Entrevista a Miguel Castaño, enlace con la industria española en el CERN

El CERN es el mayor laboratorio de física del mundo. En él se recrean las condiciones en las que se encontraba el universo una fracción muy pequeña después del inicio del Big Bang gracias al uso de los aceleradores de partículas. Estos instrumentos requieren una  tecnología que muchas veces no se encuentra en el mercado sino que se tiene que inventar de cero. Para conseguirlo, CERN se nutre de empresas externas para satisfacer las necesidades tecnológicas que requiere la construcción y mantenimiento de los aceleradores de partículas.

¿Cómo puede una empresa llegar a conseguir trabajar para el CERN? Coincidiendo con el evento industrial español que tendrá lugar en el CERN entre los días 13 y 14 de Noviembre [link del evento], entrevistamos a Miguel Castaño, miembro del Centro para el desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y enlace del CERN con la industria española.

Miguel Castaño, enlace con la industria española del CERN

P: Empecemos por lo básico: ¿Qué es el CDTI?

R: El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, (CDTI) es una Entidad Pública Empresarial, dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que promueve la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas. Es la entidad que canaliza las solicitudes de financiación y apoyo a los proyectos de I+D+i de empresas españolas en los ámbitos estatal e internacional. El objetivo del CDTI es contribuir a la mejora del nivel tecnológico de las empresas españolas

 

P: ¿Cómo ayudáis a las empresas?

R: Básicamente tenemos dos herramientas. La primera en la que se basa CDTI es en apoyar proyectos de I+D+i que vayan a mejorar la capacitación tecnológica de las empresas españolas del sector Industria de la Ciencia. Por otro lado, optimizando los retornos tecnológicos de las Grandes Instalaciones Científicas en las que España contribuye como país miembro. Con este fin, CDTI participa en órganos de gobierno en varias Grandes Instalaciones Científicas y como punto focal con la industria.

 

P: ¿Cuál es tu función concreta en el CERN?

R: Yo estoy destacado en las instalaciones del CERN dependiendo de la oficina del ILO (punto focal con la industria) en Madrid. Nuestra función consiste en dar a conocer las capacidades tecnológicas de las empresas a los técnicos del CERN, y por último, promocionar las oportunidades industriales que surjan en el CERN entre las empresas Españolas. De esta manera las empresas pueden acceder a conseguir contratos a la vez que les aportan ideas para crear nuevas líneas de desarrollo en el futuro.

El hecho de estar destacado en el propio CERN favorece que el contacto sea cercano y de confianza con los técnicos del CERN. Con ello se consigue un conocimiento rápido de las oportunidades industriales, un asesoramiento técnico a las empresas in situ, una mejor resolución de conflictos entre empresas y el propio CERN (retraso en las entregas, suspensiones de pago, etc.) y, por último, por el acceso directo a conocer las necesidades de los proyectos que no superan los 50.000 francos suizos de las diferentes unidades, me capacita para proponer directamente a empresas españolas que cubran esas necesidades.

 

P: ¿Cómo sabes qué empresas hacen qué en el CERN?

R: Ya existe bastante inercia en el ámbito que permite un conocimiento mutuo. En CDTI tenemos una buena red de contactos y nos conocen bastante bien dentro de la industria tecnológica. Aunque siempre nos llevamos sorpresas de empresas “¿cómo es posible que esta empresa haga esto y nosotros no lo supiésemos?”.

 

P: ¿Todas las empresas que se presentan en el CERN son de alta tecnología?

R: Nos gusta pensar que el CERN es muy puntero y que todas las empresas que vienen aquí hacen cosas espectaculares. Pero en cifras, las empresas más solicitadas son las que ofrecen servicios como instalación de cableado, fibra óptica o servicios de ingeniería y diseño mecánico.

La mayor parte de los contratos que se realizan no son para cosas punteras pero hay que tener en cuenta que mantener el CERN es como mantener una ciudad entera. Aunque, en ocasiones, se dan contratos para elementos tecnológicamente muy buenos.

 

P: ¿Qué tiene que hacer una empresa para conseguir un contrato con el CERN?

R: Lo mejor que puede hacer es contactarnos directamente para que así le podamos orientar sobre las posibilidades existentes. Es esencial que las empresas tengan ganas de vender en el extranjero. También cuenta la experiencia internacional y, por supuesto, tener gente que hable inglés o francés. Aunque una empresa no esté en el momento capacitada pero que esté interesada en añadir nuevas líneas de trabajo, siempre la podremos ayudar para que en unos años pueda comenzar esas actividades.

 

P: ¿Cómo funcionan las licitaciones del CERN?

R: El CERN suele sacar muchos contratos muy pequeños que aparecen semanalmente o mensualmente. A partir de contratos por encima de 50000 francos las empresas pueden venir a licitar y así entrar en la base de datos. No obstante, el CERN suele trabajar normalmente con empresas que ya conoce. Aunque cualquier empresa puede hacerse notar viniendo al CERN. Cuando desde el laboratorio ven que una empresa tiene el ímpetu suficiente para venir al CERN, a veces sin un contrato previo, solamente a presentarse, la suelen tener en cuenta.

Si el contrato está por debajo de 50 mil francos suizos, la decisión de qué empresa se lleva el contrato la toma el CERN directamente. Para contratos entre 50 mil y 200 mil francos, los enlaces industriales (ILOs) de cada país proponen empresas. En el caso del CDTI esos contratos se hacen de manera pública. Finalmente, por encima de 200 mil francos, los contratos son totalmente públicos desde que los anuncia el CERN. Las empresas tienen entonces dos meses para presentar una oferta que irá a concurso.

 

P: En comparación con otros países, ¿cómo de bien están las empresas españolas representadas en el CERN?

R: En general podemos decir que la industria española está bastante bien representada. El CERN trata de equilibrar el retorno en correspondencia con el aporte al presupuesto total de cada país. Si, como en el caso de España, aporta un 7% del presupuesto total, en principio, un 7% de ese retorno tiene que ir a la industria de España. Ahora mismo estamos por encima. Es decir, recibimos más de lo que proporcionalmente aportamos. En total, vuelven a España unos 40 millones de euros anualmente repartidos en contratos a unas cien empresas diferentes.

 

P: ¿Cómo ven esto el resto de países?

R: Los países mejor retornados son Suiza y Francia por motivos geográficos obvios. Italia también está bastante bien retornada. Y luego hay otros países que también lo están como Bulgaria y Hungría. En el caso de Hungría se debe a que allí se encuentra el segundo centro de cálculo del CERN. El resto de países, están por debajo. Otros como el Reino Unido o los países escandinavos están bastante por debajo. Por ese motivo, y para compensar el déficit, el CERN les asigna contratos directamente. Los alemanes, por ejemplo, ya tienen un mercado interno muy amplio de manera que para ellos venir al CERN no les resulta tan atrayente.

 

P: ¿Qué se necesitaría para mejorar la conexión entre el CERN y las empresas?

R: Las empresas no deberían tener miedo a comunicarse con el CERN. Es un organismo muy abierto que aprecia la colaboración, el diálogo y la puesta en común. A veces tengo la sensación de que el CERN impone cierto miedo o respeto, ya sea por el idioma, por la inmensidad de los proyectos o por su tecnología puntera. Pero ellos están encantados de recibir a las empresas para buscar soluciones conjuntas. Y si hace falta alguien para romper el hielo, ahí estamos nosotros.

 

P: Ya que estamos en un blog de divulgación científica: ¿Cuál crees que es el papel que juega la comunicación científica en todo esto?

R: La comunicación científica es muy útil en todos los campos y nos ayuda a todos. A las empresas en particular, en el momento en el que se enteran de las actividades del CERN, pueden ver qué oportunidades tienen. Hay empresas que vienen aquí, trabajan a pérdidas, y se van. Lo hacen como campaña de márqueting para poder decir que han trabajo con el CERN. Saber que el CERN es un sitio donde se hace ciencia puntera les sirve a las empresas para poder venderse después. La comunicación científica es buena a cada persona que la reciba y cualquier persona puede sacar algo bueno de ella.

 

Si estáis interesados en contactar podéis enviar un correo a: ILO.Spain@cern.ch

 

Esta entrevista la ha realizado Héctor García Morales. Estudió física en la Universitat de Barcelona, completó un máster en aceleradores de partículas para posteriormente acabar realizando el doctorado en el CERN. En paralelo al doctorado hizo un Máster en Comunicación Científica en la UPF. Actualmente es postdoc en el CERN a través de la Royal Holloway University of London y trabaja en la mejora del LHC. Posee un canal de divulgación sobre el CERN: CERNtrípetas (Youtube y Twitter). Explicar ciencia es lo mejor que le puede pasar a un científico.

Aquí podéis leer todas los artículos de la serie Instantáneas desde el CERN

Si tienes un artículo interesante y quieres que lo publiquemos en Naukas como colaborador invitado, puedes ponerte en contacto con nosotros.



Por Colaborador Invitado
Publicado el ⌚ 10 noviembre, 2018
Categoría(s): ✓ Instantáneas desde el CERN