DECLUZ VI – Cartografiando lo imposible

Por Irreductible, el 15 enero, 2015. Categoría(s): Astronomía • Vídeos
Publicidad
Fotomontaje sobre la famosa foto de Larry Landolfi
Fotomontaje sobre la famosa foto de Larry Landolfi

Cartografiar la Vía Láctea es como pretender obtener el mapa completo de Londres sin poder salir de Trafalgar Square

En realidad, sería más parecido a intentarlo desde una barriada del extrarradio londinense, ya que la posición que ocupamos en nuestra galaxia dista mucho de su centro (en concreto, el Sistema Solar se sitúa a unos 27000 años-luz del centro galáctico).

Sea como sea, obtener un mapa fidedigno de cómo es la galaxia en la que habitamos ha sido uno de los retos más perseguidos por los astrónomos desde hace más de un siglo. En cualquier caso, efectivamente el “pequeño” problema que subyace a la hora de cartografiar la Galaxia es que no tenemos tecnología para alejarnos de ella y poder contemplarla en todo su esplendor, como sí hacemos con el resto de galaxias. En el caso de la Vía Láctea debemos hacerlo desde dentro.

Como faros suspendidos en el cielo, la luz de las estrellas nos indica sus posiciones, cómo se agrupan y disponen en el espacio, pero también sus movimientos y con ellos la dinámica de la Galaxia. Barriendo el cielo en todas las direcciones, podemos analizar la luz de las estrellas y dibujar un cartografiado dinámico de nuestra galaxia. Este es uno de los objetivos de la misión espacial GAIA, una de las más ambiciosas de la Agencia Espacial Europea en las últimas décadas. GAIA va a censar posiciones y movimientos propios de más de 1000 millones de estrellas – cerca del 1% de la población total de la Galaxia – con una precisión y exactitud sin precedentes hasta la fecha. GAIA nos ofrecerá el mayor catálogo estelar de nuestra galaxia.

Pero, además, los resultados de GAIA se están completando con un específico programa de observación desde Tierra, concretamente empleando uno de los telescopios de ocho metros que conforman el Very Large Telescope (VLT) que el European Southern Observatory tiene instalado en Cerro Paranal en Chile. Se trata del programa ESO-GAIA que aportará información complementaria – en concreto velocidades radiales y abundancias químicas – sobre un gran número de las estrellas observadas por GAIA. Esta unión de una misión espacial y de una programa de observación desde Tierra ofrecerá como resultado el más completo mapa estelar de nuestra galaxia obtenido nunca. Esta información única no solo servirá para conocer la distribución espacial de las diferentes componentes de la Vía Láctea y su dinámica, sino también serán clave para reconstruir su historia y evolución.

No será como ver nuestra galaxia desde fuera, pero casi.

“Cartografiando lo imposible” forma parte del proyecto “DECONSTRUYENDO LA LUZ”, un proyecto audiovisual con el que el IAA-CSIC celebrará el próximo Año Internacional de la Luz 2015, y que cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), la Fundación Española de Ciencia y Tecnología (FECYT), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación DESCUBRE.



Por Irreductible, publicado el 15 enero, 2015
Categoría(s): Astronomía • Vídeos

 

Publicidad