El lío de las patentes con células madre embrionarias

Las terapias basadas en células madre representan uno de los avances más prometedores en las nuevas tecnologías médicas.  Sin duda, como ocurre con todo nuevo descubrimiento, no están exentas de dificultades técnicas que pueden terminar por apagar el entusiasmo original. Ya sufrimos enormes reveses anteriormente con otras tecnologías que también prometían ser el mayor avance de la humanidad y que parecían suponer un paso definitivo para derrotar todas las enfermedades, estoy pensando por ejemplo en el famoso caso de la terapia génica.

Pero no es menos cierto que esos pasos  gigantescos en el conocimiento que nos permiten avanzar de manera muy significativa en nuestra salud se han producido ya con anterioridad y sabemos por tanto que son posibles. Repasando de cabeza, antibióticos, vacunas, transplantes, …, a cualquiera le vendrán multitud de ejemplos.

De lo que no cabe la menor duda es de que si no podemos analizar, probar, desarrollar, esas posibles terapias basadas en el uso de células madre, no podremos averiguar si la promesa se hace realidad y alcanzamos nuevos tratamientos radicalmente más efectivos y seguros que los actuales. Sin embargo, desde el principio, la investigación alrededor de células madre de origen embrionario se ha visto lacrada, entre otros, por unos aspectos éticos que han generado agrios debates.

Las células madre embrionarias se derivan del primer estadio de desarrollo embrionario en el que las divisiones celulares dejan de ser simétricas (es decir, divisiones que dan lugar a dos células hijas idénticas, con las mismas propiedades) para pasar a generar células con distintas capacidades. El embrión en esa etapa es denominado blastocisto, y consiste en una capa celular externa que provee de nutrientes al embrión (el denominado trofoblasto), y se desarrollará como placenta, y una masa celular interna (o “inner cell mass”) denominada embrioblasto, que consiste en células que tienen la capacidad de diferenciarse en todos los tipos celulares que aparecerán en el organismo adulto, dando lugar a los tejidos y órganos. Las células de este embrioblasto pueden ser aisladas y puestas en cultivo y, una vez adaptadas al nuevo medio, son lo que se denominan células madre embrionarias, o células ES (del inglés “embryonic stem”).

La extracción de estas células del blastocisto suponía hasta hace poco la destrucción del embrión, lo que para muchos era inaceptable porque chocaba con sus convicciones éticas, morales o religiosas. Lo cierto es que las líneas celulares de ES establecidas en cultivo que existen en la actualidad (que sobrepasan ya el centenar), no fueron en ningún caso obtenidas mediante la destrucción de embriones que hubiesen sido obtenidos de manera ilícita o que hubiesen sido generados con ese objetivo, si no que derivan de embriones excedentes de procesos de fertilización in vitro. Cuando una pareja se somete a técnicas de fertilización in vitro, los embriones resultantes son muchos más de los necesarios para proceder con su implantación y son guardados congelados en las clínicas que se dedican a esta tecnología. Con el tiempo, el destino de esos embriones es ser destruidos, puesto que no cumplen ninguna función una vez completado el proceso de reproducción.

Pero hoy en día se han desarrollado técnicas que permiten derivar estas células ES incluso sin que ello suponga la destrucción de los embriones. La empresa estadounidense Advance Cell Technologies (ACT), una de las que pugna por desarrollar terapias basadas en células madre, basa muchas de sus propuestas terapéuticas en este tipo de células madre para obviar el rechazo de diversos sectores contrarios a tecnologías que supongan la destrucción de embriones humanos.

Pero por si todo esto no fuera poco, recientemente se ha producido un importante revés en el desarrollo de las terapias basadas en el uso de células madre embrionarias. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, dictaba sentencia el pasado 18 de Octubre en el caso que enfrentaba a la organización ecologista Greenpeace con el neurocientífico alemán Oliver Brüstle, de la Universidad de Bonn. Este científico había solicitado la concesión de una patente hace años, en 1999, de métodos que permitían diferenciar células madre embrionarias a células precursoras neurales, del tipo de las que en los organismos adultos serían capaces de dar lugar a las células adultas especializadas del sistema nervioso.

Esa patente fue cuestionada por Greenpeace como contraria al derecho europeo que regula el uso de material biológico y protege a los embriones humanos contra su comercialización, y el tribunal de patentes alemán decidió revocar la patente en el 2006. Cuando el científico alemán recurrió la decisión, la justicia alemana decidió acudir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que se pronunciase al respecto.

La Directiva comunitaria afectada por el litigio es la 98/44, relativa a la protección por patente de material biológico, en donde hay un artículo (el artículo 6) que dice literalmente (en su apartado 2, letra c) que no será patentable “la utilización de embriones humanos con fines industriales o comerciales”. El científico alemán se escudaba en que él no trataba de patentar el uso de un embrión, si no un método aplicable a células embrionarias existentes para dirigir su diferenciación hacia un tipo celular concreto. Por su parte, Greenpeace, sostenía que la obtención de una célula madre embrionaria, imprescindible para poner en práctica el método a patentar, implicaba necesariamente el uso de un embrión, por lo que se estaría infringiendo el artículo 6 de la directiva.

Lo que este tribunal ha dictaminado es que:

1)      Constituye un “embrión humano” todo óvulo humano a partir del estadio de la fecundación (está claro). No conforme con esa definición, la extiende también a todo óvulo humano no fecundado en el que se haya implantado el núcleo de una célula humana madura (tipo oveja Dolly, ¿la recuerdan?), y a todo óvulo humano no fecundado estimulado para dividirse y desarrollarse mediante partenogénesis. El problema es que tanto el proceso de transferencia nuclear de célula somática (el empleado en la generación de la oveja Dolly) como la estimulación partenogenética, no generan embriones viables humanos. Resulta extraño considerar persona humana “algo” que no podría nunca llegar a desarrollarse como tal.

Pero hay una consideración importante más. El tribunal expresa su dictamen con claridad con respecto al concepto de embrión humano, pero cuando hace referencia a la consideración que deben tener las células madre embrionarias establecidas en cultivo ya existentes, las que la patente necesitaría utilizar, el tribunal pasa la pelota a los tribunales nacionales. De un modo que recuerda a un famoso pronunciamiento “Marxista” (por Groucho, no Karl) el tribunal declara:

–        Corresponde al juez nacional determinar, a la luz de los avances de la ciencia, si una célula madre obtenida a partir de un embrión humano en el estadio de blastocisto constituye un “embrión humano”.

2)      La exclusión de la patentabilidad en relación con la utilización de embriones humanos con fines industriales o comerciales contemplada en el artículo 6, también se refiere a la utilización con fines de investigación científica, pudiendo únicamente ser objeto de patente la utilización con fines terapéuticos o de diagnóstico que se aplica al embrión y que le es útil.

3)      El artículo 6 excluye la patentabilidad de una invención cuando la información técnica objeto de la solicitud de patente requiera la destrucción previa de embriones humanos o su utilización como materia prima, sea cual fuere el estadio en el que éstos se utilicen y aunque la descripción de la información técnica reivindicada no mencione la utilización de embriones humanos. Es decir, que no es válido aducir que uno intenta patentar un método que debe aplicarse a unas células, sin hacer mención a qué células y obviando de donde han salido esas células (del embrión), por muy lejos que se encuentren ahora mismo de ese embrión original. Vamos, que no nos saltamos la legislación simplemente no mencionando al embrión.

Parece evidente que la legislación de protección del embrión humano tenía como objetivo original impedir que se produjesen embriones con el único objetivo de su utilización comercial, lo que resulta a todas luces comprensible. Pero no parece tan claro que emplear líneas celulares establecidas previamente en cultivo a partir de embriones procedentes de excedentes de clínicas de fertilidad, o de células aisladas sin causar la destrucción del embrión, pueda estar sujeto al mismo control restrictivo de su uso. En este sentido, parece que el Tribunal de Justicia de la UE deja abierto a la interpretación del juez nacional determinar si una célula madre embrionaria es equiparable a un embrión humano.

La decisión más relevante relativa a la patentabilidad de invenciones basadas en células ES se produjo por parte de la Oficina Europea de Patentes (EPO) en el conocido como caso WARF (caso G 02/06). En ese caso, la EPO resolvió en contra de la Fundación de Investigación Alumnos de Wisconsin (WARF, la oficina de transferencia de tecnología de la Universidad de Wisconsin en Madison) quienes habían solicitado la patente EP0770125 relativa al uso de células ES de primates.

Lo que en aquel momento se decidió fue que las invenciones cuya explotación implicaban la destrucción del embrión no podían ser objeto de protección por patente por ser contrarias a la Regla 28(c) del Convenio de la Patente Europea (que es una trasposición del artículo 6(2)(c) de la directiva 98/44). Desde entonces, la EPO permite patentes de invenciones con células madre humanas basadas en líneas establecidas de ES con el requisito de que en el momento de la solicitud de patente, dichas líneas establecidas de ES ya fuesen disponibles, o hubiesen sido obtenidas empleando tecnologías que permitiesen aislar las células ES sin destruir el embrión.

Sin embargo, tras esta decisión del Tribunal de Justicia de la UE y pese a que la EPO no está obligada a ceñirse a las decisiones de este tribunal, lo más probable es que dado el principio de mutua consideración, la EPO acepte seguir esta misma doctrina en sus futuras decisiones. Más aún, los cientos de patentes europeas ya concedidas por la EPO relativas al uso de células ES humanas tendrían un alto riesgo de ser anuladas por los juzgados nacionales en el caso de que terceros (¿Greenpeace por ejemplo?) iniciasen procedimientos de nulidad.

Sea como fuere, lo que parece claro es que esta decisión judicial ha levantado ampollas en muchos científicos del área de las células madre (ver por ejemplo las páginas del Consorcio Europeo EuroStemCells, o de la Sociedad Internacional para la Investigación con Células Madre, ISSCR), puesto que parece poner un importante obstáculo en el camino del desarrollo de futuros procedimientos terapéuticos de estas células.

Es obvio que la posibilidad de explotar económicamente los procedimientos y tecnologías que pudieran derivarse de estas investigaciones es un potente motor que empuja la investigación en este (y en cualquier otro) área.

La sociedad ha demandado siempre de los científicos (con razón) que sus avances se traduzcan de manera eficaz y lo más rápidamente posible en productos, tecnologías o procedimientos que supongan un beneficio y reviertan en el bienestar de la sociedad que los financia. Difícilmente podrá hacerse algo así en un área que parece estar seriamente limitada desde el punto de vista legal, en la capacidad de proteger la propiedad industrial de sus investigaciones.

————————
Para leer más:

- Comunicado de prensa del Tribunal de Justicia de la UE dando a conocer la resolución del tribunal.
- Texto íntegro de la sentencia.
- La directiva europea 98/44/CE, relativa a la protección relativa a la protección jurídica de las invenciones biotecnológicas, completa.

51 Comentarios

Participa Suscríbete

Javi Recetas

Creo que algo que va a ser destruido debería ser aprovechado para ayudar a la ciencia a avanzar para solucionar problemas graves que sufren muchas personas. Otra cosa son los intereses económicos que se esconden detrás y que veo difícil de evitar.

Un saludo.

lulu-cestmoilulu-cestmoi

Muy señor mio: el cuerpo que usted viste va a ser igualmente destruido tarde o temprano (ambos esperamos que tarde), y eso no justifica a que nadie experimente con el. La experimentación científica debe tener límites.

lulu-cestmoilulu-cestmoi

Creo que ambos hemos dejado claras nuestras posiciones… pero si triunfa la tuya, me pido “ulti”

MarcialMarcial

De dejar claras tu posición, nada. Responde a Javi Recetas y a Irreductible e iluminanos a los tres: ¿qué limites?

0 (0 Votos)
GoryxeGoryxe

Ya, pero llegado el caso que a tu muerte( o lo que es lo mismo destruccion de los embriones) se pudiera obtener X elemento que ayude a por ejemplo curar el cancer? Seria malo? Que diferencia eso de donar un organo? Yo no la veo. Un embrion termina el tiempo util y ha de ser destruido, pues antes “dona” las células madre. Al igual que una persona con digamos muerte cerebral dona los organos antes de morir.

lulu-cestmoilulu-cestmoi

Más bien… si llegado el caso de que estas en pleno proceso de crecimiento, llega un “salao” y te saca el hígado para obtener cualquier otro beneficio.

lulu-cestmoilulu-cestmoi

Como complemento, es absurdo seguir “vendiendo la moto” de las células madre embrionarias cuando, frente a los avances increíbles que se han obtenido a partir de células madre adultas, los conseguidos con la destrucción de embriones son, como en el chiste, uno o ninguno.

Ford PrefectFord Prefect

Al margen de que eso es más que discutible….

¿Tenemos que dejar de comer pollo solo porque hay más gente que come cordero?

Si es que hay algunos razonamientos que son para enmarcar, oiga.

lulu-cestmoilulu-cestmoi

Podemos plantearlo en plan concurso: Nombreme los 3 principales avances logrados con células madre embrionarias frente a los demostrados y grandioso avances con las adultas:

1.- Matar ratas de laboratorio
y 2.- … esto…

Ford PrefectFord Prefect

A ver, lo dije más abajo y lo epito aquí: En este punto no hay limitación alguna, ni en la directiva ni en la sentencia, que afecte al ámbito de la investigación ni del uso clínico.

Lo que limita la directiva es la patentabilidad.

AbraxasAbraxas

Voy a hacer de abogado del diablo, y es que estoy muy en contra de todo este tipo de patentes. En mi experiencia, cuando alguien desarrolla una técnica muy novedosa y efectiva, pueden pasar dos cosas:

1ª) Que la técnica sea algo obvio y que, si no están ya utilizando en otros sitios, pronto lo harán. Con lo que la patento para sacarme unos euros extra de forma gratuita.

2ª) Que sea una técnica muy compleja y elaborada, en cuyo caso lo último que quiero es publicarla para mantener una ventaja respecto a mis competidores.

Por eso prefiero que no se permitan este tipo de patentes. Patentar un cacharro o un medicamento me parece perfectamente razonable, patentar un proceso… demasiado delicado.

Ford PrefectFord Prefect

Manuel, creo que hay párrafos en los que confundes claramente con la patentabilidad con el uso legítimo de las técnicas. Por ejemplo, en el párrafo junto a la foto del mazo.

Nada dice la directiva ni la sentencia sobre el uso comercial, para el cual obviamente no se precisa de una patente. La directiva (y la sentencia) solo establece que no son patentables. O sea que, comercial o no, esas técnicas son de uso libre ya que nadie puede atribuirse su propiedad.

fuentedelaeternajuventud

Ford Prefect, efectivamente, aclarar que la decisión de que no se puede patentar no implica que no se pueda comercializar. Del mismo modo, aclarar que lo que se ha producido es una decisión judicial, no un cambio en la legislación o en la política de inversión científica.
Ahora, ¿de dónde procede la facilidad con la que ambas cosas pueden confundirse? Pues de que están muy relacionadas. Veamos.
La no patentabilidad de un procedimiento o técnica (no digamos ya de un producto biológico) impide en la práctica su uso comercial. ¿Conocemos algún procedimiento o técnica explotado comercialmente que no esté sujeto a patente? ¿Existe alguien dispuesto a desarrollar un nuevo procedimiento sin la perspectiva de protección de la propiedad industrial (que no intelectual) de su desarrollo? Si nadie está dispuesto a hacerlo, ¿se hará? La sociedad demanda de manera clara y decisiva que las investigaciones tengan un desarrollo final aplicado, protegido en forma de patente. ¿Se hará entonces investigación que no puede conducir a patente?
Con respecto al segundo aspecto, si una decisión judicial dice que no es posible patentar una técnica o procedimiento que implique el uso de células derivadas de un embrión humano, ¿no podría esto provocar un cambio en la legislación que regula estas investigaciones? Las agencias que deben financiar estas investigaciones (públicas y privadas), ¿decidirán seguir empleando recursos en investigaciones que no pueden conducir a patentes?
Es un debate complicado, pero creo que una pista importante de las consecuencias de esta decisión la ofrece la posición de la inmensa mayoría de científicos dedicados al área de células madre.

Ford PrefectFord Prefect

“¿Conocemos algún procedimiento o técnica explotado comercialmente que no esté sujeto a patente? ”

La inmensa mayoría. Vamos, la práctica totalidad de las cosas que compras y los servicios que contratas no están patentados.

“¿Existe alguien dispuesto a desarrollar un nuevo procedimiento sin la perspectiva de protección de la propiedad industrial (que no intelectual) de su desarrollo?”

Casi todo el mundo.
Yo no se en donde trabajáis vosotros ni con quién, pero preguntar cosas como estas es de traca. La gente trabaja por un sueldo. Si trabajara por el incierto retorno de una supuesta patente tendrían que dejar de comer.

¿Tu no has oído hablar del software libre, por ejemplo?

“La sociedad demanda de manera clara y decisiva que las investigaciones tengan un desarrollo final aplicado, protegido en forma de patente.”

Hombre claro. Ahora que estamos en campaña electoral, este es precisamente el centro de todos los debates.

¡Si es que a veces tiene uno que leer cada cosa, leñe!

Pues va a ser que no, oye, que la sociedad no reclama nada parecido a que la investigación tenga un desarrollo final aplicado.

Y de que tenga que ser en forma de patente … en fin, el 90% del personal ni sabe lo que son, ni mucho menos lo que implican.

“Es un debate complicado, pero creo que una pista importante de las consecuencias de esta decisión la ofrece la posición de la inmensa mayoría de científicos dedicados al área de células madre.”

¿Sí? ¿Y cual es esa opinión?
Porque yo no soy científico, pero trabajo en patentes, en gestión de la innovación … y no tengo ni idea de lo que opinan de esta sentencia.

A lo mejor tu nos lo puedes contar. :-)

aaaa

Pues yo también trabajo en patentes y tengo una visión distinta a la tuya.

“¿Conocemos algún procedimiento o técnica explotado comercialmente que no esté sujeto a patente? ”

La inmensa mayoría. Vamos, la práctica totalidad de las cosas que compras y los servicios que contratas no están patentados.

Hay que distinguir entre empresas innovadoras (de las que en España no estamos precisamemt sobrados) y empresas que se dedican a copiar lo que hacen otros. Las empresas innovadoras protegen (por patente o por otros títulos de propiedad industrial e intelectual) todo lo que hacen. Las empresas que copian pues no, porque o bien se esperan a que caduque la protección de las patentes o juegan con artimañas legales para evitar la infracción. En cualquier caso, las patentes (y otros títulos de propiedad industrial) están en prácticamente todos los sectores del comercio. Simplemente pasan desapercibidos para el consumidor final.

“¿Existe alguien dispuesto a desarrollar un nuevo procedimiento sin la perspectiva de protección de la propiedad industrial (que no intelectual) de su desarrollo?”

Casi todo el mundo.
Yo no se en donde trabajáis vosotros ni con quién, pero preguntar cosas como estas es de traca. La gente trabaja por un sueldo. Si trabajara por el incierto retorno de una supuesta patente tendrían que dejar de comer.

Esta claro que la gente trabaja por un sueldo, pero ese dinero viene de algún lado. En las empresas, el dinero viene de los inversores, y si esos inversores han metido dinero en la empresa es porque esperan tener un producto en el mercado y tener el monopolio de explotación. Te aseguro que nadie invierte en una tecnología, por muy promtedora que sea, si no tiene expectativas de tener la exclusividad sobre la misma.

Otra cosa es el sector público, donde hay muchos científicos que investigan sobre el sexo de los ángeles sin rendir cuentas a nadie, ni siquiera al Estado que es el que financia sus investigaciones. Hasta que punto nos podemos permitir eso en España es una cuestión interesante, pero ese es otro debate.

¿Tu no has oído hablar del software libre, por ejemplo?

“La sociedad demanda de manera clara y decisiva que las investigaciones tengan un desarrollo final aplicado, protegido en forma de patente.”

Hombre claro. Ahora que estamos en campaña electoral, este es precisamente el centro de todos los debates.

¡Si es que a veces tiene uno que leer cada cosa, leñe!

Pues va a ser que no, oye, que la sociedad no reclama nada parecido a que la investigación tenga un desarrollo final aplicado.

Y de que tenga que ser en forma de patente … en fin, el 90% del personal ni sabe lo que son, ni mucho menos lo que implican.

Estoy en parte de acuerdo con Ford Prefect. La sociedad no demanda un desarrollo final aplicado de las investigaciones. Pero esto, en mi opinión es por ignorancia o dejadez, porque esa misma sociedad está financianado con sus impuestos una serie de investigaciones (las del sector público se entiende), y lo suyo sería que esa misma sociedad exigiese a los científicis que rindiesen cuentas de en que se han gastado el dinero que se les ha asignado. Pero habiendo futbol en la tele, a nadie le importan estas cosas.

Lo de las patentes es otra cosa, porque estamos acostumbrados a la cultura del gratis total y a nadie le gusta pagar un sobreprecio para retribuir a las empresas innovadoras y no se dan cuenta que sin ese monopolio sobre la explotación ninguno de esos desarrollos acabarían en el mercado.

“Es un debate complicado, pero creo que una pista importante de las consecuencias de esta decisión la ofrece la posición de la inmensa mayoría de científicos dedicados al área de células madre.”

¿Sí? ¿Y cual es esa opinión?
Porque yo no soy científico, pero trabajo en patentes, en gestión de la innovación … y no tengo ni idea de lo que opinan de esta sentencia.

Yo tampoco tengo claro lo que opinan sobre la sentencia.

Ford PrefectFord Prefect

aa, te sugiero que vayas a la OEPM

http://www.oepm.es/es/invenciones/index.html

y busques, una por una, a las 35 empresas del IBEX a ver cuantas patentes tienen.

Quienes trabajamos en esto de la innovación solemos pensar que nuestro negocio es el ombligo del mundo y que vamos a salvar el universo de… de lo que sea cada uno crea que el universo debe ser salvado.

Hay mucha vida más allá de las patentes, mucho modelos de negocio, muchas formas de desarrollo que no requieren que alguien tenga propiedad exclusiva de … ¿Sobre que estábamos hablando?

El origen de los derechos sobre las propias invenciones es bien sensato y ha funcionado bastante bien durante décadas para fomentar la inversión y rentabilizar las inversiones, tanto social como economicamente.

Pero creo que estaremos de acuerdo en que, en la escala de valores, hay cosas muy por encima del ROI. Y también en que la inversión privada no es, ni de lejos, la única forma de financiar la investigación. Y ni siquiera es la más importante.

Y, para que lo vamos a negar, la propiedad industrial e intelectual se han extendido a límites, tanto temáticos como temporales, que en muchos ámbitos se ha convertido en simple pillaje.

+2 (0 Votos)
fuentedelaeternajuventud

Creía que era evidente que me refería al ámbito de desarrollo de nuevas terapias, medicinas, etc. No creo que sean la inmensa mayoría las que no se protegen. Te diría, de nuevo, que prácticamente todo se protege por patente. Y que esos desarrollos de la industria farmacéutica y biotecnológica se realizan con una perspectiva clara de protección y explotación.
Con respecto a la opinión de los investigadores del área de ES, ya incluí en el artículo los links a la opinión mostrada por el Consorcio Europeo EuroStemCells, o de la Sociedad Internacional para la Investigación con Células Madre, ISSCR.

aaaa

Aunque la sentencia se ha emitido en relación a un litigio en materia de patentes y solo debería de sentar jurisprudencia a la hora de interpretar la directiva comunitaria sobre la patentabilidad de material biológico, lo cierto es que la sentencia va más allá y se atreve a definir lo que es un embrión.

Esta definición puede ser aplicada en futuros litigios no solo en materia de patentes, sino en otros ámbitos del derecho. Sobre todo porque según la sentencia, un embrión es cualquier óvulo fecundado mientras que la legislación de algunos países relativa a la investigación sobre embriones humanos hace distinciones entre embriones de más y menos de 14 días desde la fecundación. Con la sentencia en la mano, alguien podría recurrir esta ley argumentando que no hay base jurídica para distinguir entre embiones de más y menos de 14 días y que no solo no se puede patentar, sino que no podría investigar con embriones humanos en ningún estadio de su desarrollo.

Por tanto, creo que aunque la sentencia procede del ámbito de la propiedad industrial, puede tener repercusión de forma general en todo el marco legal que regula la investigación con embriones.

Ford PrefectFord Prefect

No es que la sentencia se atreva a definir lo que es un embrión, simpemente es que es necesaria esa definición para dirimir si la patente cae dentro de la directiva comunitaria o fuera. Por otra parte, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea es el UNICO competente para interpretar la legislación comunitaria, así que llamar a eso atrevimiento está fuera de lugar.

Por tanto la definición de embrión, por supuesto, será usada en otras litigios posteriores, pero no se que tiene que ver que sea o deje de ser un embrión con que el embrión tenga más o menos de 14 días.

aaaa

En algunas legislaciones, por ejemplo la británica, al embrión de menos de 14 días no se le considera embrión, lo que permite que pueda ser usado en investigación.

Ford PrefectFord Prefect

Supongo que te das cuenta de la contradicción de lo que dices.

Pero en fin, que una cosa es lo que se puede hacer o no con un embrión de menos de 14 días; y otra muy distinta lo que es o deja de ser un embrión.

Y aunque algunas normal locales resultaran ser contrarias la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la UE tampoco pasaría nada extraño. Una semana sí y otra tambien pasan por los parlamento nacionales modificaciones de leyes y reglamentos “para adaptarse a tal o cual directiva comunitaria”.

0 (0 Votos)
fuentedelaeternajuventud

Ford Prefect, creo que es un atrevimiento que el tribunal decida definir lo que es un embrión humano para dirimir si se puede patentar un procedimiento de diferenciación neuronal, y que lo haga en contra de toda la evidencia científica, creando más problemas técnicos que resolviéndolos.
Definir como embrión humano algo que jamás podría desarrollarse en un ser humano creo que es un atrevimiento.

Zore

La propiedad intelectual últimamente está demostrando ser más un cáncer que una ayuda.

Y me jode un huevo porque esto me toca de cerca, que conozco a una persona que está esperando como agua de mayo la terapia génica y eso de que el desarrollo de una investigación dependa de que el resultado se pueda patentar me parece una puta aberración.

Ford PrefectFord Prefect

Es cierto, pero menos.

Esa diferenciación se hace en España y otros países europeos. En la legislación angosajona llaman Intelectual Property Rights (IPR) a todo.

Por eso les costó poco parir ese engendro llamado “patentes de sofware”, entre otras cosas.

GoryxeGoryxe

Si, las patentes son muy malas y un cancer, lo peor de la ciencia…lo de siempre pero imaginen que ustedes son un grupo de científicos, tras muchoas años de estudios se graduan en biologia, bioingenieria o lo que sea, tras mucho esfuerzo y muchos años mas de esfuerzo, trabajo y dedicación descubren algo tipo esto, una cura para el cancer, sida, etc. Pero les dicen que si, que esta muy bien pero que no va a obtener beneficio porque eso no se puede patentar… Volverian a investigar? Harian todo ese esfuerzo para nada? No seamos hipócritas, TODOS nos esforzamos por un fin y el económico es uno de ellos, es más sin esos ingresos no se pueden realizar nuevas investigaciones.

Devils AdvocateDevils Advocate

Que hay muchos científicos trabajando por cuatro duros por amor al arte lo sabemos todos. Que los proyectos largos e inciertos (paga secuenciadores, termocicladores, microscopios, incubadores, estufas, campanas,… además de los fungibles) no se pagan sólos, también. A la empresa privada sólo vas a poder atraerla si en el campo se puede ganar pasta.

Ford PrefectFord Prefect

Ya, entonces no es pasta para los científicos (que es lo que dijo Goryxe, que no debe saber que los científicos cobran un sueldo como cobramos los demás) sino pasta para las empresas ¿es eso?

Porque si es eso, en ningún lugar dice que no se pueda ganar pasta, lo que dice es que ese conocimiento no puede ser propiedad exclusiva de nadie. Punto.

Así que no se dónde está el problema. De hecho la mayor parte de las empresas de esta parte del universo ganan dinero sin necesidad alguna de patentes de ningún tipo.

fuentedelaeternajuventud

Lo que dice el tribunal es que nadie puede ganar pasta protegiendo conocimiento que implique, aunque sea remotamente, material biológico que en algún momento estuvo relacionado con el embrión humano, porque no es ético intentar explotar económicamente “la vida humana”.

0 (0 Votos)
AbraxasAbraxas

Las patentes tienen su lugar. Como ya he dicho, lo que se suele patentar no suele ser el fruto de un montón de años de estudios, trabajo, ensayos, etc. Lo que se patenta suele ser la solución directa a un problema que nadie o casi nadie se ha plateado aún. El fruto de tantísimo esfuerzo se suele proteger como secreto industrial, porque da mucho más dinero y ventaja respecto a los competidores. Se patentan ideas y procesos cuando has sido el primero en llegar, para poner barreras a los que vengan detrás de ti.

PD: El 99.99% de los científicos desarrollan toda su vida laboral sin hacer ni una sola patente que le de beneficios a nadie.

Ford PrefectFord Prefect

Lo puedes incluso ampliar:

El 95% de las patentes registradas en la OEPM no generan ni un céntimo en royalties.

No tengo a mano la cita, pero está en uno de los últimos informes dela OEPM.

Así que, de facto, ese 95% de patentes solo está bloqueando el conicimiento que contienen, entorpeciendo la innovación.

doctormapachedoctormapache

Los científicos NO SE LLEVAN EL DINERO DE LA PATENTE, son las empresas lo que lo hacen.

Ford PrefectFord Prefect

Si los científicos trabajan para la una empresa, lo usual es que los científicos no cobren de los royalties de la patente (aunque no hay nada que lo impida) ya que se trata de una invención laboral, que legalmente es propiedad de la empresa.

Los científicos del sector público sí pueden cobrar una parte de lo royalties, según lo que establezcan los estatutos de su institución.

José´Luis Ibañez gonzalezJosé´Luis Ibañez gonzalez

Yo opino que todo aquello que resulte de la ciencia en beneficio de la umanidad, debiera ser protegido y apoyado, por todos los gobiernos

AFLAFL

Me gustaría que alguien me dijera por qué, como mujer, puedo abortar no sólo mis embriones si no también mis fetos, pero no puedo donarlos para que se estudie con ellos. Todos los años miles de embriones y fetos se abortan legalmente pero no se puede estudiar con células madre porque es inmoral. El mundo está lleno de contradicciones… En fin.

ketouketou

De contradicciones no es todo el mundo.. hay países que consideran ilegal el aborto…

ahora, para solventar tal contradicción, 1 de 2, o se utilizan los mismos conceptos del aborto para legalizar el estudio, o los mismos conceptos del no experimentar con los embriones, para ilegalizar el aborto.

FBRFBR

Nadie está hablando de prohibir la investigación con los embriones que dones, ni prohibirte donarlos. Se está hablando de la prohibición de patentar metódos de obtención de celulas precursoras a partir de esos embriones. Tengo que agradecerle todo lo dicho por Ford Prefect en es hilo, porque ha expresado algo que llevo pensando desde hace mucho tiempo: La propiedad industrial e intelectual está llegando al absurdo (y aquí incluimos los derechos de autor). Aquí se trata de que unos cuantos puedan vivir de alguna idea buena o incluso genial, que encima la mayoría de las veces se la habrán comprado a otro o será de un empleado, y no tener que dar golpe el resto de sus días.
Que se retribuya la investigación me parece ¿o nadie se ha parado a pensar que esas patentes que consideran acicates, son tambien trabas para los que no las poseen e investigan en el mismo campo?

FBRFBR

No se porque mi último párrafo aparece cortado:
Que se retribuya la investigación me parece perfecto y necesario, pero es que con la concesión de tantas patentes se está entorpeciendo; ¿o nadie se ha parado a pensar que esas patentes que consideran acicates, son tambien trabas para los que no las poseen e investigan en el mismo campo, y sirven para desviar fondos hacia las manos de los propietarios intelectuales, que encima no serán ni los investigadores, sino más bien las corporaciones?. Sirva como ejemplo lo que ocurre en otros campos de la propiedad intelectual más próximos “al vulgo”: ¿quien está cobrando derechos por las canciones de los Beatles?

fuentedelaeternajuventud

El tribunal no hace mención a ninguno de estos puntos que comentas. Solo dice que no es ético trabajar con algo que haya estado en el algún momento en la línea de desarrollo del ser humano.

FBRFBR

Creo que te contradices con lo que escribes más abajo.

0 (0 Votos)
fuentedelaeternajuventud

Desgraciadamente no he tenido ocasión de entrar a comentar por aquí puntualmente. Intentaré hacer algún comentario aunque sea algo tarde.
Primero de todo me gustaría aclarar que soy investigador y desarrollo mi actividad de investigación en un organismo público de investigación. No tengo ninguna relación con empresas privadas de biotecnología, farmacéuticas, o de ningún otro tipo para el caso. No poseo patentes registradas, para mi desgracia y demérito de mi carrera científica, puesto que en la evaluación de la trayectoria científica personal por los organismos públicos (al igual que ocurre con la trayectoria de los institutos de investigación) se valora positivamente ese apartado. Es decir, no defiendo intereses personales.
He observado que en gran medida el debate que se ha suscitado incide sobre la ética de las patentes en general, y sobre la protección de la propiedad industrial en el caso de tecnologías y aplicaciones médicas en particular. Se hace rápidamente referencia a las compañías farmacéuticas (probablemente el sector más odiado y que levanta mayores suspicacias del mundo en la actualidad), obviando que el investigador implicado en este caso realiza su labor en un centro público de la Universidad de Bonn, Alemania. Es sin duda un debate muy importante, pero el tribunal de justicia europeo no ha invalidado la patente por estar en contra de la protección de la propiedad industrial ni por ninguno de los motivos aquí expuestos en contra de las patentes.

fuentedelaeternajuventud

Muchos comentarios hacen referencia a que la decisión judicial en cuestión únicamente impedía la protección por patente de unas investigaciones, pero no el desarrollo comercial de las mismas, ni mucho menos la financiación ni el planteamiento de dichas investigaciones. Desgraciadamente el panorama para muchos científicos no es tan halagüeño. Esta decisión judicial establece una definición de embrión humano increíblemente restrictiva y errónea, que puede ser usada como referencia posteriormente para legislar, y decide declarar no patentable cualquier técnica, procedimiento o material biológico derivado del uso de células madre embrionarias por muy lejano que el material a emplear se encuentre hoy en día de su presencia en embriones. Declarar que cualquier cosa que haya formado parte de “algo” que hubiese podido, llegado el caso, derivar en un ser humano, o incluso aunque biológicamente hubiese sido imposible su desarrollo en ser humano, es un ser humano, es ciertamente una chapuza y una metedura de pata. Llega a extremos de pensamiento mágico, del tipo del rechazo que muchos sentirían a vestir las ropas que hayan sido usadas anteriormente por un terrible asesino pese a estar perfectamente lavadas y desinfectadas, o a habitar una casa en donde se haya producido un crimen. Un tribunal de justicia no puede basar sus decisiones en el pensamiento mágico que otorga a cualquier material biológico derivado de un ser humano características humanas. Que Greenpeace piense así es su problema, pero que un tribunal lo reconozca y asuma, creo que es muy sorprendente. Defender que proteger bajo patente el desarrollo de un procedimiento médico basado en el uso en alguno de sus pasos de material que en algún momento fue derivado de un ser humano, es lo mismo que comerciar con un ser humano y por tanto es denigrante para la persona, es algo propio de ese pensamiento mágico, característico de organizaciones religiosas y por lo que parece también asumible por organizaciones como Greenpeace.
Ese es el planteamiento defendido por el tribunal de justicia de la UE, no que no se deban proteger por patente tecnologías o aplicaciones médicas porque entorpecen la investigación o porque no son justas para la sociedad. Es simplemente una cuestión ética.

fuentedelaeternajuventud

Ahondando más en las consecuencias derivadas de esta decisión, se prohíbe la protección bajo patente de invenciones que tengan que ver con embriones humanos porque se considera no ético. Eso es tanto como condenar la investigación en esta área en Europa, puesto que no permite asegurar una explotación comercial eficaz de la invención (echando para atrás a cualquier empresa biotecnológica), siembra importantes dudas sobre la legalidad y adhesión a normas éticas de estas investigaciones (posicionando esta investigación en los márgenes de la legalidad), y supone un importante freno para la financiación por parte de organismos públicos y privados de más investigación en esta área.

Jesús R.

Dices en el artículo que:

“Parece evidente que la legislación de protección del embrión humano tenía como objetivo original impedir que se produjesen embriones con el único objetivo de su utilización comercial, lo que resulta a todas luces comprensible.”

¿Por qué resulta a todas luces comprensible? ¿Qué problema hay en que se produzcan embriones comercialmente? En esas fases iniciales el embrión no es más que un conjunto de células sin sistema nervioso, consciencia ni nada remotamente parecido. Para mí la posibilidad de vender embriones es igual que donar sangre o esperma.

fuentedelaeternajuventud

Muchas gracias por tu excelente comentario Jesús R. Esa diferenciación que muy bien has identificado y has sabido explicar con elocuencia, es lo que intenté explicar en mis entradas con menor éxito o acierto. Aún así, esa pretendida justificación de la posición de Greenpeace basada en asuntos de defensa del libre acceso a métodos o procesos es muy matizable. Realmente (según he creído entender yo) su postura, al menos en este caso, es la de enfrentarse a las solicitudes de patente que en su visión tratan de adueñarse de “la vida”. Ahí entran en coincidencia con el juez, desde dos aproximaciones filosóficas distintas desembocan ambas en emplear el pensamiento mágico de atribuir “vida” a cualquier producto biológico camino de poder llegar, o haber podido llegar a ser “vida”. Como bien dices, esa definición debería dejarse de interpretaciones filosóficas y atender más a criterios empíricos y al conocimiento de la biología del proceso, porque además con los más recientes avances podemos terminar cayendo en inmensas incongruencias.
De nuevo muchas gracias y un saludo,
Manuel

9 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Las terapias basadas en células madre representan uno de los avances más prometedores en las nuevas tecnologías médicas.  Sin duda, como ocurre con todo nuevo descubrimiento, no están exentas de dificultades técnicas que pued…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>