Obsolescencia programada a debate (parte 1)

Criticar a las grandes industrias siempre resulta bien visto por razones bastante obvias, así mismo, tanto la rebeldía como el activismo han sido impulsores de mejores sociedades, es precisamente ese aspecto lo que hace que a veces se admita sin ningún cuestionamiento previo o pruebas cualquier afirmación, por muy necia o absurda que sea, simplemente por que pretende ir contra éstas. Son esas maneras las que sirven de fachada para charlatanes y manipuladores, quienes haciéndose adalides de conocer los problemas del mundo y sus causas, tratarán de vender sus soluciones, que casualmente solo ellos conocen.

Un ejemplo se encuentra en “The light bulb conspiracy” (comprar, tirar, comprar) un panfleto formato documental que trata de criticar el modo de vida occidental, habla de que nuestra economía funciona gracias a la obsolescencia programada y que los productos que compramos se fabrican con la intención de durar poco o fallar en un momento concreto, lo que obliga a la gente a comprar constantemente, siendo éste el motor de nuestra economía. Entre los que participa en el documental, se encuentra Serge Latouche, gran proselitista y cabeza del movimiento político “decrecimiento” un movimiento que plantea volver a épocas pasadas[1].

Ganó el premio a mejor documental en 2011 de la academia tv[1], premio votado por un jurado que, viendo sus profesiones da la impresión de que lo han votado como si juzgasen a un libro por su portada[2].

Todo el documental gira en torno a una bombilla, resulta que tiene más de un siglo, 111 años concretamente, mantiene el record guinness como bombilla de mayor duración[3].

La causa de que no haya más es que la industria no quiere fabricar bombillas duraderas, así la gente las compra constantemente cuando se rompen tras 1000 horas de vida, además estaba prohibida la fabricación de bombillas divinas por un antiguo cártel.

La obsolescencia programada es una conspiranoia (no una conspiración) que nos dice que vivimos en un engaño: la industria entera ha llegado a un acuerdo, desde las pequeñas a las grandes empresas por el que nos hacen comprar productos con una vida útil programada, haciendo un círculo vicioso.

La cosa se pone todavía más seria cuando queremos enterarnos de cómo funcionan los aparatos. Para que la teoría conspirativa tenga sentido con la sociedad en que vivimos, a un determinado nivel de conocimiento, el “gran hermano industrial que todo lo ve” debería dirigirse a todos los expertos, investigadores o profesores de universidad, a los cuales compraría para que saquen miles de libros dando una explicación imaginativa en la que todos estuviesen de acuerdo con la vida útil de las bombillas[4] o las propiedades del nylon[5]. Debemos suponer también que derrocharían una ingente cantidad de dinero en investigaciones ficticias, donde los ingenieros pasarían el tiempo jugando al tetris o vaya uno a saber, así como un soborno a todos y cada uno de los pequeños fabricantes. Desde luego no hay otra explicación posible que encaje con la obsolescencia programada y la realidad que vivimos, al menos no se me ocurre otra.

Esta historia, que parece sacada de una novela de ficción (cuidado a ver si al final va a ser verdad), igual no es tal y como la cuenta el documental.

Me llama bastante la atención que si dicen que se pueden fabricar bombillas con más duración ¿por qué entonces no las fabrican incandescentes, sino Led? ¿no se puede acaso, fabricar bombillas incandescentes que duren más simplemente?

Brillando en rojo, la temperatura de color más débil

La bombilla que aparece en el documental, fue creada por Adolphe A. Chaillet para funcionar a 30W, lleva encendida desde 1901 a 110V para pasar en 1976 a 120V y a una potencia de 4W, por lo que alumbra unos 12 lumens[6], poco más que la luz de la noche, solo ha tenido 3 interrupciones y tenía un filamento de carbono con una sección de 0,08mm (unas 8 veces más grueso que los filamentos actuales de tungsteno) que ha debido disminuir evaporándose con el tiempo, desde luego con 0,08mm estuvo pensada para durar[7].

Misterio no tiene ninguno, ni es la única que queda, en el museo Shelby hay más como ella[8].

Si bien existen bombillas de larga duración a costa de un alumbrado escaso, no son las que utilizamos para el hogar, las podemos encontrar en la electrónica, frigoríficos, microondas,… Se trata simplemente de que alumbran menos y funcionan a una temperatura más baja o filamento más ancho, lo que causa que el filamento tarde más en fundirse[9].

La razón de que la bombilla de Livermore dure tanto se basa en la anchura del filamento, la tensión a la que ha sido sometida y las pocas veces de apagado y encendido que ha tenido, momento en el que se produce el cambio de temperatura ambiente a más de 2500ºC, por eso es común que las bombillas se fundan en el encendido/apagado, no una vez encendidas.

Una bombilla funciona gracias al mayor enemigo de las redes eléctricas, el “efecto joule”, por un cable que circula corriente siempre habrá una parte que se pierda en calor. Si fuésemos poniendo un cable cada vez más fino a cualquier electrodoméstico, este irá perdiendo más energía por el camino ya que los electrones que circulan irán chocando más, produciendo un calentamiento mayor hasta que termine fundiéndose. Por eso los electrodomésticos que más consumen llevan cables con una mayor sección.

Siendo la resistencia “R=p×(L/S)”(donde L es longitud, S sección y p resistividad, que dependerá del material) [10]. Cuanto más fino y largo sea el filamento mayor será su resistencia al paso de los electrones.

El efecto joule depende de la intensidad de corriente al cuadrado y la resistencia “P=I^2×R” (donde P es la potencia disipada, I es intensidad y R resistencia)[11], cuanto mayor sea el efecto significa que más energía estaremos perdiendo por el camino, por esto se transporta la energía en alta tensión, además de ser más gruesos los cables, supone una disminución de la intensidad de corriente, siendo la potencia “P=V×I”, para una misma potencia cuanto mayor sea la tensión menor será la intensidad, por lo que tendremos menos pérdida por el camino.

Experimentos aparte, aquí tenemos un problema, cuanto menos gasto de luz queramos, más fino tendrá que ser el filamento: mejoramos así su eficiencia pero acortamos su vida útil. Si queremos por el contrario ampliar su vida debemos usar un filamento más ancho y grueso, pero disminuye su resistencia “R=p×(L/S)”, para que siga alumbrando igual, tenemos por tanto que aumentar la corriente que pasa por el cable, podríamos tener una bombilla que ilumine y dure bastante, pero nos costara un huevo a final de mes.

Por esa razón conviene hacer bombillas de una vida sobre 1000 horas por que el verdadero coste esta en la factura de la luz, por no hablar del porcentaje de la red eléctrica del país que iría hacía iluminación, aquí un ejemplo[12].

La bombilla se hizo para funcionar a 30W[6], la razón de que alumbre ahora solo 4W esta en que funciona a una tensión menor de su voltaje nominal, incluso habiéndose ido evaporando el filamento (por lo que habrá disminuido el grosor y aumentado su resistencia) funciona a 4W estando a 120V, aún sin saber para que voltaje fue fabricada, debió de ser bastante alto.

Siendo los cambios en el voltaje nominal proporcionales a la vida útil a una diferencia entre “V^-12 y V^-16”[13], lo que se traduce en que aumentar un 5% el voltaje tenemos una disminución del 40% de la vida, y una reducción del 5% una ampliación de la vida de un 40%, si trabajamos con un 10% del voltaje los valores ascienden a más de 60%[14]. No debería sorprender que siga funcionando por muchos más años.

La iluminación de las bombillas depende de un valor del voltaje “V^3,4” lo que nos da para el ejemplo anterior de jugar con un 5% a una reducción o aumento de la iluminación en un 20% y de 30% para un 10%, razón por la cual la eficiencia aumenta cuanto más aumenta el voltaje al que es sometida siempre que tenga el metal un coeficiente de temperatura positivo[15].

En 1904 se fabricó en Europa por los químicos Sándor Just y Franjo Hanaman el filamento de tungsteno, las empresas europeas Tungsram y Osram comenzaron a fabricar bombillas con tungsteno, dejando atrás los filamentos de carbono, los cuales eran menos eficientes y tenían una vida más corta[16]. Esta misma tendencia sucedió en los EEUU[17], patentándose el 27 Febrero de 1912 (US Patent 1,018,502)[18], más tarde en 1913 Irving Langmuir patentó gas argón dentro de bulbo de vidrio para alargar la vida (US Patent 1.180.159) así como un filamento con forma enrollada que daba más eficiencia y vida (US Patent 1.180.159), el número de mejoras se siguió sucediendo a un ritmo rápido hasta 1925 (US Patent 1,247,068, Patent 1.410.499, Patent 1.687.510, etc…)[19].

Estas mejoras en la eficiencia y duración dispararon las ventas. Si en 1915 solo había 80 millones de bombillas, para 1945 se había multiplicado por 10, en EEUU se encontraban 800 millones de bombillas, unas 5 por habitante[20]. Fue, contrario a lo que se dice en el documental, reducir el coste en el consumo de electricidad como el aumentar su vida, lo que aumento las ventas de las empresas.

Además del grosor del filamento hay que añadir que este sea de carbono, la diferencia esta en que el tungsteno, aparte de fundirse a una temperatura mucho más alta, es un conductor y el carbono un semiconductor, por lo que se dejó de utilizar hace casi un siglo, mientras que el tungsteno aumenta la eficiencia con más calor, el carbono tiene un coeficiente de temperatura negativo, su resistencia disminuye con la temperatura. Dando el carbono 3,5 lm/W y el tungsteno 12 lm/W a unos 40W, a medida que aumentamos la potencia aumentara la eficiencia del tungsteno, teniendo para 150W 20 lm/W, en cambio en el carbono bajara cuanta más potencia le llegue[21].

Al final lo que parece una prueba evidente de la obsolescencia programada no es más que una bombilla anticuada y que solo puede tener utilidad en algún museo o como “prueba” para conspiranoicos.

Para terminar, la duración de las bombillas se encuentra tanto en cualquier libro o manual básico[4], así como en páginas gubernamentales, vayamos a lo segundo. La propia UE lo explica brevemente en su programa de bombillas de bajo consumo y sustitución de las incandescentes[22], los EEUU disponen de lecturas bastante extensas sobre bombillas incandescentes[23] donde se puede ver que para salir al mercado necesitan unos mínimos de eficiencia y esta muy fuertemente regulado[24], lo cual no es de extrañar si tenemos en cuenta que de la red eléctrica sale casi un 9% hacía iluminación[25]. Actualmente las bombillas incandescentes están siendo sustituidas en todo el mundo[26], su eficiencia es muy baja comparada con otras tecnologías más modernas, apenas el 10% del consumo es convertido en luz y parte de este sucede en un espectro invisible al ojo humano.

El 2 de Julio de 1890 se publico en EEUU “Sherman Antitrust Act”[26], la primera ley para limitar monopolios y carteles. En 1926 la Corte Suprema de los EEUU llevo a General Electric junto a Westinghouse a juicio, se rechazo el pleito, más tarde en 1949 fue cuando se pudo probar que habían violado la ley Sherman. En el documental se dice que sucedió en 1942 y que trata sobre obsolescencia, pues muy mal. La demanda se presento el 27 de enero 1941, el juicio se suspendió en 1942 por la 2ª Gerra Mundial y se llevo a cabo en 1946 acabando en 1949.

La anciana “Nicols Fox” (una ludita que está en contra de la tecnología como hace ver en su obra “Against the Machine: La Tradición Luddite…”[27]) aparece en el minuto 17 viviendo en mitad del campo con gatos, negándose a usar bombillas e intentando imitar a Shakespeare (menuda forma de dar credibilidad) y presenta un documento como si secreto se tratase, leyendo solo una frase en la que se habla de las bombillas y linternas, documento que, casualidad, es del juicio mencionado antes.

El documento no trata sobre obsolescencia, es un documento gubernamental de los EEUU, concretamente el juicio de 1949 “United States v. General Electric Co.”[28]. No trata sobre obsolescencia ni fantasías locas (ni siquiera aparece la palabra), sino de patentes, en ese momento General Electric mantenia la mayoria de patentes y venta de bombillas (General Electrics tenía el 60% de las ventas y Westinghouse el 16%) y trata sobre los juegos sucios con las patentes para mantener su monopolio.

La frase que recita en el documental se puede ver en la página 138 del documento (si se lee todo y no un trozo manipulado; es una carta que trata sobre la eficiencia, General Electric habla de que la calidad de las bombillas no debe medirse por la vida de estas, si no por su eficiencia, que sale más rentable bombillas con vida más corta al minimizar el gasto de luz). En la conclusión del juicio (que esta en la página 143, poco después del parrafo que lee Nicols Fox), se concluye que la empresas General Electrics y Westinghouse eran prácticamente una mafia, pero nada de obsolescencia, sino patentes.

Así mismo se les elogia por el gran avance que han conseguido en la eficiencia de las bombillas. El número de juicios por guerra de patentes de bombillas en esa época fue de decenas[19]. Lo que recita Nicols Fox acaba siendo un trozo parcial que utiliza para su causa. Antes del cartel Phoebus se hizo en Europa otro acuerdo regulador de precios ”Internationale Glühlampen Preisvereinigung”, duró desde 1921 hasta 1924, se rompió y poco después dio lugar al acuerdo mundial en Suiza para regular la industria de la iluminación, impulsado por Osram, Phillips y General Electric “Phoebus SA Compagnie Industrielle pour le Desarrollo de L’Eclairage” que entró en vigor en 1925 y termino durante la 2º Guerra Mundial[28].

Si nos vamos al cartel Phoebus, los acuerdos no hablan en ningún momento de obsolescencia, si no de otra cosa, regular el mercado marcando unos mínimos de calidad[29]. Muy lejos de lo que dice el documental, el acuerdo trata de prohibir las bombillas de los “chinos” que les podrían hacer competencia, ya que al ser de peor calidad se vendían a un precio mucho menor.

Artículo 2: Objetivos del acuerdo

Así mismo, dos reportes por la comision de competencia británica sobre el mercado de lámparas:

ELECTRIC LAMPS: Supply of Electric Lamps. 1951-1952[30]

En el capítulo 9 “Quality and standards”, donde habla de las normas y calidad mínima para salir al mercado. Se hicieron multas para vidas menores a 800 horas y superiores a 1500 horas a partir de 1929, siempre y cuando no superasen un mínimo de eficiencia, hubiera justificación económica o fuese para un uso particular (ejemplo, luces de arbol de navidad).

En el capitulo 15 “Views of users and complainants” se hacen sugerencias para la vida de las bombillas de dificil acceso (se pone un ejemplo ferroviario) ya que podría provocar una subida del precio de la mano de obra al tener que cambiarlas.

ELECTRIC LAMPS: Second report on the supply. 1968-1969[31]

Muy similar al anterior, en los apéndices, apartado 7 (pag.251) “A technical paper on the economic life of incandescent lamps” se habla de la vida útil de estas y además podemos encontrar las ejemplos con precios de la época, así mismo en el apartado 8 (pag. 270) podemos ver los estándares mínimos para las bombillas de larga duración (2000-2500 horas), a las que se les requiere una eficiencia algo menor que a las de 1000 horas.

El novelista americano Thomas Pynchon escribió en 1973 la novela “Gravity’s Rainbow” (el arco iris de gravedad). Novela de ciencia-ficción que tiene como fondo secundario el cartel Phoebus como una conspiración de la obsolescencia programada. En el documental nos aparece un personaje llamado Helmut Höge, a quien tildan de historiador de las bombillas. Esta persona, que no es historiador siquiera, trabaja llevando un blog en el diario aleman Taz[32](donde suele escribir del comunismo[33], lo que podría explicar los disparates que se sueltan de los productos comunistas, después de la unificación las empresas orientales simplemente cayeron a plomo, lo que provocó el sentimiento “ostalgie” en alemania) y participó en 2002 en una película de serie B llamada “Prüfstand VII”, que esta sacada de ideas de Thomas Pynchon[34] y su novela “Gravity´s Rainbow”. Si bien no se puede demostrar que la idea del documental viniera de esta novela de ficción, mientras tampoco se demuestre lo contrario el escepticismo ahí queda.

Bernard London, autor de “Ending the Depression Through Planned Obsolescence” en 1932, escribió dos ensayos más “The new prosperity: permanent employment, wise taxation and equitable distribution of wealth” en 1934 y “Rebuilding a Prosperous nation through planned obsolescence” en 1935.

Concretamente del que hablan en el documental “Ending the Depression…”[35] no se centra precisamente en acortar la vida a los bienes de forma programada, sino en hacer una economía planificada donde haya una fecha de caducidad a cualquier bien y, una vez superada esta cobrar un impuesto(cuyo porcentaje dependería del nivel de empleo) hasta que decida deshacerse de el comprando uno nuevo. No parece que se lo hayan leído, claro que como tenía más de 2 paginas…

Y cuando uno creía haber visto el mayor ridículo humano en televisión, llega un espécimen nuevo decidido a ponerlo a prueba y demostrar que éste no conoce límites.

Así, poco después del documental, el 1 de julio de 2011 Benito Muros registró la marca de su nueva empresa “OEP electrics”[36], y salio por todos lados[37] anunciando el documental y sus ejemplos, como hablando de sostenibilidad y ecología (qué original) contando como no solo se inspiró en la bombilla del documental, sino que se desplazó y habló con los descendientes creadores de la bombilla centenaria para conseguir otras iguales, aunque luego las que vendan sean Led. Dice también haber sido amenazado y perseguido por ello.

Algunos medios como “lainformación” hicieron eco de la estafa[38], que no parece ser la primera.

Ya parece ser que estafó con la empresa “Panam Inversiones Inmobiliarias”[39]. Mal no parece haberle ido, vendiendo bombillas que llegan a los 100 euros[40], este mismo año registró otra nueva marca “OEP electrics world corporation”[41], siendo el único socio de la empresa y vendiendo en España y Panamá[42].

———————————–

Este artículo nos lo envía Manuel Campos Ruiz, estudiante de Economía y apasionado de la ciencia.

FUENTES

1 http://www.academiatv.es/noticia.php?id=3896

2 http://www.academiatv.es/academicos.php?ini=a

3 http://www.guinnessworldrecords.com/world-records/4000/longest-burning-light-bulb

4 http://goo.gl/2eHU2

5 http://goo.gl/OpWjA

6 http://www.centennialbulb.org/facts.htm | http://www.centennialbulb.org/annapolis-test.htm

7 http://www.centennialbulb.org/annapolis/felgar.pdf

8 http://www.rootsweb.ancestry.com/~ohsmh/ShelbyMuseum3.html

9 http://donklipstein.com/bulb1.html#mll

10 Electricidad industrial. Pag. 45 http://goo.gl/O8g07

11 Electrónica fundamental para científicos. Pag. 3 http://goo.gl/rL9AD

Principios de Electricidad y Electrónica II. Pag. 125 http://goo.gl/2lHKo

Instalaciones eléctricas de enlace y centros de transformación. Pag. 3 http://goo.gl/2lHKo

Iniciación a la Física, Volumen II. Pag. 58 http://goo.gl/eY2Dr

12 The Great Internet Light Bulb Book http://donklipstein.com/bulb1.html#pay

13 Lamps catalog. Pag. 5 http://goo.gl/EDd4P

Robust Electronic Design Reference Book. Cap. 12, pag. 23 http://goo.gl/FnKdx

Light Sources: Technologies and Applications. Pag. 40 http://goo.gl/V1Uor

14 Vademécum de Electricidad. Pag. 252 http://goo.gl/Wz2pc

Electrotecnia: Ciclos formativos. Pag. 439 http://goo.gl/NIRxh

Manual práctico de instalaciones eléctricas, pag. 276 http://goo.gl/t2zbr

15 Smart Grid Home pag. 163 http://goo.gl/EhvCM

16 Historía de la tecnología, pg 219-121. http://goo.gl/pRIHa

Sistemas de Unidades Fisicas pag 228 http://goo.gl/M5kc3

17 GE Lighting A Short History http://goo.gl/mpVnq

18 http://www.uspto.gov/web/offices/pac/dapp/opla/comments/create/wegnertext.htm

19 History of incandescent electric lamps in the usa http://www.rbs0.com/wlamp.pdf

20 Revolution in lamps: a chronicle of 50 years of progress, ed. 2. Pag. 37 http://goo.gl/zoxX0

21 The electrical engineering handbook pag. 7 http://goo.gl/x3ObL

22 http://ec.europa.eu/energy/lumen/overview/howtochoose/packaging/packaging_es.htm

23 http://www1.eere.energy.gov/buildings/appliance_standards/product.aspx/productid/61

24 http://www.regulations.gov/#!documentDetail;D=EERE-2011-BT-TP-0012-0010

25 https://en.wikipedia.org/wiki/Phase-out_of_incandescent_light_bulbs

26 http://www.law.cornell.edu/wex/sherman_antitrust_act

27 Against the Machine: La Tradición Luddite… http://goo.gl/hbMQn

28 United States v. General Electric Co. http://goo.gl/aOdx8

29 Apéndice. Supply of Electric Lamps. 1951-1952 http://goo.gl/OhJI6

30 Supply of Electric Lamps. 1951-1952 http://goo.gl/fFQHK y http://goo.gl/1UhC0

31 Second report on the supply. 1968-1969 http://goo.gl/U8MlW

32 http://blogs.taz.de/hausmeisterblog/bio/

33 http://blogs.taz.de/hausmeisterblog/2010/06/24/die_idee_des_kommunismus/

34 http://mubi.com/films/prufstand-vii http://www.imdb.com/name/nm1711560/?ref_=tt_cl_t6

35 http://goo.gl/HPHkd

36 https://sede.oepm.gob.es/bopiweb/descargaPublicaciones/resultBusqueda.action

37 http://www.youtube.com/watch?v=gCnHjF_Xmc8

38 http://goo.gl/MgSFQ

39 http://goo.gl/cyhR6 y http://goo.gl/KzINY

40 http://www.tiendasop.com/www1/

41 http://www.boe.es/borme/dias/2013/01/23/pdfs/BORME-A-2013-15-08.pdf

42 http://www.oepelectrics.com/www/index.php?option=com_sobipro&sid=128&Itemid=611

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.