Homeópatas vendiendo la piel del oso…

En portada de La Nueva España el 23-08-2012

La historia de Paca y Tola es de sobra conocida, sobre todo si te pasas por la Casa del Oso en Proaza durante tu visita a la montaña de Asturias. La pobre Tola se hace vieja, sus 23 años le impiden continuar con la vida despreocupada que llevaba hasta ahora en el cercado. Cojea, y como cualquier anciano tiene problemas de cadera, y sufre además de las vértebras.

Todo esto ya me preocupaba bastante, porque estas dos osas huérfanas por el furtivismo son una especie de símbolo de la naturaleza salvaje amenazada que aún conservamos en Asturias. Hoy cuando he visto en portada de La Nueva España que los «expertos» tratarán a Tola con homeopatía (lo que equivale a engañarla con placebos) definitivamente he comprendido que en este mundo de locos dejamos a los osos en manos de borregos



Por maikelnai
Publicado el ⌚ 23 agosto, 2012
Categoría(s): ✓ Tituláridos