Tenemos maría hasta en la RAE

Hace unos días, mi sangre se convirtió en lava al leer un titular que decía: “La marihuana salva vidas”. Continué leyendo y constaté que… sí, algunas de las cosas que se decían en él eran ciertas. No obstante, el titular era absolutamente confuso, ¿no se podía haber utilizado otra manera de presentar la noticia? No es que yo sea una quisquillosa (que lo soy) sino que existen expresiones que, sin querer (o queriendo), pueden dan lugar a malas interpretaciones. Veamos un ejemplo de hace unos días:

  • Ana Mato dijo: “Probablemente no hemos hecho todo bien”.
  • Ana Mato podría haber dicho (pero no lo hizo): “Seguro que hemos hecho cosas mal”.

En ambos casos la información es cierta pero, ¿qué connotaciones tiene el primer titular? Pues eso.

Cuando salí del curro para tomarme el café con mis compañeras, saqué el tema para ver cómo opinaban y… ¡voilà! No lo veían como yo. Claro, yo estoy absolutamente condicionada, lo sé, nunca conseguiré ser objetiva ante cuestiones que hacen referencia a las drogas. Sin embargo, mientras trataba de ejercitar mi mirada critica en ambos sentidos, pensé: vamos a ver qué quieren decir mis contertulias, y voy a intentar verlo poniendo mi opinión en cuarentena.

An Initiative To Legalize Marijuana In California To Appear On Nov. Ballot

Una de mis compañeras es de una astucia insultante, así que opté por acomodar en un hueco de mi obtusa cabeza a algunos de sus argumentos para que reverberaran durante un rato. Después, me dediqué a leer un poco sobre el tema y, finalmente, me puse a escribir.

Es un hecho que la marihuana (Cannabis sativa) está muy de moda (hasta los de la RAE le han dado un espacio en su mesa) y también lo es que contiene algunos compuestos químicos que pueden ser útiles para tratar determinadas enfermedades o síntomas (mi amigo Oscar Huertas lo explica de lujo aquí). Sólo por eso, creo que es importante que aquellos que somos tan contrarios a ella, reconsideremos nuestras posiciones. Pero, ¿¿¿es suficiente argumento para hacerle la ola???

No debemos confundir las cosas: el término “marihuana terapéutica” se utiliza generalmente para referirse a la planta sin procesar, y respecto a ella, debemos saber que no está reconocida a nivel terapéutico por La Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA); otra cosa es cuando nos referimos a algunos de sus principios activos, los llamados cannabinoides, que -tras muchas investigaciones- sí han pasado por el temido filtro de la FDA y sí se están comercializando en forma de medicamentos: el Marinol® cuyo principio activo es el dronabinol, una versión sintética del delta-9-tetrahidrocannabinol (delta-9-THC), y el Cesamet®, ambos indicados para el tratamiento de la anorexia asociada a la pérdida de peso en pacientes con VIH, así como para las náuseas y vómitos que acompañan a los efectos de la quimioterapia en algunos pacientes con cáncer.

También contamos, por otro lado, con el Sativex® cuyos principios activos son el cannabidiol y el mismo dronabinol, aprobado actualmente en Reino Unido y en algunos países de Europa como tratamiento para los síntomas en pacientes adultos con espasticidad (tensión inusual o aumento del tono muscular) moderada o grave debida a la esclerosis múltiple (EM). El Sativex se encuentra, además, en fase III de ensayos clínicos en EEUU para tratar el dolor en pacientes con cáncer. Finalmente, nos encontramos con el Epidiolex™ indicado para algunas formas de epilepsia infantil pero que todavía no ha completado los ensayos clínicos para establecer su eficacia y seguridad.

¿Que de dónde han sacado la marihuana para poder investigar hasta conseguir la comercialización de estos fármacos? Atención al video:

Pero no nos desviemos del tema… ¿puede, la comercialización y promoción de estos nuevos medicamentos, provocar una percepción errónea de seguridad? ¿Qué responsabilidad tienen los medios de comunicación a la hora de redactar sus titulares?

Captura de pantalla 2014-10-20 a la(s) 16.19.47

Es un hecho que, al mismo tiempo que aumenta la aceptación del uso terapéutico de la marihuana (e incluso de su legalización), disminuye en las personas más jóvenes la percepción de riesgo, al tiempo que aumenta su uso.

Percepción del riesgo asociado a la marihuana durante los últimos años.
Percepción del riesgo asociado a la marihuana durante los últimos años.

Entonces… si tan segura es la marihuana, ¿por qué la FDA no aprueba su uso a nivel terapéutico?

Pues me temo -en contra de todo lo que están pensando los conspiranoicos sobre la industria farmacéutica- que hasta ahora no ha habido suficientes ensayos clínicos a gran escala que demuestren que los beneficios de la planta de marihuana (y no sus derivados cannabinoides específicos) sean mayores que los riesgos asociados a su consumo. ¿Y qué riesgos son esos? -te estarás preguntando-. Pues bien, mencionaré sólo algunos (si queréis más, acudid a las referencias):

  • Deterioro de la memoria a corto plazo.
  • Juicio y toma de decisiones alterada.
  • Efectos en el estado de ánimo: ansiedad grave, paranoia y psicosis, especialmente después de altas dosis.
  • Reducción de la capacidad de coordinación motora y aumento del tiempo de reacción.
  • Riesgos de problemas o enfermedades respiratorias.
  • Deterioro de la capacidad cognitiva (fantástico artículo de Materia aquí).
  • Problemas neurológicos en el bebé si se fuma estando embarazada.
  • Adicción: el 10% de las personas que prueban la marihuana se vuelven adictas a ella (otro artículo aquí). Es decir, 1 de cada 10 (piensa en tu pandilla de colegas) sufrirá la mayoría de las consecuencias que acabo de mencionar, probablemente de forma irreversible.

Dicho esto -y para terminar- creo que cualquier medicamento sólo se debe consumir si responde a una necesidad. Es decir, ¿estás enfermo? pues consúmelo (bajo prescripción médica, por supuesto) ¿Estás sano? no lo consumas (a no ser que quieras terminar siendo un “farmayonki”). Desde mi punto de vista (¿qué sería de este artículo si no lo diera…?), el problema no es la marihuana en sí o sus derivados, sino -como todo- el uso que se hace de ella/os. No voy a entrar en la cuestión del uso recreativo puesto que, sinceramente, creo que no hace ninguna falta fumarse un porro para entregarse al ocio; no obstante, si me centro en el aspecto terapéutico del THC, diré que siempre aplaudiré que se prescriba en aquellos casos en los que sea absolutamente necesario; y que aplaudiré todavía más fuerte, si se informa al paciente de las contraindicaciones que van indisolublemente unidas a dicho medicamento.

Por si no las conocéis, os incluyo un tentempié:

  • Historial de alcoholismo o adicción a las drogas (para esto se necesitará en la Sanidad Pública especialistas capaces de hacer un buen diagnóstico… ).
  • Epilepsia u otro trastorno que se manifieste con convulsiones.
  • Presión arterial alta o baja.
  • Enfermedad del corazón, hígado o riñón.
  • Transtorno mental en el pasado o presente (depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar, psicosis, etc).

Referencias:

  1. National Institute of Drug Abuse (October 17, 2014). Marijuana Retrieved
  2. National Institute of Drug Abuse (Revised March 2014). Research on the Therapeutic Benefits of Cannabis and Cannabinoids
  3. Independently Funded Studies Receiving Research Grade Marijuana (1999 to present)


48 Comentarios

Participa Suscríbete

OrbatosOrbatos

Me pregunto si tras toda esta parafernalia sobre la marihuana, cuyo efecto sobre cualquier enfermedad me atrevería que pensar que no pasa del puro placebo, o como mucho como sedante suave, relajante o lo que queramos pensar, no está incitado por colectivos que lo ven como algo “bueno”

Claro, si los malvados gobiernos opresores occidentales la prohiben, entonces debe de ser porque es buena.

¿Ridículo y estúpido?… claro, pero estoy hablando de opiniones de políticos, y estos generalmente tienen un nivel de formación comparable al de una lechuga (ojo, una no transgenica).

Vamos, del estilo de “pensamiento inteligente” que dice “si permiten el café, el alcohol y el tabaco que son malos malísimos, entonces se debería de permitir y legalizar otra droga mas”

Si, lo se, es un razonamiento de besugos, pero nuevamente haré referencia a la lechuga

FarlandFarland

De besugos es pensar que la prohibición de la marihuana (y derivados) ha hecho algo a la hora de acabar con su consumo. Te gusten o no las drogas recreativas, varias décadas de prohibición y persecución han dejado clara una cosa: la prohibición no ha acabado con el consumo pero ha provocado gravísimos problemas sociales asociados a la exclusión.

La mitad de las consecuencias que ha listado la autora son consecuencias a corto plazo y que no dejan secuelas permanentes. Respecto a la adicción a la marihuana, es bastante más baja que la adicción al alcohol (no digamos al tabaco) y las consecuencias del abuso no son tan graves. Si no hay motivos para prohibir el alcohol y el tabaco (que no, no los hay) puedes estar seguro de que no los hay para prohibir la marihuana.

La guerra contra las drogas tiene un claro bando perdedor: los que luchan contra ellas. Yo no consumo drogas recreativas (ni alcohol siquiera), pero hay que estar muy ciego para no ver que la prohibición no ha traído nada bueno, mucho menos lo que se pretendía: acabar con el consumo de drogas. Si no puedes acabar con el consumo, lo único que queda es hacer como se ha hecho con el resto de drogas: regularlo.

OihanaOihana

El post no reflexiona sobre la regulación. Con la que, por cierto, estoy de acuerdo. Respecto a la adicción a la marihuana, consulta los enlaces y verás que corroboran lo que comentas. Hay que leer en profundidad, señores.

FarlandFarland

No me quejo de lo que pone en los enlaces sino de lo que se dice en el artículo, que está muy sesgado e interpreta como le parece los resultados de la investigación sobre el consumo recreativo de marihuana. El post al que respondo SÍ habla en contra de la regulación. Efectivamente, hay que leer en profundidad. O por lo menos un poco por encima…

Gabriela

A veces, el artículo está muy bien pero el titular está errado e induce a error…

0 (0 Votos)
quim6nquim6n

La marihuana no es en ningun caso un placebo…provoca lentitud y alteraciones cognitivas y motoras y luego un hambre que te cagas..no es un placebo…

Y respecto a que no provoca adiccion,,,provoca fidelidad.defemsa a ultranza,negacion de consecuencias negativas,sobrevaloracion de efectos terapéuticos,y de los mejores placeres de la vida que se le ocurren al consumidor,
Ejem!

pasaba por aquípasaba por aquí

Lo siento pero la pregunta correcta es: ¿puede un consumo responsable de maria ser perjudicial para la salud?
Y legislar o no dependiendo de la respuesta. Todo lo demás son posturas políticas.
Yo sinceramente creo que, a la larga, lo más peligroso de un porro es el tabaco que lo acompaña.

LuisLuis

Hombre, lo que pasa es que eso del consumo “responsable” es una entelequia. Aplicado, por ejemplo, al alcohol, lo que es un consumo responsable para mí (un par de cañas) no se parece en nada al de otra persona, que quizás considere 3 cubatas como responsable.

Excelente post. Enhorabuena.

quim6nquim6n

Exacto…es siempre el mismo debate…es que el alcohol es legal,es que llevo una vida normal…
Si,,,exacto…un fumador puede ser una persona brillante en su trabajo,,,pero me pregunto ,si en vez de fumar,no seria a dia de hoy el jefe de su jefe de su jefe…

FernandoFernando

Cuando tenemos en circulación y totalmente legal tanto el tabaco como el alcohol, me parece una hipocresía andar cuestionando el tema de la marihuana cuando estos dos primeros está más que comprobado que son bastante más perjudiciales para el organismo.

FernandoFernando

Y me gustaría añadir que no entiendo como puedes tener una postura tan totalmente radical en contra de cualquier tipo de droga y no hablar precisamente de las 2 peores que comento en mi anterior entrada, el alcohol y el tabaco; porque seguro que tus cervecitas de vez en cuando te beberás, como la mayoría de la gente, y eso es el equivalente de fumarte un porrillo de vez en cuando.

OihanaOihana

Gracias por comentar pero cuidado: no des por hecho cuestiones que no conoces. Soy abstemia, no consumo ningún tipo de droga psicoactiva, tampoco tabaco. Cuando escribo trato (no siempre lo consigo) de ser coherente.

FernandoFernando

Si es así, bien por ti y te doy mi enhorabuena, pero no suele ser lo habitual y normalmente el perfil de gente que suele ser más reacia ante drogas tipo marihuana sin embargo luego le suelen dar a las legales como el alcohol y el tabaco cuando lo único que las diferencia de la primera es precisamente eso, ser legales, que el estado saca tajada, cuando la realidad sanitaria es que son bastante peores que la yerba.

bgd1977bgd1977

“No voy a entrar en la cuestión del uso recreativo puesto que, sinceramente, creo que no hace ninguna falta fumarse un porro para entregarse al ocio; no obstante, si me centro en el aspecto terapéutico del THC”
Sin embargo al llegar el fin de semana te beberas unas cañitas o te fumaras unos cigarros, y quien sabe, quizas hasta disfrutes de una buena charla acompañada de un cafe… ¿doble moral?

DavidDavid

Independientemente de las cañas que uno se tome o se deje de tomar me parece que las frases del estilo “no hace falta X divertirse” son un poco falaces:

No hace falta fumar para divertirse. Cierto.
No hace falta ver la tele para divertirse. Hmm, también cierto.
No hace falta hacer deporte para divertirse. Hmm, pues va a ser que también es cierto.
No hace falta leer para divertirse…

Se puede aplicar a todo. El que uno se divierta de una forma en ciertas ocasiones no quiere decir que sea lo único que haga para divertirse, tampoco veo muy claro que unas formas sean necesariamente mejores que otras. Incluso aunque se estableciese una clasificación objetiva de mejores formas para divertirse parecería un poco absurdo que solo las n mejores actividades sean aceptadas y el resto repudiadas o prohibidas.

(Ciertamente es una desviación del tema principal de la entrada, Pero siempre esta bien meter un poco de cizaña :D)

Oihana Iturbide

“creo que no hace ninguna falta fumarse un porro para entregarse al ocio…”

Más que frases falaces, un punto de vista en un artículo de opinión :)

CesarCesar

Muy acertado tu comentario, y quizas tengan razon que no hace falta drogarse para divertirse, pero si que se perderan la entrada a una dimension que no es posible alcanzar de otro modo. Las unicas drogas que he probado son el alcohol y la aludida en el post, pero logicamente que me gustaria experimentar con cualquier otra. Sam Harris expone maravillosamente la experiencia de acceder a otros estados de la conciencia a los que es imposible llegar de otro modo.

quim6nquim6n

Las substancias psicotropicas no crean “otros estados de la conciencia “sino una intoxicacion.Ue por cierto tu cuerpo intenta regular y expulsar tan rapido como puede.

PabloPablo

Interesante artículo.
Solo una pregunta: realmente consumir marihuana hace disminuir el tiempo de reacción o por lo contrario hace que aumente?

GolobioGolobio

“Soy abstemia, no consumo ningún tipo de droga psicoactiva, tampoco tabaco”.
Seguro que eres muy feliz, como también lo son las monjas de clausura, pero no nos niegues a los demás la posibilidad de pasar buenos ratos a nuestra bola y sin hacer daño a nadie. Lo que es seguro es que en tu intento de coherencia consumes productos cuyo abuso es perjudicial para la salud.

Emilio MolinaEmilio Molina

Pues aquí otro que no bebe (quizá un culín de sidra cada medio año cae, para ser exactos), no fuma (activamente :-/) y tampoco cafetea (tres/cinco cafés al año).

Cualquiera que no beba está acostumbrado a que cuando los demás hablan de “salir” quieren decir “salir a beber y fumar”. No es nada raro, tenemos arraigada una mentalidad muy alcohólica y esa postura es la normal. Los raros somos los que no le vemos sentido.

Pero no es eso de lo que habla el post. Puedes hacer lo que te venga en gana para divertirte, hasta balconing si te apetece. La autora no está recriminando que hagas con tu vida lo que te rote. La denuncia es acerca de cómo pintan los medios cosas que no son. Cómo dan a entender (con titulares tendenciosos o cuerpos igual de tendenciosos) a la opinión pública que ciertas prácticas son “más beneficiosas” de lo que piensan, y no es así.

GolobioGolobio

Ah, se trata de titulares tendenciosos.
Como “Tenemos maría hasta en la RAE” por ejemplo?

Emilio MolinaEmilio Molina

Sí, como ése. Sólo que éste es un artículo de opinión y no un artículo de información. Como poco, aquí se deja claro el punto de partida de la escritora:

“Claro, yo estoy absolutamente condicionada, lo sé, nunca conseguiré ser objetiva ante cuestiones que hacen referencia a las drogas.”

Creo que la diferencia es apreciable entre ambas situaciones. Y ojo, que entiendo muy bien que un titular tenga que ser atractivo. Pero lo que no debería poder ser (en información) es falso.

Milú el BárbaroMilú el Bárbaro

Creo que todo el mundo tiene un amigo porrero que ya tiene la cabeza afectada, incluso cuando no fuma. Estar todo el día empanado y tal

FernandoFernando

También creo que todo el mundo tiene el típico amigo que es un borracho y un tabernas y está hecho una mierda igualmente y no por eso nadie deja de echarse una cervecita cuando le apetece. ¿no?

FarlandFarland

Esa gente se recupera, no se ha quedado tonta para toda la vida. Yo también he tenido algún amigo que fumaba todos los días y lo que tú dices, estaba como “lento” de manera constante. Se pasó así varios años y después de un periodo de abstinencia estaba otra vez normal. Ojo que no animo a ese patrón de consumo, que me parece desproporcionado, pero en todos los estudios que he leído al respecto no se han encontrado consecuencias a largo plazo del consumo de THC, y las pocas anécdotas que conozco no contradicen en absoluto esas conclusiones. Del tabaco y del alcohol, por ejemplo, no podemos decir lo mismo.

OrbatosOrbatos

Lo que me parece gracioso cuanto menos, es pretender justificar la legalización de un narcótico con la excusa de que ya hay narcóticos legales.

Es como justificar la corrupción en un partido con la excusa de que también existe en otros.

Por otro lado, hay que apuntar al hecho de que prácticamente todas las tribus y pueblos tienen sus “drogas recreativas”, parece algo que se lleva desde la noche de los tiempos. El problema al final es de dosis, usos y abusos. Lo malo es que si preguntas a un adicto, todos te dirán “tio, yo controlo”

No se exactamente que controlan, pero eso es lo que dicen

FernandoFernando

Muy al contrario, no se pretende justificar la legalización de un narcótico con la excusa de que hay algunos legales; MUY AL CONTRARIO, lo que se pretende es luchar contra la hipocresía y si se prohiben, como debería ser, se prohiben TODOS, no los que no interesan económicamente si, y los otros no.

FernandoFernando

Pero todos todos; fuera tabaco, fuera alcohol, fuera café, fuera tés, y fuera cualquier tipo de producto con sustancias psicoactivas.

Sergio VeraSergio Vera

Eso, yo prohibiría completamente el acceso a la glucosa en cualquiera de sus formas!

0 (0 Votos)
Miguel AngelMiguel Angel

Yo lo que veo es que las gente en general aprovecha cualquier circunstancia para beber desde los cumpleaños de los hijos en la que los padres se ponen “ciegos” hasta el mínimo acto social. Quizás el que se moleste y justifique el consumo sea porque se ve reflejado en algo y no lo asume.

martmart

Los puntos sobre las íes, sí señora.
Creo que colocarse es de lo más humano y aceptable (de cuando en cuando y sin conducir). Pero de ahí a decir que es bueno y que cura… Bueno, un ejemplo más de la simplificación absurda que practican los periodistas últimamente.

ScariosHR

Creo que el tema aquí no es legalizar o no legalizar. Ha quedado mas que claro que la ilegalización no impide el consumo y que las drogas legalizadas (y conste que aquí meto muchos medicamentos con receta… que aunque sean con receta hay no pocos casos de drogadictos a medicamentos… y formas de conseguirlos) tienen tantos impuestos porque al estado le interesa. También creo que es irrelevante que la autora de este post “de opinión” fume, beba, tome café o mantenga sexo con cómics (por meter un gap gracioso, no se nada de la vida sexual de Oihana).

Creo que la reflexión necesaria es la siguiente. La maría es una droga, es adictiva y puede causar muchos problemas psicológicos a personas propensas. Una esquizofrenia temprana por consumo de cannabis no es ninguna broma y puede ser un problema muy grave. Sin embargo, estudiando algunos de sus compuestos activos por separado, se pueden buscar aplicaciones para algunas dolencias. Desde luego que una vez purificado el compuesto y estudiando debidamente, la vía de administración no será fumada, eso está clarísimo.

Ahora bien, que se estén haciendo estudios con los compuestos activos de esta planta, no la hace mas seguro ni menos droga… y según los estudios parece que es lo que la gente entiende. (SI SE ESTÁ INVESTIGANDO, SERÁ PORQUE ES BUENA… FUMEMOS TODOS. Y SI ESTÁ PROHIBIDA ES PORQUE LOS POLÍTICOS SON MUY MALOS… QUE LO SON, PERO NO ES POR ESO). Contar mal este tipo de noticias, dar malos titulares, etc, da una sensación de falsa seguridad respecto al consumo de drogas. Esto es especialmente grave en adolescentes en los que un consumo de cannabis puede llevar al desarrollo de alguna alteraciones psicológicas. En cerebros adultos se corre menos peligro, pero entre los 10 y los 25 años el peligro es máximo.. y es precisamente la franja de edad en la que se empieza a fumar y en la que se tiene una sensación de falsa seguridad sobre el consumo de estas droga.

Por tanto y como digo, el tema no es legal o no, consumes o no. El tema está en contar bien las cosas para que no se malinterpreten. Cada día me encuentro gente mayor que dice… Nooooo, si yo bebo vino porque lo dice el médico que es bueno y tiene antioxidantes para el corazón… y con esa falsa seguridad se toman 2 o 3 vasos grandes al día.

En cualquier caso, buena entrada Oihana y gracias por la mención. Tu idea es la que quería reflejar en mis textos.

miguelmiguel

El tema de la marihuana… un peligro para la salud que se exagera, se oculta, se demoniza y se eleva a la altura de “planta de de los dioses”… y se camufla en debates que nada tienen que ver

En la ciencia:
-Los primeros experimentos con cannabis mediados del siglo XIX Moreau de Tours: Du hachisch et de l’aliénation mentale (Del hachís y de la alienación mental) en la que consideraba el cannabis como “un medio poderoso y único de exploración en materia de patogenia mental”, es decir, que las experiencias con cannabis te permitían explorar el mundo de los alienados (los pacientes psiquiátricos con trastorno mental severo) Tenía la esperanza de poder utilizar el cannabis en el tratamiento de algunas enfermedades mentales… pero vieron que causaba síntomas similares y, en ocasiones, la propia enfermedad.
Actualmente: estudio prospectivo de 3.801 adultos jóvenes nacidos entre 1981 y 1984. A los 21 años de seguimiento compararon el consumo de cánnabis en los últimos años con varias medidas sobre psicosis. El 17,7% había consumido cánnabis durante tres o menos años, el 16,2% durante cuatro o cinco años y el 14,3% durante seis o más años. Los resultados fueron claros, a más tiempo consumiendo mayor riesgo de psicosis (el doble) y multiplicaban por cuatro su capacidad para tener delirios. Además, los individuos que habían experimentado alucinaciones en etapas tempranas de su vida eran los que habían consumido cánnabis de manera más precoz y frecuente.
En el British Journal Of Psychiatry, seguimiento de 10 años, 1943 estudiantes de escuelas secundarias y los entrevistaron en ocho ocasiones desde que tenían 15 años hasta los 24 años. Los adolescentes consumidores ocasionales de cannabis que continuaron con un consumo ocasional hasta la edad adulta temprana tuvieron mayores riesgos de desarrollar una dependencia al alcohol y de consumo de drogas ilícitas, así como menos posibilidades de completar algún grado de educación después de la secundaria que los no consumidores. Aquellos que consumían cannabis, por lo menos una vez por semana durante la adolescencia o a la edad de 20 años, se encontraban en mayor riesgo de tener problemas de consumo de drogas en la edad adulta temprana.
Es decir, que el consumo de cannabis reporta mayor riesgo de psicosis, de alucinaciones, de consumo de otras drogas y de escaso rendimiento académico tras la secundaria.
Otro dato: British Journal of Psychiatry, 2009; 195, (6):488-491 relacionaron que las concentraciones del ingrediente activo del cannabis, el delta-9-tetrahidrocanabinol (9-THC), incrementan el riesgo de psicosis
¿que uno fuma maría y está sano? Es como “mi abuelo fumaba y murió a los 100 años”. Me alegro mucho por ti, pero tú (y el abuelo) sois “rara avis”.
Si el alcohol es peor y el tabaco es peor…en fin…. Luis Suarez dice que lo de morder a otro es una tontería, que peor es pegar una patada y romperle la pierna… Ese hilo argumental no lleva a nada y justifica todo.

A las preguntas:
¿Es toxica la marihuana?: sí (tambien el alcohol y el prozac)
¿Se usa en medicina?: sí… en enfermos terminales porque su uso a largo plazo es nefasto para las capacidades cognitivas.

A los mamíferos les gusta narcotizarse. Me da igual que sea con vino, hachís, prozac, Houellebecq, twitter o televisión. El tema es narcotizarse y disimularlo bajo una apariencia cultural o contracultural.

Perdona Oihana el comentario tan extenso pero es que el tema de la banalización del riesgo de la marihuana me preocupa.

Un saludo
@psq_ibiza

FarlandFarland

¿Se usa en medicina?: sí… en enfermos terminales porque su uso a largo plazo es nefasto para las capacidades cognitivas.

Ambas afirmaciones son falsas. Se usa en medicina, pero no solo en enfermos terminales. Se utiliza (o se empieza a utilizar) principalmente para paliar las nauseas en los pacientes en tratamiento de quimioterapia. Respecto a su efecto en las capacidades cognitivas a largo plazo, los pocos estudios (de calidad) que existen sugieren que, salvo en gente muy joven y en dosis muy elevadas, no existen: Non-acute (residual) neurocognitive effects of cannabis use: a meta-analytic study.. Aún así, se recomienda precaución porque la información que hay al respecto es aún escasa (o de muy baja calidad). Pero los primeros resultados que llegan son que no, no hay efectos a largo plazo (en adultos, al menos).

A mí, personalmente, más que la banalización del riesgo del consumo de marihuana, me preocupa que se saquen de quicio los riesgos y consecuencias del consumo de drogas. Les vendes a los adolescentes, que están “programados” para cuestionar la autoridad y tienen la capacidad de valorar riesgos trastocada, poco menos que si se fuman un porro se van a morir. Luego ven a adultos que fuman con regularidad (algunos con mucha regularidad) y que están perfectamente, tienen sus trabajos, amigos, pareja… y son gente maja en general. ¿Cuántos crees que dirán que no quieren probar la marihuana después de ver ese contraste entre lo que dicen las autoridades y la realidad? ¿Y cuántos crees que no repetirán cuando vean que no les ha pasado nada?

Si hay algo peor que banalizar el riesgo es sacarlo de quicio. No es sin motivo que la marihuana sea la droga ilegal más consumida y socialmente aceptada. Todo lo que se consigue con esas campañas es incitar a los adolescentes al abuso de la droga.

Oihana Iturbide

Gracias por toda la información que incluyes en tu comentario. Creo que está muy claro que el consumo de la marihuana -nos pongamos como nos pongamos- lleva asociados una serie de riesgos. Sólo espero que los medios sean, en esta ocasión -y en el resto-, lo suficientemente responsables como para dar las noticias con cierta objetividad.

Un saludo.

guillemguillem

Nadie dice que el cannabis sea inocuo, pero hay un estudio ingles q clasifica alcohol i tabaco mas peligrosa en el consumidor q cannabis,extasis o lsd. Porque no nos cuestionamos esos perjuicios igual q con el cannabis? Solamente x la aceptacion social,si no se hubiese prohibido en los años 30 tendriamos cannabis como ahora encontramos alcoholen todos lados. X cierto, el estudio mencionado podeis verlo en resumen si buscais el programa sobre drogas de “redes”

Gabriela

Porque Uruguay legalizó la mariguana, en Chile se han hecho campañas para lo mismo pero mezcladas con el aspecto terapéutico…por eso las cosas están confusas como están, y los programas de televisión son una mezcolanza igual…

Yo he visto y escuchado con mucha atención a mamás de niños con epilepsia refractaria que hablan de más de 60 convulsiones diarias, que tomaban muchos fármacos que los mantenían atontados…y con una cota de aceite de cannabis bajo la lengua, ahora no pasan de las 2 convulsiones y son chicos despiertos que están empezando a vivir de verdad…Eso, lo encuentro maravilloso, y ellas están luchando para que las dejen tener plantas en lugar controlado, y fabricar ese aceite.

Distinto es lo que salen hablando otros sobre “legalizar la mariguana recreativa “, o que se pueda cultivar seis plantas en casa…porque ¿cómo controlarán que no se las fumen los niños? Esa es una soberana estupidez, creo yo.

Sabido es que estamos usando muy mal el lenguaje….y tenemos un idioma maravilloso!

martmart

por cierto, que se ha hablado por aquí de los efectos neurocognitivos a largo plazo, que puede ser que sean más complicados de confirmar o desmentir, pero de lo que no hay duda es sobre los efectos a corto plazo o instantáneos. Una persona “emporrada” es normalmente una persona poco atenta, lenta de reflejos, adormecida… si bien no niego que haya gente a la que le siente bien para la creatividad, para conciliar el sueño o para reirse… No soy fan de la prohibición, pero entiendo que se restrinja el uso a las horas de ocio y sin permiso para conducir.

De todas formas lo importante realmente es que se investigue a fondo y con seriedad y a partir de ahí políticos, medios de comunicación y ciudadanos podremos tomar decisiones mejor formadas

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>