¿Existen los invertebrados?

En primaria, e incluso al comienzo de la secundaria, los libros de texto de Ciencias Naturales insisten en que el reino animal está dividido en dos grandes grupos, vertebrados e invertebrados. Es una manera como cualquier otra de agrupar el casi millón y medio de especies descritas, pero desde luego no es una manera científica.

Para que os hagáis una idea, lo de vertebrados e invertebrados se parece al tópico que dice que los estadounidenses clasifican a los habitantes del planeta en dos grupos: estadounidenses y todos-los-demás. Aunque lo cierto es que clasificar los animales en vertebrados e invertebrados es todavía más absurdo. Es como si alguien de Estados Unidos agrupara a la gente en: a) estadounidenses-excepto-californianos y b) resto (incluyendo aquí a los californianos).

Imagen

La clasificación científica del reino animal o taxonomía se apoya en la filogenia, es decir en las relaciones evolutivas entre las especies. De esa manera, las especies más estrechamente emparentadas o lo que es lo mismo, con un antepasado evolutivo más reciente, se agrupan en el mismo género. Así, la especie león africano (Panthera leo) pertenece al género Panthera, en el que también se incluyen el tigre, el jaguar y el leopardo. Este género, junto con otros cercanos a él como Felis o Lynx (gatos y linces, respectivamente) se agrupan en la famila de los félidos. Esta familia, junto con otras como los hiénidos y la de los úrsidos conforman el orden de los carnívoros. Los órdenes se agrupan en clases: la clase mamíferos incluye, además de al de los carnívoros, a otros órdenes como los primates, los roedores y los cetáceos. Finalmente las clases se agrupan formando filos, los grupos principales en que se divide el Reino Animal. La clase mamíferos, junto con aves, reptiles, anfibios, osteictios (peces de esqueleto óseo) y alguna más conforman el filo de los cordados.

En el último párrafo, ¿cuándo ha aparecido la palabra vertebrados? Te lo digo yo: ninguna. Dentro del filo de los cordados hay tres subfilos, (grupos “intermedios” dentro de este sistema de clasificación): el de los vertebrados, el de los urocordados y el de los cefalocordados.

Imagen:
Imagen

En definitiva, ¿a qué llamamos invertebrados? A unas cuantas especies del filo cordados y al resto de los filos del reino animal, que incluye algunos tan conocidos como los moluscos (caracoles, pulpos, mejillones…), los artrópodos (insectos, crustáceos, arañas…) o los equinodermos (estrellas y erizos de mar) y a otros conocidos solo por los frikis de la zoología: quinorrincos, mixozoos, lorocíferos, nematomorfos, placoideos… y así hasta casi 40, en un número que no me atrevo a precisar porque algunos de ellos no están suficientemente aceptados por todos los zoólogos.

Biólogo, profesor y divulgador. Editor del blog “La ciencia es bella” y escritor de los libros “Ciencia para Nicolas”, “El yeti y otros bichos, ¡Vaya Timo!” y recién salido del horno, “Más ciencia para Nicolás”.



Por Carlos Chordá
Publicado el ⌚ 26 octubre, 2011
Categoría(s): ✓ Biología