Rob Spence, échale un ojo al cyborg

http://www.youtube.com/watch?v=rIsUtDDQ8Dc

El cineasta canadiense Rob Spence es – hoy por hoy – el único ser humano que puede sacarse un ojo y verse con él. ¿Cómo es posible? La respuesta está en la técnología. Siendo niño, Spence perdió un ojo en un accidente, y en 2009 decidió convertirse en un «eyeborg» (no me hagáis traducir el juego de palabras entre ojo y cyborg) diseñando una videocámara que encajase en su cuenca vacía.

No da tanto miedo como Termninator, pero lo cierto es que cuando este «popeye» moderno se coloca su ojo protésico (que no está conectado al cerebro, sino a un aparato electrónico con pantalla incorporada desde la que cualquiera pueda ver lo que el ojo ve) da un poco de repelús. Obviamente, de momento el artilugio no le sirve de mucho a la hora de suplir su discapacidad visual (salvo, tal vez, para ponerlo en la estantería y afeitarse sin espejos) pero antes de llegar a la mano biónica que le implantan a Luke Skywalker hay que empezar por algún lado ¿no?

Además del vacile hi-tech que se debe de pegar Spence cuando se transforma en «eyeborg» (según él, el ojo digital le sirve para para grabar documentales desde un punto de vista más humano) lo cierto es que el dispositivo podría tener su utilidad en el colectivo de tuertos amenazados de muerte (si es que existe tal colectivo), ya que si algún día alguien intenta asesinarles cara a cara, el ojo podría grabarle a la policía una pista facilona sobre la autoría del crimen.

Un buen argumento para una película de serie b ¿verdad? Por cierto. ¿Le traerá a Spence al pairo la primera parte de la ley del Talión?

Lo vi en Petapixel.



Por maikelnai
Publicado el ⌚ 29 agosto, 2011
Categoría(s): ✓ Curiosidades