Cirugía extrema: no es ciencia ficción

Aislado en la Antártida, Ivanovich Rogozov hizo una proeza médica: sufrió un ataque de apendicitis y se operó a sí mismo con la ayuda de un compañero que le sostenía el espejo en el que se miraba la herida. Lo hizo sin guantes, el 2 de abril de 1961. Se administró procaína para aguantar el dolor, hizo un corte de doce centímetros.

Más casos de cirugía extrema en: Cirugía de ciencia ficción (Quo)



Por Amazings
Publicado el ⌚ 18 febrero, 2011
Categoría(s): ✓ Quo