez de combustible de avión) que le permite volar a 185 km/h durante 740 kilómetros. Cuando circula por carretera el consumo de combustible es de 7,85 litros a los 100 km.

Com cualquier coche moderno, el Transition cuenta con chasis deformable para la absorción de impactos y airbags. Se guía mediante un volante normal y con las alas plegadas cabe en un garaje. Para volar, el conductor debe dirigirse a un aeródromo, desplegar las alas y el propulsor trasero y acelerar durante apenas 500 metros.

La FAA había retrasado su aprobación porque su peso (600 Kgs) estaba en el límite de lo permitido para una aeronave deportiva ligera, pero ahora el Transition han conseguido una autorización especial que le permite volar de forma legal. Una de las ventajas respecto a la avioneta tradicional, es que en caso de mal tiempo, el Transition puede tomar tierra y proseguir el viaje por carretera.

Como cualquier cosa, el Transition también tiene su punto negativo, y es que en el aire no es tan rápido como una avioneta tradicional. Además su capacidad de carga (incluyendo pasajeros y combustible) es de solo 195 kilos y por si fuera poco, el precio estimado del vehículo rondará los 194.000 dólares USA.

Y en fin, ya sabes… si quieres uno, tendrás que ahorrar un poquito y esperar al año que viene. Pero no serás el primero, la empresa anuncia que 70 clientes ya han encargado el suyo.

Visto en Physorg.



Por maikelnai, publicado el 1 julio, 2010
Categoría(s): Sin categoría

 

Publicidad