Myers – Kurzweil, duelo de láser por el futuro

A la derecha del ring, PZ Myers. Biólogo, profesor en la Universidad de Minessotta, azote de creacionistas y escéptico por excelencia creador del blog Pharyngula. A la izquierda, Raymond Kurzweil, inventor, empresario y científico especialista en inteligencia artificial. Autor de la mitad de los libros de cabecera en la biblioteca de Gouki y firme candidato a transhumanista del siglo.

El día de ayer nos dejó uno de los enfrentamientos científicos más entretenidos de los últimos meses. Algunos incluso sacamos las palomitas para asistir, mediante feeds, twitter y blogs, a la «agría polémica» entre estos dos pesos pesados de la divulgación científica en internet. Myers y Kurzweil desenvainaron sus espadas láser y nos ofrecieron un duelo científico que hoy nos gustaría trasladar a Amazings.


El primer movimiento se lo tenemos que adjudicar a Ray Kurzweil que abre la partida con unas declaraciones en la revista Wired sobre ingeniería inversa cerebral y predice que, en una década llegaremos a la singularidad tecnológica: Ordenadores más inteligentes que los humanos.

Aclaro primero que cuando Kurzweil habla de ingeniería inversa se refiere a desvelar el funcionamiento del cerebro humano y mediante ingeniería informática aplicarlo tecnológicamente para crear inteligencia artificial.

Las declaraciones de Kurzweil aparecieron en Gizmodo mediante Wired. Aquí tenéis el artículo y su traducción al castellano en Gizmodo: «Ordenadores que nos superen ¿para el año 2020?»

Estas afirmaciones, que conociendo a Kurzweil no me sorprenden, cayeron en manos de PZ Myers que inició la batalla refiriéndose a ellas en un artículo titulado: «Ray Kurzweil no entiende el cerebro«.

There he goes again, making up nonsense and making ridiculous claims that have no relationship to reality. Ray Kurzweil must be able to spin out a good line of bafflegab, because he seems to have the tech media convinced that he’s a genius, when he’s actually just another Deepak Chopra for the computer science cognoscenti.
PZ Myers.

En su post, el biólogo acusa al transhumanista de olvidar la realidad y hacer declaraciones ridículas. El cerebro, sus funciones, el genoma e incluso una simple molécula es mucho más complicada de lo que Kurzweil afirma y, Myers metido ya en plena batalla, termina llamando pseudocientífico al pobre Ray, haciendo su propia predicción de cara al futuro.

I’ll make a prediction, too. We will not be able to plug a single unknown protein sequence into a computer and have it derive a complete description of all of its functions by 2020. PZ Myers.

En estos momentos del duelo es cuando llega el giro de la trama y, de repente, Kurzweil lejos de sentirse acorralado por los mandobles de Myers, saca fuerzas de flaqueza y publica su réplica «Kurzweil respond to PZ Myers«.

En primer lugar, corrige las declaraciones aparecidas para puntualizar que nunca habló de una década, sino de dos décadas.

I said that we would be able to reverse-engineer the brain sufficiently to understand its basic principles of operation within two decades, not one decade, as Myers reports. Raymond Kurzweil.

Además, refuerza su tesis de la singularidad tecnológica basándose en la redundancia de patrones del cerebro (cerebelo, cortex…) y el crecimiento exponencial de las capacidades de los ordenadores. Kurzweil opina que actualmente ya sabemos mucho sobre el cerebro y el modelo sobre el cuál funciona, y además, no es tan complicado puesto que se repite una y otra vez.

For example, the cerebellum contains a module of four types of neurons. That module is repeated about ten billion times. The cortex also has massive redundancy. It has a basic pattern-recognition module that is considerably more complex than the repeated module in the cerebellum, but that cortex module is repeated about a billion times. There is also information in the interconnections, but there is massive redundancy in the connection pattern as well. […] We’ve seen smooth exponential growth in the price-performance and capacity of computing devices since the 1890 U.S. census, in the capacity of wireless data networks for over 100 years, and in biological technologies since before the genome project. There are dozens of other examples. This exponential progress applies to every aspect of the effort to reverse-engineer the brain.
Raymond Kurzweil.

El duelo parecía que se equilibraba cuando vuelve a la escena PZ Myers y publica un nuevo post en Pharyngula. Los que seguíamos la discusión por internet nos frotábamos las manos 😀

En esta ocasión, el octópodo Myers renueva sus afirmaciones en una contraréplica que titula: «Kurzweil sigue sin entender el cerebro«. Pensar que el cerebro es simple porque funciona de una manera simple es falso. Myers realiza sus puntualizaciones y afirma que en realidad no tenemos datos cuantificables sobre cuánto sabemos sobre el cerebro, es más, para él, tan sólo conocemos una pequeña parte de lo que descubriremos en las próximas décadas.

Respecto a la «exponencialidad tecnológica» de los ordenadores, Myers vuelve a sacar su clásica ironía y responde que «exponencialidad» no es una palabra mágica que resuelve todos los problemas: es como «poner un céntimo de dolar en el banco y pensar que en 20 años vamos a ser millonarios«.

Este es un pequeño resumen de los ataques y defensas que, durante las últimas horas, ambos científicos han realizado en sus respectivas webs. Y por ahora, parece que la pelota está en el tejado de Kurzweil… Echadle un vistazo a las entradas y ya diréis cuál de los dos va ganando el combate.



Por Irreductible
Publicado el ⌚ 22 agosto, 2010
Categoría(s): ✓ Divulgación • Neurociencia