¿Cómo etiquetamos un tomate?

Hace poco una genial entrada de Scientia sobre el etiquetaje de alimentos y su relación con la quimiofobia suscitó un apasionante debate. Por un lado queda claro que etiquetar como natural, libre de conservantes y colorantes realmente no quiere decir nada ni significa que sea mejor, a pesar que a muchos consumidores les reconforta encontrar esos términos en las etiquetas.

Tomates canarios y tomates kumato

También está el legítimo derecho de los consumidores a informarse y a saber lo que comen, por eso muchos exigen que se les informe si lleva algún aditivo o colorante, si se ha hecho con algún transgénico etc… asumiendo que estos compuestos por el simple hecho de ser artificiales (o no) pueden ser más tóxicos.

Si tenemos preocupación por nuestra salud, la normativa no puede basarse en términos como “natural” o “artificial”, ya que las propiedades de cualquier compuesto dependen de su composición, no de su origen.

Una normativa en términos de natural-artificial daría lugar a suponer unas propiedades que el producto no tiene. El calcio solo es calcio, venga de una mina o de la leche, por mucho que algunos fabricantes de yogurt se empeñen en diferenciarlos. Si no tuviéramos que especificar aditivos “naturales” podríamos poner boñiga de vaca o veneno de serpiente en la comida. Siendo consecuentes lo más normal sería exigir que si cualquier alimento que se venda tiene algún compuesto que ha demostrado ser cancerígeno o tóxico, esta circunstancia venga claramente definida en la etiqueta.

Pero volvamos a los tomates…

Un tomate no es un producto por sí mismo, sino que esta formado por células, que tienen, como todas las células, agua (mucha), proteínas, grasas, azúcares, ARN, ADN… hasta tiene genes en su composición. Si miramos más en detalle veremos que además de las moléculas fundamentales existen otras llamadas metabolitos, que es todo el conjunto de moléculas intermediarias de todas las reacciones químicas que tienen lugar en el interior de un organismo (eso que llamamos metabolismo).

Hay metabolitos muy frecuentes y que están presentes en casi todos los organismos, que son productos del metabolismo primario. Luego están los que son específicos de cada especie, o incluso de cada subespecie. Estos vienen del llamado metabolismo secundario. Estos metabolitos secundarios  son responsables que un melocotón de secano este más bueno que uno de regadío o que un tomate madurado en la mata esté más sabroso que si lo maduramos en cámara.

Existe una disciplina de la bioquímica llamada metabolómica que se dedica a descifrar toda la riqueza química de los sistemas biológicos. De hecho en el instituto donde trabajo hay un grupo, dirigido por Antoni Granell, que estudia la metabolómica del tomate. Por ejemplo, podemos coger un tomate cherry, meterlo en un tubo de vidrio cerrado y dejar que exhale su aroma. Luego inyectamos este olor de tomate en un cromatógrafo de gases y lo que encontramos es esto:

Compuestos obtenidos de la fracción volátil del tomate | (cortesía de A. Granell).

Parece complicada, pero la realidad todavía es peor, puesto que hay más de 200 compuestos que todavía no han podido ser identificados. De hecho si consiguiéramos descifrarlos todos y fuéramos capaces de mezclarlos en las mismas proporciones, el resultado final olería a tomate. Vamos al detalle. La mayoría de estos compuestos están catalogados como peligrosos (el etanol emborracha, la acetona es tóxica, y así con la mayoría), muchos también son cancerígenos. Si somos consecuentes y queremos que la etiqueta de un producto nos alerte de los posibles riesgos, o si contiene un compuesto cancerígeno o tóxico, un solo tomate debería ir con un prospecto similar a una doble página del Heraldo de Aragón…

¿Deberíamos asustarnos cuando comemos un tomate? Ni mucho menos. La dosis hace el veneno, beberse una botella de cualquiera de estos compuestos puede ser mortal, pero en las proporciones y cantidades (ínfimas) que están en el tomate solo aportan algo al sabor. Y esto que digo de los compuestos naturales del tomate pasa con la mayoría de los aditivos y compuestos que sirven para conservar la comida, por lo tanto, no nos asustemos y olvidemos la quimiofobia. La comida de los supermercados es segura… si no, no aumentaría la esperanza de vida.

77 Comentarios

Participa Suscríbete

Scientia

Gran post. ..como siempre.
He contado 58 compuestos químicos responsables del aroma del tomate más 200 no identificados. Por otra parte hay cientos de compuestos químicos no volátiles responsables de otras propiedades organolépticas, nutricionales y funcionales del tomate… sobran los comentarios.
Hace relativamente poco tiempo dirigí una tesis doctoral acerca de la percepción social de los consmumidores acerca de los nuevos alimentos. Hubo un dato que me preocupó enormemente en relación con el tomate: ¡¡Más de la mitad de los encuestados afirmaron que jamás consumirían un tomate que llevara genes!!
Todo esto lleva, inexorablemente, a una conclusión. Hacen falta campañas de información y educación nutricional que informen al consumidor sobre la composición y efectos del consumo de los alimentos.
Solamente de esta forma podremos ahuyentar el absurdo miedo existente acerca de la ingesta de determinados componentes de los alimentos.
Por supuesto que debemos exigir que se nos informe de la composición alimenticia.Tenemos todo el derecho del mundo a saber lo que comemos. Pero que no nos confundan con determinados eslogan o adjetivos que buscan más aumentar el número de ventas en base al desconocimiento del consumidor que el informar al mismo.
Una vez más, enhorabuena por este post.
Un saludo

bioamara

Me encanta un post así. Es otra demostración (científica) que revela que la composición de un producto natural puede tener moléculas potencialmente peligrosas.
Todo se resume perfectamente en la frase que has mencionado “La dosis hace el veneno”.

Como curiosidad, si la proporción de benzofenona fuera mayor que la de otros aldehídos presentes en la composición química del tomate (como el nonanal, octanal…) el tomate olería a rosas 😉

Un saludo

santisanti

Una precisión, “la dosis hace al veneno” no se aplica a los cancerígenos.
Los venenos tienen dosis umbral de toxicidad: una dosis por debajo de la cual no causan efecto.
Los cancerígenos no tienen umbral. La probabilidad de generar cancer es proporcional (más o menos) a la dosis, pero una exposición infima ya puede generar el cancer.

Leto AtreidesLeto Atreides

Sí y no, hay compuestos cancerígenos que si no llegan a cierto umbral no se metabolizan y no son absorbidos por el organismo. También hay cancerígenos que lo son en laboratorio, pero en la práctica es físicamente imposible que lleguen al lugar donde producen cáncer. Después están los que tu dices, por pequeña que sea la dosis pueden provocar cáncer, pero es tan pequeña la probabilidad debido, precisamente, a la dosis, que se asume nula.

kaltekalte

Tengo una duda sobre la frase “el calcio solo es calcio, venga de una mina o de la leche”.
He leido en un par de sitios (sobre todo paginas web sobre “alimentación sana”) que no es igual la asimilación de calcio por el cuerpo humano si el calcio proviene de vegetales, de la lecho o por ej. pastillas. Incluso algunos hablan que en “estado coloidal” el calcio se absorbe mejor.
Hay algo de verdad en esta afimación? Hay estudios empíricos al respecto?

AbraxasAbraxas

En la asimilación del calcio lo único que importa (o lo que más importa) es la vitamina D. Por eso cuando se hacen sustitutivos de la leche con soja, se le añade calcio Y vitamina D; o cuando enriquecen la leche con calcio también le añaden la susodicha vitamina.

El origen del calcio te da igual; una vez refinado de un mineral de calcio, de la leche o de un vegetal, lo que tienes es un montón de átomos con 20 protones en el núcleo, 20 neutrones en su mayoría (tal vez entre 2 y 8 más) y más o menos 20 electrones en sus orbitales. Da IGUAL de donde lo hayan sacado, un átomo de calcio es un átomo de calcio, son INDISTINGUIBLES.

futuramafuturama

A mi no me da igual si el calcio es de origen animal, vegetal o mineral. Yo evito comer carne, por lo que prefiero que sea de origen vegetal o mineral. También prefiero lo más ecológico y lo menos transgénico posible. No por salud, si no por razones políticas y económicas.
Hablas de que los alimentos en sí son seguros. No tienes en cuenta el uso que se le dé. Esto es como la energía nuclear. Es muy segura y eficiente, salvo que sea lowcost y la manejen unos rusos borrachos, o la hagan al lado del mar en una zona de tsunamis.

AbraxasAbraxas

Irrelevante. Si querías discutir sobre el origen de los alimentos, las motivaciones políticas, etc, no deberías responder a un post que simplemente pregunta sobre la “efectividad” del calcio según su origen.

No te lo tomes a mal, pero es que con tu mecanismo se empantana la discusión, hablamos de una cosa (las diferencia de propiedades del calcio según procedencia) y te sales por peteneras: no es productivo.

futuramafuturama

En parte tienes razón, si la discusión es sobre las propiedades no hay nada que discutir.

Pero sí que hay motivos cuando se habla del etiquetado (fíjate en el titulo del artículo).

Quiero saber el origen y el tipo de tratamiento de lo que me como.

+1 (0 Votos)
AbraxasAbraxas

futurama, no me estás entendiendo. No digo que hayas respondido al artículo incorrecto, digo que respondes al post incorrecto.

No digo que la discusión no encaje. Te voy a decir más, me parece una discusión interesante. Lo que no me gusta es que se mezclen las cosas, ya pasó en el artículo anterior y al final lo que se consigue es que los trolls puedan ir saltando de un tema a otro, se pierda el hilo inicial y con ello la esencia de una pregunta o comentario, con lo que difícilmente se puede sacar una conclusión.

Mi recomendación: Responde al artículo. Haz un post bien estructurado exponiendo tus ideas con la mayor claridad que te sea posible. Podremos entonces iniciar una discusión respecto a esos temas.

Pero me reitero, si alguien pregunta “¿Importa la procedencia del calcio a la hora de su aprovechamiento metabólico?”, yo respondo “No, no importa” y tú sales diciendo que sí importa porque tú eres vegano y no quieres saber nada de productos de origen animal, te estás saliendo de tema y de muy mala manera. Porque por muy vegano que seas, en lo que a la asimilación del calcio se refiere (cuestión original) a ti tampoco te importa.

+1 (0 Votos)
Claudi Mans

Curiosamente, como las “leches” de soja, que de forma natural no tiene casi calcio, suelen ser consumidas como sustituto de la leche, los fabricantes suelen suplementarla con compuestos de calcio. Pero como el mercado de consumidores de las “leches” de soja suele coincidir con el público vegetariano o vegano, no pueden añadirle “calcio de la leche” (tan valorado en cierta publicidad) sino calcio derivado de minerales (tan denostado por la misma publicidad). Suele ser fosfato de calcio.

ToñoToño

En la asimilación del calcio no sólo importa la vitamina D. Si fuese tan fácil, el problema de la osteoporosis hace mucho tiempo que estaría solucionado. Además, el origen del calcio sí importa porque el calcio no entra en el organismo como átomos de calcio, ellos solitos y felices, sino en forma de sales, y hay unas sales que son más biodisponibles y otras menos, es decir permiten mejor o peor que ese calcio participe en alguna ruta metabólica y se integre en el organismo.

AbraxasAbraxas

“En la asimilación del calcio no sólo importa la vitamina D”

En los paréntesis ya lo he precisado, no es el único factor pero sí es el más importante.

“Además, el origen del calcio sí importa porque el calcio no entra en el organismo como átomos de calcio, ellos solitos y felices, sino en forma de sales, y hay unas sales que son más biodisponibles y otras menos”

Apenas hay diferencias entre unas y otras cuando hablamos de nutrición. Por ejemplo, el suplemento de calcio más común viene en forma de carbonato cálcico, que tiene el mismo nivel de absorción que el calcio presente en la leche (fosfato de calcio, si mal no recuerdo).

Es decir, no, no importa. Lo fundamental es que ese aporte de calcio vaya acompañado con un aporte de vitamina D, que se metabolizará en la hormona responsable de la absorción del calcio por parte de los huesos.

PD: Como nota al margen, la deficiencia de vitamina D es una de las principales causas de la osteoporosis. Por si intentas lo mismo: no digo que sea la única ni que sea más importante que cualquiera de las demás, digo que es de las principales (por eso se insiste en su consumo en las campañas de prevención de la osteoporosis).

Leto AtreidesLeto Atreides

El problema, es que, por ejemplo, la leche que anuncian como calcio de la vaca (se supone que añadido al propio calcio de la leche) lo que suelen hacer es extraer el calcio de leche y para añadir a otra leche que es la que te vas a tomar finalmente. Por lo tanto, una vez extraído el calcio, te da igual que sea de leche de vaca que de una mina. Porque el problema de la asimilación es cómo combinan ese calcio para que te lo vuelvas a tomar. Si te lo tomas en pastillas, pues eso, no sirve de nada. Si te lo tomas con leche enriquecida con vitamina D también pues vale. Ahora, yo me pregunto, ¿qué hacen con la leche descalcificada? ¿La tirán con lo poco ecológico que es eso? ¿La venden como leche desnatada :P?

Mi dieta cojea

Eso no exactamente así, el origen de calcio no da igual.
No absorbe la misma cantidad de calcio si se encuentra en forma de carbonato cálcico, que citrato cálcico.

Pasa igualmente con el hierro, aunque un átomo de hierro es un átomo de hierro, en los alimentos está presente en moléculas, por eso no da igual su origen, ya que ferroso y férrico no tienen la misma absorción.

El hierro de un filete se absorbe mejor que el de una lenteja.

rodolfo langostinorodolfo langostino

tu mismo te estas contradiciendo. El calcio es igual venga de donde venga. el carbonato calcico es igual venga de donde venga y el citrato calcico es igual venga de donde venga. el error que cometes es comparar calcio con carbonato calcico o citrato calcico, cosa k no se hace en el post.

AbraxasAbraxas

Muy buen post, sin duda :-) Complementa estupendamente al post de crítica de Scientia y deja claros muchos conceptos que surgieron de su discusión.

De los mejores post de Amazings. Un tema MUY importante explicado con claridad y para todos los públicos. Enhorabuena :-)

gt7h1gt7h1

Pues si es un tomate producto de un cultivo en huerta, sería ambas cosas.

Me gusta mucho estas entradas, porque me ayuda a encontrar argumentos a la hora de discutir con mis amigos que se aferran a la distinción natural/artificial = bueno/malo. Muchas veces tengo la impresión de que lo que dicen no es correcto, pero no siempre sé por qué. Esta información me viene de perlas.

Antonio RenteroAntonio Rentero

Yo tb pensaba que la entrada iba a desvelarnos por fin el gran misterio de si el tomate es fruta, verdura, hortalilza o fiesta popular (véase Buñol).

Por cierto… ¿cantidades ínfimas? A ver si al final van a llevar razón los de la Homeopatía…

daviddavid

Gran post! 😀
una sugerencia:
Sería genial dar un pasito mas en Amazings, y realizar pequeños ensayos,test, vídeos o “mini documentales” para complementar la noticia o como algo aparte.
( sigo empeñado en ver un amazings tv )

Como siempre, gracias por el aporte ^^

@ramossonia

La información es algo necesario y fundamental. Creo que todos queremos información, pero la diferencia radica en qué es lo qué queremos que nos digas y qué queremos oír. Cierto es que en temas como la alimentación mucha gente escucha “medias verdades”. Todo el mundo es capaz de decir al menos un compuesto que sea “saludable” y la moda está en tomar antioxidantes, vitaminas, productos naturales o ecológicos sin pensar qué es lo que nuestro organismo necesita, sin pensar en que el fin del alimentarnos es nutrirnos y que cualquier alimento es un complejo conjunto de compuestos, tal y cómo expones más que claramente con el tomate.

Nadie quiere saber de la diferencia en composición y concentración de un tomate dependiendo de variedad, condiciones de cultivo, cosecha, tratamiento,…. sólo se quiere oír que es natural, no transgénico, y además que sea ecológico y a poder ser funcional y, en tiempos de crisis: barato!!

¿Queremos información? La hay, y mucha ¿la queremos oír? Si hay una etiqueta ¿la leemos? ¿sabemos qué implica cada uno de los compuestos que aparecen?

Además, si lo hacen que lo hagan bien…y una etiqueta no basta; qué te den un librillo con toda la composición concreta de cada uno de los tomates de la bandeja y de paso, referencias bibliográficas a libros de bioquímica y metabolismo y últimas investigaciones sobre el tema (por supuesto JCR)

Por cierto, buen post!!

Milú el BárbaroMilú el Bárbaro

Coincido con la mayor parte de comentarios, un post muy bueno, muy completo e instructivo. Además creo que el tono es perfecto, enseña a quien quiera leerlo, pero no enfada a nadie que piense lo contrario.

RicardRicard

Excelente post que, suscribo en su totalidad.
Precisamente estos dias estoy realizando una recopilación de información toxicológica sobre aditivos i contaminantes alimentarios. Tanto la utilización de aditivos alimentarios como de plaguicidas que puedan contaminar los alimentos está altamente regulada en el mundo occidental. La autorización de utilización de unos y otros requiere de una evaluación del riesgo toxicológico, comportanto decenas de estudios de todo tipo, in vivo e in vitro, en un proceso largo y costoso. Es más, la evaluación toxicológica es un continuum ya que la información epidemiológica post autorización se suma la anterior, pudiendo matizarla en el sentido de restringir o, incluso, prohibir un aditivo previamente autorizado.
Muchas veces lo que pasa es que el público confunde “riesgo” con “peligro”. El peligro se refiere a la existencia de una situación lesiva. El riesgo es la probabilidad de que se produzca esa situación. Dicho de otra manera: el riesgo es el grado de exposición a una situación de peligro. Sin exposición al peligro no hay posibilidad de lesión. El etanol es peligroso, pero el riesgo es negligible si se da en las cantidades que contiene el vino y se toma con moderación. Es decir: si la exposición se da en cantidades no tóxicas.
Estos conceptos son aplicables a casi todo en la vida: Atravesar una carretera conlleva el peligro de ser atropellado. Si no la cruzo el riesgo es nulo. Si la cruzo con precaución en un paso de cebra el riesgo es muy pequeño. Si cruzo una autopista en una operación retorno el riesgo de morir atropellado es altísimo.
Saludos cordiales.

Rafael LejurelRafael Lejurel

Con respecto a la evaluación del riesgo toxicológico de los pesticidas, debo decir que, estudiando una serie de revisiones de artículos científicos (peer reviewed), en uno de ellos (del 2006) se analizaba la diferencia en calidad (en su sentido amplio) entre productos agrícolas de orígen ecológico y convencional. Además era especialmente crítico con la agricultura ecológica, y sin embargo , reconocía que era prácticamente imposible hacer un estudio de toxicidad a largo plazo en bajas dosis. Con lo cual, a día de hoy y con la información que manejo para mí, todo el proceso (que efectivamente es largo y costoso) que realizan los organismos de control en EEUU y en la UE para evaluar los riesgos tiene una validez en el corto y medio plazo y para exposiciones agudas. En el largo plazo y dosis pequeñas, parece que todavía hay mucho que investigar.

Leto AtreidesLeto Atreides

El principal problema del largo plazo es que el tóxico se acumule y el organismo no sea capaz de desecharlo con suficiente rapidez hasta la siguiente dosis, por ejemplo, entre comidas con una verdura que se le ha aplicado pesticidas.

Y aunque es verdad, como tú señalas, que hay muchos problemas en hacer estudios a largo plazo, sí que es bastante fácil medir la calidad y esperanza de vida pues son datos estadísticos que, normalmente, los gobiernos aportan. También es relativamente fácil medir, in vitro, el tiempo que un compuesto pertenece en las células y ya en análisis de orina o de heces si ese compuesto se retira completamente o se va acumulando simplemente midiendo la diferencia entre la cantidad suministrada y la que se va excretando a lo largo del tiempo.

Si se sabe que un compuesto es tóxico en cierta concentración pero no se acumula en el organismo y no hay forma de consumirlo en esa concentración, entonces se presupone que no hay riesgos a largo plazo, cosa que hasta la fecha se ha confirmado en los pocos estudios a largo plazo realizados con varios compuestos.

OscarOscar

Una nota acerca de la esperanza de vida. Un factor tan importante o más que la alimentación es la higiene. Y también cómo se calcula y qué factores se tienen en cuenta para el cálculo. ¡Cuidado!

Respecto al tema, no sé cuánta información es suficiente, pero se debería dar la suficiente al consumidor para que éste pudiera elegir, incluso si lo hace erróneamente, o de acuerdo a supersticiones, o a cualquier motivo acientífico.

Tercero, tampoco ser demasiado purista con la química. Por ejemplo, si algunos pescados tienen omega 3, ¿qué necesidad hay de añadir omega 3 a la leche? ¿no parece más lógico tomar leche y pescado con omega 3 si es eso lo que nos hace falta o lo que queremos? Tratamos los pescados y luego tratamos la leche, o al revés. No sé. Hay pequeños ejemplos como éste que dan que pensar.

Milú el BárbaroMilú el Bárbaro

Creo que en lo último que dices, se hace más por aumentar las ventas que por otra cosa.

Mi dieta cojea

Eso es exactamente así, la población general no necesitaría de ningún producto enriquecido para tener una dieta equlibrada.

La tecnología alimentaria está tendiendo a añadir sustancias bioactivas de otros alimentos para aumentar mercado.

¿Leche enriquecida? También puedes tomarte vaso y medio.
¿Esteroles? Puedes tomar más verdura
¿w-3? Para eso están las sardinas

Pero claro, eso no lo puedes vender al doble de su precio.

Arturo Quirantes

A los alimentos les pasa como a los jabones. Primero salieron con que lavaban más limpio, vale. Pero a la larga, los fabricantes vieron que el que un jabón limpie es algo que la gente da por sentado, así que se pusieron a añadirles propiedades: que si deja la piel tersa y suave, que si contiene oilgoelementos, zincpiritione, oxígeno activo, y además aumenta tu suerte en el sorteo de Navidad.

Los alimentos pasan ahora por la misma fase. No basta con que la leche tenga leche, ahora ha de llevar omega-3, isoflavonas y cristales de dilitio coloidal. Necesitan una ventaja competitiva respecto a la competencia. Y los clientes necesitan una excusa para justificar el gasto, algo como “sí, mi leche es más cara que la de Puleva, pero tiene oxígeno isotópito y vitaminas enzimáticas, ¡jo, cómo me cuido!”

Mucha tontería es lo que hay por ahí suelta.

Cap. James T. KirkCap. James T. Kirk

Disculpen la intromisión caballeros:

¿Dónde puedo adquirir un brick de leche con dilitio coloidal?

Tengo la Enterpise en reserva y necesito ir a Vulcano por unos recados…

¡Larga vida y prosperidad!

Antonio Castro

En el caso del hierro no da lo mismo. Las espinacas tienen mucho hierro pero apenas se asimila. Para la anemia, mejor comer hígado, tiene hierro en una forma muy asimilable. En las plantas el abono con hierro ha de hacerse en forma de quelato de hierro.

Más curiosidades: Uno de los venenos más potentes, el cianuro se encuentra presente en muchos vegetales. Los almendros de almendra amarga dan una almendra que es bastante tóxica, si comes unas cuantas (hay que tener ganas porque son insoportablemente amargas), te puedes morir. La almendra dulce madura apenas tiene cianuro. Hay una regla de supervivencia que recomienda jamas ingerir un vegetal que no conozcas, y que recomienda comer cualquier bicho porque la mayoría son comestibles.

Carlos

La quimiofobia en parte es debida precisamente a los mismos fabricantes que ahora buscan beneficiarse con la “naturalidad” de los alimentos. Aditivos como los colorantes sólo buscan mejorar la apariencia del alimento, o, incluso, darle un sabor que no tendría de otra manera.

Hablo por ejemplo de la carne de pollo, amarilla por los colorantes que le ponen. ¿Es necesario? El problema no es que los alimentos tengan aditivos. El problema es que los tengan sin necesidad o, peor, que los tengan para ocultar una baja calidad del alimento.

Los aditivos, los justos. ¿No es mejor?

Arturo Quirantes

Ahí está el problema. El españolito medio aborrece la química, pero al mismo tiempo se beneficia de sus productos. Los colorantes le parecen superfluos, pero pone delante un pollo sin colorantes a ver si se lo compra. O uno que no tenga conservantes y lleve cuatro días en el supermercado.

Y si te vas al límite y te compras brotes de soja de esos cultivados en plan ecológico radical, te viene una enfermedad derivada de los “abonos naturales” (caca de vaca, dicho finamente) y vas y te mueres. Como pasó hace nada en el norte de Alemania. Tanta manía naturista, para acabar con alimentos sin apenas controles alimenticios. Para eso, mejor química e irradiación nuclear.

Txema

El pollo amarillo que yo compro el el de corral. El otro es más bien rosaceo, así que lo de los colorantes ahí no lo veo.

jm mulet

La carne de pollo se hace amarilla si le añades carotenoides en la dieta. Puedes conseguirlo poniendo zanahoria en el pienso o directamente con suplementos de carotenoides…

ZeekZeek

No, la carne de pollo amarilla es por el curry.
O mejor, por el azafrán presente en la mezcla de especias que es el curry
😉

Carlos

¡Una aclaración! La carne de pollo es amarilla en la provincia de Barcelona. Me consta que en otros lugares (como por ejemplo en Aragón) no es así. En un sitio tiene colorantes añadidos a la alimentación del pollo (para que parezca alimentado con maíz en vez de con pienso) y por tanto “más saludable” y en el otro no.

¡Y ojo! Desgraciadamente no todo lo que está en las tiendas de alimentación es seguro. ¿Os suena “vacas locas”?

AbraxasAbraxas

“Desgraciadamente no todo lo que está en las tiendas de alimentación es seguro”

Alguna cosa que pueda aparecer en una tienda de alimentación, TAL VEZ, entrañe algún riesgo. Los pepinos tóxicos se vendieron, las bayas goji hasta arriba de mercurio/plomo (no recuerdo cuál) también. El riesgo existe hasta cuando te comes una manzana del manzano de tu jardín privado. Comer entraña riesgos, pero viene siendo necesario.

De ahí a que tú vayas al super, mires un alimento y en función de lo que tenga sepas si es o no seguro, va un trecho MUY GRANDE. ¿Podemos comprar algo e intoxicarnos? Joder, pues claro. Salmonelosis en verano, alimentos caducados que se les pasa retirar o alimentos que se han estropeado por estar en mala situación en el super. Pero te garantizo que no vas a recibir ni una mínima pista de si el alimento está en buenas condiciones o no leyendo su lista de ingredientes. Los ingredientes que lleva, si han llegado hasta los estantes, son igualmente seguros independientemente de su origen, que para eso pasan las pruebas correspondientes de las que se hablan aquí.

Alb

La idea de que los pollos alimentados con cereales son mas sanos que los alimentados con piensos no tiene ningun sentido.

Los piensos están formados en su mayor parte por cereales.
El precio del maíz esta a 0,25€/kg, mientras que el pienso para pollos supera los 0,35€/kg, asi que los fabricantes de piensos intenta meter todos los cereales que pueden en su formulacion.

DarylDaryl

¡Virgen santa! Pasmao me quedo ante tantos componentes, solo para el aroma. Aqui me hubiera gustado ver al narizotas de el “El Perfume”.

Depues de esto ¿No puede surgir algún grupo que “por nuestra salud” propongar prohibir la “tomatina de Buñol” porque en la misma se lanzan a las atmosfera cantidades de productos quimicos tóxicos?

¿Podria llevarme una copia del gráfico para enseñarselo al guardia civil la próxima vez que me haga soplar para desmostrarle que ¡por amazings, le juro que he bebido alcohol, solo he comido una ensalada de tomate y mire, mire, lo primero que llevan los tomates: alcohooooooool!?

GabrielGabriel

Hola! muy interesante su articulo señor, he disfrutado leyendolo; pero permitaseme ser por un momento el advocatus diaboli y citar un argumento ajeno a modo de pregunta:
¿No son las generaciones en las que verificamos el incremento en la esperanza de vida las que gozaron de muchos avances en salud e higiene (y demas) pero que llegaron mas de mayores a que se manipulara tanto lo que comemos?

ArmiinArmiin

¿Perjudiciales?, no ¿Tóxicos?, no, ¿Insípidos?, sí.

Desde luego, cuando un tomate (y especialmente los tomates), vienen sellados como producto natural, sin colorantes, transgénicos, madurado al sol, etc, etc, suelen ser la opción que elijo.

¿Por qué?, básicamente porque siempre supuse (no sé si de manera correcta) que si no ha necesitado estos elementos para tener ese aspecto favorable, será un tomate más auténtico. La verdad, soy un maldito maniático del buen sabor de los tomates y, siempre que se cumplen estos requisitos casualmente saben a tomate de verdad.

jm mulet

Un tomate de los madurados en rama tendrá un pérfil químico parecido, es más si es más aromático estarán presentes muchos más compuestos o en mayor cantidad.

OliOli

El único factor de los mencionados que influye en el sabor es el madurado al sol. Ni la transgenia, ni los pesticidas, ni nada más influye sobre el sabor del tomate. El tema es la distribución: si compras tomates de Murcia en Galicia, probablemente los hayan arrancado en el punto de maduración fisiológica (verdes), almacenado durante días o semanas y puestos a madurar en cámaras de etileno, puesto que el tomate es un fruto climatérico (no se puede hacer lo mismo con las uvas, por ejemplo), y entonces no estaban “chupando” tan tranquilos de la planta. Por eso los del super que no sean de cerca suelen saber a madera y en cambio un tomate de la huerta de mi abuela, cultivado mal y sin florituras pero dejado al sol hasta el mismo día, sabe a gloria.
Cosas del mercado: si maduras tu tomate al sol (que es lo que te cuesta pasta) te conviene que se sepa y de paso te aprovechas de la obsesión por lo natural para ponerle valor añadido en la venta con la etiqueta de natural, sin colorantes (qué colorantes le vas a poner a un tomate?y en dónde?), blablabla… Ya he visto productos que yo sabía que nunca en la vida contuvieron gluten marcados así : SIN GLUTEN!, con signo de exclamación y todo, siguiendo una moda nutricional importada de EEUU. Así que sí, sigue consumiendo fruta madurada correctamente (local y de temporada) y lo demás, yo creo sinceramente que son florituras y agonías… lo importante es que aún hay quien no tiene acceso a comida abundante y segura.

AbraxasAbraxas

Lo del “SIN GLUTEN” es una historia completamente distinta. La intolerancia al gluten es una enfermedad más extendida de lo que parece, y que hace muy poco tiempo que se diagnostica.

Para empezar, aunque un alimento no contenga gluten en principio, sí puede presentar trazas de gluten (y lo hará) si ha sido procesado en lugares donde se traten otros alimentos que sí tengan gluten, y para una persona suficientemente sensible eso puede suponer irse para el hospital.

Así que sí, es importante que haya carteles de “Sin trazas de gluten” en alguna parte, porque para un celíaco es la diferencia entre “me lo puedo comer tranquilo” y “mejor no me lo como”. Conozco a unos cuantos celíacos y es un problema, no una moda.

OliOli

No digo que la intolerancia al gluten sea una moda… digo que en EEUU se ha puesto de moda comer sin gluten aunque no sufras de intolerancia. Entonces, alimentos que nunca han tenido gluten, ni se procesan en sitios en los que puedan contaminarse, se etiquetan como “sin gluten” porque así apuntan a un determinado nicho de mercado. Por supuesto que es muy serio para los celíacos, por eso me indigna que alguien se invente frívolamente que el gluten tampoco es sano para los demás: no es comparable.

AbraxasAbraxas

“digo que en EEUU se ha puesto de moda comer sin gluten”

Eso es una gilipollez, desde luego.

“alimentos que nunca han tenido gluten, ni se procesan en sitios en los que puedan contaminarse, se etiquetan como “sin gluten””

Eso, insisto, es importante. No puedes saber si un alimento está libre de trazas de gluten a no ser que lo ponga explícitamente. Un mismo producto, como el tomate triturado, según la marca puede tener o no trazas gluten, así que es fundamental para un celíaco que esté indicado. Es la diferencia entre poder tomar ese tomate triturado o no.

Para que me entiendas, uno de los primos de mi novia (tiene unos 9 años) no puede comer NADA que no esté específicamente etiquetado como “sin gluten” (es muy sensible). Porque un día se toma un zumo de naranja que se ha envasado en un lugar donde también se envasa un producto que lleva harinas de trigo (algo que es imposible saber a priori), y le tienen que ingresar una semana en el hospital.

Es decir, incluso alimentos que pueden parecer perfectamente libres de gluten, pueden ser muy peligrosos para un celíaco.

Para que entiendas mi postura (como persona sensibilizada con el problema por amigos y familia política), si por mi fuese, absolutamente todos los alimentos deberían ir etiquetados como “sin gluten” o “puede contener trazas de gluten”. Todos.

Estamos hablando, según las últimas estadísticas de las que tuve noticia, de alrededor del 1% de la población (y se cree que son muchos más). Esto es, alrededor de 450000 personas, solo en España, que no saben qué pueden comer. Porque si un alimento no está etiquetado en ningún sentido, por prudencia no deberían comerlo.

Entiendo lo que me dices de que la gente pueda pensar que el gluten es malo para ellos aunque no tengan intolerancia, pero aún así las etiquetas deben indicarlo. Me parecería mal si empezasen a hacer publicidad y vender esos alimentos como superiores frente a versiones con gluten, como ocurre con alimentos sin conservantes. De momento yo no he visto eso (aquí al menos), aunque no me extrañará si un día empieza a ocurrir.

0 (0 Votos)
RicardRicard

Gabriel, ¡Megusta que haga esta pregunta!
Ahí va un conato de respuesta. La esperanza de vida és un parámetro estadístico. No tiene en cuenta de qué se muere uno. La esperanza de vida de 80 años significa que hoy la mayoría de gente que antes se supone que tenia una vida más sana llega a esta edad. Però, ¿cuantos de estos se quedaron en el camino por algo tan aparentemente superado como el tifus? Y, ¿Cuantos murieron de paludismo en el Delta del Ebro, y ahora no morirán gracias a los “peligrosísimos” insecticidas?. Dicho de otra manera, la gente que superó la postguerra española ha ido mejorando paulatinamente su esperanza de vida, y esa es la que cuenta. A medida que los riesgos se van minimizando, muere menos gente y muere de mayor edad. Este és precisamente uno de los factores por los que hoy dia hay una mayor prevalencia de càncer: porque la gente vive lo suficiente como para que se manifieste.
De todas maneras no soy experto en materia de sanidad pública…

holahola

Es decir, que recomendáis el uso de alimentos con colorantes, conservantes, estabilizadores (y lo que sea que hagan todos estos aditivos) porque la comida dura más, sabe mejor y es más bonita.
Si compro un pan etiquetado “artesanal, sin aditivos” está mal porque intenta convencerme subliminalmente de que el pan de supermercado, con todos sus aditivos, es peor.
Pues es que a mi me parece peor.

RicardRicard

Veamos, una cosa son los aditivos que “mejoran” las características organolépticas (color, sabor, textura, etc) y otra cosa son los consevantes, que afectan a la calidad sanitaria. Por lo que hace a color, sabor, textura… cada cual con sus gustos. Pero si un producto natural carece de conservantes, el riesgo sanitario es mayor. Una vez conocemos el riesgo, lo aceptamos o no. Para mi es así de sencillo.

CL

Supongo que a la ultima linea se le deberia de aplicar el correlacion no implica causaildad que tanto se insiste en ella y ni nosotros la respetamos.

Sobre el fondo del tema, la quimiofobia, intento comprender que la gente se alarme. Yo creo que lo de natural da mas seguridad porque se asume que algo natural es bueno o malo, pero que algo artificial tiene la capacidad de ser bueno o malisimo. Tal vez por ello se asocia esa imagen de artificial como algo negativo, por la capacidad que pueda tener el ser humano de crear sustancias mas nocivas de las que produce la propia naturaleza.

PD: Teclado sin tildes!

Miguel

Creo que ha sido el post de mi tocayo Mulet que más me ha gustado de todos los que ha escrito. Me parece que tiene una fantástica redacción y es muy pedagógico. ¡Fantástico post!

DarylDaryl

¿Que es lo natural?. Desde siempre se han usado conservadores, colorantes y aditivos en general pero no se llamaba asi. El salado y/o ahumado son clásicos y se usan desde tiempos inmemoriales, pero según de donde fuera la mina de donde sacabas la sal (la marina se usaba poco) estaba más o menos contaminada por nitratos y nitritos pero si tenias la “suerte” de usar cloruro de sódico puro te podias salvar de intoxicarte con nitratos pero el botulismo seguro que llamaria a tu puerta (botulismo viene de botulus- embutido- en latín).

Por eso los embutidos llevan nitritos de fomar controlada. Son tóxicos, si, pero peor es la toxina botulimica.

Los ejemplos son abudantes. Nadie te venderá vino de reserva o crianza que diga “sin conservantes” por la sencilla razón que todos los vinos lo llevan (salvo algunas variedades de consumo inmediato). Claro que en este caso no te diran “vino natural” sino “vino ecológico” que es el que no lleva algunos conservantes y “menos” cantidad de sulfitos.

Digan lo que digan algunos con la dichosa referencia al vino del pueblo, natural de toda la vida y no al que se hace con “quimica”, el vino sin “quimica” no aguanta, se degrada enseguida. Eso ya lo sabian los romanos pero como no usaban las pajuelas de azufre le añadian miel para conservarlo.

Alb

Tendemos a atribuir a las cosas que nos gustas, cualidades que no tienen.
Es indiscutible que el Jamon Iberico de bellota esta mucho mas rico que un jamon de cerdo blanco alimentado con pienso.
Pero eso no significa que sus cualidades nutricionales sean mejores, ni que sea mejor para la salud, esas propiedades se las atribuimos simplemente porque nos gusta mas. No existe ninguna razón objetiva para pensar eso.

bioamara

Alb, en esto no estoy de acuerdo contigo. Creo que has puesto un ejemplo poco acertado, puesto que en este caso “sí significa”.
Las cualidades organolépticas del jamón ibérico son mejores que en el serrano, pero no sólo eso. El contenido nutricional es superior, de ahí que sea un producto con denominación de origen debido entre otras cosas a la calidad del mismo.

El jamón ibérico de bellota (concretamente) es un alimento bajo en calorías y con un gran rico aporte de vitaminas, además de contener un 50% más de proteínas que las carnes frescas. Es muy rico en ácido oleico que favorece la producción de HLD (colesterol bueno) a la vez que disminuye la del LDL (el malo)

Podría dejar infinidad de páginas que aportan información al respecto, esto es sólo una muestra:
1. http://bit.ly/ftgrD8
2. http://bit.ly/v7AE7g
3. http://bit.ly/t08sxu
… pero para que no digáis que no se sustenta en ninguna base científica, también os dejo algún ejemplo:
1. http://bit.ly/rpa9lZ (estudio científico de 2010)
2. http://bit.ly/snszDL (estudio científico de 2007)

Un saludo.

xarlsxarls

Bueno.

¡Y que me deciis de la solanina?

Los tomates madurados al sol continen menos que los tomates madurados en cámara.La mayoria de tomates del mercado no maduran en la mata, con lo cual son menos dulces y tienes mas solanina que tóxica en altas cantidades: ASÍ QUE SI HACEIS UN GAZPACHO NO SERÍA MEJOR QUE FUESE DE BUENOS TOMATES MADURADOS AL SOL ¿?

RicardRicard

Efectivamente, los tomates (y el resto de frutas y verduras) madurados al sol son mejores, pero también son mucho más caros. ¿Quíen los comprará?. Mejor dicho: ¿Quíen podrá comprarlos?.

Es la polémica de siempre sobre los productos ecológicos. Son buenísimos para el que tiene dinero para comprarlos.

AkhenAkhen

El caso de las bayas de Goji ”cultivadas por los lamas en el Tíbet” (esa era un poco la imagen) me parece un ejemplo claro del tema. Un producto maravilloso, sanísimo, bueno para todo (incluso se recomendaba para el cáncer)… pero no había estudios (y sobre el sabor… psché). Cuando se hace el estudio encuentran niveles casi peligrosos de metales pesados (se cultivaban en zonas industriales de China) y varios pesticidas prohibidos. Sin embargo eran ‘cool’ y estaban en la dieta de todo el que ‘come sin químicos y natural’.

santisanti

Veis, y luego a los que queremos comer natural nos llamáis quimiofobos !!
Eso lo seréis vosotros, que le teneis miedo a una pizquita de cadmio
:)

Mi dieta cojea

En líneas generales me parece muy buen post.
Toca muchos aspectos que me han gustado, en especial el de las concentraciones traza de los alimentos.

Para mi gusto te ha sobrado la última frase, es un poco falaz esa asociación tan directa que has marcado con la esperanza de vida.

Aún así, enhorabuena.

Mi dieta menudeaMi dieta menudea

Coincido con Mi dieta cojea: genial en su mayor parte aunque el final del artículo flaquea. Eso de asociar la comida del supermercado con la esperanza de vida es correcto hasta cierto punto, pero no la feliz conclusión a la que llegas:

http://elmedicoesceptico.blogspot.co...uye-el.html

En muchos países desarrollados una mala alimentación está llevando a que la calidad de vida de las nuevas generaciones llegue a ser peor que las de las que les preceden.

Jose|empleo joven

Coincido con la última frase de que la alimentación es segura hoy día, otro cosa diferente es que a veces solamente sepamos lo que estasmos comiendo por la forma que tiene y no por el sabor. También es cierto que toda esta investigación es necesaria.

Anna JimenezAnna Jimenez

Desde mi punto de vsita es un poco más complejo que la discusión natural=bueno, químico=malo. Nunca he aceptado eso puesto que no hay frontera entre natural y químico y, como dice el autor, en cualquier caso la dosis hace el veneno. Aún así, preferiré siempre alimentos no manipulados genéticamente (no hay estudios serios sobre sus supuestos beneficios ni sobre sus posibles consecuencias negativas, ya no sólo para los individuos sinó para la biodiversidad del planeta) y alimentos que hayan sido mínimamente tratados. Es evidente que si queremos alimentar a los supermercados (que necesitan llenar sus estantes mucho mas que los estómagos de sus clientes y sólamente con aquellos tomates, por seguir con el ejemplo, que sean visualmente perfectos) y si queremos poder enviar los alimentos a miles de km de distancia y que sean seguros para nuestra salud, tendremos que cargarlos de conservantes, ponerlos en envases adecuados, etc. Y, claro, hacer todo eso con agricultura ecológica pues no será posible y puede ser un riesgo para la salud. Pues es que igual el problema es ese. Que hay que producir de manera más local, con lo que los alimentos no hacen tantos km ni tardan tanto a llegar a la mesa, asumir que casi todos los alimentos son de temporada y no se pueden consumir frescos durante todo el año y no desechar un tomate (y dejarlo pudrir en el campo) simplemente porque no se adapta a lo que se supone que es un buen tomate para vender (aunque tenga la misma calidad alimentícia que los visualmente perfectos).
Y volviendo al tema de la dosis hace el veneno. El problema, a mi modo de ver, seguramente no són las pequeñíssimas cantidades de fertilizantes o insecticidas o fungicidas que pueda tener un tomate, sinó la acumulación de estas pequeñíssimas cantidades que estan en casi todos los alimentos de nuestra dieta, que se van sumando. Y aún si no són un problema para nuestra salud a corto plazo, estas cantidades se van acumulando en los suelos y se filtran en las aguas.
Por todo esto, aunque el artículo en sí no dice ninguna mentira, para mi no sirve para justificar la agricultura industrial ni, por lo tanto, que un tomate sin aditivos sea igual o mejor que uno que no lo tiene. Pero, evidentemente, cada cual escoge el mundo en el que le gustaría vivir y actúa en consecuencia. Para mi los productos ecológicos (aunque no me guste nada la etiqueta esa) no són una moda. Desgraciadamente, para muchos igual sí y, a la vez, para algunas empresas es simplemente una manera de ampliar mercado. Pero esto no quita lo otro 😛

JMmulet

Decir que no hay estudios serios sobre los transgénicos es rotunda y meridianamente MENTIRA. El proceso de autorización dura más de 10 años y se hacen todo tipo de estudios (por eso la semilla es tan cara). Es más, si aplicaramos la misma normativa de autorización a cualquier alimento, las estanterías de los supermercados estarían vacías. Asi, qque por favor, ya se que Goebbels dijo que una mentira repetida 1000 veces se convierte en verdad, pero vosotros sois gente más seria. Dicho esto, el consumo local y de temporada es una buena opción… para el que tenga la suerte de vivir cerca de un centro de producción, pero es inviable para grandes poblaciones o para climas fríos. Y también te preocupas por la salud invocando un rpesunto efecto no demostrado de la acumulación a largo plazo, pero no comentas nada de las tres alertas graves relacionadas con agricultura ecológica durante el último año. Eso no supone un riesgo más real para la salud?

Jose MªJose Mª

De lo que no nos damos cuenta es de que desde el inicio de las sociedades humanas se han utilizado conservantes, savorizantes… ya fuesen estos procesos de secado y ahumado en carnes y pescados para evitar huevos de insectos, sal, aceite, azúcares…. la estupidez contemporánea proviene de tiempos modernos en que no existía una regulación eficaz, o métodos de verificación precisos… como siempre, los problemas y errores (que los hay como en cualquier otra actividad) por un lado han intentado taparse, por otro algunos han surgido a la luz y charlatanes… se han aprovechado de la situación. Tampoco ayuda a la compresión general las estupideces de los gobiernos sólo por quedar bien ante sus electores o por perjudicar a países competidores. Ejemplo: la paranoía con las vacas locas, está claro que es una enfermedad gravísima, pero su periodo de incubación es de muchos años, cuando se manifiesta 10 generaciones de vacas han sido vendidas, y si estaban sanas por la mejoría de los controles, las matanzas no sirven de nada, excepto en rebrotes de la enfermedad, pero rebrotes en vacas no en personas! y así con casi todo….

Superjuegos

Menuda entrada! Me ha parecido realmente interesante. Muchas veces no nos damos cuenta del poder real de las cosas. Los tomates siempre han sido uno de mis ingredientes favoritos en las ensaladas, incluso para una merienda los corto a trozos con un poco de aceite y sal y están buenísimos. Una opción a tener en cuenta :)

Marina

AdrianaAdriana

Primera vez que veo este blog. Muy buenos todos los comentarios. Las discusiones y respuestas veo que se hacen con altura y sabiendo de qué se habla. Encomiable.

8 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Hace poco una genial entrada de Scientia sobre el etiquetaje de alimentos y su relación con la quimiofobia suscitó un apasionante debate. Por un lado queda claro que etiquetar como natural, libre de conservantes y colorantes …..

[…] muy recurrente en mis posts de Naukas (más incluso que en el antiguo blog). Aquí he escrito sobre como etiquetar a un tomate, en busca del tomate perdido y algunos tomates buenos. Es la hortaliza más consumida a nivel […]

[…] Són visualment molt atractius, i potser eficaços. Han estat reproduits a molts blogs de tot d’entusiastes de la química seduits. Pero jo els trobo dues pegues, les mateixes que vaig trobar quan va sortir una informació similar sobre “Com etiquetem un tomàquet” [+] […]

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>