La respuesta está en el viento.

Si te pregunto a ti, avispado lector de Amazings, cual es el sitio de la Tierra con menores precipitaciones anuales, la gran mayoría pensará en Atacama. Y si pregunto por las zonas más lluviosa de España enseguida viene Galicia y la cornisa norte a la cabeza. Pues aquí es donde unos cardan la lana y otros se llevan la fama. El lugar más seco de la Tierra está en los Dry Valleys de la Antártida y unos de los lugares más lluviosos de España ademas de la cornisa cantábrica es Grazalema, en Cadiz. Y la respuesta a estas cuestiones está en el viento, como diría Bob Dylan.

– La zona mas seca de la tierra: los Dry Valleys antárticos


Ver mapa más grande

Si obsevan la imagen veran que en esa enorme masa glaciar que es la Antártida hay una zona totalmente despejada de hielo. Son los Dry Valleys (si es que el nombre ya lo dice todo), que están situados cerca de la estación McMurdo. Se cree que hace miles de años que no llueve allí.

Los culpables de la sequedad de estos valles son dos: los vientos catabáticos y la altura de las montañas que los rodean. Los vientos catabáticos son vientos fríos y, por ende, secos que recorren a gran velocidad las llanuras de la Antártida. Cuando llegan a estos valles se desploma, ya que el aire frío tiene mayor densidad y, al contacto con la zona baja del valle, se calientan arrastrando con ellos toda la humedad y evitando las precipitaciones en tierra. Las montañas impiden el flujo de los glaciares y mantienen la zona libre de hielo.

– La zona más lluviosa de España al sur de Cantábrico: Grazalema

Grazalema está situada al final de un valle que da al Atlántico, los vientos, que ya llegan cargados de humedad, se van calentando a lo largo del valle haciendose aún más húmedos. Al toparse con un relieve montañoso, en este caso las Sierras del Pinar y del Endrinal, ascienden por la vertiente y al enfriarse llegan al “punto de rocío”, lo que provoca la “lluvia orográfica”. Estos vientos son justo lo contrario de los vientos catabáticos y se llaman viento anabáticos. La precipitación media anual en Grazalema es de 1962 mm y hay años donde se supera los 4.000 mm.

Grazalema

A raíz esto, la otra vertiente de la montaña, la que no da al mar, recibe un viento cálido y seco que conlleva menos precipitaciones en esas zonas. A esto se lo conoce como efecto Foehn o Föhn pero esto ya es cuestión para otro post.

Quise estudiar Ciencias Ambientales en Murcia, y así me va, luego decidí dedicarme a la educación ambiental… y para que contaros. Llevo en la vida internetera desde el 96 y en la bloguera desde el 2005. Algún día el FSM me dará constancia para postear.



Por Txema Campillo
Publicado el ⌚ 31 mayo, 2011
Categoría(s): ✓ Ecología