Permíteme que insista: 77 años de advertencias sobre el cambio climático

Artículo del NYT de 1988 recogiendo las declaraciones de James Hansen en el Senado.
Artículo del NYT de 1988 recogiendo las declaraciones del climatólogo James Hansen en el Senado.

El ingeniero británico Guy Stewart Callendar estableció, a finales de los años treinta, la teoría del cambio climático antropogénico debido al CO2 tal y como la entendemos actualmente. Autodidacta y considerado en la comunidad geológica de la época poco menos que un aficionado, sus trabajos sobre el papel del CO2 en la temperatura de la atmósfera llegaron a ser tan influyentes que el efecto se conocería durante muchos años por su apellido. Probablemente haya sido la primera persona en mencionar explícitamente cierta preocupación por los efectos del cambio climático antropogénico. En 1939, Callendar escribía para la revista Meteorological Magazine:

“A medida que el hombre cambia hoy en día la composición de la atmósfera a una velocidad excepcional a escala geológica, resulta apropiado investigar el efecto probable de tal cambio. De las mejores observaciones de laboratorio, parece ser que el efecto principal del incremento del dióxido de carbono de la atmósfera, aparte de una pequeña aceleración de la erosión de las rocas y el crecimiento de las plantas, sería un incremento gradual de la temperatura media de las regiones más frías de La Tierra”

Guy Stewart Callendar 1939 Meteorological Magazine Vol. 74

callendar

Meteorological Magazine no era precisamente una revista que la gente corriente comprase como suplemento dominical. Y, como veremos, la concienciación pública del problema no llegaría hasta un par de décadas más tarde. Sin embargo, la prensa empezó a entender desde ese momento que el asunto podía ser noticiable, lo que ya sabemos que significa que los periodistas olfateaban una mala noticia.

A principios de 1939, la revista Time se hacía eco de las observaciones de Callendar —que ahora sabemos eran correctas— que apuntaban ya a un calentamiento global en curso.

La semana pasada hizo bastante frío en toda Europa, pero los viejos que afirman que los inviernos eran más duros cuando eran niños tienen toda la razón … los hombres del tiempo no albergan ninguna duda de que el mundo, al menos por el momento, se está calentando.

Warmer World. Time 1939

Después del parón provocado por la Segunda Guerra Mundial, un extenso reportaje publicado por el semanario Saturday Evening Post en 1950 hablaba de todo tipo de consecuencias de un calentamiento global, aunque en ningún momento se refería a su origen en las emisiones de CO2 industriales.

La tendencia planetaria en el presente va en la dirección de una mayor uniformidad del clima, con un Ártico menos frío y seco y alguna de las regiones intermedias del planeta menos calientes y húmedas. A medida que la fluctuación continúa, vastas regiones a lo largo del ecuador pueden convertirse en desiertos ardientes, totalmente inapropiados como hábitat humana.

Albert Abarbanel & Thorp McClusky, “Is the World Getting Warmer?” Saturday Evening Post (julio de 1950)

Is the World Getting Warmer?

Tendríamos que esperar hasta el año 1953 para encontrar un artículo en la prensa generalista que relacione las emisiones industriales con los efectos negativos del cambio climático. Si bien es cierto que la analogía con el cristal de un invernadero que hace en la primera línea no se corresponda con el proceso físico que se produce en dicha instalación de jardinería, el artículo del NYT explicaba correctamente la relación entre un mundo más cálido y la disminución global de las precipitaciones.

Como el cristal de un invernadero, el dióxido de carbono en el aire previene el desalojo de la radiación de onda larga (calor) procedente del suelo aunque permite que la radiación de onda corta procedente del sol pase a su través. Cuando la cantidad de ese gas se eleva, la cubierta atmosférica retiene más calor cerca de la superficie terrestre. Al mismo tiempo, la parte alta de la atmósfera no pierde tanto calor al espacio como antes. La caída de la variación de temperatura entre las capas de nubes altas y bajas previene la formación de las fuertes corrientes de convección necesarias para el inicio de las precipitaciones. Este efecto puede llevar a una disminución de las precipitaciones y de la cubierta de nubes, por lo que una mayor cantidad de luz solar podría alcanzar la superficie terrestre. De esta manera, el hombre tiende a hacer su clima más cálido y seco; de producirse una disminución del dióxido de carbono, resultaría un clima más frío y húmedo.

How Industry May Change Climate,” New York Times, May 24, 1953

El mismo año del artículo del NYT, la revista Popular Mechanics publicaba una advertencia perfectamente clara basada en los cálculos de Gilbert N. Plass.
El mismo año del artículo del NYT, la revista Popular Mechanics publicaba una advertencia perfectamente clara.

Dos años más tarde, en 1955, el gigante de la ciencia John von Neumann exploraba las consecuencias del cambio climático en un artículo en Forbes de 1955 sobre los retos de nuestra civilización tecnológica y afirmaba:

El dióxido de carbono vertido a la atmósfera por el carbón y el petróleo de la industria –más de la mitad de éste durante la última generación– puede haber cambiado la composición atmosférica lo suficiente para contabilizar un calentamiento general de aproximadamente un grado Fahrenheit.

[…] Otros quince grados Fahrenheit de calentamiento derretirán probablemente el hielo de Groenlandia y la Antártida y producirían un clima de subtropical a tropical en todo el planeta.

Can we survive technology?” John von Neumann, Forbes, June 1955.

El problema del cambio climático empezaba así a introducirse poco a poco en la agenda pública de la década de los cincuenta. Otra prueba de ello es un artículo de 1956 en la revista Time  donde entrevistaron al oceanógrafo Roger Revelle sobre los efectos de la elevación de 2 ó 3 grados de la temperatura.

Desde el comienzo de la revolución industrial, la humanidad ha estado quemando combustibles fósiles (carbón, petróleo, etc) y añadiendo carbono a la atmósfera en forma de dióxido de carbono. En 50 años o así, este proceso puede llevar a un efecto violento en el clima de La Tierra.

One Big Greenhouse“, Roger Revelle, Time magazine, May 28, 1956.

El ejemplo más claro de que definitivamente el asunto había entrado en la esfera pública es el documental escrito y producido por  Frank Capra, el archiconocido director de cine no tan conocido como ingeniero químico. El episodio fue estrenado en televisión el 12 de febrero de 1958 como cuarto episodio de una serie de divulgación científica de los laboratorios Bell que constaba de nueve. En dicho episodio podemos ver al personaje Dr. Research (interpretado por el Dr. Frank Baxter) explicar al personaje de escritor, interpretado por el director Richard Carlson:

Dr. Research: Nuestras emisiones de las fábricas y automóviles suponen anualmente más de seis mil millones de toneladas de dióxido de carbono,  las cuales ayudan al aire a absorber calor del sol, nuestra atmósfera se está calentando.

Escritor: ¿Y eso es malo?

Dr. Research: bien, se ha calculado que un aumento de unos pocos grados en la temperatura de La Tierra derretiría los casquetes polares. Y si esto ocurriese, un mar interior podría llenar una buena porción del Valle del Mississippi. Los turistas, a bordo de barcos con fondo de cristal verían las torres sumergidas de Miami cubiertas por 150 pies de aguas tropicales. En meteorología,  no sólo nos enfrentamos a fuerzas más variadas que incluso las que encuentran los físicos atómicos, sino a la vida misma.

Imagen de previsualización de YouTube

El ecologismo organizado empezó a ejercer un papel relevante durante los sesenta. The Conservation Foundation (precursora de WWF) organizó en 1963 una reunión de expertos en Nueva York, entre los que se encontraban Charles Keeling y Gilbert Plass, con objeto de discutir el problema del aumento del CO2 en al atmósfera. En la introducción de las actas del congreso, puede leerse:

Es conocido que la situación del dióxido de carbono, tal y como ha sido observada durante el último siglo, es tal que podría tener considerables implicaciones biológicas, geográficas y económicas con consecuencias en un futuro no tan distante. Lo que resulta importante es que el aumento del dióxido de carbono, por medio de la exhalación de gases de motores y otras fuentes, produce un aumento de la temperatura de la atmósfera y los océanos. Se estima que una duplicación del contenido de dióxido de carbono en la atmósfera produciría una aumento medio de la temperatura de unos 3.8 grados Fahrenheit. Lo que podría ser suficiente para provocar una inmensa inundación de las partes más bajas de las tierras emergidas, resultado del incremento de deshielo de los glaciares. Hasta la fecha, el aumento del dióxido de carbono has sido del orden del 10%, y los océanos están de hecho experimentando algún aumento de temperatura.

Implications of Rising Carbon Dioxide Content of the Atmosphere (New York: The Conservation Foundation, 1963)

La primera advertencia oficial del problema a la Casa Blanca llegaría  años más tarde, cuando un panel de contaminación medioambiental del comité de asesoramiento científico del presidente estadounidense  Lyndon B. Johnson concluía respecto al cambio climático:

Mediante su civilización industrial de nivel planetario, el Hombre está, inconscientemente, llevando a cabo un enorme experimento geofísico. En unas pocas generaciones está quemando los combustibles fósiles que se han acumulado en La Tierra durante los últimos 500 millones de años. El CO2 producido en la combustión se está inyectando en la atmósfera; sobre la mitad de ese CO2 permanece allí. Las reservas recuperables de combustibles fósiles estimadas son suficientes para provocar un incremento del 200% en el contenido de dióxido de carbono de la atmósfera.

Alrededor del año 2000, el incremento de CO2 en la atmósfera se habrá acercado al 25% provocando quizás cambios acusados en el clima y casi seguro cambios en la temperatura y otras propiedades de la estratosfera.

Restoring the Quality of Our Environment”, Report of the Environmental Pollution Panel, President’s Science Advisory Committee (1965), pp. 111-133.

El oceanógrafo Roger Revelle estrechando la mano de Lyndon Johnson
El oceanógrafo Roger Revelle estrechando la mano de Lyndon Johnson

Al final de la década, Daniel Patrick Moynihan, congresista demócrata y asesor de Nixon, instó a la administración a monitorizar la concentración de CO2 en la atmósfera. En 1969 dirigía esta carta a John Ehrlichman, asesor de Nixon para asuntos nacionales:

Al igual que con muchas de las cuestiones ambientales más interesantes, realmente no tenemos mediciones muy satisfactorias del problema con el dióxido de carbono. Por otra parte, esto es claramente un problema, y, quizás más particularmente, uno que puede estimular la imaginación de personas normalmente indiferentes a las proyecciones de cambios apocalípticos.

El proceso es simple. El dióxido de carbono en la atmósfera tiene el efecto de un panel de vidrio en un invernadero. El contenido de C02 está normalmente en un ciclo estable, pero recientemente el hombre ha comenzado a introducir la inestabilidad a través de la quema de combustibles fósiles. En el cambio de siglo, varias personas plantearon la cuestión de si este hecho cambiaría la temperatura de la atmósfera. Con los años la hipótesis ha sido refinada y ha ido apareciendo más evidencias que la apoyan. Actualmente está bastante claro que el contenido de C02 aumentará en torno a un 25% en el año 2000. Esto podría aumentar la temperatura media cerca de la superficie terrestre en 7 grados Fahrenheit. Esto a su vez podría elevar el nivel del mar unos 10 pies. Adiós Nueva York. Adiós Washington, para el caso. No tenemos datos sobre Seattle.

Es muy posible que no haya efectos compensatorios. Por ejemplo, un aumento de polvo en la atmósfera tiende a bajar la temperatura, y podrían compensar el efecto C02. Del mismo modo, es posible concebir un esfuerzo humano mastodóntico que establezca medidas compensatorias contra el aumento de CO2 (por ejemplo, detener la quema de combustibles fósiles)

Carta enviada por el demócrata Daniel Patrick Moynihan a John Ehrlichman, asesor de Nixon para asuntos nacionales. 17 de septiembre de 1969.

Daniel Patrick Moynihan junto al presidente Nixon
Daniel Patrick Moynihan junto al presidente Nixon

La respuesta de Hubert Heffner, subdirector de la Oficina de Ciencia y Tecnología de la administración Nixon, a la misiva de Moynihan reconocía la importancia del asunto del aumento de la temperatura de la atmósfera, aunque incluyó un párrafo que a alguno le resultará tristemente familiar:

Cuanto más me meto en este asunto, más encuentro dos clases de agoreros con, por supuesto, la inmensa mayoría en una posición intermedia. Un grupo dice que vamos a convertirnos en mastodontes pisa-hielos debido al polvo atmosférico y el otro dice que tendrán que crecernos branquias para sobrevivir al nivel del océano aumentado debido al aumento de temperatura.

Como consecuencia de la insistencia de Moynihan, Nixon fundaba la Agencia de Protección Ambiental el 2 de diciembre de 1970. El asunto entraba de lleno en la arena política.

En 1977 se crea un panel interdisciplinar con el apoyo de varias agencias gubernamentales y que incluía un grupo de Energía y Clima liderado por Roger R. Revelle.  El New York Times denunciaba en sus página que la  publicación no se ocupase de las alternativas energéticas y apuntaba a la la promoción que estaba haciendo en aquel momento la administración Carter del uso del carbón como medio de evitar la excesiva dependencia nuclear estadounidense.

“Consecuencias muy adversas” pueden producirse si el mundo, como ahora parece probable, depende cada vez más del carbón para obtener energía durante los próximos dos siglos, según un panel de científicos.

Scientists Fear Heavy Use of Coal May Bring Adverse Shift in Climate“, New York Times, July 15, 1977.

Imagen de previsualización de YouTubeIsaac Asimov explica el efecto invernadero en una entrevista en la radio el 21 de mayo de 1977

A pesar de que las primeras placas solares hacían su aparición en los tejados de la Casa Blanca, el plan de promoción del carbón de la administración Carter provocaba cada vez más críticas. El 3 de abril de 1980, el legendario presentador de la CBS Walter Cronkite informaba de la denuncia de los senadores Paul Tsongas y Gordon Macdonald que explicaron en el senado norteamericano la gravedad del problema. Tsongas pronunció las famosas palabras: “Good-bye Miami, good-bye Corpus Christie. Good-bye, Sacramento. Good-bye, Boston—which is obviously much more of a concern—good-bye, New Orleans, good-bye Charleston, Savannah, and Norfolk.” despidiendo a las ciudades costeras norteamericanas afectadas por la futura subida del nivel del mar provocada por el calentamiento global.

Imagen de previsualización de YouTube

Desde 1979, la Organización Mundial de Meteorología venía celebrando cada pocos años las Conferencias Mundiales sobre el Clima. Haciéndose eco de la celebrada en Austria en 1985, el recién elegido senador Al Gore intervenía el 10 de junio de 1986 en el comité del Senado sobre Medio Ambiente y advertía:

A estas alturas no existe diferencia alguna significativa de opiniones dentro de la comunidad científica sobre el hecho de que el efecto invernadero es real y está ocurriendo. Como resultado del aumento de los gases de efecto invernadero, ahora se piensa que en la primera mitad del siglo XXI, podría ocurrir un aumento de la temperatura media global mayor que en ningún otro momento de la historia de la humanidad.

Al Gore

En ese mismo comité se encontraba el ahora mundialmente famoso climatólogo James Hansen, cuyas declaraciones no dejaban lugar a la duda: “la temperatura global aumentará a niveles que no han existido en la Tierra en los últimos 100.000 años

Noticia de portada del The Washington Post on June 11, 1986.
Noticia de portada en The Washington Post  11 de junio de 1986. Fuente

Aunque su más famosa declaración se produciría ante el senado dos años más tarde, en 1988, donde Hansen no puede ser más claro y rotundo:

Me gustaría señalar tres conclusiones principales. Número uno, la Tierra está más caliente en 1988 que en ningún otro momento de la historia de los registros históricos. Número dos, el calentamiento global es ahora suficientemente grande como para poder atribuir, con un alto grado de confianza, la relación causa-efecto al efecto invernadero. Y número tres, nuestras simulaciones climáticas por ordenador indican que el efecto invernadero es suficientemente grande para empezar a afectar a la probabilidad de eventos extremos tales como olas de calor veraniegas.

El climatólogo James Hansen en su testimonio ante el senado en 1988.
El climatólogo James Hansen en su testimonio ante el senado en 1988.

Dos de nuestros más conocidos divulgadores, Isaac Asimov y Carl Sagan, trasladaron al público el mensaje de Hansen. Asimov lo haría el siguiente año en una charla que tuvo lugar en el Instituto Humanista de Nueva York.

Imagen de previsualización de YouTube

Y Sagan actualizaba en 1990 el episodio Cielo y Infierno de su legendaria serie Cosmos con esta advertencia sobre las consecuencias del aumento de gases de efecto invernadero.

Imagen de previsualización de YouTube

No me gustaría acabar sin un guiño a todos aquellos de la derecha económica actual que parecen no poder encajar la lucha contra el cambio climático en un marco socio-económico ideológicamente aceptable. En la convención del partido conservador británico de 1989, esa gran política conservadora que fue Margaret Thatcher explicaba las importancia de la conservación medioambiental su sentido para todo aquél que se autodenomine conservador. Y terminaba, como gustaba hacer al mismísimo Carl Sagan, recordándonos nuestra delicada situación en la inmensidad del universo:

Hasta recientemente, siempre habíamos pensado que en cualquier progreso que hiciese la humanidad, nuestro planeta quedaría tal y como estaba. Ello puede que ya no vuelva a ser cierto. La manera en la que generamos energía; la manera en la que usamos la tierra; la manera en que la industria utiliza las reservas naturales y se deshace de los residuos; la manera en la que se multiplica la humanidad. Esas cosas tomadas en conjunto son nuevas en la experiencia de la Tierra. Y van a cambiar la atmósfera sobre nosotros y los mares que nos rodean. Esa es la escala del reto global que tenemos que resolver trabajando con una base científica sólida.

Nos llamamos conservadores por una buena razón. Creemos en conservar lo que es mejor. Los valores de nuestra forma de vida; las bellezas de nuestro país; el paisaje rural que modeló nuestro carácter como nación.

El Voyager 2, en su notable viaje de 12 años por el Sistema Solar hasta Neptuno y más allá, nos impresionó a todos con las fotos de lunas y planetas áridos y desprovistos de vida. Fue un solemne recordatorio de que nuestro planeta tiene el privilegio único de la vida. Cuánto más nos hace ello darnos cuenta de nuestra obligación de salvaguardar nuestro mundo. Cuanto más dominamos el entorno, más debemos aprender a servirle. Esa es la aproximación conservadora.

Margaret Thatcher

Imagen de previsualización de YouTube

En 1990, el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) publicó su primer informe sobre el estado del clima, su evolución futura y sus consecuencias. Establecido por primera vez en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el IPCC se ha convertido en la referencia pública del consenso científico sobre el cambio climático y sus efectos.  La advertencia es ahora de dominio público. Pero, como creo haber mostrado, no es la primera ni mucho menos. Jamás podremos poner como excusa que no se nos avisó a tiempo.


Este texto puede entenderse como el post scriptum natural de la serie de entradas El descubrimiento de las eras glaciales y el efecto invernadero

77 Comentarios

Participa Suscríbete

Consensus musicusConsensus musicus

Te recomiendo un ya famoso artículo de Freeman Dyson que admirablemente en pocos párrafos pone en evidencia los puntos extraordinariamente débiles de toda esta religión que se ha construido alrededor de los modelos climáticos, ese constructo informático ni bien fundamentado teóricamente ni libre de dudosísimas y numerosísimas hipótesis particulares. Luego está “la pausa” que tanto dolor de cabeza da a la calentología y que, a mi modo de ver es una auténtica refutación de los modelos (NINGUNO predice una pausa).

¿Qué se puede decir de este artículo tuyo? Pues que todas las religiones tiene a sus profetas anunciando el Mesías o la maldición o lo que sea.

Suelo considerar que un artículo que contenga la palabra “consenso” no es otra cosa que un sermón para creyentes. El uso de esa palabra demuestra mucha ignorancia también en filosofía de la ciencia.

Frasco

Usted no entiende la diferencia entre la conceptualización de “concenso’ y ‘concenso científico’, uno es ponerse de acuerdo por cuestiones de beneficios e intereses propios, y otra es ponerse de acuerdo por cuestiones de lo que la evidencia nos ha demostrado observando, reeplicando y estudiándola.

Ecos del futuro

1. Freeman Dyson no es climatólogo y opina sobre un tema en el que no tiene ninguna experiencia profesional.
2. Igual que los creacionistas utilizan teoría en un sentido coloquial y no con el sentido que se usa en ciencia, estás utilizando consenso en un sentido coloquial.
3. Los modelos climáticos no son la única herramienta en climatología. Y sí, los modelos siempre están equivocados, pues son tan solo aproximaciones a la realidad. La cuestión que hay que hacerse es si los modelos te proporcionan más información de la que hubieses tenido sin ellos. Si lo hacen, son útiles. Eso es un perogrullada para cualquiera que tenga formación científica. Así que no trates de manipular a los lectores haciéndoles creer que has descubierto América.

jsjs

Además de la extemporánea e inconveniente mención a la pausa de “Consensus musicus”. La famosa pausa era un argumento flojísimo en 2013, pero en 2015 (y no digamos nada en 2016) es un argumento .

Ecos del futuro

Yo diría, js, que es un argumento que podría desmontar un estudiante de bachillerato con una hoja de cálculo y los datos de GISS 😉

RawandiRawandi

El clima ha estado dando bandazos por ‘causas naturales’ desde siempre: Ya lo hacía millones de años antes de que comenzaran las emisiones de la Revolución industrial. Las causas ‘no antropogénicas’ de esos bandazos climáticos son aún mal conocidas, lo cual significa que nadie puede saber si el calentamiento observado en el último siglo y medio es ‘principalmente’ debido al CO2 o más bien a alguna combinación de causas naturales.

El consenso científico suele ser fiable en el caso de las ciencias maduras, pero no en el caso de las ciencias jóvenes, como la propia climatología. Los modelos climáticos resultan útiles precisamente porque sus clamorosos fallos demuestran lo poco que saben actualmente los climatólogos. Saben aún menos de lo que sabía en el siglo pasado la comunidad de geólogos, la cual se pasó medio siglo negando la deriva continental.

David BDavid B

Mira los bandazos de antes y mira el de ahora, antes de acusar a miles de profesionales y todo un campo de la Ciencia de lisa y llana incompetencia.

David BDavid B

¡Claro! Como predicen que el próximo invierno será duro, voy a prenderle fuego a los muebles de mi casa, seguro que así lo soluciono.

Asumiendo que tu gran plan no sea el mecanismo que desencadene la ola glacial aún más rápido, porque las consecuencias de experimentar con algo así son impredecibles – y cuando se hacen las cosas “a la buena de Dios” el resultado no suele ser agradable.

Ecos del futuro

Claro que el pequeño detalle de tener una atmósfera con 400 ppm de CO2 (la concentración más elevada en los últimos 4 millones de años) y el aumento más rápido de este gei probablemente de los últimos 66 millones de años, mejor no voy a mencionarlo no vaya a ser que los lectores se me distraigan con datos irrelevantes :)

RawandiRawandi

Que la concentración del CO2 atmosférico haya pasado de 0,03 por ciento a 0,04 por ciento no digo que sea irrelevante, pero tampoco parece algo como para echarse a temblar. Hablamos de porcentajes minúsculos.

0 (0 Votos)
RawandiRawandi

Además, no olvidemos que el CO2 es el gas de la vida: es la molécula que las plantas transforman en biomasa (nuestra comida).

0 (0 Votos)
David BDavid B

¡Vivan los argumentos de barra de bar! Un buen “a mí no me parece” y discusión zanjada, ¡el rigor es para nenazas!

Ya que estamos diciendo chorradas: el hierro es el elemento de la vida, sin él la hemoglobina no existiría. Hablamos de porcentajes minúsculos, de menos de 200 ug/dL de sangre (~2 ppm, o 0.0002% !!! absolutamente despreciable señora!). Y fíjese usted, si se pasa de 350-500 ppm tiene complicaciones severas, y puede palmarla – cosa que hará del todo seguramente por encima de ~1000ppm.

0 (0 Votos)
jsjs

OK, rawandi. Como tú dice, “No olvidemos que es el gas de la vida”. Imagino que prefieres que, como tú, olvidemos su absortividad infrarroja y su tiempo de residencia. Si nos olvidamos de todo lo que te viene mal a tí (absortividad y tiempo de residencia) y solo nos acordamos de lo que tú quieres (“gas de la vida”), tu teoría nos cuadra bien con tus prejuicios. Con la realidad, ya no tanto.

0 (0 Votos)
Curioseantes

OK, Consensus Musicus y Rawandi… supongamos que no sabemos si lo que predicen los modelos climáticos es correcto… y que tampoco sabemos si la causa es antropogénica o no.
Digamos que no sabemos nada. Pero observamos el incremento perceptible en la media global de temperatura, y observamos la evidencia de sus efectos en el ecosistema.

La pregunta simple y directa es:
¿qué hacemos?… ¿nada? ¿o intentamos una acción ante la posibilidad de que (aún sin saberlo) estemos colaborando en el proceso?

Supongo que (si aún tienen algo de sentido común), no asumirán el riesgo de no hacer nada, dado que tampoco pueden probar el argumento contrario.

Por lo tanto… en lugar de criticar a quienes hacen algo… ¿ qué están haciendo ustedes hoy para no calentar los litros de agua que les atañen?
http://curioseantes.blogspot.com.ar/...grados.html

(disculpen la autocita, pero creo que, dado el tema, era pertinente).

David BDavid B

Tendremos unas fabulosas junglas entre ruinas de megápolis inundadas, bordeadas por no menos espectaculares campos de refugiados y de favelas llenas de desarraigados sin medio de vida ni cultura.
Excelentes nuevos bosques que serán arrasados para dar paso a cultivos industriales que ¡dónde va a parar! crecen mucho mejor con este clima – esto es, donde crecen y no se los lleva el desierto, el mar, o la pobreza. Eso sí, cada vez habrá más millonarios ostentosos, sin ningún tipo de perspectiva, valores ni cultura (éstos por razones muy diferentes a los incultos a los que me referí en el párrafo anterior), gastándose a manos llenas sus muy prósperas y verdes cuentas de crédito, desbordantes gracias a su duro trabajo, para nada relacionado con las ingentes pérdidas que lo circundan. ¡Quemad la selva, hará vuestros cultivos más verdes y fuertes, a quién le importan los salvajes, los monos y las ranitas de colores! ¡Quemad los oros negros que el Dios en el que confiamos, con nuestras manos llenas de escapularios, nos entregó en mano a nosotros en exclusiva – son nuestra herencia, nuestra lotería, ninguna consecuencia se deriva de su uso excepto la mayor riqueza y expansión!
Hasta, claro está, que las rentas se agoten y que lo insostenible se imponga.

Perdón por el rollo, pero con el Brexit fresco, me apetece clamar un poco contra los Faranges, Trumps, Bush, Orban, Kazynsky y sus acólitos – que siempre acaban siendo los mismos meapilas, libertarios de boquilla, egoístas y cerriles ignorantes de siempre.

Primero era que en realidad estábamos entrando en una edad de hielo, luego que no había cambio climático, luego que es un ciclo natural y el hombre no influye nada a pesar de que inyecte a la atmósfera gases atrapados durante eones en pocos decenios… ahora LA PAUSA. Y luego qué ¿los judeomasones supongo? ¿O que vosotros fuisteis los primeros en avisar pero los enemigos de la libertad os callaron? Ignorancia siempre hubo, pero la que queda ahora es la más atrevida -y con más poder, desgraciadamente- de la historia.

RawandiRawandi

¿Te has parado a pensar que quizá el “problema” exista únicamente en tu imaginación? Si el planeta se está volviendo más verde gracias al CO2 antropogénico, entonces lo que tú denominas “problema” en realidad constituye una bendición para la especie humana.

David BDavid B

No ignores a los que te desmontamos las ideas de bombero. Argumenta con hechos o al menos conceptos; por otra parte, el *ligero* incremento de masa vegetal por mayores niveles de CO2 ya se conoce, como bien dice el artículo, desde los albores de la observación del cambio climático.

0 (0 Votos)
Curioseantes

Respuesta corta: No.

Respuesta larga:
1) Datos corroborados y verificables no es imaginación.

2) Indudablemente ciertas áreas se volverán mas verdes (por ejemplo, el lugar donde yo vivo), otras más desérticas, otras se inundarán, otras serán mas cálidas, otras mas frías, etc. etc. por lo que la palabra “bendición” es un tanto subjetiva… depende donde te encuentres.

3) Si todo se limitara al “verdor” el problema no sería tal.
El verdadero problema es que toda esa energía que el planeta está absorbiendo en forma de calor, inevitablemente se disipará en la atmósfera de algún modo… tormentas extremas, huracanes, tornados, derretimientos masivos, etc. etc. etc… Definitivamente no suena a “bendición”.

Digamos que básicamente, el problema es termodinámico… no teológico.

0 (0 Votos)
RawandiRawandi

“El verdadero problema es que toda esa energía que el planeta está absorbiendo en forma de calor, inevitablemente se disipará en la atmósfera de algún modo…”

No. Dicen que esa energía extra estaría yéndose al fondo del mar, de donde no va a poder salir durante muchos siglos. Para entonces el planeta ya habría entrado en un nuevo periodo glacial, con lo cual ese calor devuelto por el mar sería otra bendición más para la vida.

0 (0 Votos)
David BDavid B

Qué pena que seas tan fácil de refutar: http://www.scientificamerican.com/ar...al-warming/

Por no hablar de los efectos a medio plazo de un calentamiento oceánico, desde destrucción de ecosistemas hasta la posible fusión de los clatratos, exacerbando aún más el efecto antropogénico.

Curiosidad genuina, porque realmente pocas veces tuve la ocasión de preguntar: ¿qué te lleva a defender con tal vehemencia una continuación del “business as usual” en cuanto al derroche de fuentes de energía fósiles? ¿Por qué no crees que el principio de prudencia es aplicable a este tema?

0 (0 Votos)
RawandiRawandi

“¿Por qué no crees que el principio de prudencia es aplicable a este tema?”

Es que todas las predicciones de los alarmistas han fallado. No hay ahora más huracanes, ni el hielo polar se reduce (lo que pierde el norte lo gana la Antártida), ni el planeta se está desertizando (en realidad ocurre lo contrario: reverdece), ni la temperatura global sube tan rápido como dicen los modelos. En fin, una metedura de pata tras otra. Demostración suficiente de que no estamos ante ciencia auténtica sino más bien ante un timo semejante a lo que fue la llamada eugenesia, respaldada por los genetistas en los primeros decenios del siglo XX.

0 (0 Votos)
David BDavid B

Para hacer demagogia hay que tener un cierto arte, y no pareces tenerlo:

– Huracanes: http://www.gfdl.noaa.gov/global-warm...-hurricanes
– Pérdida Ártica vs ganancia Antártica: https://nsidc.org/cryosphere/seaice/...erence.html (2008, -3.2% y como sabes ha ido a peor desde entonces). http://www.nasa.gov/topics/earth/fea...ic-ice.html
– Véase los varios comentarios de más arriba sobre el reverdecimiento, aparte de que es una consecuencia conocida desde hace un siglo, precisamente predicha por los modelos.
– La temperatura global está subiendo (lo cual hasta hace poco se negaba desde algunos círculos… además, no decías que el problema era la Edad de Hielo?) y mucho más aceleradamente de lo registrado en el registro histórico geológicamente reciente (My). Como bien dejó claro el autor de este blog y es obvio para cualquiera con un ligero trasfondo científico, los modelos son idealizaciones no realistas por definición – pero eso no los convierte en juegos de azar, para eso están sus dispersiones.

Los negacionistas anglófonos te llevan ventaja en sus argumentos, pero la trayectoria del modelo que siguen vuestros argumentos sí que es bastante determinista. Por cierto, deja las churras y las merinas separadas, que a este paso de eugenesia pasamos a LOS NAZIS, y todos sabemos que Hitler mata judíos y discusiones racionales 😉

0 (0 Votos)
RawandiRawandi

Curoseantes, tu gráfico de la NOAA sobre los huracanes atlánticos parece poco relevante… si nos atenemos a lo que la propia NOAA afirma en el enlace que puso antes Javier B. La conclusión de la NOAA deja en evidencia a los agoreros que no se han cansado de afirmar que ahora hay más huracanes:

“It is premature to conclude that human activities–and particularly greenhouse gas emissions that cause global warming–have already had a detectable impact on Atlantic hurricane or global tropical cyclone activity.”

0 (0 Votos)
David BDavid B

Me llamo David, no Javier, gracias.

Si vas a hacer cherry-picking de argumentos aislados que no te contradicen directamente (pero tampoco te dan la razón), y pasar olímpicamente del resto con los que estamos refutando, una por una, las “ideas” que te vas sacando de la manga… creo que es bastante evidente que no tienes ninguna base sólida sobre la que fundamentar lo que dices, aparte de tu agenda personal (que aún no entiendo por cierto, la pregunta sobre tus motivaciones sigue abierta).

El enlace de NOAA que proporcioné (de 2008 por cierto, el de Curioseantes es más actual) dice MUCHO más que la frase descontextualizada que citas, y creo que cualquiera con una compresión lectora de secundaria es capaz de apreciarlo.

0 (0 Votos)
curioseantes

Bien, Rawandi, aquí tienes un analisis un poco mas largo en el tiempo:

http://www.gfdl.noaa.gov/pix/user_im...S_Count.png

y, haciendo “cherry picking” como aparentemente te apetece, puedo destacar ésta frase del informe de septiembre de 2015:

” The statistical linkage of Atlantic hurricane PDI to and Atlantic SST suggests at least the possibility of a large anthropogenic influence on Atlantic hurricanes. If the correlation between tropical Atlantic SSTs and hurricane activity is used to infer future changes in Atlantic hurricane activity, the implications are sobering: the large increases in tropical Atlantic SSTs projected for the late 21st century would imply very substantial increases in hurricane destructive potential–roughly a 300% increase in the PDI by 2100 (Figure 1 a).”
http://www.gfdl.noaa.gov/global-warm...-hurricanes

pero a esta altura creo que ya es irrelevande seguir aportándote info.

0 (0 Votos)
RawandiRawandi

David, ya te he comentado que no me trago el alarmismo climático porque prácticamente todo él está constituido por falsedades.

Por ejemplo, lo que tú has dicho sobre el hielo. En este gráfico, la variación está representada por la línea roja, e indica claramente que el hielo marino global no está desapareciendo:

http://arctic.atmos.uiuc.edu/cryosph...thtrend.jpg

0 (0 Votos)
David BDavid B

Vale, tú ya tienes muy claras tus ideas y no vas a dejar que los datos te lleven la contraria.

A ojímetro ya se ve un area mucho mayor por debajo del 0 de anomalía. Como dije 6 comentarios por encima de este, la anomalía global es de -3.2%/década – mucho menor de la anomalía estacional, y por lo tanto complicado de ver a ojo en un gráfico de los últimos 30 años, tan alargado como el que presentas, y en escala linear. Un sencillo fitting a una función lineal estoy seguro que daría un resultado compatible. Ahora bien, si quieres interpretar a ojo de buen cubero, según te interese a ti, un gráfico de cada cien, y encima te regodeas en tu “descubrimiento de la mentira del cambio climático”, estás abiertamente refutando el método científico.

Ya no sé si creerme yo que realmente buscas información, o simplemente estás trolleando en el mejor de los casos, o persiguiendo la desinformación a sueldo de alguien en el peor. Sólo seguiré esta conversación si muestras un mínimo interés en demostrar por qué las decenas de informes recientes que se te han proporcionado no muestran lo que dicen mostrar, y no sigues saltando de argumento peregrino (o inventado, como este) en argumento peregrino, impermeable a las críticas. Lo bueno es que cualquiera que lea esto verá que este tipo de argumentos anti-cambio climático son una patraña.

0 (0 Votos)
David BDavid B

Por hacer un comentario “jocoso” entre tanta seriedad: tu excelencia en el análisis de gráficos sólo es comparable a los datos del PP para inversión pública en los debates electorales xD

0 (0 Votos)
RawandiRawandi

“encima te regodeas en tu “descubrimiento de la mentira del cambio climático”, ”

¿Hay algo más pueril que atribuir a tu interlocutor frases entrecomilladas falsas, es decir, inventadas? Cualquiera puede comprobar que yo jamás he hablado de la “mentira del cambio climático”. Lo que he condenado es el “alarmismo climático”.

Es curioso cómo los alarmistas tratáis casi siempre de identificar trapaceramente a los críticos del alarmismo climático con los negadores del cambio climático. La maniobra es burda, pero por lo visto no podéis resistiros a la tentación. Vuestros prejuicios ideológicos son tan fuertes que os obligan a insistir una y otra vez en la misma falacia.

0 (0 Votos)
Frasco

“Cuando vamos al consenso científico sobre el cambio climático vamos hacía la mayoría de científicos involucrados en una disciplina que interpretan la evidencia para respond er a una pregunta específica.

Podemos ver por ejemplo un análisis de aprox. 12000 estudio, de los estudios que expresan una posición sobre el calentamiento global, un 97% afirman que los humanos lo causan.

http://iopscience.iop.org/…/024024;jsessionid…
Sobre el porcentaje del calentamiento que l os humanos causan podemos ver este gráfico y los estudios utilizados:

https://skepticalscience.com/graphics.php?g=57
Tett et al. 2000 (T00, dark blue), Meehl et al. 2004 (M04, red), Stone et al. 2007 (S07, light green), Lean and Rind 2008 (LR08, purple), Huber and Knutti 2011 (HK11, light blue), Gillett et al.

2012 (G12, orange), Wigley and Santer 2012 (WS12, dark green), and Jones
et al. 2013 (J12, pink)

Incluso Michael Shermer la toma de ejemplo como
tonteria y engaño: https://www.youtube.com/watch?v=It11E-hFqBY

busgosubusgosu

¿Por qué no hay otros factores determinantes en el cambio del clima, que el CO2 humano?

David BDavid B

??

¿En el artículo o en general?

De todas formas, es el más importante desde el punto de vista antropogénico (con la posible excepción del vapor de agua, aunque su contribución y derivación de la actividad humana es mucho más compleja), y sobre el que más control tenemos.

0 (0 Votos)
busgosubusgosu

En general se menciona el CO2 exclusivamente como factor determinante en el clima.

Otros aspectos no son mencionados: las variaciones en la dinámica de la atmósfera, de los mares y la tierra, la densidad y altura de las distintas capas de la atmósfera, la radiación solar.

Además se desconocen los factores que interviene en los cambios climáticos, porque no se tienen los datos de vivir uno verdadero.

Hay más desconocimiento que certeza.

Pero estoy de acuerdo en que hay que cuidar el planeta, porque es el único habitad conocido para la vida humana. Y respectar sus procesos naturales, porque en realidad ellos nos proporcionan el aire, el agua y el alimento, no la economía.

No es necesario hacer uso de un argumento débil y con muchas lagunas, como son las emisiones del CO2 van a producir un desastre climático, para concienciar a la humanidad de que su rumbo de desarrollo está siendo un desastre, actualmente.

0 (0 Votos)
Ecos del futuro

“En general se menciona el CO2 exclusivamente como factor determinante en el clima.”

Porque actualmente es el factor más importante y es el factor antropogénico. Pero por supuesto que se tiene en cuenta todos los otros factores. Sólo hay que mirar la famosa imagen de los forzamientos radiativos del IPCC que se puede encontrar en Wikipedia donde se puede ver la contribución de aereosoles, albedo, irradiación solar, nubes, etc

0 (0 Votos)
curioseantes

“No es necesario hacer uso de un argumento débil y con muchas lagunas, como son las emisiones del CO2 van a producir un desastre climático, para concienciar a la humanidad de que su rumbo de desarrollo está siendo un desastre, actualmente.”

Hola Busgosu:
Permíteme discrepar en eso… a mi juicio no solo es necesario hacerlo, sino que el argumento no es débil a la luz de las últimas investigaciones.
De hecho fué “debil” a principios de siglo, y gracias a esa debilidad no rindió ningún fruto el Protocolo de Kioto.

Pero hoy en día, el argumento es tán sólido (ya con datos actualizados y modelos perfeccionados), que el efecto CO2 es prácticamente irrefutable.

Por lo tanto, siendo el CO2 el principal factor (obvimente, no el único pero sí el mas notorio) de incidencia antropogénica en el cambio climático, es a su reducción donde debemos apuntar todos los cañones, y persuadir a toda la comunidad humana para minimizarlo en la medida de lo posible… simplemente por aquello de “la ley de pareto”.

0 (0 Votos)
busgosubusgosu

Ecos del futuro

Desconozco en qué está basado la elaboración del gráfico que IPCC, pero es falso que los gases u otros elementos sólo absorban o sólo reflejen la radiación solar, como indica el gráfico. Hacen las dos cosas a la vez, incluyendo dejar pasar parte de la radiación solar. Además la absorción, reflexión y la radiación que pasa, varían según la concentración de gases.

0 (0 Votos)
busgosubusgosu

curioseantes

Por qué piensas que el CO2 es principal factor del cambio climático, en qué cosas te basas para pensarlo.

0 (0 Votos)
curioseantes

Ampliando mi respuesta anterior:
Queda claro que ese gráfico sólo incluye los factores que se relacionan con la actividad humana, y no los que la exceden.
Pero son éstos los unicos sobre los que podemos actuar.

0 (0 Votos)
Ecos del futuro

A ver chic@s. No opinéis sobre cosas que no habéis leído con calma o simplemente no entendéis suficientemente bien. Busgosu, la imagen es la mejor estimación del efecto neto expresado como forzamientos radiativos. Un forzamiento radiativo no es más que la variación de la diferencia entre la potencia entrante y saliente en lo alto de la atmósfera que provoca un determinado factor como si actuase él solito. En equilibrio es obviamente cero, luego si un forzamiento es distinto de cero implica que está provocando un desequibrio que tiende a aumentar o disminuir la temperatura cuando se alcance de nuevo el equilibrio radiativo en lo ato de la atmósfera. Así que tu comentario “pero es falso que los gases u otros elementos sólo absorban o sólo reflejen la radiación solar” está basado en algo que tú no entiendes y no en ningún problema que tenga el IPCC con sus gráficos. Es la diferencia entre ser un profesional de una disciplina y hablar desde fuera, ignorando la sutileza de las definiciones.

Curioseantes, si te fijas el gráfico si que incluye factores no antropogénicos como la irradiancia solar. Lo que ocurre es que, efectivamente, los que más contribuyen al desequilibrio radiativo son precisamente los gei antropogénicos.

0 (0 Votos)
busgosubusgosu

Ecos de futuro

El forzamiento radiativo es la cantidad que varía la energía radiada que entra en un sistema, dependiendo de varios factores.

Si no me estoy equivocado en mi entendimiento de forzamiento radiativo, tengo dudas sobre el gráfico del forzamiento radiativo del IPCC.

¿Cómo se ha concebido el sistema climático, para después elaborar los resultados del forzamiento radiativo?

¿Por qué se asigna a cada factor que influye en el forzamiento radiativo una influencia específica y aislada del resto de factores, si todos están relacionados entre sí y son parte del sistema?

¿Cómo diferencian y aíslan la influencia que tiene cada factor?

Al no saber los criterios y el modelo usado para el grafico, no sé en qué se basa, y eso para mí es principal para entender los datos. También para comprender si el modelo y sus criterios están lejos o cerca de ser lo más parecido a la realidad.

0 (0 Votos)
Ecos del futuro

“¿Cómo se ha concebido el sistema climático, para después elaborar los resultados del forzamiento radiativo?”

Es al contrario. El forzamiento radiativo te está indicando de alguna el peso de cada agente externo en la evolución del sistema climático.

“¿Por qué se asigna a cada factor que influye en el forzamiento radiativo una influencia específica y aislada del resto de factores, si todos están relacionados entre sí y son parte del sistema?”

Piensa en cualquier otro sistema dinámico. Si quieres determinar la trayectoria por ejemplo una bala que pasa a través de agua puedes pensar en el momento inicial y en la fricción que dependerá a su vez del momento de la bala en cada instante para calcular la trayectoria. Sin embargo, para hacerte una idea de la influencia de cada factor relevante puedes determinar la distancia hasta la que llega dándote cuenta que lo relevante es la densidad de la bala. A mayor densidad, más lejos va a llegar, ignorando los detalles de la trayectoria. Con lo que sólo estás aplicando conservación del momento. El forzamiento radiativo es algo análogo. La idea aplicada en ese caso es la de equilibrio radiativo en lo alto de la atmósfera, que te proporciona diferencia de energía que entra y sale, por lo que puedes estimar algo tan obvio como que cuanto mayor es el desequilibrio en favor de la entrada de energía, mayor será la temperatura final de equilibrio de la atmósfera sin preocuparte de los detalles de la trayectoria del sistema.

“¿Cómo diferencian y aíslan la influencia que tiene cada factor?”

Para algunos es más directo (la irradiancia solar y el CO2 por ejemplo) y para otros (aerosoles) bastante más complicado (de ahí las barras de error significativas que se puede apreciar en la imagen). Para el CO2 puedes hacer los cálculos de transferencia radiativa en la atmósfera, unos cálculos que son física bien conocida (aunque no sencilla) y que te lleva a un resultado bastante preciso (por eso vez una barra de error relativamente pequeña en la imagen de forzamientos)

“Al no saber los criterios y el modelo usado para el grafico, no sé en qué se basa, y eso para mí es principal para entender los datos.”

Claro que es difícil de entender. Porque una disciplina que tiene más de un siglo no se entiende sólo leyendo lo que se dice en un par de lecturas en la red. Hay que cogerse un par de buenos libros de texto y trabajar las definiciones, entenderlas, hacer ejercicios para dominar los cálculos. Hasta no hacer ese trabajo uno no debería argumentar tan alegremente sobre un asunto que es extremadamente complicado. La inmensa mayoría de la gente que discute estos temas ni siquiera domina el asunto al nivel que lo hacían los metereólogos de finales del siglo XIX por lo que utilizan argumentos que para un climatólogo actual están entre lo ridículo y lo risible. Por eso hay que preguntar mucho a aquellos que saben (no me incluyo, pues no soy climatólogo ni nada que se le parezca) y acudir a los libros de texto elementales. Así que las preguntas que acabas de hacer es la filosofía correcta.

Lo cierto es que no hay ningún libro en español que conozca que explique la ciencia de manera clara y concisa partiendo de un nivel elemental. Conozco dos en inglés que lo hacen y que trabajo con frecuencias. El que sería la introducción más básica que copa un poco con todos los aspectos.

Introduction to Modern Climate Change

Y uno que requiere al menos un nivel de química/físico/matemáticas/ciencias de la Tierra de 2º de bachillerato/1º universidad un libro donde se puede introducir a cálculos elementales de termodinámica y tranferencia radiativa en la atmósfera.

Atmospheric Science: An Introductory Survey

Otros cursos de nivel bastante básico son los de David Archer que recomiendo en mi blog de climatología. Tiene dos cursos online donde un puede empezar a programas modelos climáticos en python, muy sencillos para entender las bases del asunto pero que requiere mucho tiempo y ganas.

Hay que trabajar en esa línea y mucho. No hay atajo que valga para entender este asunto.

0 (0 Votos)
busgosubusgosu

Ecos del futuro

Gracias por la información pero no me refería a los conceptos básicos del clima, sino a los modelos complejos que se usan para hacer perdiciones globales.

Los datos que se extrapolan de los modelos me son indiferentes, para mí solo tienen importancia los modelos climáticos: cómo se acercan a simular cada aspecto del clima, sus deficiencias, sus puntos de toma de datos, y en qué se fundamentan.

Una síntesis de cómo es cada modelo sería lo ideal. Pues sabiendo cómo es cada modelo climático de exacto con los procesos que intervienen en el clima, se puede deducir la relevancia de un aspecto determinado como el CO2, u otro.

Analizando la relevancia del CO2 en un modelo climático global, con muchas variables que interaccionan entre sí, es razonable dudar que un único aspecto como es el CO2 tenga tanta importancia en el clima.

Dudo que el CO2 produzca alteraciones tan grandes en el clima, pero no estoy en contra de reducir su emisión, porque es un buen modo de comprobar su relevancia, y porque el CO2 está asociado a actividades que si son perjudiciales para los ecosistemas.

Un saludo

0 (0 Votos)
Ecos del futuro

Busgosu, decía Richard Feynman que uno tiene que entender primero las cosas sencillas ante de aventurarse con las complicadas. Si primero no trabajas con modelos sencillos , te hace tus propios códigos, juegas con los parámetros, etc, no vas a entender cómo interaccionan los diferentes forzamientos y feedbacks, qué aspectos de los que implementas son más robustos y cuáles más delicados. Hasta que no seas capaz de ello, tendrás que fiarte de alguien, y mejor, creo yo, fiarte de los que sí saben lo que tienen entre manos.

Por ejemplo, lo ideal sería cogerse un modelo climático que uno entienda y hacer algo parecido a lo que se hace en este gráfico interactivo. Corres el modelo con cada forzamiento por separado. Lo corres con todos juntos. Separas el CO2, etc y comparas. Eso da una buena idea de la influencia del CO2. De hecho, ningún modelo es capaz de simular la evolución de la temperatura durante el último siglo sin incluir el forzamiento del aumento del CO2, lo que constituye un indicador importante de la influencia de este gei.

0 (0 Votos)
busgosubusgosu

Evidentemente es imprescindible comprender cada elemento y hecho que interviene en el clima, para entender los modelos, para saber de su solidez, y para deducir si hay incongruencias.

0 (0 Votos)
curioseantes

Trataré de pasar en limpio, separando paja de trigo, las posturas hasta aquí vertidas:
1: El cambio climático está ocurriendo de forma acelerada y el ser humano es responsable.

2: el cambio está ocurriendo pero no es atribuible al ser humano sino a variaciones cíclicas naturales.

3: el cambio es atribuible en parte al ser humano, pero no hay que alarmarse ya que también traerá beneficios reales.

4: el cambio no está ocurriendo y son solo patrañas alarmistas. Todo está bien.

Creo que nadie aquí está en el grupo 4, sino que nos encontramos con matices entre los tres primeros.

La pregunta concreta entonces es:
¿que hacemos al respecto?
¿alguien tiene las certezas suficientes para actuar tranquilamente en consecuencia?
Lo que cada uno decida hacer afectará el futuro de sus hijos (nietos en mi caso).

Todo lo demás es simple palabrería.
Por nuestras acciones nos juzgarán las futuras generaciones.
Que cada uno tome la decisión que le plazca.

curioseantes

Absolutamente de acuerdo, ecos…
solo quería destacar que aún los que no confían pueden hacer algo, aunque sea “por las dudas”.
Puedes ser escéptico, pero lo absurdo es lo hacer nada.

Dejo de lado los conspiranoicos, de quienes no tengo ya esperanzas.

slds.

RawandiRawandi

“lo absurdo es lo hacer nada.”

Perdona, pero esa afirmación sólo resulta verosímil para quien suscriba la primera de las posiciones que has listado. Por coherencia elemental, no deberías ignorar la existencia de las otras tres perspectivas, ya que tú mismo las has incluido en una lista.

Yo, sin ir más lejos, me identifico con la posición nº 3: el calentamiento global (parcialmente antropogénico) es moderado y por tanto no constituye una amenaza sino que incluso resulta en conjunto beneficioso. Desde la posición número 3 lo más sensato es no hacer nada contra el cambio climático.

curioseantes

Desde mi punto de vista, “no hacer nada” se justificaría UNICAMENTE si tuvieras 100% DE CERTEZA de que tu afirmación es correcta.
Eso roza mas con las “creencias” que con los comportamientos racionales, sobre todo cuando hay información (controvertida o no) de que la causa puede ser humana.
¿Darías tu vida y la de tus hijos por que estás 100% en lo cierto?
Entonces no hagas NADA.
Si cabe en tu razón una remota posibilidad de que estés equivocado, deberías pensar en que, después de todo, hacer ALGO no es descabellado.

0 (0 Votos)
RawandiRawandi

La racionalidad exige observar la realidad y no dejarse arrastrar por las profecías apocalípticas de los adoradores de la madre Gaia.

La realidad la tienes por ejemplo aquí:
http://arctic.atmos.uiuc.edu/cryosph...thtrend.jpg

La línea roja representa la variación del hielo marino global. Mientras esa línea siga moviéndose en torno al cero (variación nula), creer en las predicciones de los alarmistas es completamente irracional.

0 (0 Votos)
curioseantes

Rawandi:
Te sugiero enfáticamente hagas una regresión lineal en ambos gráficos y después revises tu respuesta.
Cualquier hoja de cálculo te servirá a esos fines.
Saludos.

0 (0 Votos)
busgosubusgosu

curioseantes, has preguntado ¿qué hacemos al respecto?
Independientemente de si hay un cambio climático o no, provocado por el hombre o no.
El impacto del hombre está afectando a los ecosistemas y a la propia supervivencia del hombre.
Qué debemos hacer, creo que debemos cambiar lo todo, nuestro comportamiento, nuestra forma de vida, y nuestro conocimiento

curioseantes

Que un cambio total de comportamiento humano sería altamente beneficioso para el ecosistema, lo comparto profundamente… sin embargo, dado que esa utopía no es razonable de esperar en lo inmediato, y dado que el problema del calentamiento global empieza a superar el punto de no retorno, asumiendo nuestro REAL comportamiento como especie… mi pregunta sigue en pié:
¿qué hacemos?
¿NADA o ALGO?

busgosubusgosu

¿Qué hacemos?, empezar dando un paso y después otro, hacia la solución.

Pero yo soy un radical, y daría el salto de desmontar la economía mundial (raíz de todos estos males), con la demostración lógica del pensamiento racional.

El punto de no retronó, es una afirmación sin sentido de realidad; nada en la evolución de las cosas del mundo vuelve a ser lo que era.

curioseantes

“…empezar dando un paso y después otro, hacia la solución.”

entonces, estamos de acuerdo en lo importante.
😉

0 (0 Votos)
espaidualespaidual

pregunto:
existe alguna diferencia entre el punto de vista 1 y 2?

si existe y es perjudicial: que importa que se antropogenico o no?
si podemos apaciguarlo, el debate sobre el origen y la responsabilidad es esteril.

Que tonteria es esa del “moralismo” en este tema?, “nuestra responsabilidad” con el planeta? que tonterias!
A la naturaleza ya le “iria bien” un buen coletazo que nos barriera a los humanos. En un par de millones de años volveria a existir un Mundo con una bio-diversidad equilibrada. Que importa que nos llevemos unas especies por delante? así són las leyes de la naturaleza. Tampoco existe justicia en una explosion de rayos gamma ni en el impacto de un asteroide.

Ahora bien, si de verdad creemos que somos los “valedores” del planeta y de todas y cada una de sus especies: que importa si somos culpables o no? Lo unico que nos debería preocupar es la supervivencia de NUESTRA especie, para poder seguir obrando como guardianes de la biodiversidad.

Porque parece que aún hay gente que no entiende que no se trata de salvar al oso polar, sinó a nuestros propios nietos.

curioseantes

espaidual:
La diferencia es que si somos el principal factor de incidencia, podemos hacer algo importante para corregirlo.
Por el contrario, si nuestra incidencia es mínima ante causas naturales, el efecto de nuestras acciones puede ser apenas marginal.

Digamos que en ambos casos deberíamos actuar, pero los efectos de nuestra acción serían distintos.

De todas formas, queda claro que la info existente apunta al punto 1, y aún sin tener certezas absolutas, considerando discrepancias y errores de modelo, se justifica actuar con premura.

Jesús CalvoJesús Calvo

Si me permitís, me gustaría plantear una reflexión que no entra en el ámbito de estudio del cambio climático, sino que trata acerca de la posibilidad de una intervención humana intencionada sobre ese cambio. No creo que se pueda dudar razonablemente que tengamos la capacidad de intervenir intencionadamente, por pequeña que sea. Lo que dudo mucho es que supere nuestra capacidad de intervenir inintencionadamente. La ciencia del cambio climático parece bien compleja y la inmensa mayoría de la población ignorante nos guiamos por una especie de fe en quienes saben del asunto, al buen juicio de cada cual. Supongo que la modificación intencionada del clima en algún sentido concreto requiere medios a gran escala y por tanto la conformidad de la población y de los centros de decisión. Si la modificación pretendida exigiese privar a la población de un bien apreciado a cambio de garantizar la vida de nuestros posibles descendientes, a quienes no nos une un lazo afectivo, o la supervivencia de la especie humana en abstracto, eso no son objetivos inmediatos y tangibles, sino imaginarios y futuros. No motivan tanto como el disfrute real del bien apreciado. La mayoría somos ignorantes, pero somos quienes decidimos nuestro modo de vida, hasta un cierto punto, y apoyamos o rechazamos las decisiones de los poderosos. De nuestra motivación dependería el éxito de la empresa. Los ignorantes deberíamos tener una gran fe en los expertos como para apoyar sus propuestas. Además deberíamos ser capaces de distinguir a un experto de uno que no lo es; de elegir o soportar dirigentes capaces de hacer lo mismo; de renunciar a un bien inmediato a cambio de un bien futuro e ideal. Los efectos de la intervención humana inintencionada no encuentran parangón en los de la intervención intencionada. Si la reacción a un cambio climático fatal hubiese de demorarse hasta que sus efectos fuesen suficientemente motivantes, probablemente sería tardía y difícil de llevar a cabo.Y ahora la invitación a la reflexión: ¿Y si fuese que sobrevaloramos la razón y el conocimiento, como si pudiesen cambiar la autodestructiva naturaleza del cóctel genético y cultural humano? ¿Y si los expertos apenas pudiesen hacer otra cosa que aplicar su curiosidad al estudio de una singular extinción masiva? Resulta irónico que podamos ser una anécdota más en la evolución, más fugaz que los helechos, los cocodrilos o las levaduras, y eso precisamente al tiempo de haber probado la fruta del árbol del conocimiento. Y al fin y al cabo, cada uno de nosotros se apagará algún día, como tu pantalla.

RawandiRawandi

Un documental pésimo. Mezcla atolondradamente un problema real, la superpoblación humana, con un pseudoproblema, el calentamiento global moderado.

busgosubusgosu

Bueno nadie es perfecto, ni tiene que coincidir con nuestras ideas de lo real.

Pedro PáramoPedro Páramo

Cuando surge este tema siempre me llama la atención que se obvian todos los muertos por causa de la contaminación, aunque no hubiese cambio climático es evidente que hay que cambiar muchas cosas porque el aire de nuestras ciudades es tóxico hoy, no en un futuro probable.

LONARLONAR

En este foro, observo lo que ya llevo viendo en otros muchos e, incluso, en determinados profesionales:
Todo el que intenta refutar el Cambio Climático mediante argumentos: medidas de satelites de la atmosfera no coincidentes con las medidas terrestres, la pausa en la elevación de las temperaturas medias, el fallo de los modelos en explicar lo que va a pasar (La Manga del Mar Menor iba a desaparecer en 2004), etc, todos son ridiculizados con adjetivos personales…
Por otro lado, profesionales que se declaran en contra, son sistematicamente atacados y, en algunos casos, despedidos…

Sumamos el hecho de que determinados políticos y grupos políticos, se han adherido a la causa con grandes beneficios económicos para un monton de “Agencias”, “Organismos”, etc. donde suelen ir a trabajar gente “conocida y de confianza” con sueldos generosos para el estudio del mismo. Obviamente, el dinero solo llega a los que no ponen trabas…

Ademas, personas famosas como Al gore o Leonardo Di Caprio, defensores a ultranza de lo mal que se está haciendo, generan más contaminacion, dado su nivel de vida, en un año que una familia media en toda su vida…
No se, algo huele raro…

Curioseantes

OK LONAR…
Supongamos que todas tus objeciones son posibles, y que algo puede estar siendo mal calculado o tergiversado (no es mi postura, pero acepto tu punto de vista).
Dado que nadie puede saber la verdad y cualquiera de los dos “bandos” puede estar equivocado… LA PREGUNTA a hacer sigue siendo la misma:

¿qué hacemos?… ¿nada?
¿o intentamos hacer algo, ante la duda?

te pido humildemente una respuesta simple y directa.

kike sankike san

Buenas, le he echado un vistazo al artículo antes de leerlo, he leído poco, pero es que al ver lo de Margaret thatcher, y decir gran política conservadora, y ponerla como ejemplo….
Ella dijo que Pinochet llevó la democracia a Chile….https://www.youtube.com/watch?v=XJJnoRwF9ow
Pues no leeré algo y no me creeré algo que pone como ejemplo a una …….. en fin, colaboradora de dictadores.
Aún así lo único que es verdad es que el mundo lo estamos destruyendo, deforestación masiva, contaminación atmosférica, pesticidas…etc
Saludos.

Ecos del futuro

Decir que fue una gran política no significa, ni mucho menos, una justificación de sus actos. Precisamente la utilicé como ejemplo de que el cambio climático es un problema cuya solución puede encajarse perfectamente dentro de determinadas ideologías que son la fuente principal del negacionismos. Esperaba que en el contexto se entendiese en ese sentido.

RoberRober

Por suerte la NASA nos lo pone fácil a los que nos da pereza hacer regresiones de los datos, si queremos ver la evolución de estos parámetros.
Antartic
https://climate.nasa.gov/climate_resources/154/

Artic
https://www.google.es/search?q=nasa+...rQ0ZAp0sVpM:

Greenland

https://climate.nasa.gov/climate_resources/153/

Temperature
https://climate.nasa.gov/climate_resources/139/

Vistas las evoluciones, ya no vale hablar de parón climático, ni de que la primavera pasada ocurrió tal cosa, o en tres años ocurrió tal otra…

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>