Dios no creó el brócoli

Seguramente, nunca os habréis encontrado un hermoso brócoli silvestre dando un paseo por el bosque. La razón es sencilla: el brócoli silvestre no existe. Es una especie originada mediante el cultivo selectivo a lo largo de cientos de años cuyo antecesor silvestre es una planta mucho menos apetitosa: la col silvestre o Brassica oleracea.

Esta especie primigenia sigue un ciclo bianual. El primer año, acumula agua y nutrientes en un ramo de largas hojas carnosas, como medio de adaptación a las duras condiciones en las que suele crecer (suelos con alto contenido en sal y yeso).

El segundo año, la planta utiliza estos nutrientes para formar un largo tallo (de 1 ó 2 m) con un montón de flores amarillas que crecen a partir de pequeños capullos agrupados en ramitos.

Cogemos una col silvestre y empezamos a cultivarla hasta obtener un montón coles. Entre estas coles, cultivadas en unas condiciones determinadas, es posible que algunas no hayan sobrevivido. Otras, en cambio, pueden haber producido hojas ligeramente más carnosas que el resto y otras, por su parte, han florecido antes de tiempo. Como somos muy listos, para engendrar las siguientes generaciones de coles, elegiremos los mejores especímenes según nuestros intereses, hasta que, de nuevo, por puro azar, una planta resulte más carnosa que el resto, dé unos capullos más sabrosos o florezca más a menudo. Así, año tras año, durante (apenas) unos cuantos cientos de años (se tiene constancia de que los romanos cultivaban ya Brassica oleracea).

¿Cuál es el resultado? Un montón de variaciones nuevas dentro de la misma especie, sorprendentemente diferentes entre sí, que ya no es posible encontrar en estado silvestre. Como cabía esperar, de algunas nos comemos las flores (coliflor, brócoli, romanesco…); de otras, las hojas (col, berza, repollo…); algunas incluso se usan como decoración (coles ornamentales). A continuación, podéis ver un esquema con todas estas variaciones divididas en los 7 grupos de cultivo que sirven para clasificarlas:

Grupos de cultivo y variaciones de Brassica Oleracea

Durante todo este proceso, sólo han intervenido mutaciones aleatorias del ADN y la selección artificial impuesta por los agricultores. Cabe suponer que las mutaciones ocurren con la misma frecuencia en la naturaleza y en los cultivos. Sin embargo, es la selección artificial la que facilita que podamos observar, a cámara rápida, un proceso de diversificación que, en otros casos, tarda milenios en producirse. El motivo es sencillo: mientras que el hombre impone unilateralmente qué planta es mejor y cuál peor, la naturaleza nunca lo tiene tan claro.

La evolución no tiene objetivos, ni escalas de valor: su único criterio es una mejor adaptación a un entorno siempre cambiante. Todo ello ralentiza el proceso de cambio, pero también hace posible que puedan coexistir varias soluciones de forma simultánea o que aparezcan soluciones imprevisibles, aparentemente ilógicas, que nunca hubiesen surgido en la persecución de un objetivo predefinido, o a partir de una planificación «inteligente». Ese es el secreto de la gran variedad de la vida: pequeños cambios consolidados a base de prueba y error a lo largo de 4000 millones de años.


46 Comentarios

Participa Suscríbete

ROBERTO TULLETTROBERTO TULLETT

Los dioses no inventaron nada. Los humanos inventamos a los dioses.

Juan ARJuan AR

Por lo que he leido lo de que lo hicieron los holandeses es una leyenda urbana. 😉

Foncu

¿No es el romanescu uno de los ejemplos que ponen los creacionistas / defensores del diseño inteligente para decir que algo tan fractalmente perfecto no puede ser resultado de la evolución? BAZINGA! ZAS, EN TODA LA BOCA!!!

lehendakarinholehendakarinho

pero los hijos de los hombres hemos montado la de dios con nuestras cocinitas. (benditas levaduras y el sexo total)

DarylDaryl

Seguro que algún antepasado de Mandelbrot estuvo criando romanescu.
De toda la lista el que más me gusta es el colirrábano ( es más rábano que col), que apenas se ve por estos lares a pesar de cultivarse mucho.
Y esta es la lista de la coles. Si llegamos a coger la lista de los perros……

LominidusLominidus

Por supuesto que Dios no creó el brócoli. Como bien explican en la pelicula “24 hours party people”, fué un antepasado del productor de las películas de James Bond, Albert R. Broccoli, quien lo creó.
Bueno, no, pero es una de mis leyendas urbanas favoritas. Además, algo de razón hay.

CulomanCuloman

Y yo que pensaba que el romanesco era un cruce entre brócoli y coliflor…

¡Amazings, moláis un huevete!

DeMolayDeMolay

Bianual o bienal?
De todos modos, aunque saliera una cada cinco minutos a cual más apetitosa, no creo que siquiera las mirase fijamente.

gamalrodgamalrod

Digan lo que quieran del brocoli, pero a las ladillas si las creo dios en su inmensa sabiduria… o tambien las hemos cultivado?

BeaBea

Bueno, sobreviven gracias a nosotros así que podríamos ponernos zafios y decir que sí, que las estamos cultivando 😉

John Ortiz

Me ha llamado bastante la atención esta frase: “La evolución no tiene objetivos, ni valores de escala: su único criterio es una mejor adaptación a un entorno cambiante”. Gracias por esta información. Hasta pronto.

lehendakarinholehendakarinho

eu penso que los sinónomos puros no existen, como no sea en escalas de tiempo propias de partículas subatómicas. si están son. ( a propósito de dios, la rae y su prima la sgae creo que los británicos no tienen real academia y al inglis no le va mal.)

BernardoBernardo

En el artículo –muy interesante– mencionas dos veces el azar: “por puro azar” y “mutaciones aleatorias”. Sin embargo el azar no existe. En todo caso serían mutaciones no explicadas o de origen desconocido.

Antonio RenteroAntonio Rentero

Claro, Dios no creo a ninguno de nosotros tampoco, somos todos descendientes de distintas mutaciones e hibridaciones de… ¿Adán y Eva?

Que manía de meter a Dios de por medio… por Dios 😉

josephjoseph

entonces si es diseño inteligente: lo diseñaron los agricultores.

para todo lo demas, Dios diseña con las leyes físicas responsables del proceso evolutivo.

CorrecciónCorrección

¡Hola! Seguramente querías decir que el brócoli tiene un ciclo bienal, no bianual. Bienal: cada dos años. Bianual: dos veces al año (es lo mismo que semestral). Un saludo.

ocp001aocp001a

Pues mira que para ser un sitio de divulgación científica están metiendo a Dios hasta en la sopa (y no precisamente en la sopa de brócoli) hasta donde recuerdo, la mayor parte de lo que sembramos actualmente está muy alejado de su contraparte silvestre precisamente por esta selección artificial que tanto nos gusta.

Diplotaxis

Estrictamente no es muy correcto decir que el único criterio de la evolución es la adaptación al medio. Más bien podríamos decir que un importantísimo criterio es la capacidad para dejar descencia, la cual obviamente está correlacionada con las adaptaciones de los individuos, pero no es lo mismo. También juegan un papel importante los movimientos migratorios, o procesos estocásticos como la deriva génica. La evolución es mucho más que selección.

GabrielGabriel

El titulo del post es una falacia que por lo que veo muchos aceptan complacidos, por otra parte me parece mas un argumento del diseño inteligente que de la evolución darwiniana radical.

PacoPaco

El diseño inteligente es lo contrario a la selección natural/artificial.
El diseño inteligente defiente que todo lo que vemos fue creado tal cual en su momento, esta en contra de selecciones de cualquier tipo.

Ya no sabéis ni lo que defendéis.

GabrielGabriel

Por supuesto que no, no está en contra de la selección natural o artificial estas ocurren y se pueden demostrar con hechos lo que no puedes demostrar es por ejemplo que del chimpancé se de origen al hombre. O que de una célula de dudosa procedencia se de origen a toda la vida en la tierra con todas sus complejidades, tan solo que por puro azar y luego por selección natural exclusivamente. Como solía decir el amigo Einstein, Dios no juega a los dados con el universo…

Mejor es informarse antes de lanzar una opinión personal apresurada

Soffus

Einstien hablaba de la teoría Cuántica (y se equivocaba, por cierto); en cuanto a lo del hombre y lo del chimpancé, pues Darwin posiblemente respondería que eso demuestra lo poco que entiendes sobre la evolución.

La teoría de la evolución por selección natural no propone que vengamos de algún chimpancé, eso es una monstruosa sobresimplificación. Es un tanto más acertado decir que el que tengamos un ancestro en común con el chimpancé es una consecuencia de la teoría, y es de hecho verificable por medios empíricos (confirmando la teoría).

Al final, no estoy tan en desacuerdo en que el título no se siga del artículo, simplemente porque la Teoría de la Evolución es una teoría científica, mientras la la idea del diseño inteligente no lo es.

GabrielGabriel

Entiendo muy bien lo que dices y al igual que tu yo anteriormente también era defensor de la teoría evolutiva de Darwin, es mas aun hoy día me cuestiono muchas cosas respecto al misterio de la vida, y sus distintas teorías pero elijo la que es mas coherente de a cuerdo con mi experiencia como científico y como hombre, al igual que cualquier otra persona.

Te doy la razón respecto al 2do párrafo de tu comentario pero me gustaría conocer cuáles son esos medios empíricos que supuestamente confirman la teoría por que si es verdad que existen entonces dejaría de ser teoría para ser una ley.

Se que Einstein se refería a la teoría cuántica de Max Planck pero se aplica para todo pues Dios es el creador de todo no solo de las partículas subatómicas, por otra parte te lo digo como Newton, “Este bellísimo sistema compuesto por el Sol, los planetas y los cometas no pudo menos que haber sido creado por consejo y dominio de un ente poderoso e inteligente… El Dios Supremo es un Ser eterno, infinito, absolutamente perfecto.”

-2 (0 Votos)
InmaInma

¡Vaya! Al fin una esperanza. Si, en apenas unos miles de años, de una planta silvestre realmente fea, que había sobrevivido a la “selección natural” hemos obtenidos derivadas tan monas y tan sabrosas (hay a quien les gustan) qué no podremos hacer con el hombre.
Me explico. Los hombres que han sobrevivido durante la “seleccón natural” son los más sanos, más sanguinarios, más bordes, con menos escrúpulos … es decir, que Stephen Hawking, Gandhi y pocos más son selecciones artificiales.¿Alguien se ocupa se guardar su ADN?

AlbertoAlberto

Siempre he sentido curiosidad por el tema de la evolución y de si hay un “diseño inteligente” o es “puro azar”. Desde este segundo punto de vista (mutaciones por azar) me es un poco dificil entender cómo pueden aparecer sistemas tan complejos como el el sanguíneo, por ejemplo. Estos sistemas no tienen sentido si no están todas sus partes desde el principio (¿tras una mutación aparecen unos globulos rojos merodeando por ahí a la espera de otra mutación que cree las arterias y/o el corazón??). ¿Cómo podría ser una explicación a todo esto?

Juan ARJuan AR

Para el sistema circulatorio no te lo puedo explicar porque no soy médico. Aún así te dejo un link de un oftalmólogo que explica muy bien como se puede crear por mutaciones algo tan complejo como un ojo humano.

http://ocularis.es/blog/?p=334

Carlos Mario BernalCarlos Mario Bernal

esas cambios sucedieron en millones de años, no de una dia para otro, así que, los sistemas que tienen los seres humanos, se desarrollaron en un principio (hace millones de años) como sistemas simples, con líquidos que no eran sangre como tal y que no necesitaban un sistema vascular para irrigar todo el cuerpo del espécimen.

Iakob

Si a eso vamos, el 90% o más de las especies vegetales cultivadas (o de los animales domésticos) por el hombre difieren tanto de las originales que se consideran en la práctica especies distintas. El maiz que los europeos encontraron al llegar a América era muchísimo menos productivo que el actual, y la antepasada silvestre de las gallinas ponía apenas una docena de huevos al año.

lehendakarinholehendakarinho

a la vista de la velocidad, variedad y alcance de los cambios que hemos operado en una fracción de tiempo geológico sobre las plantas y animales cultivados, no resulta sorprendente que para el paleontólogo parezca repentino en ciertos episodios de gea. (me parecía que a stephen j. gould le preocupaba en exceso esas escalas de tiempo para explicar grandes crisis evolutivas).

AndreaAndrea

Y algo más de dos años después de este “artículo” resulta que la ciencia empieza a refutar lo que anteriormente nos había hecho creer. Ahora parece que no tienen idea ni de la época aproximada en la que “apareció” el hombre en la tierra. Ahora resulta que posiblemente el big bang no sea una teoría válida. Y ¿Qué pensáis de Francis Collins?, ¿qué es lo que pudo ver uno de los más reconocidos científicos del mundo al descubrir el genoma humano para pasar de un convencido ateísmo a decir que Dios existe? Rectificar es de sabios, pero en la ciencia más abunda la soberbia que la sabiduría. Y como dijo el mismo Francis Collins: “La ciencia no puede refutar la existencia de Dios, ya que está confinada al mundo natural”

GabrielGabriel

Buena observación, aunque Francis Collins no es creacionista, si no que defiende la teoría evolutiva. Al igual yo hoy día también soy cristiano y me inclino por evolución biológica.

Juan AR

La ciencia no puede refutar la existencia de Dios, ya que está confinada al mundo natural

Cierto, igual que tampoco puede refutar la existencia de la tetera de Russell. Asimismo tampoco nadie ha demostrado la existencia de Dios.

Lo bueno que tiene la ciencia es precisamente lo que tú dices, que rectifican, si una hipótesis se demuestra incorrecta, se rechaza, no se insiste en ella aunque se sepa que es errónea.

Un saludo.

ROBERTO TULLETTROBERTO TULLETT

No se puede invertir la carga de la prueba. Quien propone una idea o la existencia de algo, dioses o chupacabras o lo que sea, es quien debe encargarse de PROBAR Y DEMOSTRAR MÁS ALLÁ DE TODA DUDA Y PARA TODOS ESA EXISTENCIA Y VALIDAR SUS ARGUMENTOS E HIPÓTESIS. Es el responsable de la veracidad de la afirmación que hace. El resto de la humanidad no es responsable por las afirmaciones de cualquiera. Y si no se puede demostrar lo que se afirma mejor disculparse y dedicarse a otra cosa. Los religiosos deben probar supuestas existencias, los ateos no tenemos porque probar inexistencias. No existe la prueba de inexistencias (Más allá de las muy numerosas contradicciones, falsedades e incertezas de las religiones.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>