La pregunta Naukas 2014 – Rosa Porcel

La pregunta Naukas 2014

¿Cuál será el avance o descubrimiento de la ciencia que más va a cambiar el mundo en los próximos años?

No será tanto un descubrimiento sino más bien las aplicaciones potenciales que tiene actualmente y que seguiremos encontrando. La biotecnología ha llegado para quedarse. Es una metodología de la que hoy ya nos estamos beneficiando pero que, en un futuro, estoy segura que encontraremos nuevos ámbitos de aplicación, los que hay serán más amplios, y podremos disfrutar de avances que actualmente no podemos.

En lo que a mi campo de investigación se refiere (Ciencias Agrarias), ya hay desarrollados y se comercializan varios cultivos transgénicos (algodón, colza, maíz, remolacha…) tolerantes a herbicidas, a insectos o a ambos. Independientemente de que puedan ser destinados a la alimentación o no, ya es considerable el ahorro para el agricultor en herbicidas o en las posibles pérdidas por una enfermedad o plaga. Es un hecho que la superficie dedicada a los cultivos biotecnológicos sigue aumentando.

En la actualidad, multitud de grupos de investigación están desarrollando estas y otras plantas tolerantes a estreses ambientales como la sequía y la salinidad, o bien a estreses bióticos (virus concretos) que afectan a los cultivos de gran impacto económico. Dado el incremento poblacional y la disminución de la superficie de terreno cultivable, -debido a la superpoblación o al cambio climático-, se hace necesario emplear la biotecnología agraria para desarrollar una agricultura sostenible y aumentar la producción de manera eficiente.

Se han desarrollado cítricos transgénicos con un aumento de producción del 20%, maíz con cantidad y calidad del almidón mejorada, patata resistente al PVY, naranjo resistente a cancrosis, tomates y maíz tolerantes a sequía y salinidad, algodón mejorado con mayor producción, etc.

Pero además, esta técnica permite mejorar o introducir cualidades saludables en los alimentos consiguiendo arroz que previene la gastroenteritis en niños o rico en pro-vitamina A (golden rice), tomates ricos en antioxidantes (tomate púrpura), trigo apto para celíacos, plantas que inmunizan como la lechuga frente a la hepatitis B o la patata frente al cólera, naranja súper enriquecida en vitamina A (golden orange), etc.

Pensando en los países desarrollados, las posibilidades son infinitas ahora que parece que nos preocupamos más que nunca por una alimentación saludable y que el ritmo de vida que tenemos hace que en muchas ocasiones, tengamos carencias nutricionales. Y por supuesto, en otros países más desfavorecidos, donde tener una alimentación equilibrada queda muy lejos de tener siquiera una alimentación diaria.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.