BCNspiracy: un no parar

El 30 de septiembre de 2017 tuvo lugar en el CosmoCaixa de Barcelona la primera edición del evento BCNspiracy. Desde entonces no hemos parado. Montar un evento requiere mucho esfuerzo y dedicación pero encima a nosotros nos gusta meternos en fregaos.

Así que el pasado domingo 10 de junio estuvimos en el Festival de la Ciència, una iniciativa del Ayuntamiento de Barcelona para promover el conocimiento científico. El parque de la Ciutadella se llenó de escenarios, talleres, realidad aumentada y ¡hasta un escape-room genético! Y allá que fuimos también los BCNspiradores… con la mala pata de que tras un día soleado y caluroso, nos cayó una tormenta en medio de las charlas. Pero estábamos en modo imparable y con un paraguas y diapositivas impresas en A3 conseguimos acabar el evento con dignidad. Alfred López nos habló de catalepsia, síndrome de Cotard y un puñado de curiosidades relacionadas con la no muerte. Le siguió Rubén Cereijo que explicó cómo la grasa marrón podría usarse para tratar la obesidad. Acabamos con Sofía Osorio que nos contó por qué la espuma del jabón no limpia.

Una semana más tarde, el viernes 15 de junio, celebramos un pre-evento en el centro cívico Vil·la Urania. La cuestión es que, en principio, habrá 15 charlas en la edición del 27 de octubre en CosmoCaixa y habíamos recibido ¡más de cincuenta propuestas! Así que invitamos a los ponentes que quisieran a presentar su trabajo y participar en la selección de un jurado y el público. En total escuchamos 10 breves conferencias sobre temas tan diversos como la bioinformática, la senescencia, blockchain, quimifobia, etc. Fue un adelanto del nivel que tendremos en octubre en el CosmoCaixa de Barcelona. De momento, público y jurado decidieron que el 27 de octubre escucharemos hablar sobre quorum sensing, química en las portadas de los discos, y medicina regenerativa.

Y ahora nos hemos embarcado en la aventura de sacar un crowdfunding. La idea es usar ese dinero para traer a algún ponente cañero de fuera de Cataluña, asegurarnos el streaming que nos falló el año pasado, y los gastos de talleres. Toda pequeña aportación cuenta, porque lo que más nos gustaría es contar con vosotros como público el 27 de octubre y, sobre todo, que os sintáis parte de este bonito proyecto que contribuís a sacar adelante.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.