¿Para qué construir el mejor telescopio del mundo y luego dejarlo estancado? Entrevista sobre la situación del GTC

Los recortes en ciencia están empezando a dejar mella en los centros de investigación y los estudiantes de carreras científicas en España miran su futuro con preocupación. Se dice que la ciencia en España tiene tres salidas: por tierra, por mar y por aire. Pero existe otra salida: por el espacio. Hoy traemos aquí la entrevista a una experta en difusión de la ciencia. Se llama Natalia Ruiz Zelmanovitch y así se define ella misma:

“Empecé a hacer divulgación de la ciencia en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) en el año 2001, siendo la encargada de las tareas de divulgación en torno al Gran Telescopio CANARIAS (GTC). Durante siete años formé parte de esa gran familia, a la que he seguido unida desde el 2008 desde un programa del antiguo MICINN, un Consolider que dura 5 años y al que llamamos de forma abreviada Consolider-GTC. En este proyecto colaboran 170 astrónomos, la mayoría de instituciones españolas, aunque también contamos con astrofísicos de Estados Unidos y México. Ahora trabajo desde la UCC (Unidad de Cultura Científica) del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), en Madrid.”

Natalia Ruiz Zelmanovitch

AMAZINGS: Me suena eso de “Gran Telescopio CANARIAS”, ¿qué es?, ¿sirve para algo?

NATALIA: ¡Pues a mí también me suena! 😉 Para mí el GTC es mucho más que un telescopio. Es un símbolo de empeño, con un esfuerzo humano detrás que probablemente en España no haya tenido precedentes. Entre bambalinas, junto a sus ingenieros, astrofísicos, jefes y empleados, he vivido momentos muy difíciles y, a la vez, muy hermosos. El año 2009 marcó el verdadero inicio del camino del GTC, que ahora cuenta con dos instrumentos científicos, OSIRIS,  que trabaja en el rango visible (el rango de la luz que puede captar el ojo humano), y CanariCam, que trabaja en el rango infrarrojo. Aunque antes hubo otro camino, el de su construcción, que también ha dejado numerosas historias marcadas a fuego.

¿Que para qué sirve? Pues tiene muchas finalidades, no te creas. Primero, abrir la espita a la avidez de nuestros astrofísicos, cuyo número y calidad se ha multiplicado como en ningún otro campo y como en pocos países del mundo, gracias, principalmente, a los cielos de Canarias. Contar con los observatorios de La Palma y Tenerife despertó numerosas vocaciones científicas (¿no es eso de lo que tanto hablamos en los círculos de divulgación científica?). Fue tanta la pasión que despertaron, que la ciencia se multiplicó. Pero los astrónomos españoles no tenían herramientas propias: investigaban con el tiempo que los telescopios extranjeros, instalados en suelo español, cedían a cambio de ubicarse allí. Y empezó a ser poco. Así que Francisco Sánchez, director del IAC, propuso la construcción de un instrumento que fuera nuestro para que a los astrofísicos españoles no les faltara el tiempo de observación. Hubo controversias, ya que se decía que España no tenía experiencia, que era mejor invertir en nuestro acceso al Observatorio Europeo Austral (ESO) y que no iba a salir bien.

Mira, si algo he aprendido en todos estos años es a buscar el equilibrio. Sé que a veces hay que elegir. Pero, ¿por qué no entrar a formar parte de ESO para acceder al hemisferio Sur del cielo y tener otro telescopio de primera en el hemisferio Norte? Si te digo que el GTC ha costado unos 140 millones de euros puede parecerte mucho. Pero es una cifra ridícula comparada con otras inversiones y, lo que es más, comparada con lo que hemos ganado a cambio.

Porque el GTC también ha servido para aprender a desarrollar tecnología y ponerla al servicio de la ciencia y, por ende, de la sociedad. Con la experiencia adquirida las instituciones y empresas españolas han aprendido tanto que ahora entran en lid y ganan contratos para otros grandes telescopios y nueva instrumentación científica (¿no es esto por lo que se lucha desde los gobiernos, por el desarrollo tecnológico e industrial desde las empresas?).

Y, por último, creo que nos ha servido para creérnoslo. De ser un agujero en el suelo ha pasado a ser una realidad palpable. Con sus más y sus menos, sus piedras lanzadas por nosotros mismos a nuestro propio tejado (muy propio de nuestra cultura) y sus temas controvertidos, cómo no. Pero ahí está, imponente y magnífico (subí hace poco al observatorio del Roque de Los Muchachos a verlo), con su equipo de gente trabajando denodadamente por sacarlo adelante. Y estoy convencida de que nos va a dar muchas y buenas sorpresas. Tiempo al tiempo.

AMAZINGS: Se escucha por ahí que la situación es dramática en el Instituto Astrofísico de Canarias, ¿por qué?

NATALIA: Probablemente no sea el IAC el que pase por la situación más difícil. Pese a que ha visto recortados sus presupuestos (y eso impide que fluya nuevo personal, lo cual ciertamente es muy preocupante), se trata de un centro de excelencia que acaba de recibir un Severo Ochoa (un millón de euros al año durante cuatro años). No digo que no estén sufriendo los recortes, pero si hablamos de situación dramática en extremo, creo que esa la está viviendo el propio telescopio… en concreto la empresa pública, GRANTECAN S.A., que fue creada con el fin de gestionar la construcción, puesta a punto y, ahora, el mantenimiento y nuevos desarrollos del GTC.

Hay que tener en cuenta que, un telescopio, por sí solo, no es suficiente: necesita instrumentación puntera, y lo que hoy diseñamos es lo que nos acercará a las respuestas que cuelgan de nuestros cielos dentro de diez o veinte años. Si nos paramos ahora nos quedamos sin instrumentación, el tren se irá sin nosotros y perderemos la oportunidad. Por tanto, el drama surge cuando se ven peligrar las inversiones futuras.

GRANTECAN S.A. es una empresa participada por el gobierno central y el gobierno canario al 50%. Desde el inicio de las operaciones, en 2009, no se ha cerrado todavía un acuerdo de financiación entre las partes. Las elecciones autonómicas primero, las nacionales después, y la posterior creación del Ministerio del cual dependerá ahora la Ciencia, han retrasado aún más una solución final. En realidad no se ha tratado de recortes propiamente dichos, sino de que las negociaciones aún no han concluido.

Ahora bien. Supongamos que hay acuerdo (que es lo más lógico). Por un lado, una de las posibilidades sería que se financiara sólo el mantenimiento y la empresa se quedase sin dinero para nuevos desarrollos: podríamos hacer ciencia de vanguardia durante unos años, pero luego nos quedaríamos anticuados en un plazo muy corto, y ¿para qué construir el mejor telescopio del mundo si luego no lo dotas de tecnología puntera? Es como querer que una cámara digital funcione con un carrete…

Si, por otro lado, toda la financiación del GTC se cortara… entonces no es drama, es locura. No quiero ni pensarlo. ¿Cerrar el GTC? Sería la muerte (y no la de “El sentido de la vida” de los Monty Phyton, sería como un mazazo moral, la puntilla, el fin, la debacle…). En fin, supongo que pensarán lo mismo los despedidos del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia, y con toda la razón. ¿Pero qué tipo de mentalidad se esconde tras estas decisiones? Eso es lo que realmente asusta.

AMAZINGS: “No se puede tener un bólido y gastar como un 600”. ¿A qué viene esta frase?

NATALIA: Esta frase de Francisco Sánchez [Director del IAC] viene a expresar lo poquito que nos gastamos en el GTC si lo comparamos con otros telescopios. El primero de los telescopios Keck, en Hawai (el primero que desarrolló la tecnología de espejo primario segmentado) se terminó de construir en 1992 y costó unos 101 M$; el segundo, inaugurado en 1996, costó unos 81 M$; tienen un presupuesto anual de entre 11 y 12 M$, con 125 personas empleadas, y nueve instrumentos científicos con un coste que ronda los 50 M$. Ahí es .

Los VLT de ESO (cuatro telescopios de 8 metros de diámetro cada uno) costaron 330 M€, y tienen un presupuesto anual de unos 17 M€… SIN CONTAR EL PERSONAL…  lo cual imagino que se debe a que lo gastan en mantenimiento, optimización y desarrollo de nuevos instrumentos (cuentan con cuatro instrumentos y otros cuatro están en marcha).

El GTC se diferencia de los VLT en que tienen más capacidad colectora de luz (su espejo primario es mayor); y de los Keck en que, aprendiendo de ellos, ha mejorado su diseño en varios aspectos (y además, seguimos teniendo más capacidad colectora de luz, el GTC tiene 10,4 m de diámetro y los Keck 10 m). El GTC cuenta ahora mismo con dos instrumentos, hay dos más en construcción (los de segunda generación) y otros dos que se espera salgan adelante (estos serían los que entrarían en fase “drama” si no se llega a un acuerdo).

Al margen de los costes de construcción, están los costes de mantenimiento y nuevos desarrollos que hemos comentado: el GTC ha venido gastando, desde su puesta en marcha en 2009, unos 8 millones de euros al año (tal vez menos), pero es que dentro de esos 8 millones se cuenta todo: personal, nuevos desarrollos en instrumentación, mantenimiento…

AMAZINGS: ¿Por qué un país debe invertir en investigación científica?

NATALIA: Es una pregunta que odio que me hagan (lo siento). Es como preguntar si queremos respirar o preferimos morir asfixiados al tiempo que nos sonríen y nos aprietan el cuello… Mira, para mí la ciencia es la mejor herramienta para crear pensamiento crítico. La investigación en sí misma es una parte de la cultura científica (y no científica) de un país. La CULTURA en general (en la que yo no hago distinciones) debe incluirlo todo. Y aprender a discernir por nosotros mismos, a través del aprendizaje del método científico, nos haría sin duda más libres y más capaces. Si nos vamos a otros debates, también gano: al margen de crisis, agujeros negros (que los hay aquí mismo) y gañanes, un país no puede dejar que su mayor bien, sus mentes, sus creadores, sus deportistas, sus científicos… (y mira que yo no soy especialmente territorial) no solo se marchen, que eso es bueno para abrir horizontes, sino que no vuelvan a retroalimentar el sistema cultural. Les formamos, les enseñamos que esto es bueno, y luego nos damos la vuelta y silbamos distraídamente. No me tires de la lengua… Invertir en investigación (como en educación) es invertir en bienestar, invertir en las personas, invertir en futuro. Si eso no es suficiente, no sé qué lo será.

AMAZINGS: ¿Qué pasará con España si seguimos en esta línea de presupuesto CERO para la contratación de nuevos investigadores?

NATALIA: Ufff… “¿Qué pasará con España?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¡Qué pasará con España! ¿Y tú me lo preguntas? España eres tú”. Y ahora fuera de broma: Tú eres profe [se dirige a Eugenio, en entrevistador], y ves cada día por dónde están yendo los tiros. ¿Con qué cara le dices tú ahora a tus alumnos que se dediquen a la Ciencia? Ese es el mensaje que les está llegando. Eso, por un lado.

Por otro están los que, con edades comprendidas entre 25 y 40 años, se plantean dejarlo. En serio, desde que empezaron los recortes he conocido a gente que, directamente, lo ha dejado (con toda la pena de su corazón) y he escrito sobre ello. Eso fue hace unos años. Ahora no lo dejan, los echan. No hay opciones: se acaban los contratos y se van a la calle. Yo no sé qué va a pasar. Pero sí sé lo que no va a pasar.

Con respecto al GTC, creo que debemos esperar a ver qué pasa. En cuanto a lo de “cero plazas”, voy a hacerte una metáfora que espero sea esperanzadora: cuando el agua corre, todo un enorme ciclo de vida fluye a gran escala. Cuando se estanca, el ciclo es más pequeñito. La vida continúa de otra manera. Lo malo es que el agua se evapore. Ahí sí que la hemos fastidiado.

————————–
Noticias relacionadas en otros medios:

El Gran Telescopio Canarias precisa de 9 millones para no cerrar. | http://ecodiario.eleconomista.es/ciencia/noticias/3727677/02/12/el-gran-telescopio-canarias-precisa-de-9-millones-para-no-cerrar.html

El Gran Telescopio de Canarias, ¿otra víctima de los recortes? | http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/gran-telescopio-canarias-victima-recortes/csrcsrpor/20120206csrcsrsoc_19/Tes

El Gran Telescopio de Canarias: ‘un Fórmula 1 con el presupuesto de un 600’ | http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/06/ciencia/1328531424.html?cid=GNEW970103

La ciencia española “tardará años en recuperarse de la sangría” | http://www.abc.es/20120206/ciencia/abci-ciencia-espanola-tardara-anos-201202061202.html

Estimating the costs of extremely large telescopes, Larry Steppa, Larry Daggertb Paul Gilletta, AURA New Initiatives Office, Tucson, Arizona 68519. National Optical Astronomy Observatory, Tucson, Arizona 68519: http://www.gsmt.noao.edu/documentation/SPIE_Papers/Stepp.pdf

Calculation of Time on Keck: http://ast.noao.edu/system/tsip/more-info/time-calc-keck

Soy Licenciado en Física y actualmente trabajo como profesor de Ciencias en Secundaria. He publicado varios libros de divulgación científica: «La conspiración lunar, ¡Vaya timo!» (Laetoli) y las biografías científicas en RBA «Arquímedes», «Ampère» y «Boyle» (traducidas al francés, italiano y ruso). También autor de libros de texto de ciencias de secundaria en Algaida-Anaya. [Blog]



Por Eugenio Manuel
Publicado el ⌚ 8 febrero, 2012
Categoría(s): ✓ Actualidad • Divulgación