¿La última esperanza?